La hoja de ruta socialista nos lleva de cabeza a un suicidio demográfico

El plan ‘renove’ del PSOE: convertir España en un geriátrico sin niños… y sin pensiones

Hoy se han conocido algunos detalles de un documento del PSOE para renovarse en materia de ideas. Lo de “renovarse” es un decir, claro: las líneas maestras son las de la izquierda inhumana y cristianofóbica de siempre: laicismo, aborto, eutanasia… Y es que el plan ‘renove’ del PSOE conserva su trasnochada orientación ideológica, inmune a la realidad y dirigida a conseguir una España envejecida, sin niños… y también sin pensiones.

Desde un punto de vista progresista, ¿por qué Guadalajara no habría de tener costa?
No quieren que veas antes de abortar lo que te obligan a ver antes de fumar

Algunos se creen que el dinero público se imprime sin más, o se puede obtener exprimiendo a “los ricos” indefinidamente, pero la realidad es mucho más tozuda. Ojo a los siguientes datos:

  • Según el INE, actualmente la tasa de dependencia en España se sitúa en el 51%. Es decir, que por cada 100 habitantes ya hay 51 que son menores de 16 años o mayores de 64 y, por tanto, dependen de los 49 restantes para subsistir. En enero de 2010 el INE publicó un informe titulado “Proyección de la Población de España a Largo Plazo, 2009-2049”, según el cual al cabo de ese plazo la tasa de dependencia se situará en el 89,6%, es decir (y cito el informe), “por cada 10 personas en edad de trabajar, en 2049 residirían en España casi nueve personas potencialmente inactivas (menor de 16 años o mayor de 64).” Las pirámides de población previstas por el INE para esos plazos son desoladoras:

  • Obvia decir que en un escenario social con una tasa de dependencia del 89,6%, ya no cabe hablar ni de pensiones, ni de educación pública ni de sanidad pública: no habrá dinero para sostenerlas por mucho que el Estado exprima al ya escaso porcentaje de la población en edad de trabajar, pues éste ya será incapaz de sostener el volumen de impuestos necesario para financiar esos servicios. A lo sumo, llegados a ese punto para mantener el actual Estado del Bienestar tendríamos que recurrir a ayudas extranjeras -ayudas a cambio de soberanía- o a una entrada masiva de inmigrantes. Pero ¿qué extranjero tendrá ganas de venir a trabajar a un país empobrecido, sin futuro ni servicios sociales y con una presión fiscal insoportable dirigida a mantener a una población nativa envejecida?
  • Alguno pensará que el escenario que acabo de exponer es muy pesimista. Pues bien: en enero de 2011 la prestigiosa consultora PWC publicó un informe demoledor: “En España hemos pasado de tener un ratio de 4 trabajadores por pensionista a finales de los años setenta a otro de 2,6 en la actualidad, y se espera que el mismo sea de cerca de 1,2 en las próximas décadas. Como consecuencia de lo señalado, el coste de las pensiones en los próximos 40 años se incrementará notablemente según las previsiones de la OCDE, pasando de representar el 8,9% del PIB en 2010 al 15,5% en 2050. Si consideramos los ingresos previstos, el sistema público de pensiones podría ser deficitario a partir del año 2025.” Lamentablemente, la mala marcha de la economía en España ha empeorado la situación considerablemente: de 2,6 trabajadores por pensionista en 2011 hemos pasado a 1,9 trabajadores por pensionista en 2013. Y a los pensionistas hay que añadir los millones de parados que reciben una prestación pública por desempleo.
  • En estas condiciones, ya sólo se pueden mantener las pensiones reduciendo su importe o aumentando los ingresos del Estado, vía impuestos, para financiarlas. La primera opción ya se ha aplicado parcialmente: en 2010 Zapatero elevó la edad de jubilación hasta los 67 años -fijando un plazo de 15 años, entre 2013 y 2027, para que la ejecución de la medida provoque menos rechazo- y en 2011 congeló las pensiones.
  • La segunda opción -aumentar los ingresos- también se ha implementado: tras sucesivas subidas de impuestos aprobadas por el gobierno de Zapatero y el de Rajoy, en enero de 2013 la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) alertó de que los españoles ya soportan un esfuerzo fiscal de en torno al 40% -es decir, de cada 10 euros que ganas, 4 se los queda el Estado-, el mayor de la Eurozona, ya que en España tenemos unos sueldos muy por debajo de la media europea. Si con una tasa de dependencia del 51% ya soportamos un esfuerzo fiscal del 40%, ¿cuál será el esfuerzo necesario para mantener una España con una tasa de dependencia del 89,6% en 2049?
  • Sin embargo, ni siquiera el actual atraco fiscal permite garantizar las pensiones, pues cuando llega a cierto punto, una presión fiscal asfixiante acaba por recabar menos ingresos al dañar la productividad; razón por la que este año el gobierno se ha planteado aumentar todavía más la edad de jubilación y aumentar el número de años cotizados para percibir la pensión máxima, es decir, reducir aún más el gasto en pensiones.
  • Hoy en día los mayores de 60 años ya suman el 22,7% de la población. Según las previsiones del INE, en 2049 los mayores de 64 años sumarán más del 30% de la población española. Según datos publicados de hace dos años, el 36,32% del gasto sanitario público ya corresponde a mayores de 65 años.

