Su autor fue el capellán José María Albacete del Cuerpo Eclesiástico de la Armada

La historia de una de las canciones más bellas de la Armada Española: la Oración de la Noche

Tenía pendiente desde hace tiempo dedicarle una entrada a la que sin duda es una de las canciones más bellas de la Armada Española y de nuestras Fuerzas Armadas: un himno que se canta al ocaso.

La historia del Himno de la Legión, ‘El novio de la muerte’ y otras canciones legionarias
No existió ningún ‘Himno de los Tercios’: la verdad sobre el himno que circula por la red

La sencilla plegaria con la que se dan las buenas noches en la Armada

Localizar su historia no ha sido tarea fácil, ya que los datos disponibles en la red eran escasos, hasta que por fin di con un artículo escrito por el Capitán (R) de la Guardia Civil Armando Oterino Cervelló (1924-1999) y publicado unos meses después de su fallecimiento por la Revista General de Marina en su número 238, correspondiente a los meses de enero y febrero del año 2000. En aquel artículo se habla de la que antaño se conocía como «Oración de la noche de la Marina Española». A día de hoy en la web de la Armada figura como «Oración al ocaso», pues se suele cantar al ponerse el sol, y figura como autor «J. Sánchez Marraco», algo muy habitual cuando se habla de esta canción. Pero antes de seguir, leamos su breve letra:

«Tú que dispones
de viento y mar,
haces la calma,
la tempestad.
Ten de nosotros
Señor, piedad,
piedad, Señor,
Señor, piedad»
.

Si nunca la has escuchado, te la puedes descargar en MP3 de forma legal aquí (está colgada en la web de la Armada). También podéis escucharla en este vídeo del arriado solemne de Bandera que celebró la Armada en Vigo el pasado 18 de enero. En él vemos a la unidad de música y a alumnos de la Escuela Naval Militar de Marín interpretando esta estremecedora canción:

A día de hoy esta sencilla plegaria se sigue cantando en las ocasiones solemnes, y es recitada sin cantarla a diario en buques y acuartelamientos de la Armada, acompañada de la expresión «dotación, buenas noches» (o «dotación y fuerza embarcada, buenas noches», cuando en el buque también hay infantes de Marina).

Su autor fue un capellán de la Armada que había sido franciscano

Como señalaba el Capitán Oterino en el citado artículo, el autor de esta hermosa canción fue don José María Albacete González, nacido en Campo de Criptana (Ciudad Real) el 3 de marzo de 1868. José profesó como religioso franciscano en el Monasterio franciscano de Belmonte (Cuenca). Después ejerció el sacerdocio en la Parroquia de la Asunción de su localidad natal, «en la que fundó la cooperativa vinícola del Carmen, una de las primeras agrícolas que hubo en España», señala Oterino.

El 8 de mayo de 1898, unos meses antes de que España perdiese la Guerra de Cuba, José ingresó por oposición como capellán segundo en el hoy desparecido Cuerpo Eclesiástico de la Armada, siendo destinado a la Escuela de Condestables de San Fernando (Cádiz). Poco después estuvo embarcado en los cruceros «Lepanto» (la disposición de su embarque en este buque apareció publicada en «El Imparcial» del 9 de julio de 1898) y «Pelayo» (del que todavía era capellán en 1905), así como en la entonces ya veteranísima corbeta «Villa de Bilbao» y en el acorazado «España». El Escalafón General del Cuerpo Eclesiástico del 1 de octubre de 1911 (pág. 26) le sitúa en la guarnición de la Infantería de Marina en Ferrol. En el diario Abc del jueves 24 de febrero de 1916 aparece citado con motivo de su ascenso a Capellán Primero, equivalente al rango de Teniente de Navío (equivalente a Capitán en el Ejército).

El acorazado «España» en la Bahía de Pasajes de San Juan (Guipúzcoa) en 1922. El autor de la «Oración de la noche», José María Albacete González, compuso y escribió también el himno de este acorazado, en el que estuvo embarcado como capellán (Foto: Fondo Car-Kutxa Fototeka / Wikimedia).

