Una perversa ley de eutanasia que amenaza con mermar los cuidados paliativos

Dan la voz de alarma contra una ley del PSOE que va a convertir a los enfermos en ‘indignos’

Ayer el Congreso de los Diputados debatió la toma en consideración de la Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia presentada por el PSOE a fin de legalizar esa monstruosidad.

Eutanasia en España: los socialistas retoman la senda iniciada por los nacional-socialistas
Devaluar la vida humana es lanzarse por una pendiente resbaladiza hacia la tiranía

La ley del PSOE: obsesión con la muerte y despreocupación por los cuidados paliativos

La propuesta puede leerse aquí. Su engañosa redacción no deja lugar a dudas en cuanto a la intención de sus promotores: la palabra «muerte» figura 17 veces, pero la expresión «cuidados paliativos» sólo 3, y la primera de esas tres es para referirse a posibles fármacos que alivien el sufrimiento aunque «aceleren la muerte del paciente». Lo que se percibe en esta ley es una escasa preocupación por los cuidados y una alarmante obsesión con facilitar la muerte al enfermo. Hay, directamente, algunas informaciones que sólo pueden ser interpretadas como un cínico engaño por parte del PSOE. Por ejemplo, dice que «la eutanasia conecta con un derecho fundamental de la persona constitucionalmente protegido como es la vida». Es decir, que para el PSOE el derecho a la vida consiste en acabar con una vida: una macabra burla a la razón.

Mientras el Congreso debatía la eutanasia, Sánchez veía un partido de baloncesto

Curiosamente, en el momento en que se desarrollaba el debate, el socialista Pedro Sánchez no estaba presente en la cámara. Como denunció el diputado de Vox Víctor Sánchez del Real, el presidente del Gobierno estaba viendo el partido de baloncesto España-Polonia mientras el Congreso debatía una cuestión tan importante propuesta por su partido. Es el colmo de la frivolidad y de la irresponsabilidad. ¿Se cree este individuo que todos los españoles le pagamos un suculento sueldo para que se pase el rato viendo la tele?

Derecho a Vivir representó a los amenazados por la ley de eutanasia del PSOE

En el exterior del Congreso, activistas de Derecho a Vivir escenificaban a los amenazados por la nueva ley, junto a una pancarta con el texto #StopEutanasia. «Una persona mayor, un bebé con una cardiopatía en el seno de su madre, un enfermo terminal de, por ejemplo, sida o cáncer, etc. serán las víctimas potenciales si la pretensión de legalización de la mal llamada ‘muerte digna’ a petición del Gobierno de Pedro Sánchez llega a buen puerto», denunció la plataforma cívica. Derecho a Vivir reclamó apoyo para los cuidados paliativos: «Los pacientes merecen que se dote presupuestariamente el Plan Nacional de Cuidados Paliativos para que éstos puedan llegar a todos los enfermos en España que lo necesitan y que verdaderamente lo requieren. Además, hay que formar a los médicos en cuidados paliativos, una especialidad que pueda ofrecer respuesta a las necesidades de los enfermos en la última fase de su vida. Cuando los pacientes están bien atendidos, son casi inexistentes las peticiones de eutanasia«, señaló la plataforma.

El valiente discurso de la representante de Vox en el debate

Dentro del Congreso, en el debate destacó Lourdes Méndez Monasterio, diputada de Vox por Murcia, que podéis ver sobre estas líneas. Hizo un magnífico discurso en defensa de la vida, a favor de los cuidados paliativos y contra el totalitarismo que esconde la legalización de la eutanasia. Empezó su turno señalando: «La eutanasia es una de las respuestas que ustedes quieren dar al invierno demográfico para equilibrar el déficit de natalidad». La diputada reprochó al PSOE que «ante el acuciante problema demográfico en España, sus únicas soluciones son la inmigración y la eutanasia», y añadió: «Éste es un debate sobre el valor de la vida, no sobre el derecho a la muerte. Y la vida tiene un valor en sí misma«, señalando que es «un valor objetivo: ese valor no se lo otorga la sociedad, ese valor no se lo otorgan ustedes, ni tan siquiera se lo otorga uno mismo. Es un valor objetivo que informa nuestro ordenamiento jurídico. Es un valor que sustenta el sistema democrático. Considerarlo de otra manera, señorías, tendría unas consecuencias irreparables ya experimentadas en otras épocas. Porque esta ley lo que trata es de poner toda la maquinaria del Estado al servicio de la muerte«.