En el escenario actual, con una España que afronta un suicidio demográfico -que se llevará por delante el Estado del Bienestar, al hacerlo insostenible- es urgente fomentar la natalidad, otorgando beneficios fiscales a las familias con hijos -y exenciones a las familias numerosas-, promoviendo el matrimonio -estadísticamente y por pura lógica los matrimonios tienen más hijos que las parejas de hecho, ya que ofrecen un entorno más estable para la procreación y la crianza de los hijos-, y apoyando activamente una cultura favorable a la maternidad y a la familia, incluyendo leyes que protejan la vida prenatal en vez de destruirla. Se trata de librar a España de una quiebra demográfica, social y económica dentro de pocas décadas, una exigencia de bien común ante la que el Estado no puede ser indiferente. La economía española necesita capital humano para poder prosperar. Sin niños vamos directos a la ruina más absoluta.

Pero en vez de eso, el PP cede ante los presupuestos ideológicos contraculturales y antisociales de la izquierda, y el PSOE propone más aborto, eutanasia -¿será su solución final al envejecimiento de población?- y más políticas ideológicas que desprecian la maternidad, la familia -y cuando digo familia no me refiero a perjudicarla promoviendo sucedáneos- y la vida. Ni siquiera se avienen a reconocer la terca realidad: las políticas progresistas -tanto de unos como de otros- nos conducen a una ruina social y económica mucho peor que la dejada por Zapatero. ¿Cuándo se avendrán a reconocer que se están equivocando, cuando ya sea demasiado tarde?

Foto original: Santiago Torralba – Efe / La Voz de Galicia

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. juan

    Una pregunta.
    Y si tenemos más hijos. ¿En que trabajaran?

  2. Fernando

    Dos reflexiones.

    Una pesimista.
    Yo soy un firme defensor de la ilegalización y penalización del aborto porque es un homicidio (se pueden poner muchos matices a esta afirmación, pero es el fondo de la cuestión). Pero no podemos dejar de ver la cuestión de que los pro-aborto hablan de ‘derecho a decidir’ porque saben que hay muchas madres (o padres o abuelos que impulsan a ello) que ‘deciden’ matar/liquidar/eliminar a esa persona que viene en camino. Podemos echarle la culpa a la propaganda, al hedonismo, al 68 o al empedrado, pero en nuestra sociedad hay personas que no consideran personas a otras personas y, encima, las matan. Lo digo porque el plan del PSOE, del PP o del que haya puede ser convertir España en un geriátrico o en lo que sea, pero (incluso en una sociedad con un cierto grado de intervención como la nuestra) es la sociedad la que consiente eso, cuando no lo reclama expresamente. En España ha habido durante muchos años una mayoría silenciosa que ha estado en contra del aborto, y lo que vivimos hoy es el resultado de ese silencio.

