El proceso judicial se inició el 30 de enero de 2017 con una querella de Vox

El PP se atribuye el mérito de Vox de llevar a los golpistas a juicio: así comenzó esta causa

Ayer comenzó en el Tribunal Supremo el juicio a los políticos que encabezaron el golpe separatista del 1 de octubre de 2017, uno de los más graves ataques que ha sufrido nuestra democracia.

1-O: el golpe que se tropezó con un pequeño partido apoyado por cada vez más españoles
El despreciable motivo por el que Montoro intenta torpedear la labor del juez Llarena

El PP se atribuye un proceso judicial iniciado por Vox

A primera hora de la tarde, el Twitter oficial del Partido Popular publicaba este mensaje relacionado con el juicio:

Este mensaje ha recibido una avalancha de críticas. Y es que sin ninguna vergüenza, con ese tuiteo el PP se atribuye el mérito de otros. Este proceso se inició el 30 de enero de 2017 con una querella de Vox ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Santiago Vidal, Carles Mundo y Lluis Salvadò como presuntos autores de sendos delitos de rebelión, sedición, desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos, entre otros. El TJSC derivó la querella a los Juzgados de Barcelona.

En 2017 el gobierno del PP se desvinculó de las detenciones

El 15 de marzo de 2017 el Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona admitió la querella de Vox por la obtención ilegal de datos fiscales de los contribuyentes catalanes para la creación de una Hacienda catalana, una clara desobediencia a la ley, a la Constitución y a las resoluciones del Tribunal Constitucional. Gracias a esta querella, el 20 de septiembre de 2017 el juez de instrucción ordenó 41 registros y 14 detenciones de cargos de la Generalidad sin que la Fiscalía lo hubiese pedido. Vox recordó ese mismo día que las detenciones coincidían con el contenido de su querella. En declaraciones a la emisora de radio Onda Cero, el portavoz del gobierno de Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo, desvinculó al ejecutivo de las detenciones, diciendo que las había ordenado el juez. Una declaración que fue interpretada como un intento de marcar distancias con el magistrado, ya que a pesar de estar el golpe en marcha, el gobierno del PP insistía en apostar por un perfil bajo.

Vox pidió donativos para pagar la querella: el PP no puso ni un euro

El 6 de septiembre de 2017 Vox presentó una nueva querella ante el TSJC contra Puigdemont y su Gobierno y contra la mesa del Parlamento catalán. El golpe ya estaba en marcha, pero el PP se limitaba a endosarle el problema al Tribunal Constitucional. El 11 de octubre de 2017 el TSJC admitió el recurso de Vox como acusación popular. El 20 de octubre Vox inició una recaudación para lograr los 20.000 euros que el TSJC le pedía como fianza para asumir la acusación popular, un dinero que el partido de Abascal consiguió en 6 horas gracias a sus afiliados y donantes. El PP no hizo nada para cubrir el importe de esa querella a pesar de sus cuantiosas subvenciones.

Rajoy aplicó el Artículo 155 tarde y mal, dando alas al separatismo

Como vemos, el golpe separatista se había empezado a gestar meses antes del 1 de octubre de 2017. Los separatistas nunca escondieron sus planes. Sin embargo, el 15 de agosto de 2017, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, descartaba la aplicación del Artículo 155 de la Constitución para impedir el referéndum ilegal: «Es un procedimiento complejo y largo y no tiene sentido», alegó. El 28 de agosto, tras la aprobación en el Parlamento catalán de las leyes de ruptura, Rajoy seguía descartando aplicar el 155. Llegaron los actos de violencia contra la Guardia Civil el 20 de septiembre, llegó el referéndum ilegal del 1 de octubre y el gobierno seguía de brazos cruzados. Si hubiese aplicado el 155 antes de esa fecha, policías y guardias civiles se habrían ahorrado tener que ir recorriendo colegios electorales por toda Cataluña.

Una semana después de la consulta ilegal Rajoy seguía sin decidirse sobre el 155. La inacción del gobierno daba alas día a día a los separatistas. Finalmente, Rajoy aplicó puso en marcha el 155 el 21 de octubre, casi tres semanas después del golpe. Y además de llegar tarde, la aplicación de ese artículo se hizo mal: Rajoy no quiso intervenir TV3, que siguió actuando como un órgano de propaganda del separatismo, y además convocó elecciones en el plazo mínimo posible para quitarse el muerto de encima, con lo que a los pocos meses el golpe ya estaba de nuevo en marcha.

