Pronunció un aberrante mitin político durante una clase de Lengua española

Una concejal socialista propone la castración de recién nacidos ante alumnos adolescentes

El fanatismo del feminismo izquierdista está llegando a extremos que ya resultan intolerables en una democracia. Es el caso de una profesora española de Puerto del Rosario.

Feminismo psicópata: una periodista reclama amputaciones a los hombres que sean padres
Censurados ‘La Caperucita roja’ y 200 cuentos porque no le gustan al feminismo izquierdista

Alegan que era un debate literario: las grabaciones indican otra cosa

En unas grabaciones publicadas por el diputado del partido liberal-conservador Vox, Francisco Serrano Castro, se pueden escuchar las barbaridades pronunciadas ante alumnos menores de edad por Aurelia Vera, una profesora y concejal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Las grabaciones se hicieron durante la clase de Lengua española en el Instituto de Enseñanza Secundaria San Diego de Alcalá, en Puerto del Rosario, en la isla canaria de Fuerteventura, durante el mes de mayo. El Diario de Fuerteventura asegura que esas declaraciones están sacadas de contexto y que fueron hechas durante un debate sobre una obra literaria, concretamente sobre una tesis que está escribiendo la propia profesora. Sin embargo, las reacciones de los alumnos, así como la actitud vehemente y las expresiones soeces de la profesora indican que estaba expresando sus propias opiniones. Tras publicarse la citada noticia de Diario de Fuerteventura, Francisco Serrano ha publicado dos vídeos de Youtube en los que se escuchan las grabaciones completas, junto a una transcripción de las mismas. Ésta es la primera parte:

Y ésta es la segunda parte:

El mitin político de la profesora a favor del chavismo y contra EEUU

En el primer vídeo se escucha a la profesora defendiendo al régimen de Hugo Chávez y culpando a Estados Unidos de la situación actual en Venezuela y en Cuba. La profesora, además, asegura: “Eso no lo hace sólo con Venezuela, lo hace con todos los países de Europa también. ¡Con todos los países de Europa! La profesora no explica por qué entonces los países europeos, que no están sometidos a dictaduras comunistas, son mucho más prósperos que Cuba y Venezuela.

La profesora socialista propone una “castración selectiva” de hombres

En pleno mitin de la profesora, un alumno le pregunta “qué sistema cree que se necesita”, y ella responde: “Hay que inventarlo. Yo sí tengo uno”, y añade: “La matria”. Así pues, la grabación desmiente claramente la teoría de que se trataba de un debate literario. Todo empezó como una arenga política de la profesora a favor del chavismo venezolano, que derivó hacia el tema del feminismo. Y derivó, además, de una forma muy radical. Tras señalar que el problema de ese sistema sería “la implantación”, la profesora apunta: “Yo tengo una idea”, y acto seguido afirma: “Castración selectiva”.

La grabación prueba que no era un debate literario: era un mitin político

Ante el estupor de los alumnos (una alumna incluso le reprocha a la profesora la violencia de su propuesta), Vera pregunta: “¿Salvar el planeta justificaría castrar al 25% de la población?” Ante le negativa de un alumno, la profesora afirma: “Pero si a vosotros os cortan el pito y no os pasa ná”. A continuación, la profesora propone “hacer que los hombres dejen de gobernar, para que nos den el poder a nosotras. ¿Voluntariamente lo van a hacer? No. Hay que echar mano de la castración selectiva“. Una alumna le dice entonces que “se van a oponer”, y Vera afirma que “será nada más nacer”. Ante el escándalo que esto provoca entre los alumnos, la profesora afirma: “a alguien le dije el otro día que estaba escribiendo un libro, se llama “Matria”. Y ahí digo estas cosas, cómo implantarlo”. Una nueva prueba de que no se trataba de un debate literario: la profesora estaba haciendo un mitin político.

