¿El Ministerio de Educación aceptaría este mensaje en un museo del Estado?

¿El Museo Reina Sofía expondría esto como una obra de arte ‘pedagógica’?

“El único Museo Reina Sofía que ilumina es el que arde. ¡Contribuya!” Y dos cajas de cerillas. Esto que veis es una obra de arte digna de figurar en un lugar pedagógico dedicado al análisis de formas artísticas interconectadas con relaciones sociales reales o deseadas. Esto es lo que dicen algunos culturetas (yo no lo suscribo) que creen que mostrar un par de cajas de cerillas con un mensaje tan claro e incendiario no es más que una muestra de “saber realmente útil”.

Pide al Museo Reina Sofía que retire las incitaciones a la violencia
Quemar iglesias, mofarse de las creencias y promover el aborto, ‘un saber realmente útil’ en el Reina Sofía

Lo que dice la caja de verdad: “La única Iglesia que ilumina es la que arde”

Antes de que alguien piense que estoy jugando con fuego -nunca mejor dicho- o que se me ha ido la pinza, y anticipándome a las prisas que le acabarán de entrar a más de uno para denunciarme ante el Juzgado de Guardia, he de aclarar que la imagen que encabeza estas líneas es un retoque fotográfico: la foto original es la que podéis ver a continuación.

Dinero público para incitar a la violencia contra los católicos

Esta caja de cerillas y su incendiario mensaje figuran en una vitrina como una obra de arte, y se incluyen sin ningún asomo de crítica en una exposición del Museo Nacional Reina Sofía, un centro cultural propiedad del Estado, dependiente del Gobierno que preside Mariano Rajoy -más concretamente del Ministerio de Educación- y por lo tanto es una exposición que pagamos todos los contribuyentes, entre ellos millones de católicos candidatos a ser quemados vivos dentro de nuestros templos si algún loco sigue las indicaciones de esa caja de cerillas. Según informa HazteOir.org, la exposición es en realidad un montaje de propaganda de un grupo abortista argentino que incluye mensajes a favor de la eliminación de niños por nacer y ataques a los cristianos. Cada vez está más claro que quienes niegan su derecho a vivir a los niños y niñas por nacer sólo están a un paso de acabar negándonoslo también a los ya nacido, en contreto a quienes nos oponemos a ese crimen contra los más débiles e indefensos.

El Museo considera “pedagogía” esa apología del odio cristianofóbico

La web del Museo afirma que “la exposición insiste en el uso colectivo de recursos, acciones y experimentos públicos, bien olvidados o bajo amenaza de erradicación, tomando el museo como lugar pedagógico dedicado al análisis de formas artísticas interconectadas con relaciones sociales reales o deseadas.” Así mismo, el Museo afirma que una exposición de una intolerancia tan supina “intenta posicionar la noción de pedagogía crítica como un elemento crucial en las luchas colectivas”. Ya resulta alarmante que en una sociedad civilizada haya fanáticos que consideran un elemento “crucial” de sus “luchas” promover la matanza de hijos por nacer e incitar a quemar iglesias. Entendería que esto se tratase en una exposición sobre psicópatas, que incluyese claras críticas a quienes muestran tal ausencia de compasión y tal desprecio por las vidas de sus semejantes. Pero que un Museo público que pagamos todos llame “pedagogía crítica” a la apología del aborto y a la incitación a quemar iglesias ya es el colmo.

El arte como pretexto para dar rienda suelta al más peligroso fanatismo

Ya sé que habrá algunos que apelen a la libertad artística como excusa para apoyar que un centro estatal incite a quemar iglesias. A fin de cuentas, para algunos contra los cristianos vale todo, con la excusa del arte o sin ella. Recordemos lo ocurrido hace cinco años cuando mensajes como el que nos ocupa estuvieron a punto de provocar una tragedia: unos desconocidos colocaron siete bombas incendiarias en la parroquia de Santa Genoveva, Majadahonda (Madrid). Fueron descubiertas por el párroco a causa del olor a gasolina. Si no hubiese sido por él, se habría producido una tragedia con docenas de muertos. Hace 80 años parecidas incitaciones al odio provocaron la quema de numerosas iglesias en España y sinagogas en Alemania. Me pregunto si en el Museo Reina Sofía pretenden que volvamos a esa siniestra época.

