"Hoy estamos mucho mejor que hace diez años porque hay una reacción", señala

La revista polaca Do Rzeczy entrevista a José Javier Esparza: lee aquí la versión en español

Hoy ha salido un nuevo número de la influyente revista liberal-conservadora polaca Do Rzeczy. En su página 74 aparece una entrevista de Małgorzata Wołczyk a José Javier Esparza.

Otras entrevistas de Do Rzeczy: Santiago Abascal · Iván Vélez · Hermann Tertsch · Elentir
Entrevista a Francisco J. Contreras: “la irrupción de Podemos estorbó y aplazó la eclosión de Vox”

Nacido en Valencia en 1963, Esparza es periodista y escritor. Actualmente es el presentador del programa ‘El gato al agua’ de Intereconomía. Como escritor se ha dedicado principalmente a los ensayos y a la historia, haciendo también incursiones en el mundo de la novela. Małgorzata Wołczyk ha tenido la gentileza de enviarme la versión en español de la entrevista para publicarla en Contando Estrelas, lo cual es para mí un gran honor.

La entrevista lleva por título “Komunizm działa jak psychotropy” (El comunismo funciona como un psicotrópico). Si estás interesado en conseguir la versión original en polaco, aparece en el número 50/2019 y puedes adquirirla en la aplicación de Tygodnik Do Rzeczy en la App Store y en Google Play (cada número de la revista cuesta 1,09 euros, y la suscripción por un mes es de 4,49 euros). Las citas destacadas que pongo a continuación las he elegido yo. La imagen que figura sobre estas líneas es de Lacontra.tv.

Por Małgorzata Wołczyk.

Małgorzata Wołczyk: Mi honorable interlocutor y autor del libro “El Terror Rojo en España” definitivamente sabe: ¿quién era el general Walter, polaco quien fue la inspiración del personaje general Golz en la novela ‘Por quién doblan las campanas’ del escritor Ernest Hemingway?

José Javier Esparza: Claro, era uno de los innumerables agentes de la Komintern quien apareció en la Guerra Civil española dándole al Partido Comunista de España los cuadros que no tenía para hacerse con el control del Gobierno, del Estado y del Ejército. Y hay que reconocer que dentro de lo que significaron los comunistas en la Guerra Civil, eran bastante más gente del orden que los anarquistas y los socialistas. Realmente si hubieran hecho caso a los comunistas, probablemente habrían podido ganar la guerra.

Porque tengo que confesar que durante los 8 años de mi escuela primaria me obligaron a adorar la memoria de Walter, y como fue el patrono de mi escuela yo tenía que recitar poemas en su honor, participar en celebraciones y fingir que creía en el comunismo, en el cual ya nadie creía. Pero el comunismo era un sistema de mentiras traído por los tanques rusos y tuvimos que aceptarlo. Franco salvó a España de la sovietización, pero paradójicamente los perdedores os habían logrado reescribir la historia a su modo. Y parece que muchos problemas que tiene hoy España se deben al conflicto de memoria en la Nación española fragmentada, dividida por su actitud respecto al franquismo. ¿No lo es?

Lo es ciertamente. Y además es un conflicto gratuito.

Las generaciones que realmente podían guardar memoria de los hechos los sepultaron deliberadamente, porque cuando acabó la guerra lo que todo el mundo quería de inmediato era la necesidad de tener paz y tranquilidad. La familia de mi padre fue perseguida por los rojos, la familia de mi madre eran los rojos que perseguían a la familia de mi padre. Evidentamente, cuando se casaron no lo sabían y nadie puso tampoco la menor objeción, es decir, una generación después, la guerra había terminado ya y la memoria también, nadie quería recordar nada y lo que recordaban eran los recuerdos personales, no del estilo de venganza por parte de nadie. Después del gigantesco desarrollo de los años 60 en España se cerraron absolutamente todas las heridas que había roto el país al menos cien años. Ha sido la irresponsabilidad de un gobierno, concretamente el gobierno socialista de Zapatero a partir de 2004, el que con una forma de recuperar cierto tipo de legitimidad, reinventó una guerra que no vivió y volvió a meter a los españoles en un conflicto que ha quedado muy ampliamente superado.

