Advierte del creciente parecido entre la UE y el antiguo bloque comunista

El proyecto de Viktor Orbán para preservar Hungría frente a la islamización de Europa

El pasado domingo, el Primer Ministro de Hungría, Viktor Orbán, pronunció su discurso anual sobre el estado de la Nación, en el que desafió sin rodeos los dogmas de la corrección política.

Los húngaros se rebelan contra la élite de Bruselas y contra la izquierda en las urnas
Polonia y Hungría se desmarcan del apoyo de la UE al aborto y la ideología de género en la ONU

Hungría encabeza la defensa y la protección de la familia en Europa

En su discurso (se puede ver aquí el vídeo completo en húngaro y aquí la traducción al inglés publicada por Visegrád Post), Orbán se ha opuesto abiertamente a las tesis de quienes apuestan por resolver la crisis demográfica que vive Europa a base de inmigración: Vivimos en tiempos en que cada vez nacen menos niños en toda Europa. La gente en Occidente está respondiendo a esto con la inmigración: dicen que el déficit debe ser compensado por los inmigrantes, y luego los números estarán en orden. Los húngaros ven esto bajo una luz diferente. No necesitamos números, sino niños húngaros. En nuestra mente, la inmigración significa rendirse. Si nos resignamos al hecho de que somos incapaces de mantenernos incluso biológicamente, al hacerlo admitimos que no somos importantes incluso para nosotros mismos. Entonces, ¿por qué seríamos importantes para el mundo?”

Orbán ha añadido: No está escrito en el gran libro de la humanidad que debe haber húngaros en el mundo. Solo está escrito en nuestros corazones, pero el mundo no se preocupa por eso. Dios solo ayudará a aquellos que quieren ser ayudados. Podemos discutir todo el día si hay pocos niños porque la gente ha cambiado o más bien porque las circunstancias los frenan. Este debate no puede decidirse definitivamente y no lleva a ninguna parte. Por lo tanto, en lugar de teorizar, el gobierno ha tenido que actuar“. El Primer Ministro húngaro ha afirmado, además: “En nueve años, hemos duplicado el apoyo para las familias y, de forma proporcional, es el más alto de toda Europa”. Pero Orbán no se conforma.

Las siete medidas de Orbán para promover la familia y la natalidad

A continuación, el Primer Ministro húngaro anunció un plan de siete puntos para la protección de la familia y el fomento de la natalidad:

  1. Crear una ayuda dirigida a alentar a las parejas casadas jóvenes a tener hijos: “Toda mujer menos de cuarenta años que se case por primera vez será elegible para un préstamo preferencial de 10 millones de florines para comenzar su nueva vida”, señaló Orbán. “Después del nacimiento de un hijo, suspenderemos el pago del préstamo por tres años, y después de la llegada de un segundo hijo, lo suspenderemos por otros tres años y cancelaremos un tercio de la deuda principal. Si nace un tercer hijo, cancelaremos la parte restante del préstamo en su totalidad”.
  2. Crear un crédito preferencial para la compra de viviendas familiares, dirigidas a familias que se comprometan a tener dos o más hijos.
  3. Nuevas ventajas para las familias con dos o más hijos a la hora de contratar préstamos hipotecarios.
  4. Exención de impuestos de por vida para las mujeres que hayan tenido al menos cuatro hijos.
  5. Un programa de compra de automóviles para familias con tres o más hijos.
  6. Apertura de 21.000 nuevas guarderías entre 2019 y 2022, para que todas las familias húngaras con niños pequeños puedan llevarlos a una guardería.
  7. Una prestación para los abuelos que se encargan del cuidado de sus nietos, si los padres así lo deciden.

Por otra parte, Orbán ha señalado que en los países europeos que apuestan por la inmigración como una solución se está formando un mundo cristiano-musulmán, con un porcentaje cada vez menor de cristianos. Frente a los que animan a ignorar ese problema, el Primer Ministro húngaro ha advertido: Los de mi edad vivirán para ver la rápida transformación de lo que alguna vez fueron grandes países cristianos. Nos duele el corazón, pero podemos hacer poco para ayudar. Una vez en el tren expreso llegarán al destino final. Y no hay billete de vuelta. Sin embargo, los centroeuropeos todavía tenemos nuestro propio futuro. Tenemos nuestro propio futuro, que es la continuación de la vida de nuestros padres y abuelos, la preservación de las tradiciones de mil años, la protección de nuestra economía, nuestras familias y nuestra cultura cristiana. Tal futuro también es posible. Para ser más precisos, tal futuro es posible para nosotros“.

Orbán da la alarma ante la sovietización de la Unión Europea

Además, Orbán ha advertido del cada vez mayor parecido entre la Unión Europea y el antiguo bloque soviético: Hace treinta años pensamos que habíamos consignado la forma de pensar comunista, que defendía el fin de las naciones y un mundo supranacional, hacia el basurero de historia. Parece que estábamos equivocados. Hoy el eslogan es el mismo: “¡La Internacional será la raza humana!”. Están defendiendo otra vez un mundo sin naciones, quieren sociedades abiertas y están fabricando un gobierno mundial supranacional. Y nuevamente tenemos aquí a aquellos que borraron nuestras tradiciones e inundaron nuestros países con una cultura extraña. Treinta años después de la caída del comunismo, en vísperas de una elección parlamentaria paneuropea, Europa se encuentra en la posición de que debemos defender nuevamente nuestra identidad húngara, nuestra identidad cristiana, proteger a nuestras familias y comunidades, y también proteger nuestra libertad”.

Orbán ha señalado cuál es el nuevo Moscú: “El bastión del nuevo internacionalismo está en Bruselas, y su medio es la inmigración”. En referencia al gobierno de la Unión Europea, el político húngaro ha afirmado: “Quieren debilitar los derechos de control fronterizo de los Estados miembros”, y ha añadido: “para derribar la resistencia, quieren chantajear a los países que rechazan su plan imponiendo multas a aquellos que se niegan a obedecer sus órdenes“. Orbán también ha declarado: “Queremos un Parlamento Europeo que respete las decisiones de los países y pueblos sobre su propio futuro, y acepte que nosotros, los centroeuropeos, queremos seguir nuestro propio camino.

(Foto: Bernadett Szabo / Reuters)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Yo quiero que los húngaros sigan apellidándose Kovacs, Nemeth, Nagy, Egerszegi…Si eso es fascismo, pues que sea.

  2. bilbaino

    “resolver la crisis demográfica que vive Europa a base de inmigración”

    A base de inmigración en general no. A base de inmigración africana, con preferencia de inmigración islámica. Porque inmigrantes también son los chinos o los sudamericanos.

    “se está formando un mundo cristiano-musulmán, con un porcentaje cada vez menor de cristianos”

    ¿Seguro? https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-08-19/seis-razones-por-las-que-la-religion-esta-en-declive-y-sera-minoritaria-en-2041_16429/

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.