El País no ha hablado de intercambio de favores entre Feijóo y Marcial Dorado

Feijóo y Quintana: ¿dos yates y dos fotos políticamente equiparables?

El pasado sábado El País publicó una serie de fotos tomadas en el verano de 1995 en las que se ve a Alberto Núñez Feijóo, actual presidente de la Xunta de Galicia, en el yate y en el todoterreno del contrabandista gallego Marcial Dorado. Según el diario, El País se reunió el 20 de marzo con Feijóo para mostrarle las fotos antes de publicarlas.

Unas fotos que el PSOE ya amenazó con publicar en 2009

Según el diario de PRISA, en esa reunión el presidente de la Xunta les confirmó que dirigentes del PSOE le habían amenazado con difundir esas fotos en la campaña de las elecciones gallegas de 2009, pero él le restó importancia porque no le comprometían en nada ilegal. El dirigente del PP también apuntó que durante los años en que duró su amistad con Marcial Dorado no había ningún procedimiento judicial abierto contra éste. El caso es que Dorado ya había sido detenido dos veces, la última en 1990, y en ambos casos la cosa quedó en nada: la primera vez por prescripción de los delitos, y la segunda por falta de pruebas.

Feijóo entona un mea culpa poco convincente

Ante el escándalo provocado por las fotos, Feijóo ha reconocido su torpeza por no estar mejor informado, pues dice que por entonces desconocía las actividades ilegales de Marcial Dorado. Esto me parece poco probable, pues su dos detenciones aparecieron en los medios y Dorado ya era por entonces una persona muy conocida en Galicia precisamente por su enorme fortuna y por el oscuro origen de la misma. Ciertamente, se trata de unas fotos que dejan en mal lugar a Feijóo y que pueden empañar su carrera política. Al fin y al cabo, aunque hayan pasado 18 años, por entonces Feijóo ya ocupaba un alto cargo en la Xunta. No era un ciudadano más, y es ciertamente censurable que un alto cargo de la Xunta se pasease como si nada con un personaje como Marcial Dorado, hoy en prisión condenado por narcotráfico.

Fue Touriño el que dio pie a Feijóo para sugerir el cese de Quintana en 2009

El País no ha dudado en hacer paralelismos entre estas fotos y las que se publicaron de Anxo Quintana en 2009 en el yate del empresario Jacinto Rey. El diario de PRISA ha acertado, además, al sacar a colación las declaraciones hechas entonces por el actual presidente de la Xunta a propósito de las fotos de Quintana, señalando que “el Gobierno no se puede fotografiar con malas compañías”. No obstante, El País retuerce un poco lo ocurrido al titular que Feijóo “pedía dimisiones por ‘malas compañías'”. En concreto, olvida decir que esas palabras de Feijóo sobre las malas compañías de Quintana se referían a las declaraciones hechas por Emilio Pérez Touriño el 25 de febrero de 2009 criticando las “compañías peligrosas” de su socio de gobierno, en un intento de que el escándalo de esas fotos no salpicase al PSOE. Fueron estas declaraciones de Touriño las que llevaron a Feijóo, como publicó entonces La Voz de Galicia, a señalar que si el entonces presidente de la Xunta “desconfía de las amistades y los medios de transporte” de su vicepresidente y “tiene dudas de su honorabilidad”, que lo tenía que cesar.

Lo que El País no cuenta sobre la foto de Anxo Quintana con Jacinto Rey

El País también olvida dar otra clave de las fotos de Quintana, que su socio socialista resumió así entonces: “No se debe mezclar política y negocios”. Touriño sabía muy bien de lo que hablaba. Y es que las fotos de Quintana con Jacinto Rey se hicieron en el verano de 2008, cuando el dirigente del BNG ya era vicepresidente de la Xunta. Además, esas fotos se hicieron durante el mismo mandato en el que la empresa de Jacinto Rey se adjudicó un contrato eólico con la Consejería de Industria, en manos del BNG, según publicó entonces El Mundo. El contrato supuso un balón de oxígeno para una empresa que arrastraba 1.200 millones de euros en deudas.

Pero la relación entre el BNG y el empresario no se acababa ahí. Dos años después de la llegada del PSOE y del Bloque a la Xunta, en 2007 Jacinto Rey se había hecho con la mayoría de las acciones del ya decrépito semanario nacionalista “A Nosa Terra”, uno de los portavoces mediáticos de la organización nacionalista entonces encabezada con Anxo Quintana. Unos meses después de que se hiciese la polémica foto del portavoz bloqueiro en el yate de Jacinto Rey, la empresa de éste lanzó un diario de papel, “Xornal de Galicia”, que sirvió de apoyo al BNG de cara a las elecciones gallegas de marzo de 2009. Los dos periódicos, tanto el diario como el semanario, contaron con las subvenciones aportadas por las consejerías de la Xunta en manos del BNG. Y cuando el PP llegó al poder y ese trato de favor a los medios nacionalistas se esfumó, “Xornal de Galicia” y “A Nosa Terra” echaron el cierre, dejando a sus empleados en la calle.