“La familia de mi padre fue perseguida por los rojos, la familia de mi madre eran los rojos que perseguían a la familia de mi padre”.

El patriotismo implica una actitud especial hacia la historia. Lo básico es no odiar a su propia tierra, a su propia nación, sentirse una parte de la comunidad o una parte del pueblo. Pero al observar a España parece que el problema del auto-odio, desprecio a sí mismo, es mucho más grave, extenso, provoca los nacionalismos fuertes, separatismos agresivos y hasta el peligro de balcanización de Espana. ¿No es así?

Sin ninguna duda. Es un problema muy particuliar porque arranca desde finales del siglo XIX, antes existía pero con una expresión muy limitada entre ciertas elites. A partir del siglo XIX, con los grandes reveses coloniales en Cuba y Puerto Rico, empieza a entrar en el tejido popular la idea de que España es un problema. Y por parte de cierta izquierda la idea de que para que todo florezca lo que hay que hacer es enterrar la España antigua, de allí viene una especie de autocondena que después del curso de los años 60 y 70 llega en el siglo XX hasta su paroxismo. El resultado es una auténtica demencia. Es obvio que ninguna persona puede vivir odiándose a sí misma, es una alienación. Del mismo modo, ningún pueblo puede vivir odiándose a sí mismo, es otra alienación. Por fortuna, en los últimos años en España se está viviendo una reacción muy interesante, de recuperación del orgullo de sí misma, del orgullo colectivo. Es un buen signo, optimista.

“Es obvio que ninguna persona puede vivir odiándose a sí misma, es una alienación. Del mismo modo, ningún pueblo puede vivir odiándose a sí mismo, es otra alienación”.

Bueno, pero no deberíamos olvidar que estamos experimentando también un conflicto de memoria en un nivel internacional, ya que los alemanes no tienen motivos para sentirse orgullosos de su pasado reciente. Y en su papel en la Unión les importa para no centrarse tanto en la narrativa histórica, las cuestiones de identidad, diluir las naciones-estados. Y la UE, conducida por el fuerte tándem franco-alemán, con la hegemonía cultural y mediática de la izquierda que había colonizado la mayoría de las cabezas, no parece servir para solucionar los problemas actuales, al contrario. ¿Qué le parece a usted?

Lo que hoy dirige la UE no es exactemente un tándem franco-alemán, no son de De Gaulle-Adenauer, es otra historia distinta. Es una especie de laboratorio de globalización que han creado las élites globalistas en Bruselas, en París, en Madrid o en Varsovia, como vuestro amigo Tusk. Para todos ellos la condena del pasado nacional y la identidad singular de cada una de nuestras naciones es el instrumento para un mundo que quieren construir, es decir, un mundo sin fronteras.

¿A los bisnietos de conquistadores, a los bisnietos de los padres de la Hispanidad y del Imperio donde no se ponía el sol, no les encanta la idea de un mundo más abierto y sin fronteras?

Es otra cosa. Un mundo en el que el horizonte de la tecnología económica haya suprimido los últimos rescoldos de identidad nacional, es simplemente un viejo proyecto ilustrado que arranca desde las ideas cosmopolitas de Kant. Basta leerlo, no es ninguna conspiración, es muy evidente para ellos y para el discurso ilustrado que la identidad tradicional es un obstáculo porque impide construir un nuevo mundo eternamente racional. Cuando alguien piensa que un mundo enteramente racional tiene que ser un mundo construido exclusivamente sobre un horizonte económico tiene un verdadero problema, y es a donde hemos llegado hoy. Es lo que la gente piensa, que finalmente es la técnica y la economía son las que nos van a dar la libertad a base de renunciar a nosotros mismos, ofrecernos un caramelo envenenado para morirnos como pueblo, como colectividad e identidad.

