La realidad que ocultan las excusas del PSOE para crear sus leyes de género

Si existe un ‘terrorismo machista’ que justifica todo esto, ¿por qué no lo hicieron contra ETA?

En España se está aplicando desde hace años un régimen de excepción, con el consiguiente recorte en derechos fundamentales, a fin de combatir un fenómeno que llaman “terrorismo machista”.

La infamia del PSOE: vota junto a Bildu legalizar el ultraje a España y la apología del terrorismo
Dictadura progre en España: piden prisión para quien discuta el concepto ‘terrorismo machista’

Pedro Sánchez y el PSOE afirman la existencia de un “terrorismo machista”

El término no me lo he sacado de la manga. Lo usó la vicepresidenta Carmen Calvo el año pasado para pedir el apoyo del resto de los partidos, y también lo ha usado el hoy presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez:

En su cuenta de Twitter, el PSOE ha usado repetidas veces ese término en los últimos años. Cuando el presidente del Gobierno y su partido afirman la existencia de un fenómeno terrorista, no cabe esperar que se lo estén inventando. Pero ¿existe en realidad ese fenómeno terrorista?

¿Existe en realidad un “terrorismo machista” en España?

El Código Penal dedica al terrorismo su Capítulo VII. El artículo 571 considera organizaciones o grupos terroristas a aquellos que, “reuniendo las características respectivamente establecidas en el párrafo segundo del apartado 1 del artículo 570 bis y en el párrafo segundo del apartado 1 del artículo 570 ter, tengan por finalidad o por objeto la comisión de alguno de los delitos tipificados en la sección siguiente”. El apartado 1 del artículo 570 bis se refiere a quienes “promovieren, constituyeren, organizaren, coordinaren o dirigieren una organización criminal”. Y el apartado 1 del artículo 570 ter habla de quienes “constituyeren, financiaren o integraren un grupo criminal”. El artículo 573 define así los delitos de terrorismo:

Se considerará delito de terrorismo la comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales, el patrimonio, los recursos naturales o el medio ambiente, la salud pública, de riesgo catastrófico, incendio, de falsedad documental, contra la Corona, de atentado y tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos, previstos en el presente Código, y el apoderamiento de aeronaves, buques u otros medios de transporte colectivo o de mercancías, cuando se llevaran a cabo con cualquiera de las siguientes finalidades:
1.ª Subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo.
2.ª Alterar gravemente la paz pública.
3.ª Desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional.
4.ª Provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.

Teniendo en cuenta esto, debemos preguntarnos: ¿los delitos que algunos suelen tachar de “terrorismo machista” se identifican con esta descripción penal? Todo indica que NO. Hasta ahora no se ha establecido la existencia de ningún grupo criminal del que formen parte esos condenados. Se ha constatado que actúan por móviles muy variados (ira, venganza, trastornos mentales, celos, riñas, etc.), pero hasta ahora no se ha señalado ningún caso en que un hombre haya matado a su pareja con fines políticos como los indicados por el Código Penal en su tipificación de los delitos de terrorismo. No hay ninguna entidad financiando o apoyando políticamente esos delitos, ni se convocan manifestaciones de apoyo a sus autores, como sí ha ocurrido durante muchos años con ETA y con otros grupos terroristas.

¿Con qué fin se han inventado la existencia de un “terrorismo machista”?

Podemos confirmar, por lo tanto, que el presidente del Gobierno, la vicepresidenta y el partido al que pertenecen se están inventando un terrorismo que no existe. ¿Con qué propósito? ¿Qué es lo que buscan inventándose algo así? Pues en primer lugar, generar alarma entre la población. Esa alarma les permite justificar medidas políticas que de otra forma causarían más rechazo, como por ejemplo lesionar derechos constitucionales como la igualdad ante la ley, la presunción de inocencia y la libertad de educación (imponiendo las disparatadas tesis de la ideología de género en los colegios), o dedicar enormes partidas de dinero público a regar a todo tipo de entidades con la excusa de prevenir ese terrorismo. Aquí un ejemplo:

Imaginemos por un momento la que se habría liado si hace años se hubiesen creado leyes que considerasen sospechosos a todos los afiliados de partidos separatistas, o incluso a todos los vascos, se hubiesen impuesto en los colegios contenidos para señalar a las ideas separatistas como las inspiradoras de los asesinatos de ETA, y se hubiese regado con sumas millonarias a asociaciones patrióticas para erradicar el separatismo. Pues esto se está haciendo con los hombres y con conceptos difusos como “patriarcado” y “machismo”, que permiten meter en el mismo saco desde el matrimonio y la heterosexualidad hasta la religión católica, pasando por los piropos, la cortesía e incluso el mero hecho de que un hombre se siente con las piernas abiertas.

Las leyes de género son ineficaces pero eso no preocupa a sus autores

Por supuesto, todas esas leyes de excepción feministas no sirven para nada. España lleva más de una década con leyes de género pero lejos de remitir, la llamada “violencia de género” va en aumento, como muestra este gráfico de epdata.es elaborado con datos del Consejo General del Poder Judicial:

De hecho, no hay ninguna ley humana que pueda garantizar la desaparición de los homicidios y de otros delitos violentos. Ni siquiera en los países que imponen la pena de muerte han desaparecido los delitos que se castigan con ella. En el caso que nos ocupa, los autores de esas leyes de excepción saben que esto es así, y se están aprovechando de ello. Mientras continúen produciéndose esos delitos, ellos seguirán teniendo una excusa para promover campañas de “prevención” destinadas a adoctrinar a niños y mayores contra el “machismo” que inspiraría ese falso terrorismo. Esas campañas de prevención suponen unos ingresos considerables para toda clase de entidades afines, un “chiringuito” feminista que tiene vínculos directos con el PSOE.