¿Existió un intercambio de favores como ése entre Feijóo y Marcial Dorado?

Si existió, desde luego, El País no lo ha dicho en 4 días. Ni el diario ni los partidos que han pedido la dimisión de Feijóo por esas fotos -entre ellos el propio BNG, ver para creer- han aportado prueba ni indicio alguno que demuestren tal cosa. El PSOE incluso ha pedido a Feijóo que aclare si la Xunta facturó a empresas de Dorado, y eso el mismo día que el portavoz de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, ha declarado en RNE que hay “indicios” de “relaciones comerciales” entre empresas de Dorado o de sus testaferros y la Consejería de Sanidad de la Xunta cuando era alto cargo de la misma Feijóo a mediados de la década de 1990, pero el dirigente socialista no ha explicado cuáles son esos indicidios.

El País reconoce que las fotos de Feijóo no le hacen cómplice de nada ilícito

En respuesta a esas acusaciones y a las críticas por las citadas fotos, hoy Feijóo ha anunciado que comparecerá ante el Parlamento gallego para explicar esas fotos. Hoy el medio que las publicó editorializa al respecto, echando mano una vez más de la comparación entre las fotos de Quintana y éstas, pero una vez más ocultando a sus lectores la directa relación de favores que había en aquella foto y que no hay en las de Feijóo con el contrabandista (al menos de momento). El editorial de El País resume su línea argumental en este párrafo:

“Su antigua relación con uno de los señores del narcotráfico gallego, cuando era un alto cargo político, no le convierte en cómplice de ninguna actividad ilícita mientras no se demuestre lo contrario, pero extiende sobre él una mancha difícil de aceptar en un cargo público. Más aún en quien, como Feijóo, ha hecho bandera de la necesidad de que los partidos políticos actúen con contundencia frente a la corrupción, propia y ajena.”

Ciertamente, en este caso se puede aplicar el viejo dicho de que a la mujer del César no le basta con ser honesta, sino que además tiene que parecerlo. Por mi parte quedo a la espera de que Feijóo dé explicaciones convincentes al respecto: desde luego, más convincentes que las que ha dado hasta ahora. Pero incluso así, y mientras no se demuestre lo contrario, esas fotos no tienen más alcande que el de empañar la honorabilidad del presidente de la Xunta. Si se demostrase que hubo un intercambio de favores entre Marcial Dorado y él, Feijóo debería dimitir de inmediato, cuanto menos. Llegado ese caso la justicia debería de actuar al tratarse de un caso de corrupción.

El País tachó las fotos de Quintana como ‘propaganda gris’

Mientras nos aclaran si existen pruebas de un posible caso de corrupción -de momento nadie las ha presentado-, no deja de chocarme la doble vara de medir de El País ante dos asuntos que, como ya he expuesto y de momento, tienen implicaciones políticas sustancialmente distintas. Basta con repasar un poco las hemerotecas para comprobarlo. En 2009 El País zanjó las fotos de Quintana tachándolas de “insinuaciones personales”. Unos días después tachó la publicación de esas fotos de “propaganda gris”, una propaganda que “apela al miedo y a los bajos instintos”, según unas palabras del profesor de Comunicación Política de la Universidad de Vigo, Xosé Rúas, publicadas entonces por el diario de PRISA. Sobre los contratos eólicos de la empresa de Rey y el apoyo mediático de éste al BNG, el diario de PRISA calló como una tumba.

Fotos con delincuentes: ¿contrabandistas no pero terroristas sí?

Si ya hablamos de fotos con delincuentes, la doble vara de ese diario ya abunda en la paradoja. Y es que El País no sólo no censuró el espectáctulo del PSOE acompañando a prisión a dos condenados por terrorismo de Estado, sino que tituló el proceso judicial que terminó en esas condenas como una “conspiración”. Y después de que en julio de 2006 el PSE organizase su famosa y vergonzosa reunión con el brazo político de ETA, fotos incluidas -estaba en la reunión Arnaldo Otegi, hoy en prisión por pertenencia a banda armada-, El País cargó contra el PP por criticar la reunión y contribuir a sacarla “del debate político” y convertirla “en motivo de ruptura”.Sería de agradecer que esa críticia a fotografiarse con delincuentes la aplicase El País en todos los casos, también a quienes se fotografían con condenados por terrorismo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Enrique

    Me ha venido a la mente un caso similar con Rajoy. Hace como 2 años el diario Público sacaba una noticia acerca de unas fotografías de Rajoy a bordo del barco de un narcotraficante. Decía además que las había publicado un diario gallego que posteriormente echó al fotógrafo responsable debido a presiones del PP gallego. Todo esto corrió como la pólvora en facebook.

