El PP y Cs dejan claro que están ideológicamente más cerca del PSOE que de Vox

El motivo por el que necesitamos a Vox es el mismo por el que ahora pasará a la oposición

Una de las noticias más comentadas del día de hoy es el anuncio, por parte de Vox, de su paso a la oposición en los ayuntamientos en los que el PP incumplió su acuerdo con el partido de Abascal.

Vox hace lo correcto: es fiel a sus votantes y no regala cheques en blanco a unos trileros
El Escorial: el PP y Cs ofrecen a Podemos la entrada en el gobierno que le negaron a Vox

La rueda de prensa de Vox para anunciar su paso a la oposición

Como tengo por costumbre ofrecer a los lectores de Contando Estrelas el acceso a las fuentes para que os podáis formar directamente vuestro propio juicio sobre los hechos expuestos, os muestro aquí el vídeo de la rueda de prensa ofrecida por Vox este mediodía:

También podéis leer aquí el comunicado que ha publicado Vox en su web sobre esta cuestión. Después de ver el vídeo y de leer el comunicado, os comento aquí mis impresiones.

Una realidad que algunos no debimos olvidar

Como vengo diciendo desde que Vox echó a andar, este partido vino a traernos esperanza a quienes habíamos perdido la voz en las instituciones. Desde diciembre, con las elecciones andaluzas, y desde esta primavera, con las elecciones generales, europeas, autonómicas y locales, muchos españoles hemos recuperado nuestra voz en las instituciones gracias a Vox. La ilusión de unos resultados que ofrecían la posibilidad de desalojar a la izquierda de diversas instituciones tal vez nos hizo olvidar a muchos de nosotros el motivo por el que necesitábamos a Vox: los demás partidos del llamado “centro-derecha” se habían doblegado a las tesis de la izquierda.

Ciudadanos no es un partido de centro-derecha: es de centro-izquierda

Cuando hablo de los demás partidos me refiero concretamente a dos: el Partido Popular y Ciudadanos. En el caso del partido naranja, ya expliqué aquí en 2015 por qué no voto a Cs: es un partido de centro-izquierda que apoya el aborto, que no respeta la libertad de educación y que sostiene tesis socialdemócratas. Tal vez el error que hemos cometido muchos -y me pongo el primero de la lista- es pensar que un partido liberal-conservador como Vox puede llegar a entenderse con un partido socialdemócrata como Cs más allá de sus coincidencias en la defensa de la unidad de España y poco más. Ciudadanos es un partido que tiene mucho más en común con el PSOE que con Vox: por eso gobernó con el PSOE en Andalucía pero se niega siquiera a aceptar cualquier acuerdo con Vox. Pero si el error que cometimos algunos es creer que era posible un acuerdo con Cs, mayor aún fue el error de ciertos medios que insistieron -y aún insisten- en hablar de Cs como parte de ese llamado “centro-derecha”, cuando es un partido de centro-izquierda, que está situado plenamente dentro de lo que algunos llamamos “consenso progre”.

El PP pide votos de derechas para después hacer lo mismo que la izquierda

Con el Partido Popular pasa algo parecido. El PP es un partido que sí que apela al “centro-derecha” cuando se trata de pedir votos, pero cuando se trata de gobernar se abraza a las tesis progres. El más claro ejemplo de esta forma de actuar fue Rajoy, que tras enseñar la puerta de salida a conservadores y liberales en 2008, se esforzó por hacer un partido vacío de todo contenido ideológico y empeñado en apostar por un discurso tecnocrático. Durante su mandato, Rajoy dejó intactas las leyes ideológicas de Zapatero, traicionando su promesa de “cambio” y convirtiéndose, en la práctica, en un mero relevo del PSOE al frente del gobierno. Aunque Pablo Casado parecía dispuesto a apoyar un giro a la derecha en el PP, el partido ha seguido haciendo lo mismo. Esta misma semana el PP ha colgado la bandera del lobby LGTB en el Ayuntamiento de Madrid igual que lo hizo Carmena. Se le da así un rango de enseña oficial a una bandera que no lo tiene y que no representa a todos los madrileños. Lo que simboliza la colocación de esa bandera es el sometimiento del PP a las tesis de ese colectivo, y particularmente a la ideología de género, que es una ideología surgida de la extrema izquierda.

