Partido Popular, socialistas y comunistas rechazan el proyecto 'Stop Pedofilia'

Aberrante resolución de la UE para obligar a Polonia a fomentar sexo y aborto entre niños

El Parlamento Europeo continúa vulnerando la soberanía de los países miembros para promover la agenda ideológica de la izquierda, y una vez más con el apoyo del Partido Popular Europeo.

El Primer Ministro polaco defiende los ‘valores cristianos’ ante la ‘falta de valores’ de Europa
Polonia y Hungría se desmarcan del apoyo de la UE al aborto y la ideología de género en la ONU

Lo que pide la iniciativa legislativa popular ‘Stop Pedofilii’

El 29 de marzo se registró en el Sejm (Parlamento Polaco) una iniciativa legislativa popular titulada «Stop Pedofilii» (Alto a la Pedofilia), respaldada por más de 265.000 firmas. Se trata de una iniciativa social que ha surgido en ese país a causa de la utilización de la educación sexual en las escuelas para promover las prácticas sexuales entre niños. Esta iniciativa (ver PDF) pretende modificar el Artículo 200b del Código Penal polaco. Actualmente, el único punto de este artículo penaliza la promoción pública de la pedofilia. La iniciativa Stop Pedofilii quiere introducir un segundo punto que penaliza la promoción de las relaciones sexuales entre menores, y unos puntos tercero y cuarto que introducen como agravantes esa promoción a través de los medios de comunicación, por parte de profesores o a través de las escuelas.

El proyecto cuenta con el apoyo del partido que gobierna en Polonia

El Sejm hizo una primera lectura de esta iniciativa legislativa popular el 15 de octubre, recibiendo el apoyo del partido Prawo i Sprawiedliwość (PiS, Ley y Justicia), que actualmente gobierna en el país eslavo con mayoría absoluta. El diputado del PiS Andrzej Matusiewicz señaló que el proyecto implementa uno de los principios rectores del orden legal polaco: el principio de proteger el bien del niño, amparando a los niños frente a contenidos que afectan negativamente su desarrollo mental y social. Algunos miembros de la oposición, a su vez, acusaron al PiS de querer «prohibir la sexualización» y pidieron rechazar totalmente la iniciativa «Stop Pedofilii». La diputada izquierdista Joanna Scheuring-Wielgus incluso acusó a los promotores de esa iniciativa de tener «una imaginación enferma». Desde la Stop Pedofilii, Olgierd Pankiewicz contestó a la diputada que hablar de «imaginación enferma» en el contexto de la pedofilia y de la protección a los niños de ser retratados públicamente como objetos sexuales, «se asemeja a los defensores de pedófilos de EEUU en las décadas de 1960 y 1970». Desde Stop Pedofilii han lamentado que la diputada «parecía que no había leído las disposiciones reales del proyecto, sino solo los artículos de los medios».

Stop Pedofilii desmiente las noticias falsas sobre esa iniciativa

El 22 de octubre, y ante la campaña de falsedades impulsada por la oposición y por sus medios afines contra esa iniciativa, Stop Pedofilii señaló que es «mentira» que vayan contra «los maestros, educadores o médicos que advierten a los niños contra las enfermedades venéreas, el acoso sexual y la pornografía o les informan sobre el desarrollo biológico del hombre», señalando que nada de eso figura en el proyecto de ley. Así mismo, han señalado que su iniciativa «tampoco prohíbe las clases y talleres en los que a los estudiantes se les enseña un conocimiento sobre el amor basado en la madurez y la responsabilidad». Stop Pedofilii ha señalado que «la amenaza es la depravación de los niños, también en las escuelas», poniendo como ejemplo los mensajes que animan a los niños de 4 años a «aprender sobre la alegría de la masturbación». También han desmentido que el proyecto prohíba hablar sobre sexo con tus propios hijos, una falsedad extendida por el canal de televisión wRealu24: «La acusación es absurda», señalan desde Stop Pedofilii. También han desmentido las noticias falsas que aseguraban que el proyecto penaliza las relaciones sexuales entre menores de entre 15 y 18 años, pues la edad de consentimiento en Polonia (15 años) está regulada por el Artículo 200 del Código Penal, y esta iniciativa legislativa popular no pide su modificación.

Una moción en Bruselas basada en noticias falsas y que impone el aborto y la ideología de género

El 6 de noviembre, las noticias falsas sobre esta iniciativa se colaban de lleno en el Parlamento Europeo con una propuesta de moción promovida -entre otros- por diputados del Partido Popular Europeo, del Partido Socialista y de la extrema izquierda del GUE/NGL, que agrupa a algunos partidos partidos comunistas. El texto recurre a una falsedad desde su mismo título, pues habla de «criminalización de la educación sexual en Polonia», algo que los propios promotores de la ley ya habían desmentido. La moción también afirma que ese proyecto de ley podría afectar -entre otros- a los padres, hecho también desmentipo por Stop Pedofilii. Además, el texto de la moción recoge los axiomas y la terminología de la ideología de género promovida por la izquierda, y anima a todos los estados miembros a introducir una educación sexual que incluya el aborto. Es decir, que no se conforman con rechazar el proyecto de ley de Stop Pedofilii, sino que además quieren que Polonia promueva el asesinato de hijos por nacer desde las escuelas.