“Cuando alguien piensa que un mundo enteramente racional tiene que ser un mundo construido exclusivamente sobre un horizonte económico tiene un verdadero problema, y es a donde hemos llegado hoy”.

¿Y al final quién gana la vida en este nuevo mundo maravilloso?

Al final solo gana el poder económico transnacional. El más fuerte.

Entonces es un buen momento para hablar sobre la arrogancia de las élites, las que son tan antiguas como el mundo. A partir de Atenas ya se toleraba a la élite siempre y cuando garantizara la seguridad, el crecimiento constante y un sentido de orgullo de su país. La gente se rebela cuando uno de estos elementos desaparece. Pero nuestras élites europeas nos ha decepcionado en toda la línea: la crisis económica, el caos migratorio, la depresión demográfica, la caída de la educación. Fueron derrotadas, pero pese todo presentaron vanidad, arrogancia ¿y por lo tanto han surgido movimientos que se llama populistas?

La gran diferencia entre las élites antiguas y modernas es que hoy la muerte no es la de ellos sino la de los demás. Las élites ya no se sacrifican. Creo que no es comparable con ningón otro proceso de poder que hemos conocido, salvo quizás que imaginemos una vieja teocracia…

Claro, se sienten ungidos para hacernos sermones y decir lo que es bueno y lo que es malo en la democracia, los polacos estamos acostumbrados a escuchar los sermones de Bruselas…

Y si no comulgas con ellos serás excluido de la humanidad como un pecador. Es lo que han construido hoy las élites tecno-económicas. Y son, además, cuestiones que jamás se han sometido a votación. Es interesante, pero son escasísimos los ejemplos de países que han sometido a referéndum cosas como por ejemplo la inmigración, el aborto o el matrimonio homosexual, esas cosas no se discuten porque son el dogma, se discuten las cosas menores, nada de fundamentales. Esa especie de oligarquía transnacional hoy se va imponiendo, y simultáneamente es antinacional porque hablas con cualquiera de ellos y ninguno es de ningún lado. Es una de las formas de poder más siniestras y antidemocráticas que han existido jamás. Se envuelven en el ropaje de redentor de la prosperidad de la libertad. Todo igual a Mefistófeles en Fausto.

“Es interesante, pero son escasísimos los ejemplos de países que han sometido a referéndum cosas como por ejemplo la inmigración, el aborto o el matrimonio homosexual, esas cosas no se discuten porque son el dogma”.

¿No es una demonizacion demasiado fácil? Otra cosa que es dudosa es si pueden ser tan listos e inteligentes como un satanás…

No, hablo de que la literatura clásica sigue sirviéndonos, ofreciendo gratuitamente lecciones a pesar de los siglos. El Fausto de Goethe tiene dos partes, la primera es una historia de amor, y la segunda, mucho menos conocida, es una alegoría fantástica del mundo actual, aunque de hace dos siglos. Es asombroso hasta que punto el viejo fue capaz de entender lo que estaba ocurriendo en el mundo construido hoy, el mundo técnico es un mundo mefistofélico, es decir, la voluntad de poder disfrazada de voluntad de libertad.

A proposito de los alemanes… Eric Zemmour dijo en una entrevista que Alemania está destruyendo una vez más a Europa. Se mueven entre los extremos a partir de la locura de la raza pura hasta la locura de la confusión, la mezcla total de las razas. ¿Y usted qué es lo que piensa sobre su opinión al respecto?

