Arremete contra una ministra por animar a donar juguetes y alimentos

A una diputada de Podemos le parece mal animar a compartir con los que no tienen

Hay actitudes en política que tienen una muy difícil explicación, más aún en fechas navideñas. Un claro ejemplo de esas actitudes lo dio este domingo la diputada podemita Ana Marcello.

Pablo Iglesias y la curiosa redistribución de su riqueza: dona su sueldo a su programa
Indignación en la red contra Izquierda Unida por reírse de la escasez de pan en Venezuela

Vayamos al origen del asunto. El 23 de diciembre, la Ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, publicó este tuiteo con un vídeo animando a la gente a colaborar “a participar en las campañas de recogida de alimentos y juguetes para que podamos compartir con aquellos que no tienen”:

A una diputada de Podemos no le gustan la caridad ni la beneficencia

Es difícil creer que haya alguien a quien le moleste un mensaje como éste, pero está visto que hay gente para todo. Ultras de izquierda se han puesto a atacar a la ministra, includo hablando de “maldita caridad cristiana”, como si la caridad -es decir, la actitud solidaria con el sufrimiento ajeno- fuese una maldición y algo detestable. La tendencia de ciertas ideologías a aborrecer la virtud y a ensalzar el vicio y la maldad ya roza la esquizofrenia. La diputada leonesa de Podemos Ana Marcello Santos ha participado en esta ola de críticas con el siguiente comentario:

Ya he recordado lo que es la caridad. Añado que la beneficencia es la acción y efecto de hacer el bien a los demás. Entiendo que a la diputada de un partido comunista como es Podemos eso de hacer el bien le pueda resultar incómodo, pero que también le moleste el ser solidario con el sufrimiento ajeno ya me parece de lo más mezquino. ¿Qué prefiere, que nadie ayude a los más necesitados? El discurso tramposo de contraponer derechos a caridad no me vale. Hacer el bien a los demás y ayudar a los que menos tienen son virtudes que no puede sustituir ninguna ley. Pero además hay que decir que allí donde se han aplicado las recetas de Podemos, lo que se ha disparado es precisamente la miseria. Así que en lo que respecta a la pobreza y a la ayuda a los pobres, lo mejor que podrían hacer es callarse, aunque sólo sea por vergüenza.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    A ellos lo que les gusta compartir es nuestro dinero, nunca el suyo y cuando no quede dinero ya se inventarán algo, seguramente echarán la culpa a los capitalistas que no se dejan robar por ellos. El ejemplo lo tenemos en Cuba, como ya no queda de los demás para repartir, echan la culpa del hambre al bloqueo y todos felices.

    La otra vertiente es el odio al catolicismo. A ellos les han metido en su pequeño cerebro que todo lo que venga de la Iglesia es malo y no saben distinguir que esto no cosa de curas, pero como, ya digo que su escaso cerebro no da para más, cuando oyen ciertas palabras las asocian con los curas y saltan desenfrenados.

    En el fondo son dignos de lástima, porque no dan para más. Lo malo es que osn tontos con mala leche.

  2. Luna

    Como expuso perfectamente Benedicto XVI, caridad es amor. Otro de los grandes dones humanos a los que ha renegado el comunismo.
    Ellos reclaman la sustitución de la misma por el concepto masónico de “solidaridad”, que no va más allá de una actuación definida por el RAE como “Acto de adhesión DE CARÁCTER MOMENTÁNEO a una causa”. Es por esto que predican la “filantropía” en lugar de la beneficiencia (ni más ni menos que obrar el bien) y les parece que eso está mal.
    Vamos ahora a ver los derechos que postula Ana Marcello. Necesariamente se han de “defender”, no pueden ser “disfrutados” o “ejercidos”… Demagogia barata, excusa de quien no quiere dar y se agarra a cualquier cosa para no hacerlo sin despreciar la oportunidad de atacar a quien ayude a su prójimo.
    ¿Recibirá al menos el niño necesitado un tweet de esta señorita que le comunique el modo en que “luchan por él”? Creo que ni siquiera eso, todo queda en agua de borrajas y en algo que deberíamos emplear más que “populismo” en nuestra terminología: oportunismo, que es lo que practican los de “Podemos”.
    Pos su necesidad, por su bien, a quien tiene hambre dale pan. No le des promesas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.