La profesora comparó su idea de “matria” con las dictaduras comunistas

Ante las objeciones de una alumna, la profesora afirma: Si tú les cortas los huevos a los niños nada más nacer, no sólo no van a poder tener hijos, sino que no van a desarrollar una serie de hormonas, que no le van a dar fuerza física. Porque la fuerza física está en las gónadas de los huevos”. Aurelia Vera llega a decir que su sistema “funcionaría de puta madre. El principal problema es cómo implantarlo”, y acto seguido habla así de lo ocurrido con las dictaduras comunistas: “el principal problema que tuvieron los partidos comunistas, es cómo implantarlo. Y como no pudieron implantarlo, se convirtieron en dictaduras, ¿vale? Si todo el mundo hubiera estado de acuerdo con los partidos comunistas, no hubiera habido dictaduras. Pero el problema es que todo el mundo no quería“. Es decir, que para esta mujer “el problema” es que haya gente que discrepa del comunismo, y no que los comunistas impongan sus ideas al resto.

“Cuando esté mi sociedad implantada, aquellos hombres que no tengan huevos estarán felices porque no los han conocido”

Ante el rechazo de un chico a sus planteamientos, la profesora se burla del alumno y dice que “para los hombres su identidad es la polla”. Y añade: “A mí me cortan la polla y es preferible que me corten el cuello, dicen muchos hombres”. Un absurdo algumento con el que también se podría proponer la ablación del clítoris… En ese momento un alumno grita: “Es mentira”. Y una chica comenta: “lo de cortales los huevos acabará en violencia”. Y la profesora alega: “Les digo que lo vamos a hacer aprovechando los medios técnicos”. Ante el rechazo de los alumnos, incluso de las chicas, Aurelia Vera exclama: “¡Pero chicas, si a nosotras nos mandan hacer un agujero en una parte del cuerpo!”, comparando la mutilación genital con hacerse los agujeros en las orejas para los pendientes. La profesora intenta convencer a los alumnos de esta forma: Cuando esté mi sociedad implantada, aquellos hombres que no tengan huevos estarán felices porque no los han conocido. No tendrán siquiera deseos sexuales. No los conoce, por lo tanto no los echan de menos. Vamos a aplicar una de las ciencias para saber a quién no le vamos a cortar los huevos. Vamos a aplicar la eugenesis“. ¿Se fa cuenta la profesora de que esa eugenesia que ella llama “ciencia” la propuso el Tercer Reich?

“Un desastre que elimine a los tíos. Y que queden poquitos, los mínimos. Y allí empezará mi matria”

La profesora afirma a continuación que a las mujeres las han castrado “durante millones de siglos, sobre todo aquí en la mente”, y afirma que “los orgasmos femeninos aparecieron a partir de la década de los 60, y hasta eso nosotras no hemos podido tener orgasmos”. ¿De dónde habrá sacado esta mujer semejantes estupideces? Por fin un alumno le reprocha: “pero entonces ¿qué es lo que tú quieres, una venganza o la libertad?” En el segundo vídeo la profesora lanza un nuevo mensaje de odio a los hombres, afirmando: “Lo primero que tiene que hacer el feminismo es no dejar meter las garras de los hombres en él”. Acto seguido, la profesora lanza varios insultos contra los que afirman que hombres y mujeres no son iguales. Finalmente, la profesora propone “que los hombres se doren en su propia salsa. Un desastre. Un desastre que elimine a los tíos. Y que queden poquitos, los mínimos. Y allí empezará mi matria”.

La profesora también arremetió contra las personas que profesan una religión

En la segunda parte del segundo vídeo se escucha un nuevo mitin de Aurelia Vera en la clase de Lengua española. La profesora socialista afirma: “no se puede ser ni siquiera democrático y religioso. Y hay que vigilar de cerca a lo religioso, porque si pudieran se cargarían la democracia”. Y esto lo dice la que propone la castración forzosa de varones… La profesora añade: “no dejemos gobernar a todo aquello que les huela a religión”. ¿Propone, acaso, que a todo el que profese una religión se le prohíba presentarse a unas elecciones, violando el derecho constitucional a la libertad religiosa y de pensamiento? La profesora socialista acaba afirmando: “La religión y democracia son incompatibles”. Pues precisamente una de las democracias más viejas del mundo, Estados Unidos, es un país muy religioso. Lo que parece incompatible con la democracia es la forma de pensar de esa profesora.