Claro, tiene razon lo que dice. No es un plantamiento exclusivo de Alemania, en Francia se comparte también. Entonces, lo que ha hecho Alemania con sus fronteras y que es criminal como dice Zemmour no es muy diferente de lo que ha estado haciendo Francia durante diez o quince años. La última iniciativa de Merkel impuesta al conjunto de Europa respecto a la inmigración masiva no la ha decidido por ser alemana. La ha decidido ella que es alemana para convertir Europa en laboratorio de la globalización, tal y como lo ve también la élite francesa, alemana, española y hasta parte de la élite polaca. No es una cuestión nacional. Aunque es verdad que Alemania, cuya memoria estaba castigada, digamos que presenta una atmósfera más fácil para que el discurso del auto-odio arraigue. Y sin embargo, según el mismo Donald Tusk Polonia tiene el problema consigo misma porque es un país católico y atrasado de tal forma. Es la idea que tiene cualquier europeo cosmopolita: los países ‘atrasados’ como Polonia y Hungría tienen que redimirse abrazando el modelo nihilista del resto de Europa.

“Es la idea que tiene cualquier europeo cosmopolita: los países ‘atrasados’ como Polonia y Hungría tienen que redimirse abrazando el modelo nihilista del resto de Europa”.

Tenemos un proverbio en Polonia, cada vez menos vigente, que dice: “la verdad se defenderá por sí misma”. Europa niega la verdad sobre sus raíces, rechaza el pensamiento clásico y cristiano sobre la naturaleza humana, la familia, la comunidad, el pueblo… ¿Qué debería hacer un europeo decente que sigue creyendo en los valores tradicionales?

La verdad se impone por sí misma si entendemos por verdad las constantes antropológicas que hacen que las sociedades sobrevivan. El concepto de patria es un concepto antropológico, no es una ideología, es un sentimiento natural. El concepto de familia o comunidad y la necesidad de formar parte de algo es también un concepto antropológico. Sin ello la especie humana va a desaparecer. Es lo que pasa con el derecho a la vida, por ejemplo: no se puede negar porque lógicamente si yo tengo derecho a matarte si me apetece, luego tú tienes derecho matarme, no queda nadie, es un contrasentido lógico. La verdad antropológica contribuye a la supervivencia de la especie, a la supervivencia de los pueblos, naciones, etc. Por eso la verdad se impone siempre, incluso cuando tiene débiles militantes como en los últimos anos. Lo que pasa es que hoy vivimos bajo un poder que pretende construir una condición humana diferente, un hombre distinto, un mundo distinto. Un hombre que ya no es propiamente humano sino que es un siervo de un orden técnico-economico, y contra eso hay que levantarse.

“Hoy vivimos bajo un poder que pretende construir una condición humana diferente, un hombre distinto, un mundo distinto. Un hombre que ya no es propiamente humano sino que es un siervo de un orden técnico-economico, y contra eso hay que levantarse”.

Así que somos testigos de que ha cambiado el código cultural en Europa. ¿El pueblo español se avergüenza de sus raíces cristianas? ¿Quién tiene más seguidores: Almodóvar o José María Escrivá?

Creo que Jose María tiene más de cien mil miembros del Opus Dei y Almodóvar felizmente cada vez menos gente, los nuevos ídolos se consumen muy rápidamente. Es verdad que lo cristiano forma parte de la raíz europea desde el principio y por una razon fundamental. Europa es la razón y como decía Benedicto XVI, el cristianismo es la religión racional por definición, creo que ninguna otra ha hecho un esfuerzo semejante, y basta mirar alrededor, para que su explicación del mundo sea coherente con explicación racional del mundo. Porque es específicamente humana si lo humano es el fruto de Dios, nada humano puede ser contrario a Dios. Esto es típicamente europeo y típicamente cristiano, y en la medida en la que sea posible que la gente siga entendiendo esta evidencia, la raíz central de la civilización cristiana seguirá viva, a pesar de las renuncias cada vez mayores de una Iglesia que parece que no sabe dónde está y que se siente más orientada a servir de brazo moral del orden global.

“Europa es la razón y como decía Benedicto XVI, el cristianismo es la religión racional por definición, creo que ninguna otra hecho un esfuerzo semejante, y basta mirar alrededor, para que su explicación del mundo sea coherente con explicación racional del mundo”.