«Si fueran razones de humanidad hubieran traído a esta cámara una ley de cuidados paliativos para que una persona pueda morir con todos los alivios médicos adecuados y los consuelos humanos posibles.»

La diputada de Vox señaló que «si ustedes quieren paliar el dolor, y las razones de compasión las asumimos, y si ustedes apelan a los sufrimientos, si fueran razones de humanidad hubieran traído a esta cámara una ley de cuidados paliativos para que una persona pueda morir con todos los alivios médicos adecuados y los consuelos humanos posibles. Porque el 50% de los enfermos en España mueren con dolor por no tener acceso a los cuidados paliativos. Si se tomaran el esfuerzo de hablar con algún especialista de los cuidados paliativos, les dirá que cuando al enfermo se le alivia el dolor y se encuentra cuidado y acompañado, y sobre todo no se considera una carga, ninguno quiere morir«.

Méndez acusa al PSOE de copiar al Tercer Reich

Méndez se refirió al PSOE señalando que «esas mismas razones de falsa humanidad a las que ustedes apelan son las mismas a las que se recurría para aprobar una de las primeras leyes de eutanasia en el Tercer Reich. Son las mismas razones». Unas palabras que fueron seguidas de un aplauso por parte de los diputados de Vox. Méndez continuaba: «Y si les parece exagerado pueden estudiar la historia y luego lo comentamos, porque esa historia ustedes no la pueden reescribir». La diputada de Vox apeló a «una ley de cuidados paliativos y también a una reforma laboral para que se regulen permisos para aquellos familiares que han de cuidar a un enfermo en situaciones de tanta gravedad». Méndez recordó que «la eutanasia no es lo mismo que los cuidados paliativos», pues «en uno de los casos se trata de eliminar el dolor y en otro caso se trata de eliminar al enfermo».

«¿Ustedes creen que las personas con una determinada enfermedad son indignas? Eso es una verdadera monstruosidad».

Sobre las apelaciones de los socialistas a la dignidad humana, Méndez declaró: «Según ustedes la dignidad humana es destruida por el sufrimiento, por la debilidad, por la dependencia o por la enfermedad terminal. Unen la dignidad a la calidad de vida, y cuando ésta decae, la vida pierde su dignidad. ¿Ustedes creen que las personas con una determinada enfermedad son indignas? Eso es una verdadera monstruosidad. La brutal distinción entre los sujetos humanos dignos e indignos tuvo grandes consecuencias».

Advierte del totalitarismo que quieren imponer en nombre de la libertad

Méndez continuó con estas palabras: «Apelan también a la libertad y a la autonomía de la voluntad de una manera, además, bastante bien argumentada, pero es una falacia absoluta, porque es la conjunción perfecta: sacralizando el derecho a la autonomía de la voluntad, esa soberanía del yo de la que ustedes hablan, aprovechando el individualismo imperante, implantarán el totalitarismo del Estado que decidirá quién tiene derecho a vivir y quién tiene derecho a morir. Sí, es la conjunción perfecta para, en nombre de la libertad, atentar contra esa misma libertad. ¿O es que acaso ustedes ignoran que no será la libertad la que se ejerza cuando esta maquinaria se ponga en marcha? La petición de eutanasia será la última decisión desesperada que tomará una persona enferma, no autónoma, que no tenga un médico que le alivie el dolor o que se sientan un estorbo o una carga«.

«Aprovechando el individualismo imperante, implantarán el totalitarismo del Estado que decidirá quién tiene derecho a vivir y quién tiene derecho a morir».

La diputada de Vox recordó que «nuestro grupo sí que defiende sin fisuras la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Votará en contra de esta ley, evidentemente, por las razones expuestas y también por las consecuencias que la experiencia internacional demuestra. Las consecuencias que tiene aplicar una ley como ésta son: en primer lugar, se reduce la inversión en cuidados paliativos, como han denunciado los médicos en Canadá. En segundo lugar, se abrirá la puerta a todo tipo de eutanasia, con o sin consentimiento, como está pasando en Holanda: 6.000 muertes al año. Primero se consiente y segundo son los enfermos físicos y psíquicos los que el consentimiento lo otorga una persona por ellos. Que por cierto, da pavor cómo abordan ustedes el consentimiento para morir que otra persona puede dar en nombre de una persona con discapacidad psíquica. Otras consecuencias será que se lanzará el mensaje a los enfermos de que su vida no es digna de ser vivida, y el sistema presionará a aquellos que quiera hacerlo para que lo pidan, y se establecerá una relación de desconfianza entre el médico y el enfermo y también en las propias familias«.