    La realidad era completamente otra. Insinuaban como si las fotos de Rajoy las hubiesen tomado ayer o si eso fuese una investigación periodística de primer nivel, pero resulta que se trataba de un acto de campaña de las elecciones gallegas de 2009. Rajoy se va a una ciudad cualquiera de una ría cualquiera, se acerca al puerto, da un discursillo sobre lo importante que es el sector pesquero y se hace cuatro fotos con algún marinero o subiendose a un barco. Luego resulta que al que se subió, pertenecía a una empresa, que a su vez era tapadera de los negocios de un narco. Vamos, casualidad pura. Ni siquiera se podía demostrar que Rajoy y el narco hubiesen estado alguna vez en la misma provincia. Pero ya montaron la película.

    Lo más cómico además es que el diario gallego que despidió al fotógrafo por “presiones” del PP, era propiedad del señor Jacinto Rey. Claro, un diario que hizo campaña contra el PP gallego iba a echar a ese reportero por presiones del PP. De hecho, en realidad tampoco le echó, sino que le contrataron en el otro diario de Jacinto Rey.

  2. Ya se ha pasado por aquí un nacionalista insultón a lanzar injurias contra mi madre y a dedicarme a mí insultos homófobos (y eso que yo no soy homosexual) por escribir esta entrada. Los totalitarios no cambian nunca, está visto. No hay cosa que más odien que la discrepancia.

    Obvia decir que, como se hace con la basura, los insultos han acabado en la papelera y el autor, baneado. La gentuza que no tiene más argumentos que el insulto sobra en cualquier sociedad democrática, y desde luego no es bienvenida en este blog.

  3. Antonio

    Muy acertado traer a colación la actitud de Feijóo a propósito de aquella foto de “Espartaco” en el Xarey.
    Parece mentira pero muchos periodistas estos días no han sido capaces de recordarlo. Y no fue hace tanto.

    Sólo quiero añadir algo. Un posible contexto que acercaría aun más ambos casos.
    No lo dio El País, desde luego, sino otro medio
    http://galiciaconfidencial.com/nova/13814.html
    Vía: http://blogs.periodistadigital.com/desdeelatlantico.php/2013/04/01/escandalo-nunez-feijoo-analisis-y-pregun

    Un saludo.

  4. Antonio, si se confirma lo de la gasolina, Feijóo debería dimitir. Entonces estaríamos ante un caso aún peor que el de Quintana, ya que Jacinto Rey es un empresario, pero Marcial Dorado es un narcotraficante.

  5. James

    Otra vez es desviar la atención de la ciudadanía de los veraderos problemas del país. En resumen, una chiquilinada de la prensa ‘progre’ que da en bandeja a los de izquierda ‘progre’ otro dardo envenenado inutil para tirar al gobierno. ¡A mirar al futuro de una vez para salir de la crisis y dejarse de pamplinadas!

  6. El Tíol Bastón

    Estos siempre se han aprovechado de que hay gente simple y tan pocas entendederas que no va más allá de lo que se le muestra en un dibujo o fotografía, ya que ni siquiera entiende lo que lee, y entre esa gente han hecho prosélitos. ¿Cómo va a interpretar imágenes aisladas gente que no sabe lo que lee?

    Siempre es el mismo truco de siempre por parte de la misma cuerda, y los engañados los bobos de siempre. Fíjate: que Hitler era católico porque tiene una fotografía saliendo de una iglesia, que la Iglesia o determinados obispos apoyan al dictador Z porque tienen una foto con él en un acto, y dale que dale siempre con lo mismo.

    Dentro de poco no faltará quien diga que Churchill era comunista porque tiene fotografías con Stalin, o que yo soy judío porque tengo una fotografía hablando con un rabino.

    Gente de bajo nivel intelectual que no sabe distinguir ni diferenciar lo que ve, y que interpreta según la única neurona que tiene les da a entender, la ha habido siempre y siempre la habrá, así que no hay de qué preocuparse. Lo triste es que ahora incluso algunos dicen haber salido de la Universidad, porque hay “carreras” para todo.

