El lunes se negó a contestar a Vox; ayer sí contestó a separatistas y golpistas

Así se arrugó Sánchez frente al partido de Otegi tras atacar al partido de Ortega Lara

Ayer el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez Castejón, ofreció una muestra de su indignidad desde la tribuna del Congreso, aplicando una escandalosa doble vara de medir.

La infamia del PSOE: vota junto a Bildu legalizar el ultraje a España y la apología del terrorismo
Así es la puñalada legislativa que el PSOE dio a la Policía mientras Bildu la insultaba

El lunes, lluvia de descalificaciones contra Vox…

Este lunes, tras el brillante discurso de Santiago Abascal, Sánchez se negó a contestar al líder de Vox, y en su lugar dirigió su intervención a los dirigentes del PP y de Cs, en una clara descortesía parlamentaria. En una intervención que tenía todos los visos de haber sido escrita antes de escuchar a Abascal, Sánchez acusó a Vox de “clasista”, de “neofranquistas”, de “ultraderecha” y de hacer un “discurso del odio” y ser “una anomalía europea”. Y todo porque Abascal se limitó a hacer algo que debería ser natural en una democracia como contradecir los dogmas progres. Pero en España tenemos una izquierda que no tolera la discrepancia. Lo que debería ser una anomalía es pactar con totalitarios comunistas y con quienes odian a su propio país e incluso han apoyado un golpe separatista. Esos son los aliados del PSOE.

… y el martes, tono afable con separatistas y golpistas

Como prueba de ello, ayer Sánchez sí que tuvo la cortesía de contestar a los separatistas de ERC, PNV, Junts per Catalunya, EH Bildu y Compromís. Y no sólo les contestó, sino que en algunos lo hizo incluso con cordialidad (se pueden ver todas las intervenciones de ayer aquí). Entre esos grupos hay partidos que han apoyado un golpe de Estado contra nuestro marco constitucional, que apoyan abiertamente la desobediencia contra las leyes y las sentencias judiciales, que han apoyado el acoso a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, y que imponen en las escuelas un discurso de odio a España. Entre ellos hay un partido en concreto que sigue negándose a condenar el terrorismo etarra. Fue especialmente repugnante comprobar que Sánchez sí aceptó responder al partido de Arnaldo Otegi tras negarse a contestar al partido de víctimas de ETA como Ortega Lara y Alcaraz. Pero la indignidad del secretario general del PSOE no se quedó ahí. Después de tratar a los miembros y a los votantes de Vox como unos apestados por el simple hecho de disentir de los dogmas de la izquierda, Sánchez se arrugó ante Bildu.

Así se arrugó Sánchez ante Bildu

En su réplica a EH Bildu, Sánchez no usó ni una sola palabra de crítica para referirse a un partido presidido por Otegi, un tipo que estuvo en prisión por secuestro y por ser parte de una organización terrorista que ha asesinado a cientos de Españoles. Después de atacar con saña a los demócratas de Vox, Sánchez tuvo estas cordiales palabras para los bildutarras: “en España tenemos mimbres suficientes como para desde el diálogo poder entendernos todos, sabiendo dónde podemos coincidir y dónde no podemos coincidir”. Esta cínica declaración la hacía Sánchez dirigiéndose a los 4 diputados de EH Bildu, tras haber hablado la víspera como si los 24 diputados de Vox no existiesen. Y así continuaba: “Yo desde luego a su grupo no le veto, le respeto la legitimidad que tiene, pero es evidente que tenemos serias discrepancias, serias discrepancias de presente y de futuro pero también de pasado, también de pasado… Y ahí me quedo.” Podéis ver aquí un vídeo comparativo del tono usado por Sánchez ante Vox y ante Bildu; el vídeo termina con lo que dijo el lunes Abascal en su segunda contrarréplica a Sánchez: “usted prefiere antes a Otegi que a Ortega Lara”.

Foto: Efe.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Lo que me preocupa no es tanto que estos políticos sean unos canallas, sino que haya todavía tanta gente que esté dispuesta a tolerarlo como un mal menor para no acabar en un régimen neofranquista. Franco fue un dictador, y no quiero renunciar a la libertad que nos da la democracia, pero hay que ser un grandísimo hipócrita guardar tanto resentimiento contra el Caudillo, y hacer la vista gorda con las barbaridades que han cometido los rojos, no sólo en España durante la quema de conventos, sino los frutos del castrismo y el chavismo. Franco era un inocente monaguillo, un santo, comparado con los otros.

    A Vox le tienen miedo porque este no busca el poder basado en la fuerza o la riqueza, sino el apoyo de las masas, intentando actuar como un verdadero líder que se esfuerza en ganarse la confianza y lealtad de aliados y subordinados. El régimen actual se parece demasiado al turnismo pactado entre Cánovas y Sagasta, actuando como un oligopolio o cartel que pacta los precios, y por tanto no se preocupan en ser competitivos porque los demás tenemos que pasar por el aro, pero aparte de choque porque parece que uno quiere convertir el negocio con un monopolio, y los otros pasar a “disidencia controlada” llega uno que les hace la competencia, y le quita clientes.

    Se creen muy poderosos, pero olvidan una cosa, y es que ninguna nación puede sobrevivir a los traidores, y ellos al actuar como capos mafiosos, tiranos o jefes tóxicos, no deben esperar que los más sensatos se sacrifiquen para salvarles el trasero, ni se sorprendan de que sean traicionados a favor de un rival como venganza por el maltrato sufrido.

    Si Vox es visto como una amenaza, no van a jugar limpio, y un linchamiento mediático no es lo peor que le puede pasar. Van a tratar de hacer una purga en las redes sociales, porque estas han servido a la “derecha alternativa” para hacer frente al pensamiento único impuesto por el oligopolio mediático del ministerio de la posverdad. Van a echarle tanta basura encima para tenerle ocupado y entretenido, como en la peli de Acoso, en la que Demi Moore le monta a Michael Douglas la escenista para distraerle y que este no se diera cuenta de la que estaba liando en la empresa.

    La gente sensata debe darse cuenta que no debe confiar en nadie que trata de humillar y hundir al pobre que ose llevarle la contraria.

  2. bilbaino

    Descalificaciones contra VOX que llevaba ya escritas, porque no respondió ni refutó a ninguno de los puntos presentados por Abascal. Soltó las mismas palabras-policía de siempre y se fue a su escaño.

  3. Huichilobos

    Discrepancias dice. Bonito eufemismo con el que ciscarse en todos los socialistas asesinados por ETA.

    Yo creo que todo el problema de Sánchez con Vox es que no le interesa que hablen, y responderles es una manera de darles pie para hablar. Por eso no responde.

  4. Jandro

    El vídeo lo dice todo. No quedan dudas de a cuál de los dos prefiere Sánchez.

  5. Veremos como termina esto. Si hay gobierno similar al 1934 o nuevas elecciones. VOX es un partido de derechas y el PSOE hoy es de ultra-izquierda. Se levanto la niebla y se ve muy bien el actual panorama político del país.

  6. Lorenzo

    Es lógico que Sánchez sea cordial con Bildu: coinciden en todo salvo en los medios para lograr sus fines. ¿Qué diferencias ideológicas hay entre Sánchez y Otegui?

  7. DAGM

    Pedro Sanchez es un peligro para España.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.