Al líder socialista sólo le preocupa mantenerse en el poder al precio que sea

Pues claro que no tiene un Plan B: Pedro Sánchez sigue queriendo una sola cosa

Esta tarde el todavía presidente del Gobierno de España ha protagonizado un nuevo mitin televisivo, dedicándose al autobombo y rehuyendo toda autocrítica.

¿Qué debería votar el Partido Popular ante la próxima prórroga del estado de alarma?
11 derechos que el Gobierno de España ataca ilegalmente usando la epidemia como excusa

Mascarillas: anuncia ahora lo que debió decir hace semanas

Durante su comparecencia, que ha durado más de una hora -poniendo a prueba una vez más la paciencia de los españoles-, la única novedad que ha presentado es que será obligatorio utilizar mascarillas en los transportes públicos. Algo que ya debería haber dicho hace semanas, pero que no dijo tal vez porque su Gobierno ha sido incapaz de asegurar el suministro de mascarillas para la población.

Dice que no hay un Plan B: un intento de chantajear a la oposición

Así mismo, Sánchez ha pretendido chantajear a la oposición diciendo que “no hay un Plan B” respecto de una nueva prórroga del estado de alarma. Es decir, que lisa y llanamente lo que ha expuesto ante los españoles es la idea de que o hacemos lo que él dice o la alternativa será el desastre. Y una vez más, miente. A estas alturas no es para nada necesario estar recurriendo a un estado de alarma permanente que, por otra parte, el Gobierno ha utilizado como un estado de excepción encubierto, aprovechando la crisis sanitaria para lesionar derechos fundamentales y para desarrollar, junto a sus aliados ultraizquierdistas de Podemos, un programa político que aboca a España al desastre, al copiar las más nefastas recetas con las que el socialismo ya arruinó a un país tan próspero como Venezuela.

Un anuncio que demuestra el miedo de Sánchez a la reacción de los españoles

Que Pedro Sánchez tenga que recurrir a ese burdo chantaje es muy buena señal. Eso indica que está desesperado, tiene miedo y sabe que está perdiendo cada vez más apoyos parlamentarios, y que el descontento entre los españoles es cada vez mayor. Tal vez sea ése, precisamente, uno de sus motivos para mantener este abusivo estado de alarma: sabe que en cuanto haya la oportunidad de manifestarse, las protestas contra el Gobierno no se harán esperar, y pretende estirar esta situación de anormalidad democrática todo lo posible para que el calor y las vacaciones estivales aparquen el deseo de los ciudadanos de sumarse a grandes movilizaciones.

Sánchez sigue teniendo un solo plan: mantenerse en el poder al precio que sea

No obstante, y a pesar de que ha demostrado ser un mentiroso compulsivo, hay que reconocer que Pedro Sánchez dice la verdad al reconocer que no tiene un Plan B. Algunos le han replicado que ni siquiera tiene un Plan A, pero tal vez lo han dicho porque no tienen en cuenta cuáles son las prioridades de este personaje. Claro que Sánchez tiene un plan, y sólo uno. Es el mismo que antes de la pandemia: mantenerse en el poder al precio que sea. Hace meses, cuando pactó con Podemos, el precio fue ceder la llave de la gobernabilidad de España a los comunistas, a los fans del chavismo venezolano, a los separatistas, a los proetarras y a los golpistas del 1-O.

Ahora el precio es tenernos sometidos a los españoles a una dictadura de facto, en la que se suspenden derechos fundamentales de forma ilegal, ya no con el propósito de salvar vidas de españoles -vistas las cifras de compatriotas fallecidos en esta pandemia, uno se pregunta si ésa ha sido la finalidad del ejecutivo en algún momento-, sino con el único fin de salvar políticamente a Sánchez, que es la única persona que le preocupa de verdad al presidente del Gobierno. Y es que sin entrar en el debate de si estamos gobernados por alguien que carece de empatía y de escrúpulos morales -lo que los psiquiatras llaman un psicópata-, lo que ha quedado claro hasta ahora es que el actual inquilino de La Moncloa tiene un grave problema de narcisismo: está encantado de conocerse a sí mismo y lo único que verdaderamente le preocupa es su propio interés personal. Por eso dedica más tiempo a la mentira y a la propaganda que a gestionar esta crisis pensando en el interés general.