A los promotores de ese chiringuito no les importa que las leyes de género sean ineficaces y el problema continúe o incluso vaya a más. De hecho, cuanto más aumenten, y si no aumentan, cuanto más se visibilicen esos delitos en los medios, más excusas tendrán para imponer esas leyes de excepción y seguir recortando libertades y llenándose los bolsillos con dinero público. La excusa será, en el futuro, que si no han funcionado esas leyes es porque no se ha insistido lo suficiente en dichas campañas de prevención. El falso remedio para un falso terrorismo será entonces aumentar indefinidamente la dosis del remedio. El comunismo lleva décadas utilizando esta excusa y afirmando que si las dictaduras comunistas han fracasado es porque no eran lo bastante comunistas. Nunca aceptarán que su receta falla porque en torno a ella tienen montada una formidable fuente de poder y de dinero.

Si ésa es su receta contra el terrorismo, ¿por qué no la aplicaron contra ETA?

La falsedad del llamado “terrorismo machista” y de las recetas del PSOE para combatirlo también se constata por mero contraste con fenómenos reales de terrorismo. Nunca implementaron campañas de prevención para erradicar el odio a España y el separatismo, inspiradores de grupos terroristas como ETA, Terra Lliure, el Exército Guerrilheiro, Resistencia Galega, el Exèrcit Popular Català o la Liga Armada Galega, grupos criminales cuya existencia sí que ha sido constatada por la Justicia. Tampoco se hizo ninguna campaña de prevención contra el odio de clase y el marxismo-leninismo, inspiradores de grupos terroristas como los GRAPO y el FRAP, además de ser una ideología que ha sembrado el mundo con más de 100 millones de muertos a través de diversas dictaduras. De igual forma, tampoco ha habido ninguna campaña de prevención contra el islamismo, a pesar de ser el inspirador -según la sentencia judicial- de los mayores atentados terroristas de la historia de España: el 11-M.

Es difícil de explicar por qué razón un fenómeno terrorista que no ha sido constatado por ningún tribunal justifica recortes de libertades, campañas de adoctrinamiento y gastos millonarios, sin que la mayoría de los medios -muchos de ellos perceptores de ayudas públicas- se cuestionen ni esos ataques a nuestros derechos ni esos despilfarros, y sin embargo no se haya hecho nada parecido para combatir y prevenir fenómenos terroristas sí constatados por la Justicia. ¿Cómo lo explican? Hay algo aún más difícil de explicar, y es que mientras impone las leyes de género con las excusas que acabamos de ver, el año pasado el PSOE votó junto a Bildu a favor de derogar el delito de apología del terrorismo, un tipo penal que sirve para perseguir a quienes ensalzan y justifican los delitos terroristas y a las organizaciones que los cometen. Es decir, que mientras se inventan un falso terrorismo para recortar libertades, están laminando los mecanismos legales que sirven para combatir al terrorismo real. ¿Nos lo explican, señores del PSOE?

Foto: Un guardia civil llevando en brazos a una niña tras el atentado de ETA contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Vic (Barcelona) el 29 de mayo de 1991.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. bilbaino

    “No hay ninguna ley humana que pueda garantizar la desaparicion de los homicidios y de otros delitos violentos”

    No en el mundo real. Pero es que la progresía vive en el mundo de la piruleta.

    ¿Por qué no por ETA? Porque ETA cae bien a la extrema izquierda. Y las feministas son de extrema izquierda.

  2. bilbaino

    Además, el PSOE está escorándose hacia posiciones de ultraizquierda por atracción de Potemos. Recordemos esa foto de la verguenza en una cocina de una dirigente del PSOE y un nacionalista terrorista.

  3. Luis Carlos

    Menuda panda de hipócritas. Cuando los machistas son de origen extranjero no se atreven a decir ni pío, por eso de que no es justo criminalizar a todo un colectivo por las acciones de algunas manzanas podridas, y de que si permitimos que la hostilidad contra un grupo nos acabe cegando, podemos acabar convirtiéndonos en monstruos, caer en el lado oscuro de la fuerza.

    Esto no es feminismo, sino misandria. Al final las mujeres se tienen que dar cuenta que esto no es lo que quieren para sus propios hijos.

    Si no hay respeto a la dignidad humana, la base de nuestros derechos, la lucha contra la opresión es una hipócrita fachada, porque el que se rebela contra la autoridad una vez en el poder se convierte en un nuevo tirano.

  4. Violencia de genero o como quieran llamarlo es como los accidentes trafico. No se puede erradicar. Un hombre que ataca y mata a una mujer es un criminal. Si mata a sus hijos es, ademas y psicópata. España es uno de los paises en donde hay mas proteccion y leyes de igualdad para la mujer que el resto del mundo. Lo de la nueva frase ‘terrorismo machista’ es otra maniobra de la ultra izquierda de Sanchez para ganar votos. Su plan ‘progresista’ junto con el programa de Podemos es un pasaporte a la catasfrofe economica del pais. Nadie esa hablando de lo que se viene encima.

  5. Aguador

    Respuesta a la pregunta de tu título, Elentir: porque los de la ETA, si les arreabas, te la devolvían… y casi siempre con intereses. En cambio, al ovino ganado nacional le puedes arrear mucho más tiempo sin que te la devuelva. Y mucho más con el respaldo de una ley infame e inútil ─aun cumplida en sus propios términos─ aprobada “por unanimidad” (sí, del PP también)

  6. Luna

    Lamentándolo mucho, sí existe el terrorismo machista y hay que erradicarlo. Se da cuando el parejo obliga a la pareja a abortar. Señ[email protected] feministes, tienen trabajo por delante y en este caso pueden contar con mi apoyo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.