La exhibición corrió a cargo de un TK.23 de reabastecimiento en vuelo del Ala 31

El baile de un elefante: bella demostración de un A400M Atlas del Ejército del Aire en Lérida

El fin de semana pasado, un Airbus A400M Atlas del Ala 31 del Ejército del Aire hizo dos exhibiciones (una el sábado y otra el domingo) en la Festa al Cel del Aeropuerto de Lérida.

El vídeo a cámara rápida del pintado del primer Airbus A400M del Ejército del Aire
El primer Airbus A400M del Ejército del Aire se entregó en Sevilla entre acordes de Star Wars

El Atlas es uno de los aviones más grandes de nuestra Fuerza Aérea. Su principal misión es el transporte aéreo táctico, es decir, que es capaz de llevar soldados y carga a las zonas de operaciones, aterrizando y despegando en distancias cortas, aunque también tiene capacidad de transporte estratégico, es decir, la misma misión pero en largas distancias y en cualquier punto del mundo. Está previsto que el Ejército del Aire disponga de 14 A400M, designados en España como T.23 (inicialmente se encargaron 27, pero 13 de ellos serán exportados a causa de los recortes presupuestarios en Defensa). El primer avión español, el T.23-01, fue entregado el 1 de diciembre de 2016. Podéis ver aquí cómo fue pintado, aquí su primer vuelo y aquí la ceremonia de entrega, que se hizo al son de la «Marcha imperial» de «El Imperio contraataca».

El avión que voló en Lérida es el TK.23-03, entregado en julio de 2018 y que como indica su designación, es un avión con capacidad de transporte y de reabastecimiento en vuelo, para lo cual se le instalaron dos pods o góndolas de las que se proyectan mangueras para suministrar combustible a otros aviones, una función que en el Ejército del Aire ya venían desempeñando los KC-130H Hercules del Ala 31. Los aviones del Ala 31 tienen el indicativo de radio «Dumbo» y los parches de sus dos escuadrones, el 311 (transporte) y el 312 (transporte y reabastecimiento en vuelo) llevan imágenes de elefantes alusivas al gran tamaño de sus aviones. La demostración del A400M en Lérida fue, ciertamente, como el baile de un elefante, con el añadido del hipnótico giro de las hélices de este modelo (a diferencia de otros aviones, las dos hélices Ratier-Figeac FH386 de 8 palas de cada ala giran en sentido opuesto para dar mayor estabilidad al vuelo). Especialmente llamativo fue ver a un avión tan grande hacer el clásico alabeo con el que los pilotos saludan al público. Podéis ver un resumen muy completo de esa exhibición en este excelente vídeo del canal de Youtube Barcelona – El Prat Int’l en calidad 4K:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.