¿Menos villancicos y más Estado?

“La Navidad ha dejado de ser un compromiso de los católicos para convertirse en una pesadilla universal, una condena perpetua al villancico de la que, desde mediados de octubre, nadie puede escapar. Y, digo yo, si ya somos paganos, ¿no podríamos volver a la austeridad de cuando éramos creyentes? Lo que nos ahorráramos en diseñadores y cabalgatas podría reforzar el gasto social del Estado”. Lo dice hoy Almudena Grandes en El País. Es decir, que como a ella no le gusta la Navidad, mejor la cancelamos y el dinero de los consumidores -que genera tanta riqueza y puestos de trabajo durante estas fiestas- se lo queda el Estado para que siga despilfarrándolo y generando paro. Fantástico.

Lo peor es que esta actitud favorable a mangonear la economía por medio del Estado -actitud que nos ha llevado a encabezar los récords de paro y destrucción de empleo en la UE- y esa mentalidad de reducir las tradiciones de un pueblo a golpe de decreto no son ideas exclusivas de Almudena Grandes. Por el contrario, forman parte del tuétano ideológico del socialismo, que aún en pleno siglo XXI sigue mostrándose incapaz de respetar la libertad de la gente para expresar sus creencias, celebrar sus tradiciones y lanzarse a la actividad económica como estima más conveniente. Para un progre que se precie de serlo todo tiene que estar teledirigido desde el Estado, como si los ciudadanos no supiésemos tomar decisiones por nuestra cuenta.

Como católico, desde luego, no me agrada que la Navidad se convierta en una fiesta consumista en la que pasa a un segundo plano la verdadera dimensión de este acontecimiento, que es el nacimiento del Hijo de Dios. Ahora bien, prefiero -y defiendo- que la gente tenga la libertad de celebrar estas fiestas como mejor le parezca a que sea el gobierno quien nos diga cómo hemos de celebrarlas. Y dicho sea de paso, me aterra imaginar a personas del talante de Almudena Grandes diseñando desde el poder cómo ha de celebrarse o no la Navidad. Hace un año esta señora se mofaba de las mujeres violadas a manos de milicianos izquierdistas durante la Guerra Civil española, insinuando que esas violaciones aportaban placer a las mujeres violadas. Ocho meses antes de eso Grandes afirmaba que cada mañana “fusilaría” a dos o tres voces que le “sacan de quicio”. Expresiones de intolerancia en grado tan extremo como las que profiere esta mujer sí que parecen dignas de una pesadilla.

(Foto original: deltaMike)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JFM

    Pues el dinero que nos ahorrariamos en la Navidad podraimos invertirlo en duchas y tiros de cadena del WC para Almudena Grandes que en esto es, segun sus propias palabras, muy deficiente.

  2. hare

    Podríamos quitar el día sin coches, por ejemplo. U otras ‘festividades’ laicas que solo molestan

  3. Para venir de esa mujer no se ha pasado mucho. La verdad es que a mí me fastidia que la gente acuda a la cabalgata de reyes, por ejemplo, cuando luego reniegan de la Iglesia.

  4. Afrikaner

    Almudena Grandes y Maruja Torres; dos columnistas más repugnantes de “El Pais”

  5. Lector

    Pues a mi lo que dice Almudena Grandes me parece sensato. Estamos en crisis y el Estado debe ahorrar en aquellas partidas menos justificables, por ejemplo las fiestas y celebraciones. Los fondos públicos deben volcarse en ayudar a la gente que lo está pasando peor para que superen este mal momento. Y por cierto, el Estado no “genera paro”. Que se sepa no se está despidiendo a los funcionarios públicos. Son las empresas las que lo hacen.

  6. spartan

    JFM, la que no tiraba de la cadena era Maruja Torres. Pero vamos que tanto da una o la otra.

    Ya que no se apunta nadie al sindicato, fuera subvenciones.

    Ya que nuestros políticos en general nos dan asco y nos dan mas problemas que los que solucionan, fuera subvenciones.

    Ya que la patronal no representa a todos los empresarios, fuera subvenciones.

    Ya que los españoles pasamos del cine español, fuera subvenciones.

    Ya que los pesqueros viajan bajo bandera no española, que se paguen el rescate ellos.

    Ya que hay veintemil ONGs que no han conseguido evitar la pobreza, etc, fuera subvenciones.

    Ya que un puesto escolar en colegio privado le ahorra bastante pasta al estado, que le devuelvan a la Iglesia o a los propietarios de los colegios la diferencia, o que pongan el cheque escolar de una vez.

    Ya que si hay dinero para la Banca y el Sector Automóvil, que me patrocinen a mi también, que me voy a quedar en paro en breve.

    Ya que las energías renovables son un derroche, que Acciona, Iberdrola, etc., dejen de recibir dinero y que vendan el kilowatio “verde” al precio real, a ver quién se lo compra. Y que devuelvan lo que han recibido hasta ahora.

