El millonario ha defendido a Hamás y colabora con el régimen teocrático iraní

Criticar a Soros no es antisemitismo: hasta el Gobierno de Israel le considera una amenaza

Ciertos sectores de la política y del periodismo tienen momentos de confusión que pueden llegar a resultar hasta divertidos. Algunos de esos momentos los provoca el multimillonario George Soros.

Las numerosas huellas del millonario George Soros en la ofensiva de la UE contra Hungría
Ni con Soros ni con Putin: la injerencias rusas en Cataluña y la derecha española

Lo que hizo Soros en la Hungría ocupada por los nazis

Soros es un multimillonario estadounidense de origen húngaro. Hijo de una familia judía, vivió la ocupación alemana de Hungría. Sobre su papel en ella, un diario digital de la comunidad judía de México, Enlace Judío, comentaba en 2015: «Comenzó temprano a trabajar su inmundicia, muy joven, por un Judenrat y ayudando a los nazis en la deportación de nuestros hermanos de Hungría… mientras adquiría sus bienes confiscados para su beneficio. Sin embargo, según una reciente entrevista televisiva, no siente remordimiento, llegando a decir que fue «el periodo más feliz de su vida»».

Lo que le hizo saltar a la fama: el ataque contra la libra esterlina en 1992

Este personaje acumuló una enorme fortuna mediante la especulación financiera. El episodio que le hizo famoso ocurrió en 1992, cuando a través de uno sus fondos de inversiones, el Quantum Fund, llevó a cabo un ataque especulativo contra la libra esterlina, tumbándola y embolsándose mil millones de dólares en la operación. Podéis leer más detalles al respecto en este artículo de Gurusblog, una web especializada en temas económicos. Maniobras como ésta son las que empezaron a darle mala fama a Soros, pero no han sido las únicas.

Un judío que patrocina a grupos antiisraelíes y antisemitas

Una de las facetas más conocidas de Soros en la actualidad es su condición de «filántropo», palabra que muchos medios usan para referirse a él como patrocinador de diversos movimientos de izquierda, abortistas y a favor de las fronteras abiertas y de la inmigración masiva. Pero además, también ha financiado a organizaciones hostiles al Estado de Israel. El pasado mes de octubre, un diario digital judío de EEUU, The Jewish Star, denunciaba: «Aunque Soros es judío, financia tantas organizaciones antiisraelíes y antisemitas que es difícil creer que una crítica hacia él se base en su origen judío. Además de apoyar la Marcha de la Mujer, que está dirigida por antisemitas, desde 2001, la red Soros ha donado 2.688.561 dólares a Adalah, que ha acusado a Israel de crímenes de guerra y ha contribuido con cargos al ahora deshonrado Informe Goldstone. Adalah también ha pedido a los gobiernos de todo el mundo que rompan o degraden las relaciones diplomáticas con Israel». The Jewish Star también se refería al patrocinio por parte de Soros de otros grupos que promueven el boicot y el aislamiento contra el Estado de Israel, como el grupo palestino I’lam y la organización estadounidense New Israel Fund (que a su vez también patrocina a la citada Adalah y a otras iniciativas que han sido acusadas de antisemitas, como el BDS).

El alegato de Soros en defensa de Hamás, una banda criminal antisemita y negacionista

La actitud del multimillonario estadounidense hacia el pueblo judío ha dejado momentos tan vergonzosos como el artículo que George Soros escribió el 18 de marzo de 2007 en el Financial Times, titulado: «América e Israel deben abrir la puerta a Hamás». En ese artículo, Soros defendía «una solución política con Hamás», incluso blanqueando a esa organización islamista con el siguiente argumento: «Tanto Israel como Estados Unidos parecen congelados en su falta de voluntad para negociar con una Autoridad Palestina que incluya a Hamás. El punto de fricción es la falta de voluntad de Hamás para reconocer la existencia de Israel, pero eso podría convertirse en una condición para un eventual acuerdo en lugar de una condición previa para las negociaciones.» Lo que Soros olvidaba decir es que Hamás es un grupo terrorista y radicalmente antisemita, que años antes de ese artículo de Soros ya negaba el Holocausto judío a manos de los nazis. Sólo seis días antes de la publicación de ese artículo del multimillonario, Hamás afirmó que buscaba la destrucción del Estado de Israel. Y no se ha limitado a decirlo: el grupo terrorista ha estado atacando a la población civil israelí con cohetes y morteros, con el fin de sembrar el terror entre ella.

