La OMS sugiere «reducir la exposición» a los móviles para evitar el cáncer cerebral

El Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud publicó ayer una nota de prensa que promete levantar polémica. Y es que en dicha nota se anuncia que el IARC «ha clasificado los campos de frecuencia electromagnética como posiblemente cancerígenos para los seres humanos (Grupo 2B), basado en un mayor riesgo de glioma, un tipo maligno de cáncer cerebral, asociado con el teléfono inalámbrico«. Esto es lo que dice el primer párrafo de la nota, algo como para ponerle los pelos de punta a cualquiera. Sin embargo, la nota contiene ciertos matices que hace falta señalar. Para ello hay que ir a su segunda página, donde señala lo siguiente bajo el título de «Resultados»:

«La evidencia fue revisada críticamente, y en general evaluada como limitada entre los usuarios de teléfonos móviles para el glioma y el neuroma acústico, e inadecuada para sacar conclusiones para otros tipos de cánceres. La evidencia de las exposiciones ocupacionales y ambientales antes mencionadas se consideró igualmente inadecuada. El Grupo de Trabajo no cuantificó el riesgo; sin embargo, un estudio del uso pasado de teléfono celular (hasta el año 2004), mostró un 40% más de riesgo para los gliomas de la más alta categoría de grandes usuarios (promedio reportado: 30 minutos por día durante un período de 10 años).»

¿Son consistentes los datos de la OMS como para hacer ese anuncio?

He puesto las palabras «limitada» e «inadecuada» en negrita, pues en dicho comunicado van asociada a sendas notas a pie de página. Sobre «limitada» se señala lo siguiente:

«Una asociación positiva se ha observado entre la exposición al agente y el cáncer para el cual se considera una interpretación causal por el Grupo de Trabajo para ser creíble, pero el azar, sesgo o factores de confusión no se puede descartar con seguridad razonable

Y respecto al término «inadecuada» se advierte lo siguiente:

«Los estudios disponibles son de insuficiente calidad, consistencia o potencia estadística para permitir una conclusión con respecto a la presencia o ausencia de una asociación causal entre la exposición y el cáncer, o no hay datos disponibles sobre el cáncer en los seres humanos

Así mismo, en el apartado «Conclusiones» la nota de prensa de la OMS señala lo siguiente:

«El Dr. Jonathan Samet (Universidad del Sur de California, EE.UU.), presidente general del Grupo de Trabajo, indicó que «la evidencia, mientras se sigue acumulando, es lo suficientemente fuerte como para apoyar una conclusión y la clasificación 2B. La conclusión significa que podría haber algún riesgo, y por lo tanto tenemos que mantener una estrecha vigilancia de un vínculo entre los teléfonos inalámbricos y el riesgo de cáncer

«Teniendo en cuenta las posibles consecuencias para la salud pública de esta clasificación y los resultados», dijo el director del IARC Christopher Wild, «es importante que se realice una investigación adicional a largo plazo sobre el uso intensivo de teléfonos móviles. En espera de la disponibilidad de esa información, es importante tomar medidas pragmáticas para reducir la exposición, tales como dispositivos de manos libres o enviar mensajes de texto

Las señales de móviles, en el mismo grupo de cancerígenos que el VIH

Para que nos hagamos una idea de las implicaciones de este anuncio, en el citado Grupo 2B de posibles cancerígenos para seres humanos, en el que se encuentran elementos bastante conocidos como el Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el DDT y el cloroformo.

Podéis consultar la nota completa aquí (está en inglés). Las implicaciones de esta nota de la OMS son muy serias, pues el año pasado la International Telecommunication Union estimó que en 2010 habría 5.000 millones de cuentas de telefonía móvil en el mundo.

El precedente de la alarma apocalíptica de la OMS sobre la gripe A

Espero que la OMS haya medido bien las implicaciones de este anuncio. Recordemos que en 2009 la OMS dijo que «toda la humanidad está en peligro» por la gripe A. Dos años después, dicha enfermedad ha pasado al olvido dejando consecuencias menos perniciosas que las gripes comunes. Eso sí, esa apocalíptica alarma provocó, por ejemplo, que España quemase 56 millones de euros en dosis contra la gripe A el pasado verano.

Entradas relacionadas:

El crecimiento del móvil
Soy un genocida electromagnético

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. descreído

    El tema es complejo, pero no creo que destacar que «está en la misma lista de carcinógenos que el VIH» ayude a entenderlo mejor. Al menos, no para desetrañar qué hay de alarmismo y qué de evidencia.

    Los factores que nombras son muy conocidos por otras enfermedades o polémicas sobre su toxicidad. Eso es independiente de qué tipo de relación pueden guardar con las enfermedades cancerígenas.

    También podrías haber escogido los encurtidos de verduras, el café, la sacarina o la actividad profesional de carpintería… http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/moviles-mismo-grupo-cafe-cancer.html

  2. Elentir, voy a ser malo y mal pensado: Se trata de recaudar impuestos vía principio de peligrosidad como con el tabaco. Como le cuesta a la sanidad pública XXX millones, los recaudamos de esta manera. Al tiempo 🙂

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.