Fidesz, el partido del húngaro Viktor Orbán, también podría sumarse a ese grupo

Vox se une al Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos junto al PiS polaco

Vox ha anunciado esta tarde que ayer presentó su solicitud formal para formar parte del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (CRE), junto a los polacos de Prawo i Sprawiedliwość (PiS).

Un eurodiputado polaco: “Queremos defender los valores cristianos conjuntamente con Vox”
La entrevista a Santiago Abascal publicada por la revista polaca Do Rzeczy, en español

Un grupo que reúne a partidos liberal-conservadores de 19 países

El CRE, fundado hace diez años, agrupa a partidos liberal-conservadores de 19 países y tiene actualmente como socio principal ya citado PiS con 14 escaños (es el partido gobernante en Polonia). El Partido Conservador británico era hasta este año el socio mayoritario con 18 escaños, pero en las últimas elecciones europeas perdió 14 de ellos (además, los 4 restantes podrían quedarse fuera de la Eurocámara dentro de poco a causa del Brexit). Entre los partidos más veteranos del grupo está el Fianna Fáil irlandés, fundado en 1928 y que ha estado en la mayoría de los gobiernos de la República de Irlanda. Es muy posible que en esta legislatura también se sume al CRE el Fidesz, partido del Primer Ministro húngaro Viktor Orbán, que hasta ahora había formado parte del Partido Popular Europeo, del que cada vez ha estado más y más distanciado. Vox mantiene buenas relaciones con el PiS polaco, como se demostró en el reciente viaje de Santiago Abascal, presidente de Vox, a Varsovia en marzo. También son buenas las relaciones con la Hungría de Orbán: hace unos días el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch fue condecorado con la Medalla de Oro del Mérito de Hungría por parte de la embajadora húngara en España, Enikö Györi.

En defensa de la libertad y de la familia frente a la izquierda

Vox ha publicado un comunicado en su web señalando que los partidos integrados en el CRE promoverán la reforma de las normas e instituciones comunitarias para frenar las aspiraciones federalistas de otros grupos de izquierda, incrementar la vida democrática y transparente de la Unión Europa y exigir el respeto y la promoción de las libertades individuales y familiares más elementales y que están amenazadas en Europa por el consenso socialdemócrata”. Así mismo, Vox ha señalado que “iniciará la defensa de sus convicciones en Bruselas acompañado de partidos de amplio espectro caracterizados por la defensa del orden constitucional y la soberanía de los Estados miembros frente a las intromisiones de las instituciones comunitarias, tantas veces abusivas y cuestionables”.

El CRE acepta una condición que podría acarrear la expulsión de los nacionalistas flamencos

El principal escollo que había a la integración de Vox en el CRE era la pertenencia a ese grupo de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), un partido nacionalista y afín al separatismo catalán, que actualmente tiene 4 eurodiputados. Vox ha indicado que “ha decidido integrarse en esta alianza europea tras haber consolidado el compromiso del grupo CRE de que los partidos que lo integran, sin excepción, no interferirán en el orden constitucional, la integridad territorial y la soberanía de los Estados miembros“. Vox ha señalado que el co-presidente del grupo CRE, Ryszard Legutko, ha remitido una carta a la delegación de VOX en el Parlamento Europeo dejando claro “el respeto a la integridad constitucional, democrática y soberana y a la independencia de los Estados miembros” como valor fundamental del grupo, señalando que “no participan ni promueven, bajo el amparo del grupo, actividades que cuestionan la política interior, la Constitución, o la integridad soberana de otro Estado miembro”. De esta forma, Vox podría reclamar la expulsión del N-VA si interfiriese en la política española, por ejemplo, apoyando al separatismo catalán.

Vox actuará con autonomía en defensa de España y de la identidad cristiana de Europa

En su comunicado, Vox también ha señalado “lo que va a ser un punto esencial de su actividad en Europa: defender la unidad, la seguridad y la dignidad de nuestra Patria y combatir a todos aquellos que, de manera directa o indirecta, pretendan atacar o menospreciar nuestro orden constitucional y la unidad y soberanía de España, garantías de nuestras libertades y nuestro modo de vida.” Así mismo, Vox indica que el CRE “se ha comprometido también con el respeto a la autonomía de voto de VOX en aquellas cuestiones centrales de nuestra propuesta: España, la defensa de nuestro mundo rural y las tradiciones culturales o la promoción de la identidad cristiana de Europa”.

Personalmente creo que la integración en el CRE es la mejor elección que podría haber hecho Vox, dentro de las opciones disponibles en el Parlamento Europeo. Ir por libre le habría restado a Vox mucha capacidad de influencia. Espero que esto sirva para consolidar los lazos de Vox con Polonia y Hungría, cuyos gobiernos, con sus más y sus menos, están marcando un contrapunto digno de elogio a las élites de Bruselas, especialmente en lo que respecta a la defensa de las raíces cristianas de Europa y de la soberanía de las Naciones que forman parte e la Unión.

Foto: Vox. Una imagen de la reunión que los dirigentes de Vox mantuvieron en la Cancillería del Primer Ministro de Polonia el pasado mes de marzo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.