Desde la presidencia de Francia, Macron da órdenes a Cs de no pactar con Vox

Vergüenza: un partido español que recibe y obedece órdenes de un presidente extranjero

Durante muchos años han circulado muchos rumores y sospechas sobre el dirigismo que ejercía el Gobierno de Francia sobre algunos políticos españoles. Pero a menudo sólo eran rumores.

Ciudadanos apoya una moción de los separatistas de ERC para aislar a Vox
Pillan a Ciudadanos reunido con Podemos e IU tras pedir un cordón sanitario contra Vox

La presidencia de Francia dicta órdenes a Cs ante periodistas españoles

Este mediodía la agencia Europa Press publicaba esta noticia: «El Gobierno francés advierte a Ciudadanos de que ‘no acepta ambigüedades’ con Vox y baraja romper la ‘cooperación'». El texto señala: «Las negociaciones postelectorales en España y, en particular, las posibles alianzas que pueda haber entre Ciudadanos y Vox, generan «preocupación» en el Gobierno francés, que ha dejado claro que el presidente, Emmanuel Macron, «no acepta ambigüedades» y está dispuesto incluso a replantearse la «cooperación política» con la formación de Albert Rivera si pacta algún tipo de «plataforma común» con la ultraderecha». La noticia de Europa Press señala que esto lo han dicho fuentes del Elíseo, es decir, de la presidencia de Francia, en un encuentro con periodistas españoles.

Macron no critica los pactos con nacionalistas y ultraizquierda

Lo que esa noticia revela es algo muy grave: un partido español, Ciudadanos, está recibiendo órdenes directas del presidente de un país extranjero sobre asuntos de política nacional. Y unas órdenes, para más señas, que consisten en imponer a Cs la obligación de tratar como unos apestados a un partido liberal-conservador que ha sido el único que se ha atrevido a llevar ante los tribunales a los autores del golpe separatista en Cataluña, dejando así muy clara la defensa por parte de Vox de la legalidad constitucional. Curiosamente, ningún medio recoge indicación alguna por parte de Macron para que Cs rompa toda relación con la extrema izquierda o con los separatistas. Recordemos que en enero Cs apoyó una moción de los separatistas de ERC para aislar a Vox, y eso después de que ERC fuese uno de los partidos que con más entusiasmo apoyó el golpe separatista de 2017. Hace sólo unas semanas, el candidato apoyado por Cs para la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, ofreció sus votos a la ultraizquierdista Ada Colau para mantenerse en el cargo. Unas horas antes, Cs pactaba con Podemos y con nacionalistas en Canarias. Y todo esto sin una sola queja del presidente francés. ¿Tal vez a Macron no le importan esas alianzas porque servirían para debilitar a España y evitar así que sea un socio fuerte dentro de la UE?

Macron apoya la inmigración en la periferia pero la restringe en su país

Visto lo visto hoy, creo que ha llegado el momento de hacerse una pregunta: ¿a quién sirve Cs, a los intereses de España o a los intereses del Gobierno de Francia? Tengamos en cuenta que esos intereses difieren en no pocos asuntos, empezando por la vigilancia de nuestras fronteras. Macron se exhibe como el gran defensor de los inmigrantes, o al menos eso es lo que aparentan sus declaraciones públicas. Y es que mientras Merkel y él arremeten contra Hungría, Italia y Polonia por negarse a abrir sus fronteras a todo el que quiere entrar, y mientras tacha de «ultraderecha» a Vox por oponerse a la inmigración ilegal, las políticas de Macron distan de sus declaraciones.

Por ejemplo, en diciembre de 2017 Macron anunciaba un endurecimiento de las leyes de inmigración de Francia. Unos meses después, en una entrevista a France 24, reconocía que «estos inmigrantes llegan gracias a traficantes y por lo tanto la emoción que vivimos en el lado europeo a veces nos hace olvidar que detrás está lo peor del crimen organizado«, es decir, lo mismo que vienen tachando otros políticos europeos a los que él tacha de «ultraderecha» y a los que pide vetar por advertir lo obvio. De hecho, el Gobierno de Macron ha rechazado a decenas de miles de inmigrantes -niños y mujeres incluidos- en la frontera con Italia.

El presidente francés trata a la periferia de la UE como colonias

Si limitar la inmigración es de «ultraderechistas», entonces Macron es uno de ellos, al menos dentro de las fronteras de Francia. De cara al exterior, Macron defiende la inmigración… mientras se dirija a España, Italia, Hungría y Polonia, como si fuésemos meras colonias del Imperio francés y como si nuestro papel en la democracia europea consistiese, simplemente, en acatar todas las órdenes que nos llegan desde París sin rechistar. Ciudadanos parece no tener otro papel que el de simple recadero del amo francés, como lo hizo Pepe Botella con Napoleón en la España ocupada por las tropas francesas, más afanado en cumplir los dictados de su amo que en velar por los intereses de España, incluso imponiendo cordones sanitarios a los que queremos para nuestra Nación la misma seguridad y el mismo respeto que Macron desea para Francia.

Foto: Euronews. Albert Rivera y otros dirigentes de Ciudadanos celebrando la victoria de Macron en Francia en mayo de 2017, con una bandera tricolor francesa.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    En política no conviene hacer afirmaciones rotundas, porque luego te quedas con el antifonario al aire.

    El otro día tuvieron que firmar un papel donde aparecían los logos de los tres partidos, vox, pp y c’s, porque si no, en Andalucía iban a elecciones.

    Cuando lo vi, me dije, ¡esto es hacer el ridi!

    Pero tranquilos, Lolito Macreon vela por todos. ¿Y quién vela por Lolito? Porque el FN le ha dado bien, a pesar de los pucheritos, que en Francia también se cuecen.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.