Es el cabeza de lista de Vox por Pontevedra para el Congreso de los Diputados

Entrevista al General Antonio Budiño: “Vox ya está en Galicia para cambiar su mapa politico”

Hoy tengo el honor de entrevistar a un hombre que nació en la ciudad de Pontevedra en 1955 pero que se crió en Vigo. Hoy es el cabeza de lista de Vox por Pontevedra para las elecciones del 28M.

Vox congrega a cientos de personas en su presentación en Vigo con Rocío Monasterio
Entrevista a Francisco J. Contreras: “la irrupción de Podemos estorbó y aplazó la eclosión de Vox”

Siguiendo el ejemplo, Antonio Budiño Carballo eligió la carrera militar, graduándose como teniente del Ejército de Tierra en 1976. Está diplomado en Estado Mayor y ha estado especialmente ligado al Cuerpo de Intendencia, que es el encargado del planeamiento y de los recursos económicos del Ejército, así como del abastecimiento de la fuerza.

Según ha publicado Europa Press, Antonio ha sido profesor de la Academia de Intendencia y de la Escuela del Estado Mayor del Ejército; Jefe de la Oficina Económico-Financiera de la Fuerza Operativa Rápida Europea (EUROFOR) en su acuartelamiento de Predieri, en Florencia (Italia); Jefe de la Sección Económico-Presupuestaria del Cuartel General de Alta Disponibilidad de la OTAN en la base de Bétera (Valencia); Jefe del Departamento de Intendencia de la Escuela de Guerra del Ejército, y jefe de la sección presupuestaria de la División de Planes y Organización del Estado Mayor del Ejército. Ascendido a General de Brigada en 2011, fue nombrado Jefe de la Jefatura de Intendencia de la Región Militar Centro (Madrid). En 2013 fue ascendido a General de División del Cuerpo de Intendencia, siendo nombrado director de la Dirección de Asuntos Económicos del Ejército de Tierra. Además de todo lo citado, ha servido en operaciones en el exterior en Croacia, Albania e Irak. También formó parte de la comisión de servicio del Departamento de Misiones de Mantenimiento de la Paz en la sede de la ONU en Nueva York. En marzo de 2018 pasó a la situación de reserva.

Este martes el diario Faro de Vigo entrevistó a Antonio Budiño. Según ha denunciado Vox Pontevedra, al día siguiente el periódico vigués les comunicó que no iba a publicar la entrevista. En vista de eso, ofrecí a Vox publicar en Contando Estrelas la entrevista que no ha querido publicar el Faro.

¿A qué atribuyes la decisión del Faro de Vigo de no publicar tu entrevista?

Antes que nada, permíteme que te agradezca en nombre de Vox Pontevedra y en el mío propio, tu atención y deferencia por brindarnos esta oportunidad de acercarnos a tus lectores. Oportunidad que, como tú bien señalas, nos ha hurtado a última hora y con la entrevista ya realizada, el periódico que tú mencionas. Obviamente, la carga de la prueba la tienen los responsables de la redacción de ese diario, pues ellos son los que tras haber acudido encantado a la cita acordada con su redactor, han decidido no publicarla. Hasta donde yo sé, la excusa -que no razón- aducida es que “se les ha adelantado la competencia”. Como fácilmente deducirán tus lectores, la vacuidad de dicha excusa hace pensar que no sea esa toda la base para su decisión. Por mi parte, no siento la más mínima animadversión hacia ese diario por su sorpresiva decisión. Más bien todo lo contrario, pues abunda y viene a darme la razón en lo que manifestaba en una parte de la inédita entrevista: que algunas instancias de Vigo, encabezadas por su Ayuntamiento, han intentado “amordarzar” a Vox, poniéndonos trabas por ejemplo en la instalación de mesas informativas. ¡Un ayuntamiento que tanta gala hace de ser el paradigma de la iluminación y la luz, en cambio ha pretendido mantener a Vox en la sombra! Bueno, pues ese diario que dices, también lo ha intentado… pero aquí y ahora tú has dado al “ON” de la luz y aquí estamos…

“Algunas instancias de Vigo, encabezadas por su Ayuntamiento, han intentado ‘amordarzar’ a Vox”

Has pasado 42 años –la mayor parte de tu vida- sirviendo a España en las Fuerzas Armadas. ¿Qué te animó a dar el paso a la política cuando ya te habías ganado un merecido descanso?

