El programa sirvió para exponer sus coincidencias y sobre todo sus diferencias

Tres candidatos en casa de Bertín Osborne y sólo uno contradijo las ideas de la izquierda

Hace tiempo que no veía Telecinco, pero anoche hice una excepción con motivo del programa «Mi casa es la tuya», de Bertín Osborne, invitando a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal.

Las trampas de Ana Rosa Quintana en su debate con Santiago Abascal en Telecinco
Jordi Évole, que trató cordialmente a Otegi, acribilla a insultos al partido de Ortega Lara

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias rehusaron la invitación al programa

No es la primera vez que veo algo de ese programa (en alguna ocasión me he parado unos minutos a verlo), aunque nunca he visto un programa entero. El formato me gusta, es muy parecido al que tiene «Hoxe con Manquiña» en la Televisión de Galicia. Si no lo viste anoche, puedes verlo pulsando aquí. Un apunte: según el presentador, Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias no quisieron ir.

El presentador, Bertín Osborne, conversando con Pablo Casado, presidente del Partido Popular, en el programa de anoche (fuente: Telecinco).

Ayer Bertín Osborne fue capaz de acercarnos un poco más a algunos aspectos menos conocidos de los tres candidatos: su vida personal y familiar, su pasado, cómo empezaron en la política, etc. Reconozco que he visto en las palabras de los tres candidatos ciertas cosas que me hacen compadecer a cualquier político: el sacrificio que supone su carrera pública en términos de vida privada. Especialmente me identifico con algo que señaló Pablo Casado, y es que echa de menos no poder ir al cine y hacer otras actividades sin que la gente le reconozca. Ése es, precisamente, uno de los motivos por los que yo no deseo tener un perfil público.

Tres duras vivencias de los candidatos sobre el terrorismo y la violencia

Los tres candidatos comentaron vivencias personales que impresionan a cualquiera. Casado comentó su experiencia en el 11-M, señalando que estuvo varios días sin dormir, pues como sabía idiomas, le encargaron echar una mano en la gestión de los cadáveres de las víctimas extranjeras. Desde luego, es una labor que no le envidio y que no sé cómo fue capaz de recordar mientras comía… Rivera comentó los ataques que frecuentemente sufre el negocio de sus padres a manos de los separatistas, unos hechos que a menudo su madre se olvida de comentarle, según dijo, porque lamentablemente se han convertido en algo cotidiano en Cataluña, una región que la mafia nacionalista está transformando poco a poco en una nueva Sicilia.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con Bertín Osborne en el programa de anoche (fuente: Telecinco).

Pero sin duda, lo que más me impresionó fue la experiencia de Abascal en su tierra vasca, los intentos de ETA de asesinar a su padre, la quema de su negocio familiar por los etarras, las cartas de extorsión, el asesinato de su amigo el cartero de Amurrio, el hecho de haberse tenido que sacar la licencia de armas con 23 años para proteger a su padre… Llevo muchos años interesado por los temas de actualidad y recuerdo leer la noticia de cuando los proetarras hicieron pintadas amenazantes en los caballos del padre de Abascal en el año 2000. Escuchando a Abascal te das cuenta de la terrible realidad en la que se ha ido cincelando su carácter, y lo que más impresiona es escucharle que no tenía miedo por él, sino porque podían matar a su padre.

Abascal echó por tierra dos de los bulos más extendidos sobre Vox

Podría extenderme aquí sobre otros aspectos personales (por ejemplo, la empanada de Rivera tenía buena pinta), pero lo que me interesa de estos tres candidatos no es si son buenos cocineros, si saben preparar chuletones o si les gusta el deporte o la música. Yo soy muy reservado con mi vida privada y por eso procuro no meterme en la vida privada de los demás. Lo que me interesa es los principios que defienden y lo que están dispuestos a hacer. Aunque la izquierda ha acuñado el término «trifachito» para insultar a PP, Cs y Vox (la izquierda sigue propagando la torpe y estúpida idea de que todo el que no la apoya es un fascista, sin más), la realidad es que se vieron algunas coincidencias entre los tres candidatos, pero sobre todo se observaron sus diferencias.

Me alegró ver que los tres candidatos comparten su preocupación por la unidad nacional y, en concreto, por la grave situación creada en Cataluña por el golpe separatista. Al margen de eso, el que más destacó de los tres por su claridad fue, con diferencia, Abascal. Dicho sea de paso, este programa sirvió para aclarar algunas cuestiones del ideario de Vox que han sido manipuladas por medios y políticos rivales hasta extremos escandalosos, como su oposición a la ley de violencia de género y su propuesta sobre la legítima defensa. Uno o dos programas así, y los mentideros políticos y mediáticos lo van a tener crudo con Vox.

Santiago Abascal, presidente de Vox, con Bertín Osborne en el programa de anoche (fuente: Telecinco).