Vox presenta denuncia contra la profesora y la acusa de varios delitos

El diputado andaluz de Vox Francisco Serrano ha presentado una denuncia contra la profesora y concejal socialista, señalando que ha recibido “varios mensajes de padres de familia queriendo transmitirme una serie de grabaciones de audio de la clase de Lengua de sus hijos”, hechas en el citado instituto entre los días 2 y 29 de mayo de 2019. Serrano señala en su denuncia que ha recibido “cuantioso material de audio”, del que ha incorporado a la denuncia las tres grabaciones que ha subido a Youtube junto a las correspondientes transcripciones. La denuncia advierte del “grado de adoctrinamiento feroz perpetrado contra estos menores, con consideraciones políticas falaces y sesgadas, haciendo apología del genocidio, de la mutilación, de perpetrar delitos de lesa humanidad, del trato degradante de la profesora contra los alumnos varones de su clase, con grave menoscabo de su integridad física y moral por razón de sexo”. La denuncia acusa a Aurelia Vera de delitos de amenazas, coacciones, injurias, delito de odio y contra los sentimientos religiosos; perpetrado por funcionario público contra menores de edad”.

Francisco Serrano denuncia que el instituto está presionando a los alumnos

Además, Serrano ha señalado hoy que el instituto, “en vez de pedirle explicaciones a la profesora adoctrinadora del PSOE, presiona a los alumnos para saber quién grabó las clases”, y añade que ninguno de ellos lo sabe: “Los padres pusieron grabadoras en sus mochilas sin decírselo”. Según afirma Diario de Fuerteventura, en vez de reprochar a su concejal las barbaridades que ha pronunciado ante alumnos menores de edad, el PSOE ha mostrado su “apoyo” a Aurelia Vera. El citado diario también afirma que la profesora “está estudiando acudir a la Inspección Educativa para que se aclare el contexto en el que se ha realizado la grabación y se investigue la pertinencia de su publicación en Internet”. El mundo al revés: es la profesora la que se atreve a exigir medidas contra quienes denuncian las atrocidades que pronunció, y el instituto no toma ninguna medida contra ella, sino que se dedica a perseguir a los alumnos. Ya no sólo deberíamos sentirnos alarmados por estas formas de adoctrinamiento puramente totalitarias que se imponen a niños contra la voluntad de sus padres y en abierto desprecio a sus libertades, sino también por la prepotencia de quienes se creen con derecho a imponer ese adoctrinamiento y a perseguir a quienes se opongan a ello, como si viviésemos en una dictadura socialista.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Albert L

    Esa señora es, además, soez, ordinaria y zafia. No sé qué va a enseñar esa mujer, porque apenas sabe hablar.

  2. jose fernandez centeno

    se permitira que siga dando clases ?ese es el problema el “sistema” que lo permite.

  3. Luna

    Dejo de lado la similitud del postulado del experimento propuesto con aquellos que efectuó lamentablemente el Dr. Mengele por la evidencia, aun cuando quiero resaltar que está proponiendo unos medios que no justifican el fin pretendido por su enorme desproporcionalidad, por causar un daño irreparable y ser absolutamente indemostrable que en estas castraciones pueda cifrarse un mundo mejor, ni siquiera una presumida oligarquía del sexo femenino.

    Salto la cuestión del cómo se efectuaría la selección sobre los niños que serían castrados al nacer y cuáles no porque doy por hecho el imperativo ideológico de quien hace la proposición, pues por él la ha confeccionado.

    No entro en cuestiones constitucionales, de igualdad y semejantes porque nuestra Carta Magna lo esclarece todo perfectamente y sería trabajo estéril incidir de nuevo en algo obvio.

    Así, me centro en el aspecto educativo de este “llamado” debate, porque es lo que en este caso me preocupa. Que una exaltada diga idioteces podrá no tener consecuencias cuando lo hace entre personas de criterio, cuya asimilación va a pasar por filtros racionales y ser contestada con el necesario contenido; pero cuando se está dirigiendo a menores esta diatriba hay que tener en cuenta sus resultados en todas sus vertientes, así como la forma e intencionalidad con que se está haciendo. Lo que primero me preocupa es la espuria que genera esta grosera exposición, por cuanto los contenidos no primigeniamente impartidos tienen la fuerza y eficacia necesarias para lograr indeseables resultados, que sin duda se evaden de aquello que fuera componente de una persona íntegra y coherente: La manifiesta falta de respecto, la norma (tácita pero muy implícita) de que “todo vale para imponer el criterio de la exponente” -castraciones, lenguaje soez, desprecio absoluto hacia el alumnado y características como su edad, hostigamiento, retorcimiento innatural de la verdad y la realidad- Un pretendido intento de lograr una “justicia” que pasa por el tamiz de lo absolutamente volutivo y en un contexto situacional. Así, la feminista que castra a sus alumnos lo hace al ser mujer, aun sabedora de que muy diferente sería su situación si ella fuera del otro sexo. Es válida también la negación de la patria, sustituida aquí por un constructo extravagante donde no de halla nada más que la planificación de una opresión manifiesta en aras del servicio a lo que no es otra cosa que un complejo personal y mal llevado.