    Ya que el billete de AVE no cubre los costes de la infraestructura, que me devuelvan mi parte porque yo no he montado nunca en AVE y se lo estoy pagando a otros.

    La lista es interminable. Pero yo firmaba ya.

  7. JFM

    La verdad es que a mí me fastidia que la gente acuda a la cabalgata de reyes, por ejemplo, cuando luego reniegan de la Iglesia.

    Es que la Navidad son una cosa y los Reyes otra. En España y en los paises que tienen a San Nicolas hay una separacion no perfecta, ya que es el momento de las comilonas, pero algo es algo, entre la fiesta espiritual y la fiesta comercial de los regalos.

  8. Luis Carlos

    No me extrañaria que aqui el 6 de Diciembre acabe convirtiendose en San Nicolas (fiesta oficial en Holanda, y me refiero al santo obispo turco, no el papa Noel pagano).

    ¿Y estos cuándo han dicho algo en contra de Halloween? ¿Les molesta el Ramadán?

  9. Los Reyes Magos salen en la Biblia. Por tanto, son parte de la tradición cristiana. Para los demás ya está Papá Noel y el Corte Inglés.

  10. Claro, menos dinero para la navidad y más para la cabalgata gay y el espectáculo de los mitines del psoe, EVIDENTEMENTE…

  11. Juana de Arco

    Y ya que los partidos politicos NO representan los intereses de los ciudadanos, fuera subvención a todos por parte del Estado que les paga con nuestro dinero. Que los mantengan los afiliados y simpatizantes.

    Que los sindicatos devuelvan el dinero que les han quitado a los trabajadores que han dejado en el paro los suyos, a los cuales NO defienden, sino que viven a su costa.

    Que le devuelva el gobierno los millones que se gasta Zapatero en viajar en aviones del ejército para ir de compras a Paris.

    Que devuelva el gobierno el grandisimo despilfarro en “asesores” y se lo de a personas en el paro.

    Que devuelva el gobierno el dinero que ha regalado a los banqueros y sus familiares.

    Que le devuelva la SGAE el dinero que roba a los ciudadanos, cuya avaricia no se centra en subir el precio de discos, etc, sino en cobrar con amenazas a comerciantes que solo cuentan con su pequeño negocio para vivir, y les cobran hasta por poner la radio.

    Si seguimos, es para llevarlos a los tribunales, si los jueces fuesen independientes, claro, y si se borrase de un plumazo la inmunidad de que gozan los politicos del gobierno para cometer fechorias.

    ¿Quiere jaleo Almudena Grandes?, pues aqui la esperamos.

  12. El Tíol Bastón

    ¡Sí, hombre, sí! Si lo único que desean es acabar con nuestras tradiciones y con la religión heredada de nuestros abuelos para sustituirlo todo por un culto al Estado, que son Ellos, los Únicos Dignos de Ser Adorados. Volveremos a la austeridad de cuando éramos religiosos, para ofrecérsela a San Estado como prez y sacrificio que demuestre nuestra adoración por Él.

  13. Lector, el Estado tiene otras muchas parcelas que recortar. Por ejemplo, que empiecen por suprimir las millonarias subvenciones a sindicatos, patronal, a los partidos políticos o al deficitario cine español, que entre todos no hacen ni una sola obra social en favor de los que menos tienen. En cuanto a las fiestas, la mayor parte son sufragadas por los propios comerciantes. Lo que pretende Almudena Grandes es que el Estado se quede todavía con más dinero, qué se apropie de aquello que la propia sociedad destina a sus celebraciones. Es decir, que aumente el robo público de nuestro dinero, robo protegido por la ley, eso sí.

    Y en cuanto a que el Estado genera paro, ¿cuántos millones más de parados necesitas para dar por cierta esa afirmación? Está más que comprobado que el intervencionismo estatal provoca rechazo en los inversores y perjudica la actividad económica al recortar la libertad de mercado. Eso siempre genera paro. Ocurrió con el felipismo y está volviendo a ocurrir con el zapaterismo, pero está visto que los socialistas son inmunes a la realidad y siguen erre que erre.

  14. Conrado

    Falta una segunda parte: Qué se destine el dinero que ahorramos en festejos navideños a la promoción de una tradición tan española y entrañable como Halloween. ¿Estaría así más contenta esta señora?

    ¡Porque yo lo que estoy harto es de que nuestros colegios y ayuntamientos cada vez le den más importancia (y dinero) a las dichosas mascaritas!

  15. batecado

    “Que se sepa no se está despidiendo a los funcionarios públicos. Son las empresas las que lo hacen”
    No he escuchado una cosa más…no se, no se me ocurre como calificar esto…tal vez, estúpida¿?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.