Murieron en el Pirineo navarro al ser sorprendidos por una fuerte tempestad

El homenaje montañero del Ejército de Tierra a los militares fallecidos en Larráun en 1964

El pasado 24 de octubre se cumplieron 55 años del fallecimiento de cuatro militares del Ejército Español en la zona montañosa de Larráun, en Navarra, a causa de una violenta tempestad.

Día de los Caídos por la Patria 2019: así recuerda España a los militares que dieron su vida por ella
El Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Galicia’ 64: sirviendo a España desde 1566

Como señala la web del Ejército de Tierra, el cabo Carlos Izquierdo y los soldados Benicio Sanz, Manuel Pérez y Jesús Santamaría, componentes de la Compañía de Esquiadores Escaladores Paracaidistas, murieron el 24 de octubre de 1964 «durante una marcha en la que regresaban a su acuartelamiento en Izalzu, Navarra, desde el pueblo francés de Larrau, donde pasaron la noche del 23 de octubre de 1964 tras perder la orientación en la montaña. Al día siguiente, en su regreso al campamento en territorio español, la compañía se vio sorprendida, cuando superaba una cota de 1.400 metros, por una violenta tempestad en la que el viento, según el diario de operaciones, alcanzó los 100 kilómetros por hora». El Ejército recuerda que el diario de operaciones de ese día destacó que «se puede calificar de heroica la actuación de dos de las víctimas», de robusta constitución física, pues «perecieron por agotamiento ayudando a sus camaradas más débiles» cuando estaban próximos a alcanzar los refugios de cazadores en los que la compañía se guareció. Finalmente, «la compañía fue rescatada y llegó a Irún en camiones del Ejército francés durante la madrugada del 25 de octubre de 1964».

Cincuenta y cinco años después de aquellos hechos, miembros de la Compañía de Esquiadores Escaladores 1/64 (sucesora de la unidad a la que pertenecían los cuatro militares fallecidos), del Regimiento de Infantería «América» nº66 de Cazadores de Montaña y Veteranos de la Compañía de Esquiadores Escaladores nº51 subieron al monte Ori, la zona en la que fallecieron los cuatro militares, tras aparcar los vehículos en el aparcamiento del Puerto de Larráun (justo al lado de la frontera: la zona norte del aparcamiento está en Francia, y la zona sur está en España). Al lado del túnel que cruza este puerto de montaña hay una cruz y una lápida que recuerda a los cuatro caídos. Como recuerda el blog de los Veteranos de la Cía.EE.EE. 51, los antiguos miembros de esta unidad suben cada año hasta el Ori para rendir homenaje a sus compañeros caídos.

Podéis ver aquí el magnífico vídeo que ha publicado el Ejército de Tierra de este homenaje, con unas tomas bellísimas del monte Ori:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.