Su gobierno lleva más de tres años manteniendo la herencia ideológica de ZP

Yo sí que recuerdo, señor Rajoy, una forma de "acabar votando al PSOE sin darse cuenta"

Ocurrió unos minutos antes de la medianoche. Vi el tuiteo a los pocos segundos de ser publicado y no salía de mi asombro: lo dijo tan fresco como si aún estuviésemos en 2011.

Cinco ejemplos de votos tirados a la basura
Rajoy evita discutir los dogmas ideológicos de la izquierda en su discurso del #DEN2015

Os pongo aquí el tuiteo de Rajoy porque hay que leerlo y comprobar que lo puso con su cuenta para comprobar que no se trata de una inocentada:

Ante una advertencia tan seria, me he puesto a imaginar lo que podría pasar si gana el PSOE:

  • Que el gobierno suba los impuestos, y que acumule una deuda pública que roce el 100% del PIB, algo que no ha ocurrido en España desde la Guerra de Cuba.
  • Que haya una ley que considere un derecho matar a niños y niñas por nacer, obligando a los contribuyentes a financiar los abortos vía impuestos y violando el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario no facultativo, obligándole a colaborar en los abortos.
  • Que las marcas electorales de ETA campen a sus anchas en las instituciones, sin que el gobierno mueva ni un dedo para impedirlo, sin que ETA se haya disuelto, ni haya entregado las armas, ni haya colaborado a esclarecer los cientos de asesinatos aún por resolver, ni haya pedido perdón a sus víctimas. Y, para colmo, que salgan de la cárcel asesinos terroristas sin haber cumplido sus condenas.
  • Que se mantenga la Ley de Memoria Histórica, según la cual los que perpetraron una brutal persecución contra los católicos en la Guerra Civil Española eran "los buenos".
  • Que se mantengan las leyes que imponen la ideología de género, incluso llegando al absurdo de que un mismo hecho se considere delito si lo hace un hombre y falta si lo hace una mujer.
  • Que se mantenga el matrimonio gay, incluyendo la posibilidad de adoptar y negando a los niños adoptados la posibilidad de tener un padre y una madre.
  • Que continúe la imposición lingüística en las escuelas, que en el caso de Cataluña se traduce en una casi total exclusión del español en los colegios.
  • Que los separatistas desafíen al Estado de Derecho y éste no haga nada ante actos de sedición cuyo fin es desmembrar España.

Sería una tragedia. Pero... Un momento... ¡Pero si todo esto ya lo ha hecho el gobierno de Rajoy con los votos otorgados al PP en 2011! Y esto lo hizo, para colmo, disponiendo de una arrolladora mayoría absoluta concedida por los votantes ante la promesa de que habría un "cambio". Un curioso "cambio" que se tornó, en la práctica, en la tercera legislatura de Zapatero.

Yo ya estoy harto de que este señor nos tome el pelo. Este domingo me encantaría votar a Vox, porque es un partido que ha asumido sin complejos los valores que ha traicionado el Partido Popular. Lamentablemente Vox no se presenta en Vigo, así que votaré en blanco. Estoy hasta el gorro de votar con la nariz tapada a políticos que nos mienten y luego te vuelven a pedir el voto como si nada, sin que se les note ni una pizca de vergüenza. El PP ha asumido los dictados ideológicos del PSOE, en una descarada burla a sus propios votantes, y no tendrá mi voto como recompensa a esta traición. Ha tenido tiempo suficiente para disculparse y rectificar, y no ha querido. Ha llegado la hora de saldar cuentas: ahora, como llevo avisando desde hace tiempo, nos veremos en las urnas.

---

(Foto original: Flickr Partido Popular)

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Jandro

    Pues si no se presentara VOX en Madrid, yo muy probablemente votaría al PSOE pero dándome cuenta.

    Muy buena entrada, no hay diferencia entre PP y PSOE. Hay que tener ganas de reírse del votante para escribir eso.

  2. Pelayo

    Totalmente de acuerdo. El Partido Popular es hoy, con muy escasas diferencias, lo mismo que el PSOE.

  3. José Ignacio Lesaca Eseverri

    Muy bueno tu artículo, Elentir. Lo de Rajoy ya es como "tocamiento de narices" a los lectores, por ese mensaje de Tuíter que pones ahí arriba y por todo lo que comentas en el artículo. Ya ni vale la pena lamentarse. Yo, la única noticia acerca del Partido Popular que aguardo con interés, es la de su disolución. Añadiré, por último, que yo, mañana, me propongo votar al Partido SAIN.

  4. ioannes

    Casi seguro que votaré a Vox. He estado en el mitin de cierre de campaña de Vox aquí y aunque éramos poco público la mayor parte de lo que dijeron los intervinientes me pareció razonable. Temo que a partir del lunes esto (España) sea un gran desvarío: el "nivel" de la mayoría de los políticos es de vergüenza, su ignorancia de cuestiones fundamentales de horror, su maquiavelismo apenas disimulado innoble... Los culpables de esta situación se acabarán conociendo, si no se conocen ya: yo sé de algunos ...cuyos nombres me obligo a callar... porque al menows de momento pienso que no deben decirse.

  5. pacococo

    Cuando la gente le dió el poder, se lo dio precisamente para quitar todo eso que relacionas. Es de las veces en que le mandato electoral ha estado más claro.

    Siento no haberle votado antes porque ahora podría decir que no vuelvo a votarle, pero es que nunca le he votado, al Sr Rajoy, de modo que no puedo tomarme esa fútil venganza.

    Donde vivo hay un alcalde ppero, hace su trabajo, tal vez sea el tuerto en el país de los ciegos, porque esa es la diferencia con los otros candidatos. Pero no puedo votarle porque sería votar a su jefe.

    Cuando vea las papeletas de los que se presentan, veré si meto alguna en el sobre.

  6. Elentir. Tienes razón. Es lo que hay. Un saludo a todos. A ver que pasa hoy. Mañana playa.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.