España sí tiene un Plan B: que este incompetente abandone La Moncloa

En una situación tan grave como ésta, España debería tener un gobierno presidido por alguien que piense más en el país que en sí mismo, pero nos ha ocurrido justo lo contrario, simplemente porque muchos se dejaron engatusar por las promesas de este embaucador. Obvia decir que el hecho de que Sánchez no tenga un Plan B no significa que España carezca de él. El más lógico es que abandone La Moncloa, para lo cual hay vías perfectamente legales, que podrían incluir un gobierno de concentración entre los principales partidos. Si Sánchez se niega a dimitir, entonces habría que presentar una moción de censura. Para eso, la mayoría de los diputados del PSOE deberían elegir el patriotismo antes que la ciega obediencia a un líder incompetente y superado por los acontecimientos. ¿Serán capaces?

Foto: PSOE.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Me parece que temen que tras irse Falconetti, va a haber un duro castigo electoral en las urnas contra los partidos de izquierdas, y el PP al competir con Vox por la presidencia no podrá hacer el papel de “centro moderado” porque Vox sí piensa dar la cara en la guerra cultural y destrozar sin piedad todos los dogmas de la izquierda, sobretodo ahora que es un momento de mayor descrédito.

    Esto supondría el fin de régimen actual, que se parece demasiado al turnismo de Cánovas y Sagasta, cuando pactaron la alternancia aunque hubiera que amañar las elecciones. Aunque muevan muchos hilos ahora mismo contamos con la posible ayuda de Donald Trump, que podría ver el desmantelamiento de las cloacas del estado español como una manera indirecta de perjudicar a su enemigo, el estado profundo en EE.UU. Supongo que estarán negociando un destronamiento de Falconetti, y que este pueda escapar a otro país ante la oleada de querellas criminales, a cambio el PSOE recibiría un indulto parcial, y aunque perdiera las elecciones “por los pelos”, todavía podría volver al poder dentro de unos años, cuando la derecha sufra el desgaste de aprobar las medidas más impopulares para arreglar la economía. El problema de su plan es que Vox no estará dispuesto a colaborar, y no puede ser chantajeado porque todavía no tiene trapos sucios, y su objetivo no es el poder, sino pasar a la Historia como los héroes que limpiaron las cloacas del estado. Vox está dispuesto a un “2 de Mayo contra las tropas de Napoleón”.

    Vuelvo a sugerir que se haga una recopilación de todas las chapuzas y fechorías cometidas durante esta crisis sanitaria, como la compra de material sanitario a China siendo más caro y de peor calidad que las marcas españolas que están produciendo, la incautación de material sanitario, cuando quitaron una mampara de seguridad a una comisaría que había sido donada por un anónimo, el rechazo a mascarillas donadas de Armancio Ortega con la excusa de que no estaban homologadas, etc. Y traducirlo al inglés para que el resto del mundo se de cuenta de que estamos uno de los peores jefes tóxicos de la Historia moderna.

    Lo que me preocupa es que la gente parece que todavía no ha abierto los ojos y se haya dado cuenta de los malos frutos de la izquierda, que mucho presumen de defender la libertad, pero cuando alguien les lleva la contraria pierden los nervios y rebelan su verdadera cara, se la dan de librepensadores pero sólo son personas tóxicas que se dedican a destrozar psicológicamente al pobre que no sea de su misma cuerda.

    Debemos estar atentos ante las próximas elecciones, porque si la izquierda sabe que les espera un batacazo del que nunca se recuperarán, y por tanto desaparecerán en vez de simplemente pasar unos cuantos años en la oposición, por la propia desesperación, aparte de la falta de escrúpulos, debemos temer un nuevo pucherazo. La primera señal de esto es cuando nos intentan colar las encuestas que intenten presentarlos como los favoritos.

    Me pregunto si todo esto forma parte de alguna maldita conspiración de las élites. No estoy diciendo que hayan provocado el incendio, pero sí que hayan manipulado algo para aprovechar la oportunidad de sacar beneficios con la madera, por decirlo metafóricamente. ¿Han estado siguiendo las instrucciones que les dictaba Soros o el gobierno chino? Quizás algún maldito experimento de ingeniería social para poner a prueba nuestra capacidad de reacción, o especular comprando a precio de saldo y luego esperar a que suban de valor cuando vengan los años de vacas gordas, o bien lo han hecho de forma intencionada contra España e Italia porque somos países católicos con el potencial de volvernos cada vez más influyentes culturalmente y eso no les interesa a las élites, que siguen vendiendo el cuento de que la fe católica es un lastre para el progreso.

    Por lo visto Donald Trump quiere arrestar a varios peces gordos españoles por sus posibles vínculos con el narcotráfico, y no hablo sólo de empresarios, sino de políticos. ¿os dais cuenta que una acusación así supondría un escándalo aún mayor que el Watergate?

