Carta al dueño de este perro

Escribo esta entrada con la esperanza de que, por casualidad, la lea el dueño de este bonito perro que me encontré ayer cerca del mirador de San Julián, en el Monte Aloya. El perro estaba abandonado y se quedaba solo vagando por el bosque, al anochecer. Parecía mayor, acostumbrado a la vida doméstica, tenía un pelaje muy bonito y ya se le veían signos de delgadez. Nunca entenderé cómo alguien puede abandonar a un perro así.

Desconozco qué circunstancias o motivos llevaron al dueño de este perro a dejarlo a su suerte, lejos del cariño de las personas con las que habrá compartido los primeros años de su vida. Es posible que esté pasando un momento de estrechez económica, o que simplemente se haya cansado del perro, o qué sé yo. Fuese cual fuese la razón de su abandono, no entiendo que se le pueda hacer algo así a un animal que se ha ganado con creces el título de mejor amigo del hombre. Este perro, en concreto, es de los pocos perros abandonados que he encontrado que rehuían el trato con los humanos. Se notaba que les tenía miedo a las personas. Me llamó mucho la atención ese detalle: me pregunto qué le habrán hecho para llegar a ese punto.

Sé que mucha gente lo está pasando mal por la crisis, y sé que a algunos esta entrada les podrá parecer una frivolidad ante la situación de necesidad que atraviesan muchas personas. Nada más lejos de mi intención que dar más importancia a un perro que a un ser humano. No soy ecologista, pero cuando uno compra una mascota adquiere una responsabilidad. Abandonar a un perro no sólo es una crueldad -el animal tardará días o semanas en morir de hambre o frío-, sino también una gran irresponsabilidad: muchos frecuentan las carreteras y a menudo mueren atropellados, con el consiguiente riesgo de provocar un accidente. Desde luego, no escribo esta entrada porque éste haya sido el primer perro abandonado que encuentro, sino porque cada vez veo más. En la noche de San Juan llegué a ver a una pandilla de cinco de ellos en una misma glorieta, en Gondomar.

Si tu situación actual no te permite mantener a tu mascota, no la abandones, por favor. Hay sitios donde puedes dejarla, empezando por la protectora de animales más próxima. En Vigo tenemos O JaciCan (os animo a visitar su web). Ayer me pasaron la dirección de un blog llamado “¡Ollo ó can!” que se dedica a la adopción de animales domésticos en la zona de Santiago de Compostela. Por allí también funciona O Refuxio de Bando. Si conocéis más webs o datos de asociaciones de este tipo en vuestras ciudades, os animo a indicarlos en los comentarios de esta entrada. En cuando al dueño del perro de la foto, aún está a tiempo de ir a buscarlo al Monte Aloya. Allí le estará esperando, si todavía no ha muerto, claro.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Yo

    Hombre, no siempre son abandonados. Otras veces se escapan de las fincas por los lugares más inverosímiles. Persiguiendo un gato, por ejemplo. Te lo digo yo que una vez se me escapó mi perra y tardé una mañana en encontrarla y de casualidad. Se había metido en otra finca aprovechando que estaba abierto el portón y ni se habían enterado. Saludos.

  2. En Madrid también existen varias asociaciones donde los cuidan y les buscan hogar como la Ciaam.

  3. María, ¿podrías poner aquí el enlace a la web de Ciaam, o datos de contacto, si es que no tienen web? Gracias. 😉

  4. Espectador

    Si el perro ha tenido amo que ha cumplido las leyes, llevará un chip subcutaneo identificativo, y cualquier veterinario podrá leerlo, y a partir de ahí localizar al dueño. Pero para eso hay que meterlo en un coche y llevarlo a un veterinario. Yo una vez conseguí convencer a una hembra de mastín que tenía mucho miedo de los humanos haciendo que mi pastor alemán macho fuera a por ella y la trajera luego hasta mi; no llevaba chip, pero le conseguí una familia muy buena, y cuando años después me veía, me recordaba y se ponía toda contenta, a pesar de que solo había estado en mi casa una semana, hasta que se peleó con otra perra mía.

    Y si, es cierto que a veces los perros se escapan, pero los dueños como Dios manda remueven cielo y tierra buscándolos: carteles en las farolas, en las clínicas veterinarias, … Por desgracia son muchos más los perros que son abandonados por amos malnacidos. Pero en fin; como extrañarse de que se abandonen perros si se abortan niños.

  5. Hay gente muy desalmada que ni se da cuenta ni le importa la angustia y el padecimiento de un perro que de repente se encuentra solo y abandonado. Los perros no tienen la inteligencia de una persona, pero sí tienen gran “capacidad” de sufrimiento psicológico.

  6. Yo, pienso muchas veces que las personas que son capaces de tratar asi a un animal, son capaces tambien de hacer daño a las personas, por que les falta algo importante: la empatia

  7. Es el cuento de nunca acabar y una muestra de que la irresponsabilidad es propia de humanos.

  8. Volví a ver al perro hace unas semanas, seguía por el Aloya, y sólo se acercaba a otros perros (cuando no había gente de por medio). Pobriño…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.