Realmente pasaron 45 años, desde que juré Bandera en el año 1973 en la Academia General Militar de Zaragoza, hasta mi pase a la Reserva. Y durante todos esos años mi tarea fue, ni más ni menos, que servir a España en cuerpo y alma. Y siempre que me fue posible, en los puestos de mayor riesgo y fatiga dentro del Ejército. Gracias a Dios, tuve una esposa (fallecida hace casi 11 años) y tengo dos hijos y por extensión una familia, que siempre me han prestado su incondicional apoyo y alentado en cualquier reto o misión que afronté. Pues teniendo todo eso en cuenta, resulta que desde mi zona de confort personal veo como la situación política española se va degrando hasta niveles más que preocupantes, veo que el futuro de mis hijos y de mis nietos se está llenando de oscuros nubarrones, veo que la idea de España la quieren difuminar entre la cobardía de unos y las traiciones de otros, veo que los valores de siempre libertad, paz, lealtad, justicia, respeto, orden, igualdad… los que yo heredé de mis padres y legado a mis hijos, van siendo sustituidos por dogmas ideológicos procedentes de una izquierda ensoberbecida y de una extrema izquierda desbocada. Es entonces, que surge la llamada de Vox. La llamada de un partido de “extrema necesidad” que comparte las mismas preocupaciones que yo y que preconiza las soluciones que yo comparto. Sin dudarlo y una vez más con el total apoyo de los míos, acepto ilusionado el reto y dejo atrás aquella zona de confort, para unirme a este maravilloso y más que necesario proyecto político, siempre plenamente consciente de que no iba a ser una camino ni fácil ni placentero. Pero… ya lo dije antes: “en los puestos de mayor riesgo y fatiga”. Así que, aquí estoy: bregando por conseguir el mayor numero posible de escaños en el Congreso para Vox y que den allí voz y voto, por el bien de Pontevedra, de Galicia y de España.

“Veo que la idea de España la quieren difuminar entre la cobardía de unos y las traiciones de otros”

Estas últimas semanas algunos medios han criticado a Vox por fichar a militares. Sin embargo, hoy el Ejército es una de las instituciones mejor valoradas por los españoles. ¿Por qué crees que ciertos medios recelan así de los militares?

Ellos sabrán el porqué de esas críticas. A lo mejor es porque carecen de lo que tanto preconizan: de madurez democrática. Si se lo pensaran dos veces antes de criticar, se podrían evitar el bochorno de tener que ser instruidos en prácticas de respeto y ejercicio democrático. Pues resulta que este Estado democrático y de derecho que es España, ampara el hecho de que personas que ya han ejercido su profesión de servir a España desde las filas de las Fuerzas Armadas puedan una vez desvinculados normativamente de los derechos y obligaciones inherentes al servicio activo, seguir ejerciendo lo que mejor saber hacer: SERVIR A ESPAÑA. En este caso concreto desde las filas de una partido de “extrema necesidad” que busca implantar un “proyecto sugestivo de vida en común, basado en el sentido común”. Claro que ya se sabe que actualmente, en ciertos sectores de nuestra sociedad “el sentido comun, es el menos comun los sentidos”.

Tienes una larga experiencia en el Cuerpo de Intendencia. Si eres elegido diputado, ¿cómo ayudará esa experiencia en tu labor en el Congreso?

Aquí voy a ser más breve y conciso en la respuesta. Soy militar y tengo un acendrado sentido de la disciplina, factor indispensable en toda organización. Yo tengo la divisa de “servir para servir”. Así que, será la estructura directiva de Vox la que a la vista de mis capacidades y potenciales, decida dónde emplearme y yo haré todo lo posible y más, para cumplir los cometidos que se me encomienden, pues estoy convencido de lo que se consiga para Vox desde el Congreso. Esto será positivo para todos los pontevedreses y por ende, para todos los españoles a los que representaremos.