    La esencia antropológica, todo el devenir delo humano, queda aquí confinado a los barruntos de que una sola característica -connatural con la genética- es causante de todos los males. Pero es que además, todos estos males (mal enfocados y que componen un mínimum del ratio total de los existentes) son los únicos a erradicar. Dicho en modo llano con un ejemplo, la guerra o el hambre serían consecuencias de la existencia del sexo masculino. Tenemos, por tanto, que el sofisma está servido, así que se enseña a emplearlo, en vicio muy claro del razonamiento y absoluta merma que para el discurso lógico supone. Esto es muy grave, no queda justificado en ningún tipo de contexto, pero menos en este.

    Patente desigualdad en que se plantea este debate, en que la moderación ha sido suplantada por la falta de ella, pretendidamente literario cuando el asomo a un libro resulta meramente anecdótico en todos los términos expresados, los alumnos no han leído la obra, se elude todo lo relativo a la forma del mismo y se entra en un contenido que queda desvirtuado por el contexto general de la exposición. Esta es la “literatura” que se está impartiendo. Siguiendo con la espuria, he de decir que los alumnos ya saben lo que no es literatura, no hace falta poner este incomprensible ejemplo. Pero ahora están aprendiendo que toda técnica , todo arte, son esclavos absolutos del capricho , inferiores a él. Y no hay que ser correcto ni cuidar de la forma en que se expresan las ideas, basta con “cortar los huevos”, que nuestro oyente lo va a apreciar y percibir tal como nosotros pensamos, que las expresiones no tienen connotación o denotación alguna y lo lícito es evitar el esfuerzo para expresarnos, y que da exactamente igual si ofendemos o molestamos. Allanar el esfuerzo intelectivo para la expresión es ignorar o despreciar por completo los resultados inteligenciales que del mismo se derivan.

    Y se está impartiendo que la sumisión del todo en búsqueda de una parte es una actuación proporcionada y cabal. Mañana debatirán centrados en el hambre y lo único importante será comer, ya desaparecidos los sexos, el mal del mundo será la falta de alimentación, por lo que igual sea propuesto el canibalismo… Luego ya veremos cómo articularlo con el feminismo radical, cómo elegir a las víctimas, pero para mi que serán precisamente las castradas. El resto son “electi”.

    Algo mucho más grave y lamentable se está impartiendo al enseñar todo esto: Ya hay “alguien que piensa”, no es necesario que lo haga el alumno. Para mí, esto es lo contrario a la educación (deseada o indeseable, da lo mismo). Se están formando autómatas, seguidores incondicionales. Y se hace en una falta absoluta de libertad, ante la amenaza que supone para un niño la castración (Los freudianos nos lo explicarían con detalle)ante un paradigma de felicidad que ya denegaba Adous Huxley en su novela “¿Un mundo feliz?”, aquellos que son felices por no tener aspiraciones, ya que no las conocen. Así, en postulados comunistas, la tesis más razonable sería sencillamente que el pobre no conociera nunca al rico, para no tener consciencia de sus males.

    Y el bien es el deseo, el mal la imposibilidad de realizarlo, esta señorita está formando arribistas.

    Por contexto, la temática excede en mucho a la capacidad de comprensión y necesidad de conocimiento de los alumnos por la escasa edad que tienen, se imparte entre una ausencia del acervo necesario para su comprensión, y en una forma que no es posible asimilar correctamente. Por supuesto, en abierta hostilidad con la libertad educativa requerida, en adoctrinamiento innegable y ante la falta de posible réplica, tanto del alumnado como de sus progenitores. Esto es un abuso.