Sólo un candidato se atrevió a discrepar abiertamente de las ideas progres

Precisamente, esa claridad de Abascal se tradujo en menciones concretas a planteamientos que para el PP y Cs son tabúes. El líder de Vox recordó los motivos que le llevaron a abandonar el PP, entre ellos el aborto, un tema en el que Casado y Rivera quieren mantener lo que ya tenemos: una ley injusta que condena a morir a seres humanos inocentes e indefensos. Abascal también rompió otro tabú progre y defendió el matrimonio como «la unión entre un hombre y una mujer», señalando que las parejas homosexuales deberían estar reguladas como una unión civil distinta del matrimonio. El presidente de Vox también dijo que en su partido hay «muchos gais que no piensan como el lobby LGBT, sino que piensan como nosotros. Porque ¿cuál es la bandera de los gais españoles? Pues la de España«. Esto es tirar la corrección política por la ventana sin ningún complejo.

Cuando Bertín preguntó a los tres candidatos si son feministas, el único que lo negó con claridad fue el líder de Vox, afirmando que él no es feminista, ni hembrista, ni machista ni masculinista, sino que es «un hombre casado con una mujer, y creo que ella tiene los mismos derechos que yo». De hecho, Abascal incluso se atrevió a señalar que la izquierda ha pasado de querer engatusar a la gente con la lucha de clases a intentarlo con la lucha de sexos, algo que vengo denunciando en estas páginas desde hace años.

Al final, lo que demostró el programa de ayer es que en España sólo tenemos un partido con opciones que se atreve a contradecir abiertamente las ideas de la izquierda. Los demás se han sometido a ellas en mayor o menor medida. Sinceramente, como hombre libre que soy, no quiero que me represente ningún partido que tenga las manos atadas por las patrañas ideológicas progres. Ayer Abascal volvió a demostrar que Vox es el único partido dispuesto a dar la batalla de las ideas contra la izquierda y nuestra última esperanza de que por fin haya un cambio real en España, tras décadas de políticas socialistas del PSOE que han sido consolidadas por el PP.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. bilbaino

    «una región que la mafia nacionalista está transformando poco a poco en una nueva Sicilia»

    Yo usaría el término batasunización más que «nueva Sicilia». Porque lo que quieren es replicar en Cataluña lo que llevamos aguantando 40 años en las autonomías vasca y navarra. Imponer la ley del silencio, y expulsar a la oposición.

    «lo que me interesa de estos tres candidatos no es si son buenos cocineros, si saben preparar chuletones o si les gusta el deporte o la música»

    A mi tampoco, excepto que en público defiendan, por ejemplo, la inmoralidad de comer chuletones, y en su casa coman chuletones. Como el marques de galapagar y su casoplón.

    «Sólo un candidato se atrevió a discrepar abiertamente de las ideas progres»

    Sencillo: Los dos primeros tienen miedo a perder votos o que lo ataquen inmisericordiosamente, y el del VOX lo hace porque espera que le de votos y porque se crece ante esos ataques.

    Tienen la percepción de que la gente empieza a estar harta del progresismo y de sus resultados. Pero unos no se quieren arriesgar a posicionarse demasiado al progresismo no fuera que su percepción fuera exagerada. El tercero piensa que el hartazgo es mucho mayor.

  2. Carlos

    Adelante VOX…!🇪🇦🇪🇦🇪🇦

  3. Alvaro

    A estos tres partidos les llaman «de derecha» (o «trifachitos», como suelen denominarlos los «frankenfrentepopulitos»), o como mucho, a dos de ellos, «de centro-derecha», pero no creo que sea una denominación precisa.

    Personalmente, creo que sería más preciso ubicarlos en:
    Cs: centro-izquierda
    PP: derecha-izquierda
    Vox: derecha-derecha

    Pero claro, al denominarlos así no los ubico por aproximación (donde «centro-izquierda» significa «intermedio entre el centro y la izquierda») sino por posición de su discurso y de su política, por ese orden (es decir, «con discurso de centro, pero impulsando políticas de izquierda»)

    Un saludo

  4. Sharovarov

    Error de Santiago Abascal: no hay que llevar pimientos, ni vino, ni nada de comer; hay que llevar un kit de productos de limpieza y decirle al anfitrión: «como todos los demás nos consideran unos apestados, he pensado que lo mejor sería traer esto para limpiar todos los sitios que toque de tu casa», ¡jajaja!

  5. Ramón

    Muy directo Abascal mucha claridad en sus respuestas y además está muy seguro de sus posibilidades que pienso que está acertado.
    Como csolo vi a Abascal que por supuesto tiene mi voto no puedo opinar de los otros.
    Y decirle al Sr Osborne que vcomo siempre perfecto es ÚNICO EXCELENTE

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.