Me gustaria recordarle algo… es que en marzo de 2018 Bruselas lanzó una campaña de difamación hacia Polonia, también se podían leer en la prensa internacional y española las acusaciones como si fuéramos cómplices del Holocausto, los artículos en los que se podía leer que las instituciones polacas colaboraron de forma activa en el Holocausto. Lo cual es absolutamente falso. Y justo estonces fue cuando usted me ayudó mucho porque publicó mi carta llena de errores, llena de lamento y de rabia contra la prensa española. Los seguidores de Usted la compartían en sus cuentas de FB y para mí era un enorme gesto de buena voluntad, de solidaridad, un acto de ayuda inestimable.

Nada. Por muy limpio que seas, el poder global siempre va mostrarte como culpable. Tú no sabes quién eres, yo te digo cómo eres, eres culpable porque crees seguir siendo tú…

Y usted como un historiador excelente, ¿cree en algo como la solidaridad o las amistades entre naciones o solo son intereses, unas alianzas cortas y unos egoísmos?

Cualquier relación interpersonal o intercolectiva simultáneamente está llena de cooperación y de conflicto, porque el ser humano es así. Y la UE debería servir precisamente para poner la convivencia y nivelar los conflictos y no para lo que está sirviendo. Yo creo que es posible tener una fórmula de convivencia razonable entre todos, incluso entre naciones que han sido durante mucho tiempo enemigas, siempre sabiendo que el conflicto forma parte de la naturaleza humana desde el principio, porque simplemente somos así. Si no hubiera conflicto (citando otra vez Kant) todos serían como ovejas y la especie humana no habría progresado jamás. El conflicto forma parte de nuestra forma de estar en el mundo, y de los europeos particularmente. Por eso somos todos, sin excepción, las naciones que han querido dominar, eso forma parte de nuestro genio colectivo, y a la vez no quita para que la ambición tenga que ser lo de encontrar una forma pacífica de mayor tiempo posible.

Hablemos un poco del general Franco. La profanación de las tumbas es una ‘marca registrada’ de la izquierda española, ¿no? Parece que a ellos eso les hace ilusión, que la destrucción total es un poder similar al poder creativo. Se trata también de la venganza después de 80 años. De todos modos estamos viendo un espectáculo muy patético…

Me parece una forma extramedamente poética y generosa de verlo. La izquierda española, como toda la izquierda europea, tiene un problema. Donde no se ha puesto al servicio de la Unión Soviética, se ha puesto al servicio de Washington. Y todo lo que hemos vivido en toda Europa en los últimos treinta y cinco o cuarenta años con la socialdemocracia ha sido eso. La única forma que tiene la izquierda de encontrar todavía banderas en las que envolverse, la izquierda histórica quiero decir, es crear trampantojos, grandes espáctaculos de sonido y de luz en los que hacen resucitar sombras del pasado para que vuelvan a estar vivas. Es una operación de alinación mental extraordinaria, que consiste en coger a gente que en realidad solo piensa en ahorrar lo suficiente para las vacaciones en Cancún, y convencerla de que está combatiendo por la libertad y democracia. A mí me parece una enfermedad terrible y recuerdo siempre que esta misma izquierda, esta misma gente que ahora se envuelve en banderas de guerra de hace 80 años para desenterrar a un señor enterrado hace 44 años, es la misma que privatizó los monopolios públicos que hizo Franco, que organizó una gran concentración bancaria, que llenó los puestos de la administración de grandes empresas privatizadas, que organizó la venta de nuestra industria y nuestra agricultura a la UE para ganar dinero con ayudas públicas. Grandes mentirosos que están utilizando un sentimiento puramente instintivo de odio y rencor como forma de mantenerse en el poder.

“La única forma que tiene la izquierda de encontrar todavía banderas en las que envolverse, la izquierda histórica quiero decir, es crear trampantojos, grandes espáctaculos de sonido y de luz en los que hacen resucitar sombras del pasado para que vuelvan a estar vivas”.