    Lamento el mal rato que estos niños han tenido que pasar, pero cifro especialmente una gran esperanza en ellos. La profesora está consiguiendo la total repulsa de lo que expone y aun de lo que es, así que ellos crecerán respondiendo a este atropello con conductas más abiertas y cabales, buscando en lo comprensible y humano lo que pueda sustituir a estas sandeces, en clara reacción y oposición a lo que se pretende imponer. Y lo que no es menos importante: Con una elaboración personal de criterios, que se implantarán sobre aquellos que se quisieron instituir sin lógica alguna.

    No puede alegarse libertad de cátedra en esta situación por todo lo expuesto, que demuestra un uso muy irresponsable y notoriamente abusivo de la misma, en detrimento de las libertades personales y elementales del alumnado, incluso de algunos derechos fundamentales. Pero también por lo muy irracional de lo que se pretende impartir, así como de flagrantes lagunas en el ámbito científico (claras en el de la biología, por ejemplo) y discursivo.

  4. Luis Carlos

    Y también tendrán trolls profesionales que si ven en las redes sociales un potencial “influencer” que trabaja en el otro lado, entonces intentar enviar falsas denuncias de mensajes de odio, aunque tengan que rebuscar entre cientos de mensajes a lo largo de años (o con ayuda de algún programa).

    Si no hay respeto a la dignidad humana, la base de nuestros derechos, toda esa lucha contra la opresión y la injusticia y defensa de nuestra libertad es una hipócrita fachada, porque el rebelde contra la autoridad se acaba convirtiendo en un nuevo tirano, de esos que le pegan fuego a “Desembarco del Rey”.

  5. Luna

    Voy ahora por los contenidos y forma de impartir la clase.

    Lo primero que veo es una acto de pederastia que además creo en forma no consentida. Las relaciones sexuales no implican necesariamente penetración (incluso contacto físico). En esta situación podemos percibir deleite por parte de esta profesora en un acto de sadismo en todas sus vertientes, tanto en la conocida culturalmente como en su sentido estricto.

    Vamos a ver: Está gozando esta maestra en un ritual de sumisión “slave/master” que cobra las formas más conocidas, que encontramos claramente ejemplarizada cuando dice a un alumno “Habla tú por deferencia, antes de que te cortemos los huevos”. La forma de dominar sobre el alumnado, arrebatándoles la palabra, cortando sus discursos e imponiendo el propio, empleando el temor a la castración y expresando satisfacción ante él… podrían formar parte de una película porno.

    Pero luego tenemos el Sade auténtico, el marqués. Y aquí entramos en un sadismo “strictu senso”, según quién fue este personaje y cómo obró, no siguiendo la visión contemporánea que lo ha distorsionado en fabulaciones eróticas para construir un mercado específico. El Marqués de Sade (Y hasta la infame Wikipedia os podría ilustrar sobre esto sin mentir en esta ocasión) escribió novelas que contenían relaciones eróticas en que se daban las parafilias, la violación, la defensa de la misma con el empleo de sofismas, la amoralidad (Sade era esencialmente amoral). Se suma aquí el ateísmo y la hostigación antirregigiosa, el odium fidei.

    Tenemos aquí una novelita sobre la “matria” cuyos componentes nos describe y se asimilan mucho a la “filosofía del marqués”, que se está explicando en algo parecido a una orgía no consentida y entre menores, con la parafilia de versar sobre emasculaciones y eunucos, haciéndolo en un aula y entre toda una clase (el concepto de parafilia incluye lugares y situaciones insólitas, así como actos que no son explícitamente de coito pero dan placer fetichista al fautor). Se defiende la violación que atodo el aula se está dando con sofismas como el de la “matria” en lugar de la patria, o el cambio del comunismo por el “feminismo de clase”, se desecha toda moralidad.

    Pocos saben que Sade se encontraba en la cárcel de la Bastilla justo hasta el día antes en que se hizo su conocida toma, que precisamente le trasladaron por instigar a dicha revuelta, gritando desde una letrina a los paisanos que por ahí pasaran. Esta mujer también está alentando a una revolución violenta, la de castrar a casi todos para cambiar el mundo o algo así.