En las instituciones españolas ya no hay más centro-derecha que Vox

Lo que la terca realidad viene a demostrar es que ciertos titulares de prensa están muy alejados de ella. A día de hoy en las instituciones españolas ya no existe más “centro-derecha” que Vox. Sólo Vox se atreve a desafiar abiertamente el discurso ideológico de la izquierda, mientras el PP y Cs se someten a él. Ahora mismo el PP y Cs son, hablando con todo el rigor posible, partidos que compiten con el PSOE por el espacio del centro-izquierda. Todos ellos defienden unas tesis ideológicas muy parecidas: apoyo al aborto legalizado, obediencia al feminismo progre -y con él, desprecio por la igualdad ante la ley y por la presunción de inocencia-, imposición de la ideología de género, sometimiento a las tesis de la corrección política, y en consecuencia, recortes de la libertad de educación y de la libertad de expresión. En los pactos electorales, si Vox ha llegado a este callejón sin salida no sólo es por la insistencia del PP en faltar a su palabra -ya sea traicionando lo que firma en un acuerdo de gobierno u olvidando lo que propuso a sus votantes en sus programas electorales-, sino también porque el PP y Cs están ideológicamente más cerca del PSOE que de Vox. Tal vez lo que tendrían que hacer Casado y Rivera es buscarse el apoyo electoral de Sánchez y los suyos, y así dejar de engañarnos a todos con la supuesta adscripción de la veleta azul y de la veleta naranja al llamado “centro-derecha”. El sitio de Vox es la oposición al consenso progre: por eso necesitamos a Vox y por eso ahora pasará a la oposición frente a quienes se sitúan dentro de los márgenes de ese consenso, incluidos PP y Cs.

Foto: Vox.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. huichilobos

    Yo no creo que C’s sea centro-izquierda; en qué parte del espectro situarías a Ayn Rand?.

  2. Albert Rivera: “Somos un partido de centroizquierda”.
    https://www.youtube.com/watch?v=PbnwJpoIXnE

    Más claro, agua.

    En cuanto a Ayn Rand, es una persona difícilmente clasificable. En todo caso, su apoyo al aborto me tira bastante para atrás.

  3. huichilobos

    Por eso te he hecho esa pregunta; de hecho, es anterior a la aparición de la ideología de género, con lo que la presencia de disidentes “morales” en la derecha “económica” viene de largo.

    “liberal, progresista, socialdemócrata y de centro-izquierda”. Vamos, que por aquella época no sabía por donde le daba el aire. Tengo mis dudas de que lo sepa ahora. En cualquier caso, el programa económico no puede considerarse de centro izquierda.

  4. Sharovarov

    ¡Esa Olona estuvo en mi pueblo! A ver…no me gusta lo de “tricentrito”. Por lo demás, creo que el paso a la oposición es el camino para Vox: ya lo di a entender el otro día con lo de “una segunda travesía del desierto”.

  5. Marcial

    Me alegra coincidir una vez más contigo. Soy de la opinión, incluso, de que en Andalucía, mi tierra, debían haber sido más firmes.
    Respecto a lo de izquierdas y derechas soy más escéptico. Creo que esa distinción ya no es aplicable. Sería mejor hablar de “progres estilo sueco” y hay entran PSOE, PP y Cs. Y por otro lado los del sentido común: Vox.
    Recomiendo leer las opiniones del blog de Pío Moa (entre otros: http://www.piomoa.es/?p=10476).

  6. Marcial

    Perdón, no es “hay” sino “ahí”. Vuelvo a 2º de EGB.

  7. Marcial

    Abundando en mi parecer sobre Andalucía: creo que el pacto en Andalucía ha perjudicado más que favorecido. Y de ahí los resultados obtenidos por Vox después.

  8. Luna

    El sitio de Vox fue la oposición desde que tomó cuerpo como partido y terminaron de concretarse una serie de principios hasta que llegara a la Presidencia del Gobierno, de las CCAA o alcaldías. Pretender situarlo en extrema derecha, derecha centrada o cualquier otra dovela del espectro es no comprender al partido en sí.

    La política se ha vuelto como el trabajo de reponedor de grandes supermercados: Cada partido y cada persona recibe una etiqueta con un código de barras y según él, irá a la nevera de los congelados, el aparador del pan o los estantes de latas de tomate. Pero lo guardes donde lo guardes, dentro de esta lata que es Vox hay unos principios, unas creencias y unas ideas. Eso es lo importante, que salve la política situacional y evite la oferta por simple contraposición a otros partidos, las renuncias por ententes y concesiones arribistas.

    No sólo creo que esto lo está haciendo bien, sino que pienso que pasa a la oposición por estos motivos, para seguir siendo él mismo y evitar las grandes ofertas de supermercado. Pienso que lo que expones en la entrada es coyuntural, pero en absoluto ha forzado a Vox a esta decisión que no sólo le honra, sino que le sitúa en el mejor camino.

  9. jose fernandez centeno

    Si VOX mantiene su firmeza ,poco a poco ,iremos ganando personas afines a la idea de eliminar el cancer de gasto publico de las autonomias .El despilfarro es tal que acabaremos en quiebra financiera.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.