«Esta ley lo que persigue, al igual que la del derecho al aborto, es cambiar la mentalidad de la sociedad, es cambiar nuestra cultura de vida por una cultura de muerte».

Méndez terminó su intervención denunciando que «esta ley lo que persigue, al igual que la del derecho al aborto, es cambiar la mentalidad de la sociedad, es cambiar nuestra cultura de vida por una cultura de muerte, es subvertir los valores en los cuales se sustenta nuestra Constitución. Además, aprovechan la no existencia de un recurso previo de inconstitucionalidad, junto con la escandalosa inactividad del Tribunal Constitucional en materia tan importante« -recordemos que el TC lleva ya nueve años sin tomar una decisión sobre el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra la ley del aborto de 2010-, «para implantar un sistema en el que la vida del hombre estará sometida a la fuerza del Estado, que será quien determinará si una vida es digna o no de ser vivida. Será el Estado quien determinará qué vida es digna es de ser vivida y cuál no, en unos casos por una concepción materialista de la existencia y en otros por simples criterios económicos o de utilidad. Es la culminación de un plan deshumanizado donde la vida no vale nada. Desde luego, señorías, sólo por la corrupción de la razón puede llamarse a esto conquista o progreso«.

El PP, Vox y UPN votaron en contra: Cs apoyó esa ley monstruosa

Una nota final: finalmente el Congreso aprobó que se empiece a tramitar esa ley. Votaron en contra el PP, Vox, Unión del Pueblo Navarro (UPN). Ciudadanos votó a favor junto a los partidos de izquierda y los separatistas. En 2017 ya señalé aquí que el partido de Rivera era favorable a legalizar esa barbaridad. Tomen nota los ancianos y personas enfermas que votan a ese partido, y todos los que en algún momento pueden convertirse en reos de esa ley: con su voto han apoyado una ley que viene a decir, en la práctica, que su vida es menos digna de ser vivida por tener tal o cual achaque. Una monstruosidad totalitaria que Cs disfraza cínicamente de «liberalismo».

Foto: Rido / Dreamstime.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Mari Carmen

    No estoy de acuerdo con esta ley porque me parece algo monstruoso quitarle la vida a cualquier ser.

    Ese señor quién se cree que es para decidir sobre la vida de as lguien?Supongo que lo hace para ahorrar ese dinero que se debería destinar a cuidados paliativos para destinarlo a las ayudas de los inmigrantes .

    Espero que esa ley no se apruebe como tampoco quiero la le uy del aborto por mucho que berreen las feministas nazis.

  2. pacococo

    Y así les va, los c’s van en caída libre.

    Siempre se apela a los sentimientos y se ponen casos extremos, cuidadosamente manipulados. Tal ocurrió con aquella película de los años 30 en Alemania o las mentiras que nos soltó Felipe cuando el aborto.

    El aborto comenzó con casos «extremos», es decir los que la progresía consideraba extremos y ahora tenemos aborto obligatorio.

    Todo está inventado.

  3. Luis Carlos

    Esto me parece propio de un gobierno compuesto de psicópatas que no ve a los ciudadanos como personas, seres humanos con dignidad, sino como meras herramientas para su propósitos, y que cuando ya no somos útiles sino una carga, una molestia, nos quieren eliminar, y lo hacen con la excusa de la sobrepoblación y de combatir el cambio climático.

    Esos canallas nos dicen que debemos apretarnos el cinturón porque hay crisis económica, pero ellos despilfarran el dinero de nuestros impuestos y nos hunden en la miseria por culpa de su mala gestión y corrupción. Además con una falsa solidaridad abren nuestras fronteras a desconocidos sin saber nada de ellos, ni historial médico ni antecedentes penales en su país de origen, e incluso producirse un genocidio silenciado al cargarse a los que sean cristianos antes de dejarles montarse en una patera. No se trata de rechazar a los inmigrantes, sino de establecer un filtro justo. Luego se quejan del auge de la extrema derecha por el miedo a la inmigración masiva, con el impacto económico que conlleva.

    Y encima me temo que este gobierno es muy capaz de hacer la vista gorda a las «sedaciones terminales», a eliminar enfermos para vaciar las camas de los hospitales. Y nos dicen que los malos son las clínicas privadas, que se preocupan de que su paciente viva el mayor tiempo posible para que les siga pagando.

    ¿Lo próximo será reciclar nuestros cuerpos como materia prima para producir soylant green?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.