    Y una propuesta.
    A mí, para fomentar la natalidad y mejorar la eficiencia de los servicios lo que se me ocurre es eliminar todos los servicios públicos (excepto Justicia, Ejército y Policía, y algunos locales) y sustituirlos por una ‘renta de la existencia’. Como el ‘cheque escolar’ pero para todo y para todo el mundo. Ningún servicio público y todos los meses un subsidio de 700€ en el bolsillo de todos los españoles (menores incluidos) y de todos los extranjeros que lleven un tiempo determinado. Así se daría un acceso universal a la gente a lo que necesite, de manera eficiente y responsabilizando a las personas de sus actos, por lo que no se desincentivaría el trabajo. Se fomentaría la natalidad aunque solo fuera porque un niño viene con una renta mensual.

    Por cierto, aunque se corra el riesgo de una segunda absolución, me alegro de la anulación de la absolución a Morín.

  3. Javier Soria Laso

    Se nota que los del PSOE están más locos que una tripulación de piratas oxidados.

  4. Juan, tu pregunta implica dar por supuesto un tópico erróneo: que a más población más paro. Me remito a lo que señala Mark Steyn: “No hay en la Historia ningún precedente de crecimiento económico en una sociedad con un capital humano declinante”.

    Fíjate, de hecho, en un simple detalle: el baby boom empezó en España en la década de 1950, acompañó las épocas de máximo desarrollo económico de España -desarrollo que precisa de capital humano- y se prolongó hasta finales de la década de 1970, cuando llegó el Estado de las Autonomías y el peso del Estado empezó a aumentar sin control en nuestro país. Significativamente, son los hijos del declive de la natalidad en España los que más se están viendo azotados por el paro. ¿Por qué? Pues porque el modelo progresista no sólo incluye el fomento de políticas antinatalistas, sino también una sociedad cada vez más dependiente del Estado. Actualmente en España el peso del sector público es tan enorme que abarca más del 40% del PIB. Como he señalado, de cada 10 euros que ganamos los españoles, 4 se los queda el Estado. Eso penaliza la creación de riqueza y trabajo, pues lastra a las empresas, y genera un escenario de paro y endeudamiento crecientes.

    Obviamente, con la natalidad no basta. Hay que reducir un Estado sobredimensionado para favorecer la productividad en el sector privado, que es el único capaz de generar riqueza y trabajo de forma real y eficaz. Con una sociedad subsidiada y un Estado hipertrofiado no hay forma de que España crezca.

    Fernando: “Ningún servicio público y todos los meses un subsidio de 700€ en el bolsillo de todos los españoles (menores incluidos) y de todos los extranjeros que lleven un tiempo determinado.”

    Eso sería más de lo mismo, o aún peor. Algunos hay meses que no conseguimos ganar con nuestro trabajo ni esos 700 euros. ¿Qué crees que pasaría si el Estado diese ese dinero a todos los españoles sin más? Y dicho sea de paso, ¿quién lo pagaría? En fin, me parece una insensatez.

  5. Dudo mucho de las veracidad de las estadísticas del INE. Estas gráficas presentan una simetría tal que parecen sacadas del manual de un tornero, cuando se está dando un aborto selectivo para terminar con las hijas (porque serían mujeres), la realidad es muy otra. ¿Cómo llevará esta gente el censo electoral, si aquí presentan una fallo tan evidente?.

  6. Yo también las cojo con pinzas, pero cuando incluso las cifras que da el INE coinciden con un escenario de suicidio demográfico, me parece útil aportarlas.

    De hecho, te sugiero que observes un detalle llamativo: en las pirámides de población que el INE ofrece como para el año 2013 y también en las previsiones hasta el año 2049 se observa un desequilibrio en la base: hay más niños que niñas. Porcentualmente en el mundo nacen más niños que niñas, en España también, pero la diferencia me parece más llamativa que la de las proporciones normales. ¿Efecto del aborto selectivo, tal vez?

  7. Puede que no guste este comentario pero mucho tiene que ver con la igualdad. Hay demasiado énfasis en que la mujer sea igual – en todo incluido el trabajo – que el hombre. ¿Qué ocurre? Que lo de formar familia es secundario. El promedio de parir de una mujer también ha subido progresivamente y tener hijos después de los 30 años ya es tan normal como comer churros. No quiere decir que hay que volver a ‘la mujer en casa con la pata quebrada’ pero ¡Ojo! cientos de miles de mujeres hoy en día consideran tener niños como algo secundario hasta incluso como comprarse un perrito de mascota. No soy machista, simplemente uno que cree en la familia y la conservación de la misma. Es la realidad.