Eso es la izquierda y su superioridad moral que tan bien conocemos… ¿De dónde vino este tipo de violencia contra los que se atreven a pensar de forma diferente? Diferente de los de la izquierda, de la socialdemocracia europea, etc.

Pareto, el sociólogo italiano, explicaba que las ideologías son siempre racionalizaciones de sentimientos instintivos. En el caso de la izquierda española es el odio y la venganza. Esta nueva ideología de la memoria histórica lo que hace muy conscientemente es manipular un instinto del rencor. El problema es que cuando levantas la tapa y el rencor sale, es muy difícil de controlar y se puede manifestar como violencia ciega, irracional.. Lo realmente siniestro es que al poder no le incomoda, es una parte de su triunfo, de su éxito. Como dijo Zapatero involuntariamente a un micrófono: “nos conviene que haya tensión”. Es auténticamente criminal, porque el pueblo sigue creyendo que está bajo un poder razonable, democrático. Es lo que siempre: “divide et impera”, una forma universal.

“Pareto, el sociólogo italiano, explicaba que las ideologías son siempre racionalizaciones de sentimientos instintivos. En el caso de la izquierda española es el odio y la venganza”.

Pero, ¿Cómo explicar el gran electorado de los votantes de izquierda y su ingenuidad gigantesca?

Porcentaje importante, porque en España funciona algo como un voto tribal. La gente no se imagina a sí misma votando a la opción, a la tribu a la que no pertenece.

El Parlamento Europeo acaba de condenar los crímenes y genocidios cometidos por los regímenes totalitarios instaurados por el comunismo, pero ciertas entidades españolas que se han pasado años clamando por la llamada ‘memoria histórica’ se han mostrado indignadas contra esa resolución de la Eurocámara. No entienden que el comunismo es equiparable al nazismo en su actividad criminal. ¿se puede esperar que con esta resolución algo por fin se cambie?

No lo se, el problema es que esta resolución viene iniciada por países que tienen una experiencia real y viva todavía de lo que fue comunismo, en Polonia, Hungría…

Pero paradójicamente en Polonia pasó casi desapercibida, sin eco mediático, porque era como algo obvio. Mientras que he observado a través de la red social una gran conmoción y algo de esperanza entre los españoles, ¿no?

No, son unos poquitos. Nada más. Porque para la mayor parte de la gente ese comunismo que defiende no es el comunismo real. Es decir, en Hungría y Polonia todo el mundo guarda recuerdo de la primavera de Praga, del golpe de Jaruzelski en 1981. En España el último crimen por parte del terror rojo ocurrió en 1939. Desde entonces el discurso que se ha construido acerca de comunismo no tiene nada que ver con el comunismo auténtico. Aquí el comunismo es cualquier cosa menos lo que fue realmente, lo han convertido en una especie de discurso de emancipación, del comunismo solo conocen lo que ponía en el papel y no la sangre con la que estaban escritos esos papeles. Claro, forma parte de la mecanismo de alienación mental, viven en una historia falsa y lo peor es que con dinero publico la tratan de imponer a todos los demás.

“Aquí el comunismo es cualquier cosa menos lo que fue realmente, lo han convertido en una especie de discurso de emancipación, del comunismo solo conocen lo que ponía en el papel y no la sangre con la que estaban escritos esos papeles”.

Pero… Dios mío, con tantas películas al respecto, se pueden leer tantas obras literarias acerca de Gulag, incluso nosotros los polacos podemos dar testimonio…

¿Sabes lo que pasó cuando Solzhenitsyn vino a España en 1976 después de publicar ‘Archipelago Gulag’? Aparació en un programa de TV muy visto de la época y lo contó. La ola de indignación de la prensa progresista fue realmente asombrosa, hasta tal punto que Juan Benet, hoy felizmente olvidado pero entonces uno de los escritores españoles más influyentes del siglo XX, lleno de premios, dijo algo así: «Creo firmemente que mientras existan personas como Solzhenitsyn, los campos de concentración subsistirán y deben subsistir. Tal vez deberían estar un poco mejor guardados, a fin de que personas como Solzhenitsyn no pudieran salir”. Es una efermedad, el comunismo funciona como un psicotrópico, literalmente, se lo fuman.

