Lo que debemos deducir ante las mentiras y el comportamiento de ese partido

14 cosas que puede o no puede hacer tu partido si quiere pactar con Ciudadanos

Mentir es lo que ocurre cuando un político dice una cosa y hace la contraria. A partir de ese punto ya no te puedes fiar de ese político y has de sacar tus propias conclusiones sobre su forma de pensar.

Cs rechaza reunirse con Vox pero pacta con Podemos y nacionalistas en Canarias
Pillan a Ciudadanos reunido con Podemos e IU tras pedir un cordón sanitario contra Vox

Las mentiras del comunicado publicado ayer por Ciudadanos

Un ejemplo de ello nos lo dio ayer Ciudadanos. El partido de centro-izquierda publicó un comunicado en su web en el que anuncian “acuerdos centrados, liberales y moderados”. Hay que tener mucha cara para decir esto después de apoyar una “ley mordaza” en la Comunidad de Madrid que ataca la libertad de expresión, la libertad de educación y la presunción de inocencia, y establece algo tan dictatorial como sanciones administrativas para delitos de opinión sin pasar por un juez. ¿Liberal esto? Más bien parece algo propio de un partido fascista o comunista.

Cs rechaza todo acuerdo con Vox pero pactó con Podemos la semana pasada

Pero además, en dicho comunicado se recogen estas palabras del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas: “nuestra fórmula es clara: acuerdos a dos en los que no estarán ni Vox ni Podemos”. Esto ya no sólo es mentir, sino también tomar por idiotas a los españoles, empezando por los votantes de Cs. Recordemos que en abril de 2016 Ciudadanos se sentó a una mesa de negociación con Podemos y el PSOE para formar el Gobierno de España. Algunos podrán pensar que fue un caso aislado. Pues va a ser que no. Como ya indiqué aquí, la semana pasada Cs apoyó un gobierno de coalición con Podemos, nacionalistas canarios y el PSOE en Canarias, concretamente en la ciudad de Puerto del Rosario. La cabeza de lista de Cs incluso aceptó participar en la foto del pacto con Podemos y los nacionalistas.

Lo que se puede deducir sobre las “líneas rojas” de Cs

Llegado a este punto, lo que diga un comunicado de Cs ya no tiene ninguna credibilidad. Así que no me queda otra que sacar mis propias deducciones sobre lo que puede o no puede hacer un partido si quiere pactar con Cs, a juzgar por la actuación de ese partido:

  1. Pactar la ruptura de España con sus aliados separatistas, que es lo que hizo Podemos.
    Defender la unidad de España sin medias tintas y con hechos, que es lo que viene haciendo Vox.

  2. Negarse a apoyar hasta tres mociones parlamentarias para apoyar a los presos políticos venezolanos, que es lo que hizo Podemos.
    Apoyar constantemente a los demócratas venezolanos, como viene haciendo Vox.

  3. Llamar “derecho” a matar a los hijos por nacer, que es lo que hace Podemos.
    Defender el derecho a la vida de los hijos por nacer, como hace Vox.

  4. Tener vínculos con un régimen islámico que ahorca a los homosexuales, que es el caso de Podemos con Irán.
    Criticar las imposiciones del lobby LGTB controlado por la izquierda, como hace Vox.

  5. Votar en contra de una moción de condena de la persecución política a disidentes en Cuba, que es lo que hizo Podemos en noviembre de 2018.
    Apoyar a los demócratas cubanos, que es lo que viene haciendo Vox.

  6. Atacar los derechos constitucionales a la presunción de inocencia y a la igualdad ante la ley, que es lo que hizo Podemos el pasado mes de diciembre en línea con el feminismo más extremista.
    Defender esos derechos constitucionales amenazados por las leyes de género, que es lo que viene haciendo Vox.

  7. Apoyar a los autores del golpe separatista de 2017 en Cataluña, que es lo que hizo Podemos.
    Llevar a esos golpistas a juicio, que es lo que hizo Vox.

  8. Apoyar a los agresores de dos guardias civiles y de sus parejas en Alsasua (Navarra), que es lo que hizo Podemos.
    Visitar y apoyar a los agredidos, que es lo que hizo Vox.