“Soy militar y tengo un acendrado sentido de la disciplina, factor indispensable en toda organización. Yo tengo la divisa de ‘servir para servir’.”

Alberto Núñez Feijóo dijo hace unos meses que Vox no tiene cabida en Galicia. Sin embargo, vuestro partido celebró el 14 de abril un mitin en Vigo con gran asistencia de público, y este lunes consiguió reunir a miles de personas en La Coruña. ¿Crees que Vox está llamado a cambiar el mapa político de Galicia?

En los últimos meses, el Sr Feijóo dice muchas cosas sobre Vox… lo cual no deja de ser un tanto contradictorio si es que somos tan prescindibles, como él parece empeñado en vender a nuestros paisanos. Personalmente, creo que lo que quiso decir al respecto de cabidas y para no mentir, era que “Vox no tiene cabida (en los locales en que los da mítines) en Galicia”.

Dicho eso, Vox no está llamado… ¡Vox ya está en Galicia para cambiar su mapa politico! Y lo va a cambiar porque asi lo demandan los miles y miles de pontevedreses, en particular y de gallegos en general, que nos van a apoyar depositando su voto el próximo dia 28A y luego el 26M y lo continuarán haciendo el año que viene con ocasión de las elecciones autonómicas gallegas.

“Esos paisanos desencantados, son los que ahora han descubierto en Vox al partido de extrema necesidad que echaban en falta en el espectro político”

Esos paisanos desencantados de tanta palabrería hueca de los políticos de los partidos de siempre, que son únicamente partidos de poder, meras estructruras clientelares y de mercadeo de favores y contrafovares. Esos paisanos hartos de la falta de ley y orden en las calles, cuando son tomadas por hordas de alienados “mozalbetes y mozalbetas” ​(léase la ironía)​ (algunos no tan “mozalbetes, ni mozalbetas”) que son meras víctimas y pseudofuerzas de choque (algún dia se darán cuenta) de sesgadas idelogías de todo tipo, pero siempre antisistema y que solo sirven para retroalimentar organizaciones y redes que son el modus vivendi de esos individuos/individuas que parasitan el sistema al que se enfretan. Esos paisanos desencantados, son los que ahora han descubierto en Vox al partido de extrema necesidad que echaban en falta en el espectro político, pues estaban cansados de “votar con la nariz tapada”, y que ahora ven en Vox al partido del sentido común que aboga: por la unidad indivisible de España, por recuperar la dignidad histórica que España se ha ganado por méritos propios, que se cumpla y se haga cumplir nuestra Constitución, que se respeten nuestros símbolos nacionales: la Bandera, el Escudo, el Himno y la Corona, que se respete el derecho fundamental a la VIDA ya que sin éste los demas derechos y valores son estériles, que se apliquen las leyes que determinan, regulan y controlan la llegada de inmigrantes en función de nuestras necesidades económicas, que el Estado vele por el derecho fundamental de los españoles a la propiedad privada y a la herencia: que no se empobrezca a los individuos y familias a base de impuestos desorbitados, para darles a cambio migajas en forma de servicios. Más al contrario, que se aumente la riqueza de la renta en poder del individuo y de las familas y ellos decidan sus inversiones, acabando con la nefasta estado-dependencia creada a base subvenciones.

“Que se respete el derecho fundamental a la VIDA ya que sin éste los demas derechos y valores son estériles”

Todo ello y más, pero siempre desde el sentido común y el fundamento constitucional, es lo que motivará a nuestros hasta ahora desencantados paisanos, para votar a Vox y con ello para cambiar de una vez por todas el mapa político de Galicia.

Feijóo ganó las elecciones gallegas de 2009 prometiendo la libertad lingüística en las escuelas, una promesa que después traicionó. Vox asumió ese planteamiento desde sus inicios. ¿Por qué crees que algunos tienen tanto miedo a que sean las familias quienes elijan la lengua de escolarización de sus hijos?