“Es una efermedad, el comunismo funciona como un psicotrópico, literalmente, se lo fuman”.

Tengo que reconocer, por desgracia, que vivimos en otro planeta. Quizás los polacos seamos los extraterrestres… En el último año de la Secundaria (instituto) sólo leemos las obras literarias que describen los totalitarismos, nos obligan a leer mucho sobre Auschwitz y el Gulag sin parar y hasta el agotamiento.

Para que te hagas idea de hasta qué punto extremo ese discurso ha ganado adeptos, la propia Iglesia que cada vez está beatificando y canonizando a más víctmas del terror rojo de la Guerra Civil, no es capaz de mover un dedo para recordar que Franco les salvó del genocidio. A la derecha le ha dado igual. Para ellos también fue una forma de legitimación, la participación en la tarea freudiana de matar al padre, y el padre era Franco, digamos que estás legimitado para gobernar en el mundo nuevo. Las cosas de Freud, eso le da explicacion también, por eso la derecha se sumó también.

“La propia Iglesia que cada vez está beatificando y canonizando a más víctmas del terror rojo de la Guerra Civil, no es capaz de mover un dedo para recordar que Franco les salvó del genocidio”.

¿Pero qué pasó con los abuelos? ¿Alguien todavia hace caso a su testimonio? ¿Son testigos de que el franquismo no era una dictadura tal y como la pintan?

Para eso el sistema ha producido una cantidad impresionante de relatos audiovisuales, tratando de explicar a la gente lo infeliz que era entonces. Un montón de productos con tono común, qué infelices erais… Una de las primeras cosas que hizo el Partido Socialista cuando llegó al poder fue suprimir a todos los catedráticos que eran mayores de 60 años, de tal forma que toda la élite académica se sustituyó y los viejos maestros desaparecieron.

A todo el mundo le viene bien creer realmente que sufrió mucho, digamos que los legitima, justifica sus errores: yo soy lo que soy no porque soy mediocre, sino porque sufrí mucho, otro psicotrópico, siempre es la culpa de los demás…

¿No está usted ya cansado de este régimen sanchista, donde se pacta con separatistas, proetarras? Y las cosas en Europa tampoco van bien. ¿Qué deberíamos hacer en las antípodas de Europa para recuperarla?

Yo soy optimista. Hoy estamos mucho mejor que hace diez años porque hay una reacción. Yo creo que lo que hay que pedir a los últimos hombres justos y mujeres justas es no renunciar. Al final, que el muro no caiga depende de que lo sigan sujetando con las manos aunque pese… En este momento en el que se observa realmente la obra de demolicion de la identidad europea, la religión incluida, parece que ha llegado a su máxima expresión, pero todavía no se ha perdido el partido. Y yo creo que se puede ganar. Porque lo que nosotros defendemos no es una ideología, sino constantes antropológicas que todos los hombres de todos los tiempos en todos los lugares han manifestado: el amor a su patria, el sentimiento religioso, la conciencia de comunidad, familia, pueblo. Se trata de seguir siendo humanos plenamente…

“Yo soy optimista. Hoy estamos mucho mejor que hace diez años porque hay una reacción. Yo creo que lo que hay que pedir a los últimos hombres justos y mujeres justas es no renunciar”.

Madrid, el 10 de octubre 2019

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro

    “Todos los hombres de todos los tiempos en todos los lugares han manifestado: el amor a su patria, el sentimiento religioso, la conciencia de comunidad, familia, pueblo. Se trata de seguir siendo humanos plenamente…”

    Seguir siendo humanos plenamente, que gran objetivo.