Pide al Museo Reina Sofía que retire las incitaciones a la violencia

+ 17:16h: El Museo Reina Sofía contesta a los firmantes de la alerta de HazteOir.org calificando la incitación a incendiar iglesias como “arte” y “libertad de expresión”. Es el colmo del insulto a los católicos, que pagamos con nuestros impuestos esta basura de museo. ¿Os imagináis a los responsables de ese centro público diciendo lo mismo de la quema de mezquitas, o de una exposición que animase a vandalizar museos? ¡Basta ya de permitir que se nos pisotee a los católicos con el dinero de nuestros impuestos!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JFM

    Estoy esperando a que digan lo mismo de una mezquita. Es mas, estoy espernado al progre al que le gustaria quemar una mezquita que ni siquiera es cobardia es afinidad ideologica.

  2. Mientras se siga dando pie a estos sujetos nunca acabaremos con el problema.

  3. Pablo el herrero

    Asco de izquierda, genocida y totalitaria.

    Pablo el herrero

  4. Hugo

    No se atreverían a quemar una mezquita, del mismo modo que no se atreven a protestar ante una embajada que no es la de Israel o USA. Son tan cobardes que solo se meten con los que pondrán la otra mejilla. Quizás ese sea el problema, por eso estas respuestas son tan importantes. El día que no les salga gratis cambiarán de actitud o simplemente cambiarán de objetivo.

  5. Acabo de actualizar esta entrada con la información que publica HazteOir.org:
    http://www.hazteoir.org/noticia/63109-reina-sofia-responde-alerta-ho-alentar-quema-iglesias-es-arte-y-libertad-expresion

    El Museo Reina Sofía contesta a los firmantes de la alerta de HazteOir.org calificando la incitación a incendiar iglesias como “arte” y “libertad de expresión”. Es el colmo del insulto a los católicos, que pagamos con nuestros impuestos esta basura de museo. ¿Os imagináis a los responsables de ese centro público diciendo lo mismo de la quema de mezquitas, o de una exposición que animase a vandalizar museos? ¡Basta ya de permitir que se nos pisotee a los católicos con el dinero de nuestros impuestos!

  6. ¡Absoluta locura! El arte murió hace años y la libertad de expresión se ha convertido en dictadura de bazofia.

  7. dobero

    Dicen los del museo, que respetan la libertad de expresion de los artistas. ¿ y si el artista hace apologia del terrorismo, o monta fotos con niños siendo abusados sexualmente, o con frases machistas? entonces tambien?, esto incita clarisimamente a la violencia, y igual que lo que he propuesto para algunos, entre ellos yo, es inaceptable, esto tambien lo es, de todas formas propongo al artista que haga una “obra de arte· como esta con la imagen de una mezquita ardiendo,,,, igual se le quitan las ganas de no respetar mas que sus ideas………

  8. MR (Monárquico y Republicano)

    Qué obsesión tienen con el fuego estos fascistones totalitarios que se las dan de progres… Luego dicen de la Inquisición, pero a ellos les gusta prender fuego más que a un tonto disfrazarse de zombi el día del Jálogüin.

  9. Jandro

    ¡Ahora, HazteOir!

    Para el director del museo estas exposiciones muestran al museo «como institución viva», «que se posiciona como un importante catalizador del pensamiento y del debate público».

    Perfecto, pues hay que proponer ya mismo al Reina Sofía que expongan en el museo la muestra de Expovida. Vamos a ver cómo se cataliza el debate público.

  10. ioannes

    ¡Es todo tan absurdo, prepotente e increíble!… Este país (España) ¿va cuesta abajo? Pues ¡no!: queda mucha gente que usa la cabeza no sólo para peinarse.

  11. JFM

    Hugo. No es que no se atreveraian: es que no querian Ya me hé encontrado con tetos izquierdistas intantando enturbiar lasaguas en favor del Estado Islamico.

  12. JFM

    textos de izquierdistas.

  13. No cuidan tanto de la libertad de expresión cuando esta “obra” no está firmada, no sé si os habéis dado cuenta del detalle, pero es completamente anónima, ya que en sí misma constituye varios delitos tipificados: Amenaza, incitación al terrorismo, incitación y captación de personas para actos vandálicos, ofensa a las creencias personales, alteración del orden público en grado de tentativa…
    Y el empleo de una tipografía anticuada, que es el peor de todos.
    Por cierto, ¿Desde cuándo pueden albergar los museos materiales inflamables e incendiarios? Seguro que tampoco cumple las normas relativas a la seguridad.

    Pero la Reina Sofía también tuvo que soportar que se erigiera una guillotina en una plaza de Valencia sin que nadie dijera “esta boca es mía”, no le viene de aquí.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]