PP, PSOE, Cs, Podemos y PRC rechazan un trato igualitario para todas las víctimas

Vox pide hacer minutos de silencio también para hombres y niños asesinados: los demás se oponen

En el Ayuntamiento de Santander ha tenido lugar una votación con la cual todos los partidos menos Vox nos vienen a decir que la muerte de un hombre importa menos que la de una mujer.

Víctimas de segunda: el Ayto. de Palma calla ante el asesinato de un niño por su madre
Si una mujer es la asesina entonces no hay minuto de silencio: el ejemplo de Santiago

Vox pide minutos de silencio también para hombres, niños y ancianos

El hecho ocurrió el pasado jueves 28 de noviembre en el pleno municipal (se puede ver aquí el vídeo, a partir del segundo 1:46:06). Se debatía una moción presentada por el único concejal de Vox, Guillemo Pérez-Cosío Mariscal, con esta petición: «la convocatoria de un sencillo acto institucional de recuerdo, como podría ser guardar un minuto de silencio, cuando la víctima de la violencia sea un hombre -asesinado por su pareja o expareja-, niño o persona mayor perteneciente al mismo círculo doméstico o intrafamiliar que su asesino, para que todos ellos reciban el mismo homenaje, con el cual manifestar un rechazo total a la violencia desarrollada en dicho ámbito». Esta moción tiene lugar porque en el Ayuntamiento de Santander, igual que en otros ayuntamientos españoles, sólo se convocan minutos de silencio cuando la víctima de un homicidio es una mujer, algo que vulnera abiertamente el derecho a la igualdad ante la ley amparado por el Artículo 14 de la Constitución.

Los surrealistas argumentos de los demás partidos para rechazar la moción

Lamentablemente, a igual que ocurre con su rechazo a la discriminatoria Ley de Violencia de Género, Vox se quedó solo en defensa de esa igualdad ante la ley: todos los demás partidos votaron en contra de una petición de puro sentido común, siendo descartada la moción de Vox por 1 voto frente a 26. Significativamente, y a pesar de lo mucho que presumen de «constitucionalistas», el Partido Popular y Ciudadanos votaron junto al PSOE, Unidas por Santander (la marca local de Podemos) y los regionalistas del PRC. De hecho, las intervenciones de todos estos partidos fueron casi indistinguibles ideológicamente hablando:

  • Miguel Saro Díaz, de la marca podemita Unidas por Santander, acusó a Vox de «quitar valor a la visualización que se hace por los poderes públicos». Sí, yo también sigo preguntándome qué narices significa esta frase…
  • Javier Ceruti García de Lago, de Ciudadanos, acusó a Vox de «crear una nube de humo que distraiga la atención del fondo enormemente preocupante, quizá el mayor problema que tenemos en España socialmente en este momento, que es el de los asesinatos machistas». Es decir, que rechazar por igual el asesinato de una persona sea cual sea su sexo es crear nubes de humo. Manda narices.
  • Ainoa Quiñones Montellano, del PSOE, acusó al concejal de Vox de tener «las mismas ideas rancias que otros miembros de su partido como su colega Ortega Smith». Ahora resultar que defender la igualdad ante la ley es rancio. La monda. La concejal socialista también afirmó que «proponer un acto idéntico para otros tipos de violencia lo que hace es querer invisibilizar a las víctimas de violencia de género y eliminar el foco de atención». Es decir, que para que las mujeres no sean invisibles, hacen invisibles a los hombres y a los niños. ¿Qué lógica es ésta? Además, la concejal socialista terminó su intervención gritándole al concejal de Vox que «a las mujeres nos están matando», con lo cual da a entender que en España está habiendo algo así como un exterminio en masa de mujeres. Y se queda tan ancha.
  • Álvaro Lavín Muriente, del Partido Popular, hizo una intervención que parecía dictada por el PSOE o por Podemos: mencionó a los «micromachismos» como parte de la «violencia psicológica» contra la mujer, e incluso habló de una «violencia económica», calificando como tal el hecho de que de media las mujeres cobren un 20% menos que los hombres. Esto, señores del PP, es banalizar la violencia. Ya puestos a hacer burradas con las estadísticas, ¿el PP dirá también que los gallegos sufrimos «violencia territorial» por cobrar de media 6.000 euros menos que los madrileños? El concejal pepero también afirmó que «no podemos comparar la violencia de género con el resto de violencias». ¿Acaso un hombre asesinado está menos muerto que una mujer asesinada? ¿Acaso importa menos él que ella?
  • Para terminar, la alcaldesa, Gema Igual Ortiz (PP), terminó el debate afirmando que «hay muchas clases de violencia, y las condenamos todas, sólo faltaba, pero los hechos y las cifras nos hacen no poder dulcificar bajo ningún concepto la violencia de género, no poder minimizarla y no poder ponerla al resto de las otras violencias». Si pedir minutos de silencio también por los hombres y los niños asesinados es «dulcificar» los asesinatos de mujeres, ¿entonces rendir homenaje a las víctimas de los GRAPO es dulcificar o restar importancia a las víctimas de ETA? La alcaldesa también afirmó que «vamos a seguir tratando la violencia de género como algo que se merece todos los esfuerzos por encima de otras violencias», afirmando que «por encima de otras son las cifras también». El caso es que aquí no hablamos de cifras, sino de seres humanos: una mujer asesinada tiene la misma importancia que cualquier otra víctima de asesinato. Es vergonzoso que haya políticos que discriminen a los muertos por su entrepierna.

