Adiós al hospital en el que nací

El domingo 30 de noviembre de 1975 España vivía un momento de incertidumbre pocos días después de la muerte de Franco. En Vigo un médico volvía al hospital de la Cruz Roja después de ir a Balaídos a ver un partido entre el Celta y el Rayo Vallecano que acabó en empate a doses. Esa noche dirigiría el parto de un niño regordete que nacería casi a las diez y cuarto. Ese niño era yo. Si escribo esta entrada es porque el hospital de la Cruz Roja está a punto de echar el cierre después de 64 años de servicios a la ciudad. Ahora que tanta falta hace un hospital como ése, la citada ONG lo ha declarado inviable (ya le vale a la Cruz Roja). La última vez que entré en él fue en 1996 -si mal no recuerdo- para una operación. Ayer volví para despedirme de él y hacerle unas últimas fotos antes de que lo cierren. Podéis verlas aquí.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hilarión

    Yo creía que ya no le quedaban hospitales a la Cruz Roja. Alguno que había en Madrid lo engulló la S.S.

    Esas cosas pasan. La maternidad donde nací yo, es desde hace muchos años una plaza.

  2. Luego dirán que faltan plazas hospitalarias…
    Tengo un cuento políticamente correcto para Bibiana Aído en mi blog. Os invito a leerlo.

  3. Según he visto en la web de esa ONG, aún quedan unos cuantos hospitales de la Cruz Roja en España, Hilarión. Aunque como los gestionen todos tan mal como han gestionado éste en los últimos años, en un lustro no quedará ni uno…

  4. D45

    Bueno, después de que la Cruz Roja apoyase la nueva ley del aborto pues como que no me da mucha pena por ellos, la verdad.

  5. A mí por la Cruz Roja no me da ninguna pena, en esto opino como tú. Me la da por los enfermos que se alojaban en el hospital.

  6. D45

    No te preocupes por ellos que ya los trasladan a otros.

  7. Precisamente ése es el problema que tienen algunos pacientes y sus familiares. Incluso han dicho de trasladar a alguno a un hospital de Pontevedra. El follón se lo ha tenido que tragar el Sergas, claro.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.