Los vínculos entre Soros e Irán y la pasividad de la UE al respecto

Más recientemente, en septiembre de 2018, el diario israel Arutz Sheva señalaba que el Ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Zarif, ha reconocido que el gobierno iraní viene colaborando estrechamente con la Open Society Foundations (OSF), la organización que usa Soros para patrocinar diversas causas políticas. Zarif hizo esas declaraciones ante el Parlamento de Irán. Después de conocerse la información el eurodiputado italiano Mario Borghezio hizo una pregunta oficial en el Parlamento Europeo dirigida a la Comisión Europea, señalando que Irán es «un régimen teocrático que encarcela a los disidentes políticos, enjuicia a los homosexuales y segrega a las mujeres es preocupante», y que algunos eurodiputados «tienen vínculos con organizaciones encabezadas por Soros». Borghezio preguntaba: «¿No cree la Comisión que una contradicción tan grave, entre los objetivos declarados de la OSF y las relaciones que mantiene, debería provocar una revisión de los vínculos entre las instituciones de la UE y las organizaciones que pertenecen a George Soros?»

La respuesta de la Comisión Europea llegó el 29 de noviembre. Al más puro estilo de Poncio Pilatos, afirmaba: «La Comisión no está en condiciones de comentar los supuestos vínculos entre los miembros del Parlamento Europeo y las organizaciones no gubernamentales. Además, las relaciones entre gobiernos extranjeros y otras entidades son únicamente a discreción de estos gobiernos». Es sorprendente que la UE se lave las manos así ante los vínculos entre Soros y el régimen iraní, que ha tachado el Holocausto de «mito inventado por Occidente» y que amenaza con destruir a Israel.

El Gobierno de Israel ha denunciado sus actividades contra el estado judío

El apoyo de Soros a los enemigos de Israel ha sido tan descarado que en julio de 2017, el Gobierno israelí calificó a Soros como una amenaza para su país, denunciando que el multimillonario «socava continuamente los gobiernos elegidos democráticamente de Israel» y que financia a organizaciones «que difaman al estado judío y tratan de negarle el derecho a defenderse». En diciembre de 2017, el parlamentario israelí Miki Zohar, del Likud (el partido de Netanyahu) propuso una ley para bloquear las donaciones a ONGs israelíes por parte de organizaciones antisemitas y antiisraelíes, señalando directamente a Soros. En febrero de 2018, el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusó a Soros de estar detrás de una campaña contra el Gobierno israelí por su decisión de deportar a inmigrantes ilegales africanos.

Las manipulaciones de los medios afines a Soros para presentar como antisemitas a quienes le critican

A pesar de ello, algunos seguidores de Soros pretenden criminalizar toda crítica al multimillonario usando como escudo a todo el pueblo judío. Es cierto que hay antisemitas que atacan a Soros por ser judío, pero eso no significa que todos los que critican a Soros lo hagan por ese motivo, del mismo modo que criticar a una persona cristiana no te convierte automáticamente en anticristiano. Obviando la lógica más elemental, en noviembre de 2018, el diario izquierdista español El País acusó a Trump de instigar los asesinatos de judíos con sus críticas a Soros. La acusación suena a broma macabra, si tenemos en cuenta que ese periódico es uno de los medios españoles que más hostilidad muestran contra el Estado de Israel. Ayer mismo, el jefe de opinión del diario español El Mundo calificaba las críticas a Soros como «la última mutación del viejo virus antisemita», junto a una imagen de dirigentes de un partido liberal-conservador, Vox, que ha apoyado abiertamente al Estado de Israel. Una vez más, la mentira y la propaganda más burdas disfrazadas de periodismo. ¿Qué será lo próximo? ¿Llamar «antisemita» al Gobierno de Israel?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Mont griñón

    Me parece muy acertado el contenido, George Soros es un nombre que suena mucho y no para bien políticamente hablando es un “Cáncer”

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.