Carl S. Rovinsky y James M. Buffenmeyer murieron siendo prisioneros de guerra

Una bella tradición de recuerdo a dos caídos del Ejército de EEUU en un cementerio polaco

Las guerras han llevado a los soldados a morir en los más remotos lugares del planeta, a veces como combatientes y a veces como prisioneros. Es el caso de dos soldados estadounidenses.

Apel Pamięci: así es la ceremonia del Ejército polaco para honrar a sus caídos por la Patria
Día de los Caídos por la Patria 2019: así recuerda España a los militares que dieron su vida por ella

Carl S. Rovinsky era un soldado raso del 157 Regimiento de Infantería de la 45ª División de Infantería del Ejército de Estados Unidos. Nació en Pensilvania el 17 de mayo de 1923, y fue hecho prisionero por los alemanes en Italia. Llevado a un campo de prisioneros de guerra en Polonia, murió durante su cautiverio el 3 de noviembre de 1943.

El sargento James M. Buffenmeyer pertenecía a a la 1ª División Acorazada, los “Old Ironsides”, del 6º Ejército de EEUU. Nació en Misuri el 31 de mayo de 1923 y fue hecho prisionero por los alemanes en Túnez el 12 de febrero de 1943. Como Carl, fue llevado a un campo de prisioneros en Polonia y murió durante su cautivero el 2 de diciembre de 1943.

En total hubo 30 campos de prisioneros de guerra del Ejército alemán y 2 de la Luftwaffe en la Polonia ocupada. En Polonia tienen muy presentes a los que cayeron en aquella horrenda guerra. Carl y James posiblemente habrían sido olvidados como otros muchos compatriotas suyos, pero en Polonia les levantaron dos lápidas con los emblemas de sus unidades y sus datos en polaco y en inglés, sobre sus sepulturas en el cementerio de la ciudad polaca de Słupsk, en Pomerania.

Cada día de Todos los Santos, soldados del Ejército Polaco y marinos de la US Navy hacen guardia junto a sus tumbas. Los marinos estadounidenses forman parte del personal del destacamento norteamericano de Redzikowo, Polonia. Sobre estas líneas podéis ver la guardia del año pasado, y a continuación, la guardia del pasado viernes.

En la siguiente foto vemos al Comandante John Brown (derecha), oficial ejecutivo del destacamento naval estadounidense en Redzikowo, y al Mayor Mariusz Warta (izquierda), comandante del Batallón Polaco de dicha base, depositando una ofrenda floral en las tumbas de esos dos soldados americanos.

Este homenaje conjunto demuestra que la memoria a los caídos en combate es un acto de honor común a ambas Naciones, que fueron aliadas en la Segunda Guerra Mundial y hoy vuelven a serlo tras la caída del comunismo en Polonia.

E igual que los soldados y marinos polacos rinden homenaje a esos dos soldados americanos, los marinos de EEUU rinde homenaje también a los caídos polacos de ese cementerio.

Cześć ich pamięci!
¡Honor a su memoria!

Fotos: Naval Support Facility Redzikowo / US Navy / DVIDShub.net.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.