Deja entrever en una entrevista que prefiere entenderse con el PSOE que con Vox

Su odio a Vox hace que Feijóo descubra sus cartas: insinúa un pacto entre PP, Cs y PSOE

¿El Partido Popular está usando el miedo al PSOE para captar votos y luego apoyar un gobierno de coalición con los socialistas? Eso parece indicar una respuesta que dio ayer Feijóo a La Voz de Galicia.

El PP cuela en su programa medidas a favor del español que está incumpliendo en Galicia
El PP desoye al TC y margina el español a nivel oficial en un ayuntamiento de Galicia

Feijóo acusa a Vox de ser “socios del PSOE”: el colmo del cinismo

En la entrevista con el diario coruñés, Feijóo empieza hablando de los “disparates de Vox” (sin explicar a qué se refiere) y acusa a los de Abascal de ser “los socios del PSOE” en Galicia. La acusación tiene la gracia de esas mentiras tan gordas que acaban volviéndose contra el que las lanza, pues el PP se ha dedicado durante años a consolidar las leyes ideológicas instauradas por el PSOE, después de haber recurrido al voto del miedo contra los socialistas. En Galicia incluso se ha aliado con el partido de Zapatero y de Sánchez en diversas ocasiones. En 2014, el PP de Feijóo votó junto al PSOE a favor de una ley que impone la ideología de género en Galicia, obligando a impartir sus tesis en los colegios. En octubre de 2018, el PP de Feijóo se juntó con el PSOE para apoyar una moción separatista para adherir a Galicia a la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP), a pesar de que en esta región el portugués no es idioma oficial y a pesar de que la admisión en dicha Comunidad requeriría que Galicia se separase de España. En marzo de 2019, el PP de Feijóo votó junto al PSOE a favor de que el gallego sea requisito para acceder a una plaza en la Xunta de Galicia, contribuyendo a crear cada vez más barreras lingüísticas entre españoles. ¿Y Feijóo aún tiene el cinismo de acusar a Vox de ser “socios del PSOE”?

Utiliza el incendio de Notre Dame para promover el miedo a Vox

Después de que el entrevistador contestase extrañado a las críticas de Feijóo contra Vox, señalando que “aspiran a ser sus socios”, el presidente regional gallego contestó lo siguiente: lamentablemente asistimos a la irrupción de partidos de extrema derecha en Europa, y me preocupa, pero hay que tener mucho cuajo para ser presidente con los votos de los que quieren fragmentar el Estado.”. Esto último tiene gracia escuchárselo a alguien que apoyó que Galicia se sume a la lusofonía, el viejo sueño del separatismo gallego… Además, Feijóo usó el incendio de Notre Dame como símil, afirmando: “no podemos es incendiar ahora la catedral democrática que hemos construido durante cuarenta años”. Muy rastrero, don Alberto. Ya puestos, podría haber dicho que el PP se ha dedicado a rociar de gasolina esa catedral democrática apoyando proyectos de ingeniería social como los que imponen la ideología de género y, también, el nacionalismo lingüístico en Galicia.

Feijóo da a entender que prefiere pactar con el PSOE que con Vox

Pero lo más interesante de ese párrafo de Feijóo es lo que dice a continuación: “Que tu presidencia dependa de aquellos que no ponen tu bandera es una contradicción histórica. En España hay tres partidos constitucionalistas: PP, PSOE y Ciudadanos. Y ahí deberíamos movernos“. ¡Acabáramos! En la misma entrevista en la que el presidente gallego apela por enésima vez al voto del miedo contra los socialistas, Feijóo acaba reconociendo que se siente más afín al PSOE que a Vox. No es ninguna sorpresa, después de las citadas coincidencias entre peperos y socialistas en el plano ideológico, pero que lo reconozca abiertamente a una semana de las elecciones, ¿será un desliz o es que empieza a preparar un posible pacto con el PSOE? Y pregunto esto porque cuando Feijóo dice que “ahí deberíamos movernos” cuando está hablando de posibles pactos postelectorales, lo que está insinuando, de forma poco disimulada, es un pacto con los socialistas. Lo que ahora tiene que explicar Feijóo es si está dispuesto a pactar con Vox para evitar que gobierne Sánchez, o si se está dedicando a usar el mensaje del miedo a los socialistas para acabar pactando con ellos. La pregunta no es atrevida, pues si de algo puede “presumir” el PP es de haber traicionado a sus votantes hasta hartarse: es precisamente eso lo que le ha llevado a su actual declive.

Foto: PP de Galicia

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Bobby McGee

    Casado debería limpiar al PP de los elementos como Feijóo que quieren continuar
    con el PP desideologizado, acomplejado y acomodaticio con los separatistas.
    De todos modos, creo que Cayetana Álvarez de Toledo es la mejor opción para dirigir
    el PP: supera a años luz no solo a Casado, sino a todos los políticos en activo
    en la educación, cultura personal, nivel intelectual y sobretodo valentía.

  2. Sharovarov

    Tampoco vayamos a pensar ahora que Cayetana Álvarez de Toledo, por haber tenido recientemente un poquito de valentía, es como Rocío Monasterio. Yo veo que sigue estando en la derechita acomplejada y cobarde, o sea, donde mismo está Feijóo.

  3. Bobby McGee

    Sharovarov; Discrepo de su opinión.

    Cayetana Álvarez de Toledo ha sido ninguneada y apartada de la primera linea
    por el equipo de Rajoy porque precisamente siempre ha insistido en la obligación
    del PP plantear una batalla ideológica a la izquierda. Un saludo

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.