Una vez más, me haces una pregunta que yo mismo me hago al igual que Vox: ¿por qué los actuales dirigentes sean autonómicos sean nacionales tienen tanto miedo a dar libertad a los padres en todo lo que concierne a la educación de sus hijos?

¿Por qué no dejan a los padres que elijan la lengua vehicular en la educación de sus hijos? ¿Por qué no dejan a los padres que elijan libremente el centro educativo en el que formar a sus hijos? ¿Por qué no dejan a los padres que expresamente autoricen cualquier actividad, materia, charla o taller que afecte a cuestiones morales controvertidas o de adoctrinamiento sexual? ¿Por qué no respetan el derecho que asiste a los padres para que puedan elegir que su hijos sean formados religiosa y moralmente de acuerdo con sus propias convicciones al respecto?

“¿Por qué no dejan a los padres que elijan la lengua vehicular en la educación de sus hijos?”

Pues para esas preguntas Vox tiene las respuestas y una vez más son las respuestas del sentido común: ¡que los padres puedan decidir sobre la educación de sus hijos y que no sea el autoritario “papá-estado” el que dicte dónde han de formarse nuestros hjos, en qué materias, en qué cirsunstacias y en qué lengua.
Yo mismo como militar sufrí la imposición lingüística, porque cuando tras varios destinos por Castilla y León tuve la oportunidad de solicitar algún destino en mi natal tierra gallega, siempre vi frustada mi iniciativa al evaluar el impacto negativo que iba a tener en mis hijos el “sumergirlos” en un ambiente escolar y formativo que les haría sentir extraños.

“Opino que la lengua es un precioso tesoro cultural e instrumento indispensable de comunicación para unir, para entenderse, no para discriminar”

Opino que la lengua es un precioso tesoro cultural e instrumento indispensable de comunicación para unir, para entenderse, no para discriminar ni para crear diferencias ni exarcebar identidades, a veces incluso en base a perversas ingenierías sociales.

Según datos del CIS publicados por La Voz de Galicia en diciembre, un 20% de los gallegos prefieren un Gobierno central sin autonomías y un 10% apoyan una menor autonomía para las comunidades. Sin embargo, ninguno de los partidos del Parlamento regional da voz a ese 30% de gallegos. ¿Crees que el miedo que os tienen algunos políticos se debe a que podáis conectar con esa parte de la población?

El miedo que nos puedan tener y que al parecer nos tienen y que demuestran en su ninguneo hacia Vox, cuando no en sus descalificaciones, lo demuestran a diario. Cuando alguien tiene miedo de un partido como Vox que es absolutamente respetuoso con los demás, que participa del derecho constitucional de la pluralidad política con la mayor naturalidad, que solo proclama su profundo amor a España y su inquebrantable fidelidad a la Constitución y lealtad al Rey, entonces creo que esos miedosos se lo deberían hacer mirar. Porque sinceramente creo que deberían tener la humidad de reconocer que algo están haciendo mal o que algo tienen que ocultar.

“Vox quiere transformar el estado autonómico en un estado de derecho unitario que promueva y facilite la igualdad y la solidaridad, en vez de los privilegios y la división”

Para nosotros el estado de las autonomías como tal es un “estado fallido”. Solamente ha conseguido aumentar las duplicidades en normativas, instituciones, funcionariado, gasto público desaforado… y por contra, el administrado no percibe contraprestación equivalente en Educación, en Sanidad, en Seguridad, en Justica. Por lo tanto a nadie debiera extrañar que Vox preconice entre sus medidas en primera instancia y sin ánimo de ser exhaustivos, la reconsideración de las competencias cedidas en esas áreas a las Comunidades y que por lo tanto vuelvan al Estado. Vox quiere transformar el estado autonómico en un estado de derecho unitario que promueva y facilite la igualdad y la solidaridad, en vez de los privilegios y la división. Tan simple y tan de sentido común como eso.

