Tras la canonización el pasado 27 de abril de Karol Wojtyla, el Papa viajero

Hoy, 22 de octubre, celebramos por vez primera la festividad de San Juan Pablo II

Hoy la Iglesia Católica celebra por primera vez la festividad del más grande de los Papas del siglo XX, un hombre sencillo, de rostro simpático y amable, nacido en Wadowice, Polonia, el 18 de mayo de 1920. ¿Y qué decir de él? Es complicado resumirlo, tanto como lo sería resumir la vida de mis padres y de mis abuelos, y lo que yo siento por todos ellos.

San Juan Pablo II: diez claves de su pensamiento para un mundo mejor
El payaso que hizo reír a Juan Pablo II

Desde hace nueve años llevo su retrato en mi cartera, pegado al carnet de identidad, en una estampa que mi hermano pequeño me trajo del Vaticano unos días antes de que Juan Pablo II se fuese al cielo. En el reverso de esa estampa hay un calendario en italiano del año 2005. Hace tiempo que no llevo ningún almanaque en la cartera aparte de este, y creo, sin duda, que aunque en la impresión de los meses y los días se ha detenido el tiempo como un reloj sin cuerda, en la otra cara el rostro de este santo polaco me sigue sonriendo y levantando la mano en señal de ánimo como si me estuviese hablando (y lo está, desde el cielo, no me cabe la menor duda).

Y hablando de ánimo, ahora que se están poniendo tan de moda las invitaciones al miedo de unos y otros, como si todo lo que nos pudiesen transmitir fuesen temores, no puedo dejar de repasar las palabras que pronunció San Juan Pablo II en su primera homilía como Papa en la Plaza de San Pedro, tal día como hoy en 1978:

“¡Hermanos y hermanas! ¡No tengáis miedo de acoger a Cristo y de aceptar su potestad!

¡Ayudad al Papa y a todos los que quieren servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a la humanidad entera!

¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!

Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas económicos y los políticos, los extensos campos de la cultura. de la civilización y del desarrollo. ¡No tengáis miedo! Cristo conoce «lo que hay dentro del hombre». ¡Sólo El lo conoce!

Con frecuencia el hombre actual no sabe lo que lleva dentro, en lo profundo de su ánimo, de su corazón. Muchas veces se siente inseguro sobre el sentido de su vida en este mundo. Se siente invadido por la duda que se transforma en desesperación. Permitid, pues, —os lo ruego, os lo imploro con humildad y con confianza— permitid que Cristo hable al hombre. ¡Sólo El tiene pala­bras de vida, sí, de vida eterna!

Ese “no tengáis miedo” viene resonando en mi conciencia desde hace muchos años. Es como si escuchase al Papa Wojtyla diciéndomelo con aire tranquilo y sencillo cada vez que miro su estampa en mi cartera, o cuando paso junto a su retrato en la entrada de mi casa. Él ayudó a hacer más libre un mundo que se creía al borde de una guerra nuclear y especialmente a muchos países que se veían sometidos a lo que parecía una dictadura comunista interminable, pero también nos ayudó a ser más libres a los que vivimos en una sociedad esclavizada por el hedonismo y el relativismo moral, una sociedad ensimismada, que todo lo confía al progreso material, que es capaz de sacrificar a sus hijos en aras de la comodidad y que tiende a mirar hacia otro lado cuando los más débiles y los más necesitados claman por nuestra ayuda. Juan Pablo II consumió su vida viajando por el mundo, incluso a los lugares más inhóspitos, para anunciar el mensaje salvador de Cristo y “su misericordioso amor hacia la humanidad”, como dijo en esa primera homilía de su pontificado. Su testimonio aún resuena en todos los sitios que visitó y en todos los corazones que encendió con sus palabras, también en el mío. Por eso hoy es un día especial para mí, un día en el que sólo me cabe decir: gracias, amigo Karol.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Laura

    San Juan Pablo II,Papa de la familia ruega por todos, especialmente por el Sínodo de la Familia.

  2. Alfonso

    George Weigel en Testigo de la esperanza, señala que Juan Pablo Magno influyó decisivamente tanto en la democratización de los paises comunistas como en dictaduras derechistas: Chile, Filipinas, Corea del Sur. Lo más interesante de George Weigel es que explica el decisivo apoyo del Vaticano a la transición democrática en países que sufrían 1 dictadura conservadora, yo reconozco que si no fuera por George Weigel desconocería la contribución del Vaticano para convertir a Corea del Sur,1 régimen fascista-militar en 1 democracia prospera.

  3. Alfonso

    Pero el mayor elogio que se puede realizar a este brillante y santo pontifice y estadista es mostrar a la gentuza que le odia, como el aranista Iñaki Anasagasti : http://blogs.deia.com/anasagasti/tag/juan-pablo-ii/
    Y es que a los cleptocratas separatista, don Karol nunca les cayo bien :http://infocatolica.com/blog/germinans.php/0910201130-jordi-pujol-me-dolio-la-frial

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.