¿Pagar las colosales deudas el Estado? ¿Es que eso no puede hacerlo otro?

El PSOE busca a un Homer Simpson

Una de las críticas más demoledoras al socialismo -no por ser tan brillante como las obras de Hayek, sino porque llegó a mucha más gente que ellas- se emitió por primera vez en la Fox en EEUU el 26 de abril de 1998. Me refiero al episodio 200 de “Los Simpsons”. En él, Homer Simpson le ganaba las elecciones al concejal de basura de Springfield apelando a la pereza de sus vecinos mediante este lema electoral: “¿Es que eso no puede hacerlo otro?”

¿Qué pasaría si aplicásemos a una economía familiar el programa económico de Podemos?
El documental que debes ver si quieres conocer el origen de la crisis y su solución
El misterio del elefante

Despilfarrando recursos públicos tras apelar a la irresponsabilidad

El episodio comienza con Homer Simpson negándose a sacar el cubo de la basura, ya rebosante. Ante su hogar se acaba acumulando una montaña de basura y los basureros se niegan a recogerla, hasta que la esposa de Homer, Marge, envía una carta pidiendo disculpas al ayuntamiento. Es ése el momento en el que Homer, cabreado, decide presentarse a las elecciones. Su campaña incluye un simpático número musical, titulado “The garbage man can” (El hombre de la basura puede), en el que Homer manifiesta sus planteamientos: los basureros no sólo recogerán la basura, también limpiarán las casas, la ropa y los desperdicios que dejan los perros. “El hombre de basura puede y lo hace con una sonrisa y nunca te juzga”, dice el estribillo. Los basureros visten lujosos uniformes y para hacer tan exhaustivo trabajo Homer se gasta en un mes el presupuesto de basuras de todo un año. Los socialistas españoles lo habrían arreglado con una subida de impuestos y un recorte de pensiones, pero en vez de eso, Homer empieza a cobrar por depositar la basura de todo el país en Springfield. El resultado es que la basura acaba por rebosar en el subsuelo y se ven obligados a trasladar todo el pueblo a otra parte.

El Sprignfield español ya acumula una deuda pública del 96,8% del PIB

La conducta de Homer Simpson como concejal de basuras parece adecuada para un pueblo sin muchas luces, pero aquí en España muchos votantes apuestan por opciones demagogas que nada tienen que envidiar al discurso de Homer. Sin ir más lejos, en las últimas Elecciones Europeas la sorpresa la ha dado Pablo Iglesias con un partido, llamado casualmente “Podemos”, cuyo programa político es un canto al Estado elefantiásico y metomentodo. Pero para comprobar las consecuencias que implicaría un Estado así no hace falta esperar a que ese personaje llegue al gobierno. Ahora mismo, con el PP -ese PP que prometió un “cambio” cuando aún gobernaba el PSOE- la deuda pública española ya ha llegado al 96,8% del PIB, como consecuencia del aumento en un 7,12% de la deuda generada por las administraciones públicas en el primer trimestre de 2014. De esa colosal deuda, la administración central se lleva la palma con una deuda equivalente al 84,5% del PIB (864.193 millones de euros), un 8,4 % más que un año antes. Como consecuencia, los españoles soportamos ya el mayor esfuerzo fiscal de la Unión Europea.

En busca de un demagogo que gane las elecciones, aunque arruine España

Pero a algunos, insisto, no les llega con eso. Algunos creen que la solución al incendio es echar gasolina a las llamas y piden aún más Estado para arreglar, dicen, los problemas que está provocando el excesivo peso del sector público en España, empezando por una altísima presión fiscal que espanta a los inversores y que hace que crear empleo en España sea un acto heroico. Por eso tenemos unas colosales cifras de paro. Lejos de caer de la burra, para la izquierda (y con ello me refiero también ya a buena parte del PP, que ha asumido las recetas ideológicas socialistas en distintos ámbitos) la solución no está en reconocer el problema y rectificar. Antes bien, nuestros socialistas de todos los partidos están dispuestos a competir en demagogia con Pablo Iglesias, apelando a la irresponsabilidad igual que lo hacía H
mmer Simpson en su campaña electoral
. Esta búsqueda del perfecto demagogo se está apreciando con claridad en la carrera por la sucesión en el PSOE, en la que parecen haber tomado protagonismo los sectores más radicales del partido. Hoy Eduardo Madina ha abogado por “una profundización en los valores del socialismo” (es decir, más intervencionismo estatal, y con ello más gasto público y más impuestos para financiarlo, y como efecto, más paro). En la misma línea, otro de los candidatos a liderar el PSOE, Jose Antonio Pérez Tapias, ha pedido un viraje a la izquierda.

En definitiva, que el PSOE ya no busca a una persona capaz de solucionar los problemas de España: sólo quiere a alguien que le haga levantar cabeza aunque sea a costa de arruinar todavía más a los españoles, apostando por esa demogogia tras la que habitualmente se disfrazan las intenciones más viles y rastreras de un político. Y es que en el fondo lo que busca el PSOE es un Homer Simpson, que prometa el oro y el moro aunque luego no pueda pagar las facturas. Y es que al final, a la hora de pagar las deudas el lema del PSOE es el mismo que el de Homer Simpson: “¿Es que eso no puede hacerlo otro?”

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Muy buen análisis Elentir aunque escalofriante. Todo apunta, tarde o temprano a intervención por los cobradores del frac (la Troika).

  2. Kalikatres

    Se siguen cerrando tiendas y las industrias están al límite.
    Pàlante que no passsa nada.
    Y los juzgados echando lumbre, pero nada de nada.

  3. La actitud del psoe me parece un suicidio político, así que en el fondo no sé si felicitarme.

  4. Jandro

    “The Ponytail Man Can”.

  5. Muy buena jandro. Claro que puede si es que seduce a Blancanieves, los siete enanitos y Alicia todos juntos en el país de las maravillas.

  6. Elenter. Ojo que ‘Podemos’ comienza su campaña ‘peculiar’ (municipales a la vista) de captivar mas y mas personas a su proyecto de cambiar todo. Muy, pero muy peligrosa la situación.

  7. Elisa

    Vaya Elentir, no sabía tu gusto por Los Simpson

  8. Pacococo

    El psoe está muerto y buscan un enterrador. Y este enterrador va a prometer todo lo que se le ocurra, al fin y al cabo los muertos no son responsables de nada.

    El problema no está en que prometan el problema está en la cantidad de gente que les va a votar creyendo o no las promesas, que esa es otra.

    Podemos recogió muchos votos, ¿cuantos de esos votos eran de personas que habían leido el programa y estaban conformes?

    Pienso que los resultados a las europeas no son aplicables a unas municipales, especialmente en los pueblos y ciudades pequeñas donde la gente vota por otros intereses.

    El tiempo dirá.

  9. James, lo triste es que en la derecha no haya una movilización igual para apoyar a opciones como Vox, por ejemplo.

    Los veía al comienzo, Elisa, pero ya hace unas cuantas temporadas que perdieron la gracia.

  10. En el PP además siguen sin darse por enterados. El otro día Ignacio González decía que “habían tenido un problema de comunicación”.

    El haber prometido una cosa y hacer radicalmente la contraria en todos y cada uno de los puntos del programa no es un problema de comunicación: o no saben leer su propio programa o son unos mentirosos compulsivos.

    …aunque juegan con ventaja ya que saben que la mayor parte de los que no les votaron (los abstencionistas) volverán al redil con el palo del miedo a “Podemos”.

  11. Marcial

    Genial. :aplauso:

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.