Uno de los problemas que afronta Galicia es el envejecimiento de la población. En tu discurso en el reciente mitin de Vox en Vigo hablaste sin rodeos de la “cultura de la vida”. ¿Hacen falta más niños en Galicia, o lo que necesitamos –como dicen algunos- es más inmigración para que sostenga nuestro sistema de pensiones?

Es que desde el punto de vista de VOX, sin la cultura de la vida, basada en el principio fundamental del derecho a la vida, todo lo demás carece de sentido ¿no crees? Somos el partido de la Vida (defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural). Contrapuesto totalmente a los siniestros que abogan por la cultura de la muerte (aborto, eutanasia, remoción de tumbas, exhumación de cadáveres, traslado de momias, etc).

“Desde el punto de vista de VOX, sin la cultura de la vida, basada en el principio fundamental del derecho a la vida, todo lo demás carece de sentido”

El problema de la natalidad es un problema que afecta a Galicia y a España y si me apuras a toda Europa. Pero ya se sabe que mal de muchos…. En España se lleva años hablando del problema pero nadie aporta soluciones y mucho menos las implanta. Otros países de nuestro entorno ya lo están haciendo. Todos sabemos que el envejecimiento de la población se basa en dos parámetros: 1. Se alarga la expectativa de vida 2. Decrece número de nacimientos. Obviamente, el primer parámetro es positivo tanto en cantidad como en calidad, gracias a los avances del sistema de salud y a la calidad de los profesionales de la sanidad española, y todo ello incluso a pesar de determinadas y nefastas políticas sanitarias, pero esto es “outro chollo”. El decremento de la natalidad es el otro parámetro y este sí que merece una atención especial. Pero el mezclar churras con merinas y pensar que aumentando la inmigración y encima de manera descontrolada como estamos padeciendo va a paliar el envejecimiento generacional, es todo un sinsentido. No podemos pensar de manera tan egoísta y cortoplacista y limitarlo todo a un problema de aportación a la bolsa de las pensiones. El de las pensiones es otro problema y a lo mejor lo que hay que hacer es ¡modificar el sistema YA! y pasar a un nuevo modelo mixto como preconiza Vox: capitalización y reparto.

“¡Hay que proteger a la familia! ¿Cómo?: creando un Ministerio de Familia”

Pero centrándonos en el verdadero problema y buscando soluciones para aumentar la natalidad, Vox propone como siempre soluciones de sentido común ¡hay que proteger a la familia! ¿Cómo?: creando un Ministerio de Familia. Promulgando una Ley Orgánica de protección de la familia natural y que la reconozca como institución anterior al Estado. Tratando las bajas por enfermedades relacionadas con el embarazo como baja por maternidad, con “coste 0” para la empresa. Buscando la convergencia con la media europea en cuanto a prestaciones familiares. Apoyando decididamente a la natalidad en general y a las familias numerosas en particular. Creando “cheques servicio” que subvencionen determinadas necesidades familiares (libros escolares, transporte público, etc). Establecer bonificaciones proporcionales al número de miembros de la familia que ayuden a afrontar los costes de todo tipo de suministros básicos como luz o gas. Creando y dotando en los presupuestos generalse del Estado una prestación universal por hijo a cargo, por un mínimo de 100 euros/hijo al mes, prestación que sería creciente a partir del tercer hijo y que se actualizaría anualmente. Buscando una conciliación real y efectiva de la vida familiar y laboral, fomentando el teletrabajo y los trabajos a media jornada. Ampliando el vigente permiso por maternidad a 180 dias, que se prolongaría a 1 año en el caso de hijos con discapacidad. Esas son las medias reales y efectivas que propone Vox y que sin duda ayudarían a que la familia incremente el papel relevante que siempre ha tenido, tiene y que nunca puede perder en el tejido social, como célula básica y fundamental que es.

Foto: Elentir. El General Budiño en el acto público organizado por Vox en Vigo el 14 de abril.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Manuel Posada

    ¡Muy bueno!

  2. Jandro

    ¡Muy buena entrevista!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.