  2. Julio Tuñón

    …. la mayoría de los diputados del PSOE deberían elegir el patriotismo antes que la ciega obediencia a un líder incompetente y superado por los acontecimientos. ¿Serán capaces?………Muy importante esto, y según mis informacioens dentro de la filas de militancia del psoe y de cargos hay un descontento y un gran malestar muy importante, posiblemente dentro del psoe sea en estos momentos un partido en descomposición, el problema sigue siendo el sentir del votante hacia esta basura de partido político.

  3. pacococo

    El plan B es que se vaya. Pero no puede, porque sería procesado y al trullo. Por otra parte hay que montar la república bolivariana, así que por estas cosas no se va.

    Los diputados socialistas no pueden. O bien se juegan el sueldo o bien se juegan el sueldo y los complementos y ya sabemos que los complementos son más que le sueldo, así que a aguantar que una vez que se deja la moqueta, puede pasar cualquier cosa, como por ejemplo que vayas al trullo.

    Luis Carlos

    No te tienes que pr4eguntar nada, esto es una maldita conspiración de las élites, por varias razones.

  4. Luna

    Ayer Sánchez se parecía demasiado a Fidel Castro: Peroratas infinitas, autobombo, centro de todas las cámaras y cota cero para los teodolitos. Monólogo perpetuo, hablar sin decir nada… Lo peor es que por la edad se parecía a un Fidel “joven”, cuando empezaba. Y llevó una de las dictaduras más largas de la historia. Eso hace temer que se perpetúe hasta ese nivel u otro peor, que es capaz.

    ¿Por qué no hay un plan B? (ni siquiera un verdadero plan A) Porque no hay responsabilidad ni capacidad de gobierno.

    No comprendo cómo no se le ha hecho ya una cuestión de confianza, nos estamos jugando la nación y llevamos más de 20.000 muertos por culpa de su ineptitud. Ya no se trata de lo que algunos partidos puedan recibir bajo mano en compra política de su silencio, estamos en una situación en la que debieran saltar hasta los mismos compañeros de partido, al ver que sus familiares mueren a causa de esta política.

    Los nodos infinitos de cada día son siempre lo mismo y sólo contienen una noticia ( o cortina de humo) a diario sobre alguna adivinanza de qué harán en un futuro que luego se modifica. El resto es comunicar algo malo de la Comunidad de Madrid porque allí está el PP, flores y violines para el PSOE y [email protected], que Vox es Franco en persona y que Torra (el de Cataluña) ha decidido prevaricar de nuevo. Se disimula un poco estadisticando a nuestros fallecidos sin piedad y se ponen cuatro anuncios de “quédate en casa”. Este Gobierno ya ha dado demasiadas muestras de que no sabe hacer nada más, ya está bien.

    No queremos una “desescalada escalonada, asimétrica, progresiva y en tres fases (que son cuatro) revisables”. Queremos una solución real, planificada, comprensible, cabal y efectiva. Que no nos den pan y circo, queremos mascarillas y respiradores, trabajo y orden. Ya hemos perdido la salud , la libertad y la economía, nos queda muy poco para perder nuestro futuro.

    Moción de censura ¡YA!

  5. Juan Ramón

    Lo más preocupante, vistas sus decisiones descaradas por muy inconstitucionales e ilegítimas, son sus grandes apoyos.
    Desde muy arriba de las FFAA, Fuerzas del orden y P. Judicial y más… Y la “suavidad” de los Partidos (quitando a VOX).
    Teniendo en cuenta que no estamos sólamente ante unas medidas y formas políticas equivocadas o contrarias a las ideas de otros, sino a un golpe de Estado.

  6. Juan Ramón

    Ni en repúblicas bananeras se ve este descaro. “No hay plan b” y se queda tan pancho. Pasa de que en mes o en 1 año podamos llegar a la normalidad y niega que tenga planes. Claro, porque sólo cree en la sumisión del confinamiento o una vida condicionada.
    Los que dicen que habrá un antes y un después de esta pandemia, sí en cuanto al daño que ha hecho y el aprovechamiento de ello que han hecho algunos, pero NO tiene que condicionar la vida y costumbres de las personas.
    Si acaso en torno a la Sanidad. De su gestión y medios.
    Porque tampoco será aprender de ello. Ya que ha habido muchas epidemias y las armas para combatirlas las tenemos sin necesidad de esclavizar más a la ciudadanía. Cargar a la gente con restricciones de sus libertades.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.