Los magrebíes no llegan al 2% de la población pero son el 22% de esas 'manadas'

En España, con un 10% de extranjeros, los no españoles son el 49% de las ‘manadas’

Desde hace tiempo, el feminismo de izquierdas está llevando a cabo una campaña de criminalización de los hombres, en la que se ha llegado a presentar a todos los varones como violadores en potencia.

Inmigración masiva y delincuencia en España: esto es lo que dicen las estadísticas oficiales
Si el feminismo llama ‘asesinos’ a los hombres tendrá que aceptar también estas conclusiones

A mí me gusta mucho la lógica, y las generalizaciones me repugnan. Que en un grupo de personas haya un determinado porcentaje de criminales no convierte en criminal a todo el grupo. Quienes hacen esas generalizaciones contra los hombres está cayendo tan bajo como los que culpan a los judíos de todos los males. Lo que sí resulta muy extraño es que entre el feminismo de izquierdas se hagan generalizaciones muy selectivas. Por ejemplo, si un extranjero comete un crimen, según nuestros progres la culpa no es de los extranjeros, sino de los hombres, aunque entre los extranjeros haya mayor proporción de delincuentes.

El Mundo ofrece datos sobre la procedencia de los violadores de las ‘manadas’

Hoy Ángeles Escribá publica en El Mundo un interesante estudio sobre las 101 “manadas” -los violadores en grupo- que han actuado en España desde 2016. Ese estudio recoge un dato que casi nunca da nadie al abordar esta cuestión: la nacionalidad de los violadores. Cito lo que señala Escribá al respecto, citando como fuente datos del Instituto de Ciencia Forense y Seguridad (ICFS) de la Universidad Autónoma de Madrid: “un 31% de los integrantes de las manadas son españoles, un 49% son extranjeros, grupo en el que destaca el 22% de ciudadanos procedentes del Magreb, principalmente de Marruecos, y el resto está por determinar. Una sobrerrepresentación muy controvertida y muy ocultada“. Una pregunta obvia: ¿por qué se suelen ocultan estos datos?

Los magrebíes no llegan al 2% de la población pero son el 22% de las ‘manadas’

Según datos del INE del 1 de enero de 2018, España tiene 46.698.569 habitantes, de los cuales 4.719.418 (un 10,1%) son ciudadanos extranjeros. Esto significa que el porcentaje de extranjeros entre las “manadas” de violadores quintuplica el porcentaje de extranjeros residentes en España. Por otra parte, la zona del Magreb incluye Marruecos, Argelia, Libia, Túnez, el Sáhara Occidental y Mauritania. Los citados datos del INE sólo proporcionan las cifras de residentes de dos de esos países: Argelia (60.820) y Marruecos (769.050). Juntos suman 829.870 residentes, es decir, que marroquíes y argelinos suman el 1,77% de la población de España. Es decir, que el porcentaje de magrebíes en esas “manadas” multiplica por 12 a su porcentaje entre los habitantes de España

Un problema de inmigración e integración que no se resuelve ocultándolo

Como ya señalé aquí, las estadísticas hay que tomarlas como lo que son: un indicador de la realidad social, pero no una descripción de cada individuo del grupo en cuestión. Que haya un alto porcentaje de magrebíes entre las “manadas” de violadores no significa ni remotamente que todos los magrebíes sean unos violadores. Esa generalización, como cualquier otra, sería tremendamente injusta. Estoy convencido de que la mayoría de los magrebíes, y de las personas de cualquier otra nacionalidad, son gente honrada que no hace daño a nadie. Lo que sí implican esas estadísticas es que tenemos un problema en materia de inmigración e integración. No es un problema de fácil solución, pero lo que es indudable es que no se puede resolver ocultándolo. Si ciertos colectivos son más problemáticos, esto ha de tenerse en cuenta a la hora de regular los flujos migratorios. No se puede asimilar indefinidamente a personas que vienen de entornos culturales muy diferentes, y en los que la mujer ocupa un papel muy subordinado respecto del hombre, sin que haya consecuencias graves en el país receptor. Esto se está comprobando en otros países de Europa que se encuentran ya en una situación peor que la de España. Estamos a tiempo de evitar que este problema vaya a más. El problema es que algunos prefieren cerrar los ojos y negar el problema. Y así lo único que se consigue es que ese problema engorde.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Lorenzo

    Lo curioso, por definirlo de alguna forma, es que para las feminazis y demás fauna de la progrez, solo ha existido una: la de Pamplona.

  2. bilbaino

    El alcalde de Bilbao dice que va a investigar las causas del aumento de la criminalidad en Bilbao…

  3. Luna

    El problema mayor que tenemos en todo esto es de prensa, ya que se está dedicando a la censura de las noticias que no interesan. Callan todas estas violaciones como callan miles de casos de pederastia (los que no son relativos a sacerdotes católicos, una minoría nada representativa). A cada delito, a cada crimen le están construyendo un perfil muy diferente del real. Y esto es sólo una parte de la distorsión, ya que otros asesinatos como el aborto o la eutanasia han venido a tratarse como derechos.

    Llega un momento en que la mejor manera de educar es proteger a nuestros hijos de todas estas informaciones puntuales que nunca llevan a nada y darles otra más global, en que se vean datos como los que aquí se nos presentan.

    Recuerdo una noche de fin de año en que la “moda terrorista musulmana” no fue la de los camiones que atropellan a tantos como pueden, sino las violaciones múltiples por cuenta de “·manadas”, en Alemania. No descarto en absoluto que las que se dan en España persigan la misma finalidad y aquí nadie esté haciendo nada. Recordemos un caso reciente, en que los manaderos hablaron entre ellos y decidieron dejar en paz a una niña “porque era mora”, pero violar a otra niña española que le acompañaba.

    Al final va a suceder que si no nos libramos de la “corrección política” no nos vamos a librar de la criminalidad que encubre.

  4. Alonso Quijano

    EN España cada vez hay menos industria, ganadería, agricultura i+d+i, y cada vez más subvenciones que vienen de la ue. Por eso hay tanta violencia de género y tanta inmigración. Y por ese mismo motivo nunca van a acabar con esas lacras, porque algunos se están forrando a costa de ello. Los ciudadanos, a sufrir las consecuencias y a pagar impuestos, que para eso estamos. 40 años de democracia casi siempre con mayorías absolutas, sin solucionar los problemas, mintiendo y no les cae la cara de vergüenza pidiendo el voto.

  5. Eduard

    Si hay un par de cosas que no me gustan de VOX son el tema de las armas y que se recreen en el tema de la inmigración. Está claro que la mayor ayuda a los países del tercer mundo debe realizarse como inversiones y donaciones en los propios países y, también, que la inmigración se tiene que controlar, pero lo de decir que Marruecos tiene que pagar el muro me parece recochineo.
    En cuanto a la relación inmigración con maltrato y violaciones, la tendencia es clara. No es que los españoles de orígen sean santos pero sí que las tasas son muy inferiores. Sobre lo de las violaciones en grupo y a la vista de los datos mostrados en el artículo, el índice de participación en este tipo de barbaridad de los inmigrantes es 11 veces (un 1000% más) la de los españoles de orígen y si hablamos de magrebíes es 29 veces (un 2800% más). Para estos datos he considerado que la nacionalidad de los que no se sabe sigue la misma proporcionalidad que la de los conocidos. De esta manera quedan más claros los números.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.