En el Diario Oficial del Ministerio de Marina del 22 de junio de 1921 aparece nuevamente citado como capellán del Crucero «Carlos V», ordenando su destino a «Parroquia Ferrol, en comisión» (se supone que se refiere a la Parroquia Castrense de San Francisco). El mismo Diario con fecha de 4 de julio de 1921 informó de su ascenso a Capellán Mayor, equivalente al rango de Capitán de Corbeta (Comandante). Se le concedió la Cruz de la Orden de San Hermenegildo el 30 de julio de 1923. Finalmente, llegó a convertirse en Vicario de 2ª, equivalente al rango de Capitán de Fragata (Teniente Coronel). Poco después de que el gobierno republicano disolviese el Cuerpo Eclesiástico, don José se retiró el 3 de marzo de 1932, con 64 años, tras servir a España en la Armada durante 34 años. Falleció en Ferrol el 28 de enero de 1955, a los 86 años.

Una plegaria con más de un siglo de historia

Durante su carrera eclesiástica, don José Albacete fue el autor de la letra y la música de una zarzuela ambientada en Galicia, «El voto de Chamorro». También escribió y compuso el himno del acorazado «España», en el que estuvo embarcado como capellán. El rastreo del Capitán Oterino termina ahí. Por mi parte he podido localizar al menos otras dos obras escritas por Albacete, citadas por el Anuario Cultural do Concello de Neda en su número 13: «El año antes de que estallara la guerra española, una rondalla de Neda ofreció «Dentro de mí» y «Los estudiantes», ambas del capellán castrense José Albacete González». Según Vicente Cepeda Celdrán («Historia de la comunicación auditiva no verbal en la Armada: Entre la tradición cortesana y la organización», 2015), la «Oración de la noche» habría sido compuesta por don José «a modo de plegaria militar, a finales de la primera década de 1900». Así pues, es una canción que lleva más de un siglo entonándose en los buques y acuartelemientos de la Armada cuando se pone el sol.

El Buque-Escuela «Juan Sebastián de Elcano» en la Bahía de Cádiz, al ocaso. A día de hoy la «Oración de la noche» se sigue recitando en los buques de la Armada, seguida de la expresión «dotación, buenas noches» (Foto: Buque-Escuela «Juan Sebastián de Elcano»).

La causa de la confusión sobre la autoría de esta canción

Diversas fuentes atribuyen la autoría de esta Oración al autor catalán José Sancho Marraco, compositor de numerosas obras. Sin embargo, el Capitán Oterino señala que Sancho Marraco fue quien armonizó la pieza, pero no fue su autor. Enrique Martínez Gallego Cartagena, en el número 3 de la revista TERVET (marzo de 2016) de los veteranos de la Infantería de Marina, señala que también la instrumentó Sáez de Adana. Se refiere, sin duda, al músico militar Ramón Sáez de Adana Lauzurica (1916-1999), autor en 1966 de una de las piezas musicales más famosas de la Armada: la marcha militar «Ganando Barlovento». Lamentablemente, poco más puedo añadir a la historia de esta bella canción, ya que no he logrado encontrar la fecha exacta de su composición. Espero que esta entrada sirva, al menos, para completar la labor del Capitán Oterino de dar a conocer al verdadero autor de esa pieza.

Foto: Armada Española. Ocaso desde la cubierta del portaaeronaves «Juan Carlos I» L-61, buque insignia de la Armada Española.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Francisco Martín Martin

    Impresionantemente emotiva

  2. Antonio Castro Carballal

    Plegaria preciosa y evocadora de momentos ya pasados. Muchas gracias por el artículo.

  3. Fernando

    Impresionante para los jóvenes de la IMECAR (escala de Complemento) escucharla al atardecer en el Patio Bazán de la Escuela Naval Militar de Marín en 1975

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.