Intentan comer, vestir, dormir y comportarse como los soldados de esa época

Historia viva: así es como unos españoles se meten en la piel de unos soldados de la SGM

Desde estas páginas he hablado en diversas ocasiones sobre eventos de recreación histórica militar, pero esta vez os traigo una variante de esa práctica que está cada vez más en boga.

Polonia premia a los miembros del grupo español de recreación ‘Poland First to Fight’
‘Bitwa o Madryt’: una recreación histórica de la Guerra Civil Española… ¡en Polonia!

Para explicaros de qué va esto, cedo la palabra al grupo de recreación Durham Light Infantry, formado por españoles que recrean a los soldados del 6º Batallón del Regimiento Durham Light Infantry del Ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Ese Regimiento combatió en diversas campañas durante esa contienda: la defensa de Francia y la invasión de Islandia en 1940, la campaña del Norte de África en 1942 y 1943, las campañas de Sicilia e Italia desde 1943, y finalmente la liberación de Francia en 1944 y la invasión de Alemania en 1945. Un historial francamente impresionante. Las fotos que incluyo en esta entrada, proporcionadas por el grupo Durham, fueron tomadas por el excelente fotógrafo Valischka.

—-

Recreación histórica es un término que ya nos resulta familiar, no pudiendo obviar que esta afición ha experimentado un enorme auge en los últimos años. No obstante, el término anglosajón Living History es más desconocido para el gran público y aunque suelen mezclarse, este presenta unas características diferenciales que le confieren su propia identidad. Así, si recrear sugiere recordar un hecho o período histórico mediante el uso de indumentarias y utensilios de época, mientras que el Living History consiste en ir un paso más allá buscando la inmersión del personaje en un contexto histórico. Para ello se procura que el recreador coma, vista, duerma y se comporte de acuerdo con unos parámetros históricos que le permitan llegar a disfrutar sensaciones y situaciones similares a los de la época escogida.

Podría pensarse que pasarse unos días durmiendo en tiendas sobre montones de paja o en un pozo de tirador excavado por uno mismo, no son las mejores opciones para disfrutar de un fin de semana. Pero, aunque para el profano pueda parecer extraño, son precisamente estas situaciones las que se buscan y que aportan ese plus de vivencia personal tan preciado para el amante de la historia.

Un buen ejemplo de Living History nacional es el evento que cada año organiza el grupo de recreación Durham Light Infantry. Con sus componentes y recreadores invitados se prepara en un intenso fin de semana un campamento de tropas británicas en la Segunda Guerra Mundial, durante el cual se organizan clases teórico practicas usando manuales de época, se come en base a raciones cocinadas siguiendo estándares de la época o se realizan salidas al campo donde las patrullas guiadas por radio son sometidas a ejercicios de orientación, despliegue y combate. Y si los detalles son importantes en la recreación convencional mucho más en este tipo de eventos, ya que son precisamente estos los que marcan la diferencia y empujan al recreador dentro de la ambientación. Así, por ejemplo, el oficial que ejercía el mando real sobre el terreno variaba la agenda prevista a su capricho, ordenaba tareas de manera caprichosa o incluso realizaba el reparto del correo entre la tropa.

Como colofón de esta apretada agenda debieron realizar dos patrullas, diurna y nocturna, durante las cuales y para su sorpresa, sumaron al cansancio físico acumulado la presencia de minas y emboscadas por parte de tropas alemanas infiltradas en nuestras líneas. Estas, una vez reducidas, fueron sujetas a custodia, clasificación e interrogatorio por parte del mando en la búsqueda de informaciones útiles para el futuro desarrollo de las operaciones.

Con todo esto se busca que el recreador, además de disfrutar de una experiencia personal, mejore de cara a futuros eventos puliendo errores comunes como, por ejemplo, la manera de sujetar un arma, se coordine el movimiento del grupo como unidad siguiendo los reglamentos históricos y a la hora de dejar testimonio fotográfico que este no sea una sucesión de posados. Para ello el fotógrafo, Valischka, actuando uniformado como un corresponsal de guerra, participa de todas las acciones como uno más, retratando el evento desde dentro y no como un mero espectador, confiriendo así a las imágenes una textura y composición de época mucho más veraz. Sírvanse de estas imágenes como prueba de su excelente labor y del esfuerzo realizado por los participantes de este Living History con toque nacional.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.