Grabaciones del CNI: el Gobierno mintió al juez que lleva el caso Faisán

Hoy El Mundo revela los detalles de la “Operación Txori” del CNI, el operativo montado por el Centro Nacional de Inteligencia para grabar las reuniones entre el Gobierno y ETA entre 2005 y 2007, es decir, antes incluso de que ETA declarase su tregua-trampa el 22 de marzo de 2006 y mientras Zapatero y sus ministros mentían a los españoles al negar todo contacto con los terroristas. La existencia de esas grabaciones añade una mentira más -y ésta con posibles consecuencias penales- al largo historial de embustes del gabinete socialista. Y es que el 30 de marzo se conoció que el juez Pablo Ruz, que lleva el caso Faisán (el chivatazo policial a ETA en 2006), pidió al gobierno la documentación relativa a la reunión mantenida entre el ejecutivo y los terroristas el 22 de junio de 2006, en la que según las actas de ETA, se habló del chivatazo en los escandalosos términos desvelados por El Mundo el 28 de marzo. La petición incluía actas o resumen alguno del contenido de esa reunión.

El Gobierno dijo al juez que no tenía acta ni resumen escrito de la reunión

La respuesta del Gobierno a esa petición del juez fue que no tenía esa documentación, pues las actas de la reunión fueron guardadas por el centro Henry Dunant -encargado de la mediación- “en rigurosa y sofisticada custodia” en una caja de seguridad de un banco suizo, y que el Gobierno ni tenía copia ni hizo acta propia de ese encuentro. Era más que evidente que el Gobierno mentía al juez, pues resulta impensable, en primer lugar, que los delegados del Gobierno en esa reunión no entregasen a sus representados más que un resumen verbal de lo hablado, sin que se dispusiese de ningún informe escrito. En segundo lugar, tampoco era creíble que el CNI, encargado de captar las comunicaciones de todo aquel al que señala el Gobierno, no hubiese tenido la precaución de “pinchar” esa reunión. Ahora se confirma lo obvio: esas reuniones se grabaron, y como toda grabación del CNI, el Gobierno ha de disponer de la transcripción, conforme a los usos habituales de ese Centro.

Si el Gobierno no tiene nada que ocultar, que publique las grabaciones del CNI

Así pues, el Gobierno sí que tenía sus propias actas de la reunión. Al negar ante el juez la existencia de esas actas, una negativa que se veía a kilómetros que era una burda mentira, el ejecutivo puede haber incurrido en sendos delitos de falsedad en documento público y obstrucción a la justicia. Por otra parte, tras la publicación de las actas tomadas por ETA sobre esa reunión, que el Gobierno no haya publicado las actas de lo grabado por el CNI deja en evidencia que tiene algo grave que ocultar. Quizá el contenido de las grabaciones del CNI no coincida exactamente con el de las actas redactadas por los asesinos, pero que se sigan manteniendo en secreto e incluso se haya negado su existencia ante un juez sólo deja lugar para una conclusión: que esas grabaciones deben tener un contenido muy comprometedor para el Gobierno, tanto en el terreno político como en el legal. Zapatero y Rubalcaba lo tienen muy fácil para desmontar esta conclusión si no es cierta: entreguen al juez las grabaciones íntegras, den una explicación creíble de por qué negaron su existencia -pudiendo incurrir con ello en dos delitos- y pónganlas a disposición de la opinión pública.

Entrada relacionada:

Una recopilación de las mentiras del gobierno sobre su negociación con ETA

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Javier

    El problema no está en las cintas, está en las reuniones. Si no hubiera habido reuniones, no habría cintas.

    Un abrazo.

  2. Tal como están las cosas en esta España nuestra, creeré en la justicia cuando se haga justicia en el asunto “Faisán”, aunque hacerla suponga meter en la cárcel al Ministro de Interior o al Presidente del Gobierno. Ya sabemos que es muy difícil hacerla, si se tiene abierto un ojo; ¡no digamos, si se tienen abiertos los dos!

  3. Chácaras

    Esto no es nuevo que el GOBIERNO DE ZAPATERO mienta a los jueces, a los ciudadanos, y a todos los que ellos estimen.
    Si ustedes vieran Intereconomía TV, una cadena que trata sin ayudas millonarias supuestamente del gobierno como otras,y sobre todo vieran el programa del GATO AL AGUA, se enterarían desde hace mucho que el gobierno y sus componentes supuestamente mienten un día si y otro también, con una cara de cemento armado, en el caso FAISA, en el caso de los ERES y en muchos otros, NO ES NUEVO PARA MI ESTO, ni es nuevo lo del caso BONO y el caso MONTILLA & company famility presuntamente. Lo mas extraño es que los otros medios de comunicación no reconozcan la labor informativa en pro de la verdad, del derecho de una información al ciudadano real y honesta y de una lucha por la libertad de expresión de todos en España, sino dan la callada por respuesta de la lucha que sus compañeros libran por la defensa de los derechos de los ciudadanos de UNA INFORMACIÓN NO CONTAMINADA Y VERIDICA. Dicen los “periodistas” democráticos comentarios tímidos sobre esto o aquello, pero no los oigo pronunciarse abiertamente sobre el ocultismo del gobierno en asuntos tan serios y preocupantes como los enumerados anteriormente y mas, solo sacan los temas de una parte y eso no es moral ni ético, HAY QUE HABLAR DE TODOS DE LO BUENO Y LO MALO, y si no que no se dediquen al periodismo.
    Lo que tiene que hacer este gobierno de ladi…llas, es convocar elecciones antes de dejar a España como un solar abandonado, osea en la RUINA TOTAL. Es lo que veo y pienso.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.