    Podemos alegrarnos de que algunos hagan prosélitos entre este grupo de gente, pero la mala noticia es que siempre ha superado el número de necios al de sabios. Es el lado triste de la democracia.

  7. Pero la cosa va más lejos. Quintana, el que para decir Galicia, decia
    ¡¡A GALIZAAAA!! Cuando se le acabo el chupe de la Xunta, abandono a ¡¡GALIZAA!! Para hacerse la americas en Brasil de la mano del dueño del yate como especulador… Quiere esto decir, que aparte de los periodicos y el negocio del viento, ya hablaban de otros negocios…

    Que asquito me dan estos NACIONA-LISTO como el que nos dejo en el concello de Vigo, por cierto hijo político del falso loitador que hasta lo nombro directorciño xeral da nada. Pokémon, Pokémon.

    Y el señor fiscal, mirando para otra parte

  8. James

    Los nacionalistas de GALIZA tiran la piedra y esconden la mano. ¡Siempre!

  9. Off topic, pero que quizá interese:
    https://docs.google.com/document/d/1aX7cienoZIZTQryZ4n1VU_gJ8HutM-4Tdr4EmEOlla0/edit?pli=1
    Parece que un texto de Ignacio Escolar sobre los deshaucios ha sido hace poco examen de preparación para Selectividad. Escolar repite, y los demás textos van por derroteros similares.
    En http://edaddeoro.blogspot.com.es/2011/10/examenes-de-selectividad-resueltos.html hay más. Tendría que comprobar que son exámenes reales del propio profesor en su Instituto. Como véis, parece que es así, pues aparecen respuestas de alumnos. Más que examen, es simple propaganda de izquierda, sobre todo leyendo las contestaciones de los alumnos.

  10. ramis

    Lo más preocupante de este caso es: ¿qué favores ha tenido que hacer Feijóo todos estos años para que esto no saliese a la luz?
    Mucha gente no deja de repetir que son fotos antiguas; pues muy bien, serán antiguas, pero en algún lado estaban.

    Un detalle sobre la entrada: Feijóo pidió la dimisión de Quintana a raiz de las declaraciones de Touriño, pero lo cierto es que la pidió y sabiendo (como tenía que saber) que él había estado en una situación muy similar con un conocido contrabandista. Esto dice mucho de la catadura moral del tipo.

    Aunque entre Feijóo y Dorado o Quintana y Rey no existiese ningún quid pro quo soy de la opinión que un político, en esta situación, tiene que dimitir si o si: o bien son unos mentirosos o unos merluzos (o, muy posiblemente, ambas cosas).

  11. No es lo mismo que un político se haga una foto con un empresario o incluso con un contrabandista, a que intercambie favores con ellos. Lo primero es una torpeza y empaña su imagen. Lo segundo ya es directamente un caso de corrupción.

  12. ramis

    Por supuesto que no es lo mismo, una cosa es un delito y la otra no; pero de lo que establa hablando es que alguien tan sumamente torpe para hacer según qué cosas no tienen capacidad para tener un cargo de responsabilidad. Un político no debe dimitir sólo cuando hace algo ilegal, sino cuando hace algo inmoral o cuando da muestras de incapacidad para desempeñar el cargo.

    Para mi esas fotos son prueba más que suficiente de incapacidad y de falta de talla moral para desempeñar un cargo público.

  13. Esa foto no implica que Feijóo haya hecho algo inmoral o sea incapaz de desempeñar su cargo. Dicho sea de paso, si aplicamos el criterio moral para incapacitar a políticos -por mí genial-, inhabilitemos entonces a los que apoyan algo tan monstruoso e inmoral como el aborto legalizado.

  14. Los parasitos metidos a políticos, son como la carroña cuando no tienen de donde sacar ni capacidad para gestionar… En Galicia por desgracia mantenemos a muchos de esos, en Vigo tambien.

  15. Albert

    Ayer en una entrevista dada por Quintana desmintió que tenga su empresa ninguna vinculación económica con dicho empresario.Vamos que no ha sido ni es cliente y que es una calumnia lanzada por los tertulianos profesionales.
    ¿Podias facilitarme las pruebas que demuestran ese vínculo con dicho empresario y con esas supuestas actividades económicas en Brasil?

  16. Ayer Quintana mintió:

    http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/anxo-quintana-miente-sobre-su-relacion-constructor-jacinto-rey-20130403

    En cuanto a la vinculación, ahí está la adjudicación de las eólicas hecha durante su mandato. Yo de Brasil no he hablado.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.