Rosalía viendo la vida pasar

Ésta es una de mis estatuas favoritas, porque refleja a la escritora romántica gallega Rosalía de Castro con un gesto muy entrañable. El monumento, construido en 1917, está situado en el Parque de la Alameda de Santiago de Compostela. Por aquí juegan los niños y pasean jóvenes y mayores. Si uno quiere huir del ajetreo del turismo en el casco viejo compostelano, es el lugar ideal. La cara de Rosalía parece disfrutar viendo a la gente pasar, a los niños jugar, a las parejas cogidas de la mano y a las palomas yendo y viniendo del palomar que tiene justo delante. Viendo su cara, a uno le da la sensación de que el trasiego de los jardines le ha permitido encontrar el rastro de que echaba de menos en este poema publicado en “En las orillas del Sar”, su último poemario, publicado un año antes de su muerte:

Hora tras hora, día tras día,
entre el cielo y la tierra que quedan
eternos vigías,
como torrente que se despeña,
pasa la vida.

Devolvedle a la flor su perfume
después de marchita;
de las ondas que besan la playa
y que una tras otra besándola expiran.
Recoged los rumores, las quejas,
y en planchas de bronce grabad su armonía.

Tiempos que fueron, llantos y risas,
negros tormentos, dulces mentiras,
¡ay!, ¿en dónde su rastro dejaron,
en dónde, alma mía?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Francisco Barxa Iglesias

    Ya tengo la foto entre las mías…
    también el palomar.
    Cualquiera que la ve
    comienza a despertar
    de sus manías.
    ¿Morriña puede ser?
    A mi me pasa:
    al ver ese perfil
    me siento en casa.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]