El gobierno de Rajoy presionó a juez y Fiscalía para recabar el apoyo del PNV

Entre tanto, la vía judicial contra los golpistas continuaba a raíz de las querellas de Vox. La parte relativa a los aforados pasó al Tribunal Supremo, recayendo el caso en el juez Pablo Llarena, que ha actuado con una gran independencia. Precisamente, el 12 de enero de 2018 el abogado de Vox en la causa, Javier Ortega, denunciaba «presiones directas importantes del Gobierno» del PP a la Fiscalía y al juez Llarena. ¿Qué interés podía tener el PP en ejercer esas presiones sobre el proceso judicial a los golpistas? El 26 de marzo, un diario afín al PP, La Voz de Galicia, se lamentaba de que la actuación del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena estaba dando al traste a los presupuestos de Rajoy, ya que el PP precisaba del apoyo de los separatistas del PNV, y algunos dirigentes de ese partido ya habían planteado un indulto a los políticos golpistas como condición para su apoyo, algo que tendría un enorme coste político para el PP.

El torpedo de Montoro al proceso judicial y la respuesta de Llarena

Las presiones llegaron a su punto más álgido unas semanas después. El 16 de abril el ministro de Hacienda de Rajoy, Cristóbal Montoro, intentaba torpedear la causa de Llarena, negando que el golpe separatista del 1 de octubre se hubiese llevado a cabo mediante el uso de fondos públicos (uno de los delitos por los que están acusados los autores del golpe es el de malversación de caudales públicos). Tres días más tarde, Llarena dejaba en evidencia al ministro levantando el secreto de la parte del sumario referida a la malversación, que incluía un informe de la Guardia Civil que cifraba en 1,9 millones de euros, como mínimo, la cantidad malversada en el golpe. Además de complicar el acuerdo entre el PP y el PNV, esa información dejaba en evidencia la desidia del gobierno de Rajoy a la hora de fiscalizar los gastos de la Generalidad, ya que las cuentas del gobierno catalán estaban intervenidas desde el 15 de septiembre de 2017.

Un gesto de cinismo que demuestra algo más que la falta de principios

Que después de todo lo visto, que el PP se atribuya el mérito de que los golpistas sean juzgados me parece, como mínimo, una muestra de cinismo. Si el PP quiere mostrar algo de honradez, lo que tiene que hacer es reconocer que se equivocó al cruzarse de brazos ante el golpe separatista. Arrogarse el trabajo hecho por Vox, además de dar la impresión de que toma a la gente por idiota, lanza el mensaje de que el PP no sólo carece de principios, sino también de vergüenza.

(Foto: Efe)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Es alucinante la poca vergüenza que tienen en el PP.

  2. Lorenzo

    Por una parte, no sé si habría sido mejor que Soraya hubiera ganado a Casado. Quizá a estas alturas el nefasto PP (el de Aznar y el de Rajoy) estaría a punto de desaparecer.

  3. Julia Fernández Castillo

    «Arrogarse el trabajo hecho por Vox, además de dar la impresión de que toma a la gente por idiota, lanza el mensaje de que el PP no sólo carece de principios, sino también de vergüenza.»

    Esta ultima frase del articulo CONTANDO ESTRELLAS para mi es inmejorable.

    Si están ahí sentados es por VOX. a pesar de que Gobernara el PP.
    Cuantos miles de votantes ha perdido PP con este vergonzoso twitter.
    Porque ademas el PP tiene la osadía en calificar sus twitter de la siguiente forma:

    «Twitter del principal partido político de España. Ayúdanos a construir un país mejor. Participa en nuestra apasionante tarea.»

    Nos pide que le ayudemos a construir un país mejor,que según su actuación,podríamos hacerlo apropiándonos de las ideas, los esfuerzos, el trabajo de otros,y que ademas es una apasionante tarea actuar así.

    Tengo la satisfacción de no haberles votado en las tres ultimas elecciones en que vote a VOX.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.