La comunista Isa Serra quiere que los políticos decidan por las familias

La declaración de una diputada de Podemos negando sin más uno de los derechos humanos

La diputada de Unidas Podemos Isa Serra, miembro de la formación comunista Anticapitalistas, protagonizó ayer un momento especialmente bochornoso en la Asamblea de Madrid.

Podemos considera ‘escalofriante’ que se enseñe a los niños el ahorro y la inversión
Lo que Vox logra con 12 escaños en Madrid y lo que podría lograr si tuviese más apoyos

La diputada comunista cree que la educación pública está para proteger a los hijos de sus padres

En un momento de su intervención, Serra arremetió contra el derecho de los padres a decidir la formación moral que desean para sus hijos, afirmando que la educación pública tiene como fin “proteger a los niños de personas como usted, señora Monasterio”, en referencia a la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, como si Rocío Monasterio fuese una delincuente y hubiese que proteger a sus propios hijos de ella. Y eso lo dice una diputada que hace seis años se jactaba de ir haciendo pintadas y rompiendo cajeros, y que pertenece a un partido que apoya a una dictadura, que se ha manifestado a favor de los presos etarras y que ha respaldado a los matones de Alsasua. ¿A quién hay que proteger de quién? La diputada de Vox Carla Toscano ha publicado el vídeo de esa declaración en este tuiteo:

Esta declaración de Isa Serra vuelve a demostrar que Podemos es un partido comunista como los demás. De hecho, en todos los regímenes comunistas el Estado se ha apropiado del monopolio de la educación, pues esa ideología totalitaria considera que la educación de los niños deben decidirla los políticos (es decir, SUS políticos), y no las familias. Es realmente alarmante comprobar que en España toda la izquierda sigue sosteniendo estos esquemas totalitarios.

Podemos atropella la Constitución y varios tratados internacionales

Hay que decir que con su declaración, Serra atacó un derecho amparado por el Artículo 27.3 de la Constitución Española:

“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Este derecho también está amparado por diversos tratados internacionales suscritos por España. Esto dice el Artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

El Artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos también se refiere a ese derecho:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, para garantizar que los hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también suscrito por España, recoge ese derecho en su Artículo 13.3:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquéllas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza, y de hacer que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

Igualmente, esto es lo que dice el Artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos:

“El Estado, en el ejercicio de las funciones que asuma en el campo de la educación y de la enseñanza, respetará el derecho de los padres a asegurar esta educación y esta enseñanza conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas“.

La Carta de los Derechos Humanos Fundamentales de la Unión Europea también protege ese derecho en su Artículo 14.3:

“Se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto a los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas“.

Así mismo, la Convención de la UNESCO relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza ampara en su Artículo 5 “la libertad de los padres o, en su caso, de los tutores legales” de “dar a sus hijos, según las modalidades de aplicación que determine la legislación de cada Estado, la educación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones“.

El partido de Serra también propone suprimir la propiedad privada

No es la primera vez que la comunista Isa Serra protagoniza una polémica en aras de sus planteamientos de extrema izquierda. En mayo la diputada podemita reclamó que la sanidad pública rechazase las donaciones de Amancio Ortega, después de que el empresario gallego donase más de una veintena de equipos para luchar contra el cáncer. La declaración de la dirigente de ultraizquierda provocó un gran rechazo en la sociedad española, y algunos analistas incluso atribuyeron parte del declive electoral de Podemos a ese tipo de posicionamientos. Por otra parte, ya señalé aquí que el partido de Serra, Anticapitalistas (heredero de la Liga Comunista Revolucionaria), defiende la supresión de un derecho fundamental como es la propiedad privada, al estilo de lo que ya hicieron las dictaduras comunistas, con desastrosos resultados. Si siguiésemos los dictados de esa diputada, España se convertiría en un enorme gulag, en el que una reducida élite política tendría el poder absoluto sobre nuestras propiedades y nuestras vidas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hristina Asenova

    Escuchando cosas asi, me pregunto, ¿pero esos niñatos, nacidos después de la caída de los regimenes comunistas en Europa de Este, saben lo que quieren exactamente? ¿Saben a dónde lleva a este camino? ¿De verdad quieren que vuelvan aquellos tiempos oscuros?

  2. Luis Carlos

    Todavía siguen empeñados en colarnos el cuento de que el estado es el hada madrina que con sus superpoderes nos va a revolver todos nuestros problemas, pero si el gobierno pudiera darte todo lo que quieres, también puede usar su poder para quitarte todo lo que tienes.

    En su ciega arrogancia se creen los héroes de la historia que van a salvarnos de la tiranía, pero son ellos que cuando llegan al poder y ven que pueden actuar con total impunidad, entonces pasan olímpica de la “moral de esclavos” judeo-cristiana y de principios como la honradez o la solidaridad. ¿por qué no sacar tajada si esto es una jungla donde el que no corre vuela? Al decente que no quiere dejarse corromper lo ridiculizan como un pringado y un idealista.

    Quieren presumir de dinero y de poder, de su estatus superior, pero un verdadero líder no actúa así.

    Y los muy hipócritas que tratan de alertarnos sobre la amenaza del fanatismo religioso no dicen ni pío sobre los musulmanes, o sobre la quema de conventos, de los que no parecen mostrar ningún arrepentimiento.

  3. Sharovarov

    Ayer salió una noticia protagonizada por el ex-presidente de la Federación Española de Atletismo, y paisano de Elentir, José María Odriozola. Dijo en una entrevista que la famosa atleta Caster Semenya es, biológicamente, un hombre. Sin duda, ¡otro integrista!

  4. Luis Carlos

    “La necesidad más urgente es, no es que el Estado debe enseñar, sino que debe permitir la educación. Todos los monopolios son detestables, pero lo peor de todo es el monopolio de la educación.”

    (Frédéric Bastiat)

    “El objetivo de la educación pública no es difundir conocimiento, sino reducir el máximo número de individuos al mismo nivel, criar una ciudadanía estandarizada, y erradicar la disidencia y la creatividad”

    (H. L. Mencken)

  5. Sharovarov

    Menos mal, por tanto, que tenemos la gran suerte de contar con diputadas como Isa Serra -y de partidos como el suyo-, para luchar contra el integrismo ultracatólico y fascista que nos rodea por todas partes.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.