    Magnifico artículo, gracias por la traducción, Elentir.

    Saludos

  2. Luis Carlos

    Creo que nuestro problema es que nos han manipulado mediante la culpa y la vergüenza para inculcarnos lo que en psicología se conoce como autocrítica patológica o autodestructiva. Es su manera de desmoralizarnos, hacernos creer que somos incapaces de hacer frente a las élites, y por tanto aunque nos demos cuenta de su corrupción estamos impotentes. Es lo que se conoce como indefensión aprendida. Su maquinaria propagandística no se dedica a convencer mediante datos y argumentos, sino en manipular sentimientos y humillar, ridiculizar, maltratar psicológicamente al que ose cuestionar sus dogmas, hasta el punto de acabar sufriendo lo que se conoce como trastorno de personalidad por evitación. De esta forma se convierte en tabú cuestionar los dogmas progres.

    Sin embargo la era de internet les está perjudicando, porque no es tan fácil cuando los otros pueden devolverte los golpes y su turno para destrozar tus dogmas. La tumultarquía, la tiranía de los ruidosos, han impuesto una fuerte censura, y nadie sensato debe actuar de forma directa contra ellos, pero sí fuera de su campo de acción, no para curar al fanático, sino para evitar que contagie a otros su locura. La gente se da cuenta de la diferencia entre el que sabe y aprovecha cualquier oportunidad para transmitir sus conocimientos y el que cuya estrategia de debate es interrumpir al otro (poniendose en evidencia que no sabe escuchar) e intentar humillar al discrepante para forzar a los demás a que le den la razón y le sigan la corriente como a los locos.

    Mientras las élites pierden el tiempo en sus luchas por el poder, la gente empieza a darse cuenta de la diferencia entre un jefe tóxico y un verdadero líder, y que criticar el fanatismo no sirve de nada si se olvida el respeto a la dignidad humana, la base de nuestros derechos. También poco a poco algunos se dan cuenta que una civilización sin temor a Dios se condena a la autodestrucción y a ser gobernada por tiranos como los personajes de Juego de Tronos.

  3. Que conste que la traducción no es mía, la entrevista me la ha pasado ya Małgorzata Wołczyk en español. Yo me he limitado a corregir algunas erratas (para ser una mujer que aprendió el español hace unos pocos años, ella escribe bastante bien en nuestro idioma).

  4. Luis Fernando Torres Vicente

    En general me ha parecido que el ramillete de argumentos de Esparza es bastante bueno. Ciertamente Freud también ayuda a explicar la dimensión social del pensamiento en el ámbito social. Siempre se olvida nuestro pasado cercano, a saber los genocidios de los imperialismos liberales del siglo XIX en el mundo entero. Efectivamente lo que queda de eurocomunismo no tiene nada que ver con los 40 regímenes comunistas que se desmoronaron en las últimas décadas en todos los continentes. No obstante no podemos reprochar al eurocomunismo lo que hicieron otros comunistas hace cien, ochenta o cincuenta años; en la mayoría de los casos no podían tener ninguna relación, incluso podríamos decir que tampoco ideológica o razonadora.No olvidemos que el nuevo comunismo subsiste en Francia, Alemania y Portural. Por el contrario , el Liberalismo de las actuales derechas y centros políticos, sí que se puede entroncar con el del siglo XIX, obviamente están, mejor o peor contenidos y disciplinados , los partidos de centro y de derecha, por los diferentes sistemas constitucionales imperantes que les pueden frenar en ciertas iniciativas.
    Algunas derechas plantean programas fiscales, macroeconómicos, de legislación laboral o social más peligrosos que los aplicados a finales del siglo XIX.
    Debemos invocar a la Razón, a la Investigación histórica y a la búsqueda de la Justicia como normas fructíferas para el conocer, el saber y el desear, mejorando de forma práctica la consecución de los bienes personales , sociales y públicos necesarios; deconstruyendo las ideologías.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.