Id recopilando facturas en las que os hayan cargado el canon digital

La SGAE se ha llevado hoy el peor tortazo de su historia: la abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), Verica Trstenjak, ha dictaminado que el canon digital que se aplica en España es ilegal. El tribunal suele tener en cuenta su valoración y, si finalmente se dicta sentencia en línea con ese dictamen, la SGAE podría ser obligada a devolver todo el dinero cobrado con el canon digital desde su implantación en junio de 2008.

La cantidad a día de hoy será elevadísima. Llegado el caso, la SGAE no pagará todo lo cobrado hasta ahora simplemente porque muchos consumidores no habrán guardado las facturas de los productos que adquirieron en estos dos años y medio. Incluso así, imaginemos qué pasará si la SGAE recibe una reclamación masiva por parte de los consumidores que sí hayan guardado esas facturas. La cosa se pone interesante, si tenemos en cuenta que el mismo principio del canon digital se ha usado para otros soportes. El primer canon indiscriminado se aplicó a las cintas de vídeo y audio en julio de 1992, cuando gobernaba el PSOE con Felipe González. Después el canon se amplió a CDs y DVDs en septiembre 2003, cuando gobernaba el PP con Aznar. Finalmente, y apoyándose en esos precedentes, en junio de 2008 el canon se extendió a reproductores de MP3, PDAs, teléfonos móviles, memorias USB y otros soportes digitales, nuevamente con el PSOE en el gobierno, esta vez con Zapatero. Si la sentencia del TUE finalmente es contraria a los intereses de la SGAE, cabe preguntarse si casi dos décadas de cánones indiscriminados -y de favores políticos a la SGAE por parte del PSOE y del PP- podrían venirse abajo como un castillo de naipes, obligando a la SGAE a una devolución masiva que podría empujarla a la quiebra.

Enlaces relacionados:

La aplicación indiscriminada del canon no es compatible con la Directiva 29/2001, por la Asociación de Internautas
Era un ROBO. Son unos LADRONES, por Enrique Dans
¿Penalizarán pasear por la calle?, por Elentir

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pues sí, ojalá quiebren esos vividores y chupópteros.

  2. Juana de Arco

    Yo si que guardo todas las facturas, de hecho las tengo archivadas desde hace algunos años, así que si esto sigue adelante las reclamaré.

    Imagino que dirán dónde se pueden reclamar en caso de que se obligue a estos vividores a devolver lo que han cobrado ilegalmente a los ciudadanos.

  3. spartan

    Ya veremos, ya he leído un artículo de Daniel R.H. (el de LD) diciendo que la “transposición” de la “doctrina” (disculpas porque no soy jurista y seguramente meta la pata) no será tan fácil. Creo haber leído que ni siquiera es vinculante. Y no será la primera vez que el gobierno se pasa por el forro las indicaciones de la UE.

    Pero eso sí, es una batalla ganada, y me alegro mucho. Y como me acabo de comprar un disco duro de 1 Tera, pues me guardo el ticket, vaya que sí. Mas que por lo que me puedan devolver, por el gustazo que me daría.

  4. Randall

    No estaría mal que se fueran a la quiebra. A mí pretenden cobrarme en mi negocio porque dicen que utilizo repertorio de sus representados, cuando uso copyleft, creative commons… Y eso a pesar de que ningún inspector ha ido siquiera por allí a revisar nada. La verdad es que sus cartas amenazantes y sus prácticas mafiosas me molestan mucho. Pienso llegar hasta el final, aunque necesitaré un abogado decente que entienda de estas cosas. Estoy que echo humo con este tema. 😡

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.