Populares, socialistas y comunistas pisotean la soberanía de Polonia

Finalmente, la moción condena el citado proyecto de ley polaco, acusándolo de «transmitir información errónea» (que es precisamente lo que hace esta moción) y de «estigmatizar y prohibir la educación sexual», lo cual es abiertamente falso, como ya ha señalado Stop Pedofilii. Lo más alucinante es que en base a estas falsedades, que toman por buenas diversas mentiras publicadas por los medios y no lo que en realidad dice ese proyecto de ley, el Parlamento Europeo «pide al Parlamento polaco que se abstenga de adoptar el proyecto de ley». Pero ¿quiénes se creen esos eurodiputados para decirle al Parlamento de Polonia, echando mano de mentiras, los proyectos de ley que debe aprobar, pisoteando su soberanía? Es más: la moción enmarca ese proyecto de ley en lo que considera «violaciones de los derechos fundamentales en Polonia». ¿Proteger a los niños de propaganda sexual inapropiada para su edad es violar derechos fundamentales?

Un diputado español del Partido Popular celebra el triunfo de la moción con aplausos

Finalmente, esta aberrante resolución ha sido aprobada hoy con 471 votos a favor, 128 en contra y 57 abstenciones. Se puede ver aquí el texto aprobado (PDF). Como ha señalado el eurodiputado español de Vox (partido socio del PiS) Hermann Tertsch, Esteban González Pons (del Partido Popular) ha aplaudido el triunfo de esa aberrante resolución que vulnera la soberanía de Polonia y que pretende imponer la ideología de género, el fomento del sexo entre menores y el aborto en las escuelas de ese país. Tertsch ha calificado al Partido Popular como «matón de la izquierda polaca». A su vez, desde Stop Pedofilii han denunciado: «En lugar de proteger a los niños contra la sexualización en sus países, planean imponerla en Polonia». La iniciativa polaca ha recordado lo ocurrido este verano en el Reino Unido cuando una escuela expulsó a dos alumnos cristianos por no querer participar en las actividades del «Orgullo LGTB». Stop Pedofilii ha señalado que casos como ése «no molestan al Parlamento Europeo», pero sí una iniciativa polaca que lucha contra la depravación de los niños. ¿Para esto se fundó la Unión Europea?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro

    Así vemos al bloque ideológico «Welcome Pedofilii» atacando al bloque «Stop Pedofilii».

    Y el PP en el primer bloque, naturalmente. Cada vez parece más claro que la segunda P del PP no debe ser precisamente «Popular».

    Un saludo.

  2. pacococo

    Ya sabes, plan pons, vileza en siete días.

    Por lo demás, los uropeos están buscando que Polonia se largue y Polonia no es un país pequeño, así que si se van, a los demás nos va a resultar costoso y sentará un precedente.

  3. Sharovarov

    Ya les hablé a los de Vox de mi pueblo de ese individuo del PP -o individua, no sabemos qué se sentirá-, en una de las campañas electorales de este año (no en ésta última). Y por supuesto, no en términos precisamente positivos…

  4. Luis Carlos

    Con 12 años se sentirán presionados a perder la virginidad, y cumplir una cuota de promiscuidad, para demostrar que no son unos pringados pagafantas. Con 18 años pensarán que las relaciones con menores deberían estar despenalizadas y que la fe es un obstáculo para el progreso para autojustificarse y así no renunciar a la lujuria, a una sexualidad donde no hay dignidad para la pareja, sólo egoísmo, apetito, perversión, vulgaridad y mediocridad.

    Y encima lo gracioso es que los comunistas de hace más de medio siglo veían la promiscuidad como un rasgo de la decadencia moral de los bohemios, de la burguesía.

    Tienen un miedo atroz al movimiento provida porque si se cuestiona el aborto, es el principio del fin de la revolución sexual de los 60, uno de los principales ganchos para atraer nuevos adeptos, aparte de quedar como responsables de más asesinatos que las guerras medievales.

    El artículo 26.3 de la carta de los derechos humanos y 27.3 de la constitución española reconocen que los padres tienen preferencia sobre el tipo de educación que quieren para sus hijos.

    A ver si se atreven a decirle a los adolescentes que la herpes genital no tiene cura y que se contagia por contacto entre zonas de piel por lo que los preservativos no son suficientes.

    ¿De qué sirve presumir de ser un macho que ha ligado con muchas mujeres si no ha sido capaz de perpetuar los genes?

  5. Marcial

    Muy bueno lo de «Pons, vileza en siete días». En fin, qué miserables.

  6. El Reino Unido se va de la UE precisamente para evitar que los burócratas de Bruselas tomen decisiones que afectan a su soberanía. En el resto de países de la UE, ni siquiera se ha abierto ese debate. Quien no lo va abrir, desde luego, es Esteban González Pons. Es padre de familia numerosa. No se va a arriesgar a perder el sueldazo y los privikegios que recibe como eurodiputado y jefe de grupo. Así están las cosas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.