  8. Juan,
    No sé. Te parecerá disparatado pero…
    Más niños = Más maestros + más médicos + más gente para cuidarlos cuando los padres + más ropa + más comida + más libros + más juguetes + coches más grandes

    Más maestros + más médicos + más gente para cuidarlos cuando los padres = más trabajadores

    Más ropa + más comida + más libros + más juguetes + coches más grandes = más fábricas + más tiendas + más empresas para importar lo que no se produce + más trabajadores

    más fábricas + más tiendas = más empresas constructoras + más empresas fabricantes de maquinaria + más empresas proveedoras de servicios + más empresas para exportar lo que no se consume = más trabajadores

    Más trabajadores = …

  9. Fernando

    Elentir, respondiendo a tus preguntas y sin ánimo de desviar la atención del tema de la natalidad y el aborto del post.

    “¿Quién pagaría un subsidio universal de “renta por existir”?”
    Pagarías lo mismo que ahora (ya sé que es mucho) con indudables ventajas:

    -No habría déficit porque se adaptaría anualmente el importe del cheque que resultaría de dividir el total recaudado (menos la parte correspondiente a Ejército, Justicia, Policía y Parlamento) entre cada beneficiario.

    -Al no haber déficit tampoco se generaría deuda nueva. Eso haría que el riesgo país cayese. Los ajustes presupuestarios serían facilísimos, porque es más fácil bajar un cheque de 700€ a 600€ que recortar lo equivalente en cada ministerio.

    -No habría políticos manejando medios: lo que pagas por RTVE te lo podrías gastar en el Plus, o no. No habría políticos en la educación: lo que pagas por las universidades públicas lo podrías pagar por una privada, o no. No habría políticos colocando aeropuertos y AVE y Guggenheims en cada capital de provincia, porque solo se harían los que la oferta privada creyese necesarios. Tampoco se rescatarían bancos porque no habría entidades públicas que los nacionalizasen.

    -Mejoraría la eficiencia del gasto y ganaríamos muchísima productividad.

    -Como te decía, mejoraría la natalidad porque un niño no sería “un gasto”.

    -Y lo fundamental, se daría igualdad de oportunidades a la vez que responsabilidad a la gente. ¿Que hay gente que decide vivir con su cheque de 500€-700€-900€ y no trabajar más? Pues esa gente renuncia a su sanidad, a la educación de sus hijos y a mil cosas más.

  10. Fernando,
    Te recomendaría que leyeses el relato corto “Del cielo a España” de Nilo María Fabra (hablaba de ello en http://delacerraduraelojo.blogspot.com.es/2013/01/del-cielo-espana.html y el libro es http://axxon.com.ar/noticias/2010/07/la-guerra-de-espana-con-los-estados-unidos-y-otros-relatos-de-nilo-maria-fabra-en-editorial-berenice/) para que te hagas una idea de lo que ocurriría con esa renta básica… y estamos hablando de un autor del siglo XIX.

  11. Fernando: “Pagarías lo mismo que ahora (ya sé que es mucho)”

    No es mucho, es demasiado. Y para el sistema que propones tú habría que pagar aún más. Es más: lo que propones, en la práctica, es lo mismo que proponía el comunismo: colectivizar lo que gana la gente y que el Estado lo reparta a su antojo. Eso es matar la iniciativa privada, dañando gravemente la productividad y asegurando a corto medio plazo una ruina económica. Me parece increíble que a estas alturas de la historia aún haya gente que sostenga estas cosas. ¿Cuántos más desaguisados tiene que provocar el intervencionismo estatal para que caigamos de la burra?

  12. Eos

    Me temo que ya lo tienen todo muy pensado. Cuando llegues a una cierta edad y seas una carga para el estado te convencerán de tu derecho a que te maten… A algunos que no queramos morirnos nos tocará escondernos huir de los hospitales etc como ya pasa en algún país…

  13. Yo creo que todo mejoraría si se introdujese, de forma radical, la eutanasia de los políticos, que parece son los que sobran en nuestra sociedad. Los corruptos, fuera,y eutanasia al canto…! Si son partidarios del aborto, ¿por qué no la citada eutanasia para tantos que podríamos citar. Viviríamos mejor.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]