Un asunto que está aportando votos de izquierdas a Vox

Visto lo visto, aún se escandalizarán y se extrañarán de que Vox haya alcanzado los porcentajes de voto que tiene hoy en día. ¿Cómo no los va a alcanzar? Vox es la última esperanza que nos queda a muchos españoles para que el sentido común vuelva a las instituciones, para que cualquier asesinato sea condenado sin ninguna discriminación, sea cual sea el sexo o la edad de la víctima. Es vergonzoso que en una sociedad que se dice civilizada y democrática haya que estar pidiendo algo tan básico como que todos los crímenes se condenen por igual. Si lo que ha pasado en Santander es la idea que los demás partidos tienen del «consenso», pues a la porra con ese consenso. De hecho, éste es uno de los temas que está haciendo que haya muchos votantes de izquierdas que se pasan a Vox. Aquí importa muy poco si eres conservador, liberal, progre, facha o rojo. Estamos hablando de una cuestión que debería estar por encima de todas las diferencias políticas. Esto es un problema de igualdad, y está claro que los demás partidos ya no creen en ella.

Foto: Ayuntamiento de Santander. Minuto de silencio convocado el 9 de noviembre de 2019 ante la sede del Ayuntamiento de Santander en rechazo al asesinato de una mujer en Barcelona. En ese Ayuntamiento, como en muchos otros, sólo se convocan minutos de silencio si las víctimas de un asesinato son mujeres.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    ¿Por qué hay que votar a Vox cuando de toda la vida has podido elegir entre Kang y Kodos?

  2. bilbaino

    «crear una nube de humo que distraiga la atención del fondo enormemente preocupante, quizá el mayor problema que tenemos en España socialmente en este momento, que es»

    … la cultura de la desechabilidad masculina. Y que explica el resto de declaraciones.

    «las mismas ideas rancias que otros miembros de su partido como su colega Ortega Smith»

    ¿Por qué manifestarse por las mujeres asesinadas es progre y manifestarse por los hombres asesinados es rancio?

    «proponer un acto idéntico para otros tipos de violencia lo que hace es querer invisibilizar a las víctimas de violencia de género y eliminar el foco de atención»

    Ella tendrá que explicar porque interpreta que es un ataque contra las mujeres víctimas… y que si se da «visibilidad» a unas víctimas no se puede dar a las otras. Quizá es que vea peligrar sus subvenciones porque habría que repartir el mismo dinero entre más colectivos.

    «a las mujeres nos están matando»

    ¿A los hombres no? Por poner un solo dato, en 2018 de las 652 personas que murieron en accidentes de trabajo, 602 eran hombres y 50 mujeres, 92% hombres.

    «vamos a seguir tratando la violencia de género como algo que se merece todos los esfuerzos por encima de otras violencias»

    Violencias de primera y violencias de segunda.

  3. Sharovarov

    ¿»A las mujeres nos están matando»? Hombre, admitamos que la del PSOE lleva parte de razón: suponiendo que la mitad de abortos, más o menos, son de niñas…

    (Ironía: OFF)

    Vox no debe ceder ni un milímetro. No creo que lo hagan -me imagino que saben que sería prácticamente un suicidio político-, aunque nunca se sabe, claro.

  4. Sharovarov

    Me acabo de encontrar con esto: «»¿Me bajas a la altura de mi casa?», la primera noche del bus búho de Granada» (Periódico «Ideal» de Granada).
    Lo siento, no sé poner el enlace.

  5. Luis Recinos

    Y bien Elentir, a la luz de la información vertida, es evidente que, en términos de la ideología que propugnan las diferentes formaciones políticas mencionadas, sí, la vida de los hombres vale menos que la de las mujeres. Se suponía que eramos iguales, pero ahí tiraron por la borda dicho argumento. Por otro lado, hace sentido desde la perspectiva aquella que mantiene que «hombre muerto, abono pa´mi huerto» y que a los hombres hay que matarlos a todos. Así que, a los hombres españoles no les quedará más remedio que vivir con esa realidad:Sus mujeres los consideran machistas y asesinos en potencia, además de desearlos muertos o, en su defecto, castrados, pasivos o abiertamente «gay». Vaya perspectiva. Por supuesto, dicho argumento es tan ilógico que solo puede caber en la mente de los políticos y las feministas recalcitrantes. Espero que el resto de los españoles pensantes, no comulguen con dichas ideas. Suerte.

  6. Luis María

    Solo enfermos mentales, politicastros vendidos a la ideología de género y feministas recalcitrantes pueden pensar que la vida de un hombre vale menos que la de una mujer. Vivimos sumidos en tal estado de degradación psicológica y moral que cualquier insensatez como esa es asumida como algo «normal». La nefasta teoría de la deconstrucción iniciada hace décadas por los nefastos teóricos del marxismo cultural está impregnando todas las capas la sociedad actual, llevàndola a tal exttemo de idiotización que veo muy difícil (si no imposible) salir en de ella en un futuro próximo. Solo Vox nos ofrece una salida digna para escapar de tal ignominia, pero la.lucha será larga y difícil.

  7. Jandro

    Hemos llegado a la prueba del algodón. Ya estamos en ese punto en el que Vox pide algo tan razonable que tendría que concederse aunque sea por guardar la compostura, y los demás no solo se oponen sino que necesitan dejar claro que se exaltan.

    En cualquier otro momento, no existiendo Vox, esto se habría propuesto y a todos les habría parecido lógico aprobarlo, aunque fuera por el mero decoro institucional. Además, lo habrían hecho rápido, pronto y sin ninguna transcendencia. Pero esto no es una propuesta que se sopesa y en la que finalmente termina votándose sí o no.

    Esto es una reacción contra Vox, contra sus representantes, contra sus casi cuatro millones de votantes. Hay auténtico pánico y un clima de cordón sanitario que da arcadas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.