  9. Apoyar una manifestación a favor de los presos etarras, que es lo que hizo Podemos el pasado mes de enero en Bilbao.
    Pedir la cadena perpetua para los terroristas, que es lo que defiende Vox en su programa (punto 90).

  10. Lanzar un bulo en Twitter para difamar a Albert Rivera, que es lo que hizo el podemita Pablo Echenique hace dos años.
    Criticar ese bulo contra Albert Rivera, que es lo que hizo Santiago Abascal.

  11. Apoyar un acto de acoso contra una candidata de Cs embarazada de 9 meses, como hizo la concejala de Podemos Rommy Arce el pasado 15 de mayo.
    Condenar ese acto de acoso contra la candidata de Cs, que es lo que hizo Vox.

  12. Pactar con Bildu sin que hubiese condenado el terrorismo, que es lo que hizo Podemos en 2015.
    Pedir la ilegalización de Bildu, como ha hecho Vox.

  13. Defender la imposición de las lenguas regionales y la exclusión del español en las comunidades bilingües, que es lo que hizo Podemos.
    Defender la libertad lingüística, que es lo que hace Vox.

  14. Apoyar la ocupación ilegal de viviendas, que es lo que viene haciendo Podemos.
    Defender la propiedad privada y el desalojo inmediato de los “okupas”, que es lo que hace Vox.

Foto: Ciudadanos

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Espectacular entrada.

    No negociamos con Vox ni con Podemos. Bueno, con Podemos sí, pero con el resto no.

  2. Luna

    1. Pactar la ruptura de España con sus aliados separatistas, que es lo que hizo Podemos.
    Defender la unidad de España sin medias tintas y con hechos, que es lo que viene haciendo Vox.

    Otro defecto de la democracia, la necesidad de llegar a una mayoría fuerza los pactos y relaciones con otros partidos hasta lo imposible. Casi toda la enumeración es muestra de eso, pero creo que este primer punto lo evidencia como nunca. Ciudadanos se fundó en Cataluña, precisamente como respuesta a la pujanza separatista y los abusos que entonces se estaban dando pos otros partidos, obtuvo su primer escaño (sorpresivo) gracias al hartazgo de los catalanes con CIU (Hoy, PDECAT, siguió actuando en el sentido de defensa de la unidad de España y aún lo hizo cuando el 1-O. Y es bien cierto que durante muchos años no habían cambiado en esta línea -aun cuando dieron un vuelco en casi todo lo demás-, pero se mostró una duplicidad de intereses que les llevó a la misma esquizofrenia del PSOE: Favorecer a los independentistas a un nivel y rechazarlos a otro. Aunque son casos inversos, C’s favoreció a nivel nacional y los rechazó a nivel regional, mientras que el PSOE obraba justo al revés.

    Ya no queda casi ningún vestigio de aquél Ciudadanos que se instituyó no ha mucho, su ideario se ha desgajado por completo y su moralidad ha pasado de lo dudoso de antes a lo inadmisible en la actualidad. Es la perversión del voto, de la estrategia política del pacto, va completamente en contra del buen gobierno y desmiembra el bien común, pero tiene una consecuencia más grave: desvirtúa a los partidos y les hace abandonar todos sus principios.

    Lo repito: La democracia no nos hace santos. Serían la verdad y el buen hacer quienes debieran inspirar los pactos en cada caso y necesidad, no la alineación para ganar mayorías ni la llave de gobierno. Si alguien tiene la razón en algo, si alguien es honesto, pactad lo que sea justo. En caso contrario, no lo hagáis, Vox no puede terminar tan mal como para ser un “segundo Ciudadanos”.

  3. Luna

    Me refiero a pactos puntuales para acciones concretas en el Parlamento, no de gobierno ni permanentes.

  4. Jandro

    Atención, que ahora van con nueva estrategia para aparcar a Vox: “el lio de los tres partidos”. Ahora resulta que es que solo negocian con un partido, porque hacerlo entre tres partidos es mucho y es un caos, razón por la cual negocian solo con su socio preferente, PP.

    No sé si lo visteis con Susanna Griso, pero he visto un trozo y me dio un poco de vergüenza ajena su manera de no contestar a lo que se le decía y mantenerse obcecadamente sin responder ante planteamientos de sentido común que le exponía la presentadora.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.