Así se como llevan a cabo una operación para localizar y destruir minas marinas

Un zafarrancho de caza en los cazaminas de la Armada Española en vídeo de 360º

No tan conocidos como los portaaeronaves o las fragatas, los buques dragaminas tienen una importante misión en las fuerzas navales. Aparecieron en la Guerra de Crimea (1853-1856).

Un zafarrancho de combate a bordo de la fragata ‘Álvaro de Bazán’ en vídeo de 360º
Así es un zafarrancho de vuelo con aviones EAV-8B Harrier II en el buque Juan Carlos I

La historia de las minas marinas

El principal cometido de estos buques es la localización y destrucción de las minas marinas, unos artefactos explosivos que se empezaron a usar en el siglo XVI (aunque se popularizaron en el siglo XIX) para bloquear el paso de buques de guerra enemigos por determinadas zonas, incluso para proteger puertos y ríos en tiempos de guerra. La Convención de La Haya de 1907 prohibió el uso de minas marinas flotantes y sin amarres (ya que podían quedar a la deriva afectando al tráfico marítimo en tiempos de paz) y también la colocación de minas de contacto en las costas y puertos del enemigo, a pesar de lo cual en la Primera y la Segunda Guerra Mundial se siguieron usando minas a la deriva, a pesar de su peligrosidad para la propia flota que las lanzaba.

Los principales tipos de minas marinas

Las minas más usadas desde el siglo XIX son las de contacto. Inicialmente tenían forma de barril y estaban hechas con madera, aunque posteriormente se fabricaron con carcasa metálica y forma redondeada. Poseen antenas en distintos puntos que, a su contacto con el casco de un buque, activan el explosivo. En 1939 se empezaron a usar las minas magnéticas, también llamadas minas lapa, que poseen imanes que activan el explosivo al contacto con el casco metálico de un buque. Actualmente se siguen usando las minas tradicionales, y también minas más modernas con avanzados sistemas de detección y lanzadas desde aviones, como la Mk60 CAPTOR, la Mk62 y la Mk63 Quickstrike, de aspecto similar al de las bombas de aviación (de hecho, algunos de esos modelos están basados en bombas aéreas como la Mk82 y la Mk83). Hoy en día también hay minas que se lanzan desde submarinos, como la Mk67 SLMM, de aspecto similar al de un torpedo y clasificada como mina de fondo: se sitúa en el lecho marino a la espera del paso de un objetivo (tanto buques de superficie como submarinos). Estas minas de fondo son las más difíciles de rastrear.

La 1ª Escuadrilla de Medidas Contra Minas de la Armada Española

Para hacer frente a este tipo de amenazas la Armada Española dispone de la 1ª Escuadrilla de Medidas Contra Minas (MCM), encuadrada en la Fuerza de Acción Marítima y con base en el Arsenal de Cartagena. Esta Escuadrilla tiene seis buques cazaminas, que fueron construidos en los astilleros de Navantia en Cartagena. Todos ellos pertenecen a la clase Segura y llevan nombres de ríos: el Segura M-31, el Sella M-32, el Tambre M-33, el Turia M-34, el Duero M-35 y el Tajo M-36. Entraron en servicio entre 1999 y 2005. Su cometido es mantener despejados de minas los accesos a puertos, bases navales y vías marítimas españolas, para lo cual disponen de modernos sistemas de detección que les permiten detectar tanto las minas de orinque (las que están sujetas al fondo mediante amarres) como las minas de fondo. A fin de evitar las minas magnéticas, el casco de estos buques está hecho con poliéster reforzado con fibra de vidrio. Como señaló Javier Sánchez García en la Revista Naval, estos buques tienen “muy bajas firmas acústica, magnética y de presión, lo cual les hace difícilmente detectables por los sensores de las minas”.

Un zafarrancho de caza a bordo de un cazaminas de la clase Segura

Ayer, la página de Facebook de la Armada Española publicó un interesante vídeo de 360º que nos muestra un zafarrancho de caza en estos cazaminas (si no se reproduce el vídeo en tu móvil y tienes instalada la aplicación oficial de Facebook, pulsa aquí para verlo):

Un zafarrancho de caza es la situación que adopta el buque cazaminas durante las operaciones de localización y eliminación de las minas submarinas. El vídeo empieza con una vista cenital del Duero M-35. A continuación escuchamos una alarma en el buque y el aviso de un contacto (es decir, la localización de una mina, seguramente mediante el sonar del buque). Vemos en primer lugar imágenes de la popa del buque y a continuación el interior de su Centro de Información y Combate (CIC), desde el que se controlan las operaciones de desminado. A continuación vemos el despliegue por estribor de uno de los dos sumergibles Pluto Plus que lleva a bordo el buque. Estos artefactos, controlados remotamente, sirven para identificar minas de fondo y de orinque y, a continuación, colocar una carga explosiva en la mina para proceder a su destrucción. Nuevamente vuelven a aparecer imágenes del CIC, y finalmente vemos dos cazaminas juntos, tendiendo una pasarela entre ambos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.700

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.