    Tiene mucha tela la marquesa. Pero aparte de usar sus horas para violar menores, podemos encontrar una ingente cantidad de imprecisiones, falsedades o lagunas explicativas entre lo que está impartiendo. Alguna tiene difícil averiguación porque no ha quedado lo suficientemente clara en la grabación, como la “ginanastesia”. [Al respecto he de decir que el término que pronunció pudo ser gin anestesia y que eso no tienen nada que ver,. Gin es una abreviación muy común en medicina, por “ginecología”, pero el caso es que no explica lo que quiere decir, es una farol para decir a los niños “yo sé todo sobre esto y vosotros no”]

    La primera barbaridad es la de suponer que un hombre castrado no es un hombre, lo que dice mucho (y nada bueno) sobre una feminista. Una parte no es el todo, creo -por ejemplo- que no se retiraría la próstata a estos bebés, y éste es un órgano exclusivamente masculino. Sea como fuere, ese concepto de que “si a una berenjena le quitas el rabo se convierte en un nabo*” nos sitúa ante una feminista poco usual, la que desvincula por completo su radicalidad con la afinidad del lobby LGBT. Sí, porque según su visión, está imposibilitando la relación homosexual.

    Dejando de lado lo más que opinable sobre Chávez y su expolio, la vinculación entre el comunismo y la “matria” no llega a otra cosa que un folklorismo extravagante, un concepto no tiene qué ver con el otro ni se articulan en modo alguno. Pero llegamos a algo alarmante (Por ín, como si hasta ahora no hubiera nada…) La tesis de esta maestra es que el comunismo tuvo un problema de rechazo, que para su triunfo es necesario que se dé una aceptación mediante la resticción absoluta de la libertad -según ella funcionaría- de la falotomía. O sea, que el verdadero problema que tuvo el comunismo fue según ella la libertad humana, o cómo no se encontró el medio efectivo para suprimirla, con lo que ella propone su panacea.

    Esto se llama subvertir los valores, no tiene otro nombre.

    Ya no entro en que si Vox es malísimo, la Iglesia debe ser eliminada, el bien ajeno incautado (excepto alguno en Galapagar. LLevan “millones de siglos” con esto y os aburriría. Pero se me ha ido un poco la cabeza hacia el juicio de inferencia y he llegado chino-Chano a la abducción, por lo que no estaría mal que de esta última extracción lógica sacara una conclusión.

    Pues va a ser que el fanatismo más exacerbado se niega ciegamente a todo lo que es lógico, natural, real y verdadero, que huye también de lo bueno y de lo bello para terminar en esta monstruosidad, peripecia que cuesta imaginar cuando transcurre en violación a un extenso número de menores. Lo que no me sorprende tanto es que la lleve una feminazi.

  6. Luna

    Perdón, me ha faltado la cita a que llama el asterisco en el mensaje anterior.
    Aquí la dejo:

    * Se trata de un ejercicio de salmodia, cuyo objetivo era eliminar las risas que al principio nos pueden ocasionar el canto gregoriano. La letra es esta:

    V/Una berenjena, dos berenjenas, tres berenjenas
    R/ Forman la mitad de media docena.

    V/Si a una berenjena le quitas el rabo
    R/ Se convierte en un nabo.

    V/ Si el rabo le vuelves a poner
    R/ Berenjena vuelve a ser.

    Cuando encontréis un pozo de buen eco podréis probarla. suena genial.

  7. Lucía F. Padilla

    Muy inteligentes reflexiones. Todos en mayor o menor medida, se refieren aunque no lo dicen, al gran deterioro o estado de Salud Mental. Estamos hablando de la ABERRACIÓN MENTAL. Aberración significa pensamiento desviado, torcido. No puede ver l a realidad. Todas las aberraciones son contagiosas. Desde el propio hogar pueden observarse estas condiciones. Se puede comprobar que uno de los miembros aberrados que conviven bajo un mismo techo con un grupo, por vía de contagio, aberra a todos los demás a menos que sea apartado a tiempo o voluntariamente se va. Pero no es una condición hereditaria aunque sí es contagiosa. No es irreversible. Se puede ayudar a esas personas a liberarse de la carga emocional y el dolor almacenado en su alma y mente. Si hay esperanza para el futuro. Conociendo la fuente de su aberración se restaura su vida sin magia, sino con técnicas científicas disponibles aunque no sean aún aceptadas oficialmente. Pero es otro tema que se hace algo extenso para compartir en este espacio.

  8. Miguel Angel

    No llamemos maestra a quien no lo es. Hay un montón de maestros que se preocupan por sus alumnos que intentan educar e intentan enseñar valores desde el respeto no adoctrinar.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.