Hay políticos que se creen que tenemos el deber de aguantar todos sus engaños

Si traicionas a tus votantes y se van con otro partido, la culpa la tienes tú por defraudarles

Hay cosas en la vida que parecen de sentido común, hasta que las trasladamos al terreno de la política. Una de esas cosas es la fidelidad: el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Por fin más de dos millones de españoles volvemos a tener voz en las instituciones
¿Rendirnos? ¡Somos españoles!

Un novio que traiciona a su pareja

Imaginemos el caso de una pareja. Un joven apuesto promete a su novia todo lo habido y por haber para ganarse su afecto. Ella da crédito a sus promesas, ¡parece un buen chico! Sin embargo, con el paso del tiempo el chico va olvidando lo prometido. Un día, la chica encuentra a su novio besándose con otra. Ella se siente engañada. El chico le dice que no es lo que parece, que ha malinterpretado lo ocurrido. Ni siquiera le ruega que le perdone, pero ella, a pesar del daño que le ha hecho, decide seguir a su lado. Sin embargo, pronto descubre nuevas infidelidades. Un buen día, ella se harta y le dice que le abandona. Él no se lo cree. Considera que la chica será incapaz de vivir sin él. Es tan engreído que se cree que puede engañarla una y otra vez sin que haya consecuencias. Ella deja de llamarle. Pasan los meses, y mientras él sigue enrollándose con otras, piensa que la chica volverá algún día a su lado, rogándole perdón por haberle abandonado.

¿Es culpa de la chica si abandona a ese tipo?

Sin embargo, unos meses más tarde el chico se encuentra a su exnovia en compañía de otro. Ella ha encontrado a un hombre que la quiere de verdad y que le es fiel. A la chica se la ve feliz e ilusionada. Su nueva pareja no es un hombre rico. Sabe que a su lado pasará más estrecheces que con su exnovio, pero no le importa. Lo que le importa es ser respetada y querida de verdad por alguien que la merezca y que no la traicione. Su exnovio no lo entiende, estaba convencido de que ella volvería con él, se siente desgraciado y echa la culpa al tío ése que le ha «robado» -eso es lo que él piensa- a «su chica». Es incapaz de entender que ha sido él mismo el que la ha alejado de su lado con sus infidelidades. Es él mismo quien tiene la culpa de haberla perdido.

Pidiendo votos de derechas para hacer políticas progres

Pues bien, amigos míos: si trasladamos este caso a la política, hay personas que creen que un votante tiene que aguantar todas las traiciones del partido al que vota, simplemente porque ese partido tiene más votos, aunque con ellos esté tomándole el pelo a quienes le confiaron su apoyo. Hay gente que piensa que si ese partido pierde votantes, la culpa no la tiene el ese partido por traicionarles, sino los votantes por retirarle su confianza y elegir a otras opciones que asumen esos planteamientos que aquel partido traicionó. Es más: hay gente que piensa que lo importante no era que ese partido traicionase a sus votantes, sino que la derecha estuviese unida, aunque estuviese aplicando las mismas políticas de izquierda: subidas de impuestos, aborto, ideología de género, feminismo progre, memoria histórica, nacionalismo lingüístico en Galicia…

Feijóo comete la osadía de hablar por los votantes de Vox

Ayer mismo Feijóo dijo que «la inmensa mayoría de votantes de Vox ya están arrepentidos» como si él hablase por nosotros, como si nosotros hubiésemos hecho algo malo dejando de votar a un partido que nos mintió. Pues mire, no: de lo que yo estoy arrepentido es de haber votado a Feijóo en 2009, cuando prometió libertad lingüística, una promesa que traicionó poco después de ganar las elecciones. Y no se conformó con traicionar esa promesa, sino que además se puso a atacar a los que veníamos defendiendo ese derecho, llamándonos «extremistas» e incluso equiparó la libertad lingüística con el régimen racista del Apartheid. Es decir, que no se conformó con mentirnos, sino que después se puso a insultarnos. Es como un tío que le pone los cuernos a su novia y cuando la chica le deja, él no se conforma con echarle la culpa sino que incluso la llama «zorra». Ayer 2,6 millones de votantes, hartos de tanta traición y tanto insulto, apoyamos a Vox. Y el tipo que nos traicionó y nos insultó no tiene derecho a hablar por nosotros.

Si el PP cree que levantará cabeza a base de prepotencia, lo tiene crudo

Es triste tener que explica algo tan básico: si en la dirección del PP creen que la culpa de su fracaso la tienen sus exvotantes, es porque no nos respetan. Esos políticos esperaban que la apelación al miedo bastase para hacernos olvidar los engaños pasados. Es pasmoso que haya un partido tan ciego a la realidad y tan pagado de sí mismo. Quienes piensan que el PP tiene razón al culpar de su fracaso a Vox y a sus votantes, es porque se creen que tenemos que votar al PP simplemente porque es el PP, haga lo que haga. Pues no. Si hay algo sano es un entorno de libre mercado es la competencia, porque permite que cuando un proveedor falla al cubrir las necesidades de sus clientes, surjan otros que consigan cubrirlas. El PP llevaba años instalado en una mentalidad de monopolio, creyendo que podía maltratar a sus votantes sin sufrir las consecuencias. Pues bien: esos tiempos se han acabado. Si la dirección del PP sigue empeñada en que esos tiempos vuelvan, echando mano de chulería y de prepotencia, lo que conseguirá es que esos 3,5 millones de votantes que perdió ayer sean más en próximas convocatorias electorales.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Karenil

    Y que decir de la bilis que regurgitan en Faes:
    https://fundacionfaes.org/es/contenido/46884/la-derecha-de-sisifo

    Un Saludo

  2. Danm

    Si el PP quiere culpa a votos fugados, deberia empezar por los votos que ha perdido a los Cs (un tercio de sus votos desde Aznar). Fijate que en eso no se quejan porque les considera sus amiguitos progre-lites.
    Ahora se quejan que el otro tercio de sus votantes van al Vox. Esto solo has sido el remate de un PP que ya ha perdido el norte desde hace una decada y no sirve de nada pero neutralizar una derecha autentica, una alternativa no-socialista verdadera.
    Y se pone Aznar y otros en el PP a quejarse de sus proprios votantes, y no de su historial de traiciones desde 1996 a 2004 con el separatismo y complices con la revolucion social radical de Zapatero.
    El PP se merece desaparecerse de la politica. Adios para siempre, cuanto mas antes mejor.
    Ahora la derecha verdadera tiene que esperar varias elecciones para retomar el espacio que PP tuvo y traciono, con la desgracia social que va significar eso.

  3. Jandro

    Lamentables los defensores del PP, tristísimos. Me da pena Pablo Casado, parece un buen tipo, pero no está en el sitio adecuado en el momento oportuno. Debería haberse marchado a Vox en cuanto Abascal lo montó. Ahora está en un partido que quiere ser Vox pero no puede.

  4. Russell

    Eres gallego y conoces mejor el lugar, pero yo hace tiempo estoy convencido que el PP acabará sobreviviendo solo en Galicia y reducido a una especie de PNG.

  5. bilbaino

    Cero autocrítica de Casado. ¿Activará una alerta antivox como el coletas tras lo de Andalucía?

  6. Blanca

    Según mi modo de ver, la única Derecha es Vox. Ciudadanos siempre ha sido de Izquierda aunque diga lo contrario, y el PP ahora ni se sabe lo que es, se acerca o se aleja a la Derecha según le conviene. Los votantes de Derecha queremos a Vox, no a los otros.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.