El diario elige a siete historiadores que contradicen documentos de la época

La falta de rigor y las falsedades de los historiadores que usa El País contra Vox

La propuesta de Vox para retirar a Largo Caballero y a Indalecio Prieto del callejero de Madrid ha provocado un ataque de histeria en la izquierda política y mediática.

Largo Caballero e Indalecio Prieto: esto es lo que hicieron los golpistas que ensalza el PSOE
Cuatro documentos que muestran la retórica golpista del PSOE en la Segunda República

«Los historiadores» son en realidad siete historiadores

Ayer, El País publicó una noticia con este engañoso titular: “Los historiadores contra las ‘fake news’ de Vox”. En realidad El País no ha consultado a “los historiadores”, sino a “siete historiadores”, pero claro, titular “Siete historiadores contra las ‘fake news’ de Vox” quedaría algo ridículo. Hay que decir que el diario de PRISA tiene esa fea costumbre desde hace años: cuando consulta a algunos expertos suele titular “los expertos…”, como si no hubiese más. Por si alguien no se ha dado cuenta de la finalidad de ese truco, es una forma de manipular a la audiencia para blindar las ideas que defiende el periódico frente a toda crítica, dando a entender que si contradices a El País en realidad te enfrentas a “los expertos” o “los historiadores”.

El sesgo ideológico de los historiadores consultados por El País

De siete historiadores consultados por El País, cinco son de izquierdas:

  • Ángel Viñas: fue asesor de dos ministros durante los gobiernos socialistas de Felipe González.
  • Matilde Eiroa: en diciembre, desde el diario ultraizquierdista Público, defendió la ley socialista de “memoria histórica” y el proyecto del PSOE de una “ley de memoria democrática”.
  • Julián Casanova: ha escrito un par de libros para la Fundación Pablo Iglesias (una de las fundaciones del PSOE), ha criticado las beatificaciones de mártires católicos de la Guerra Civil, ha acusado al PP de tener un “trauma franquista”.
  • Mercedes Cabrera: fue diputada del PSOE y ministra de Educación con Zapatero.
  • Gutmaro Gómez Bravo: ha publicado tres libros con la Fundación Pablo Iglesias (PSOE).

Éste es otro truco habitual en El País: cuando habla de “los expertos” o “los historiadores”, se está refiriendo a los de su cuerda ideológica, como si todos los expertos e historiadores opinasen lo mismo. Veamos ahora lo que dicen esos historiadores de El País.

Sobre el golpe de Estado de 1934

Matilde Eiroa dice que “está más que demostrado” que Largo Caballero no promovió la revolución de Asturias en 1934. “No hay pruebas, ni documentos, son como las fake news”, afirma Gutmaro Gómez Bravo. Mercedes Cabrera acusa a Vox de “querer convertir en golpistas a quienes sufrieron el golpe, no tiene fundamento”. Por lo visto, no han consultado el número 8.000 del periódico “El Socialista”, publicado el 25 de septiembre de 1934 (ver PDF), diez díaz antes del golpe, en el que aparecieron estas palabras de Largo Caballero: “Renuncie todo el mundo a la revolución pacífica, que es una utopía. En período revolucionario no hay país que no esté en guerra. Bendita la guerra contra los causantes de la ruina de España”.

Hay que recordar, así mismo, que en aquel momento Francisco Largo Caballero era el presidente del PSOE, y que en la Casa del Pueblo de Madrid (sede nacional del PSOE) se halló un alijo de armas y municiones en septiembre de 1934 (ver Abc del 18-9-1934, página 5). ¿El presidente del PSOE desconocía, acaso, la existencia de ese alijo de armas y su finalidad? En cuanto a la participación de Indalecio Prieto en el golpe, Juan Pablo Fusi afirma: “aunque participó en la revolución del 34, pidió perdón por ello en el exilio”. Ah, qué bien: es decir, que se dedicó a recopilar armas y a intentar reclutar oficiales del Ejército para un golpe de Estado que se saldó con cientos de muertos, pero como pidió perdón años después, pues pelillos a la mar.

Sobre el totalitarismo del PSOE

Fusi dice que “Largo Caballero tuvo responsabilidad en dos o tres cuestiones importantes, como la radicalización del PSOE, pero no era un totalitario y mantuvo muchas distancias con los comunistas”. Fusi ha debido pasar por alto, por ejemplo, el número 7.687 de “El Socialista” (ver PDF), publicado el 24 de septiembre de 1934, en el que Largo Caballero atacaba a la democracia y defendía la dictadura del proletariado: “¿llegar al Socialismo dentro de la democracia burguesa? ¡Eso es imposible! (…) Yo no sé cómo hay quien tiene tanto horror a la dictadura del proletariado, a una posible violencia obrera. ¿No es mil veces preferible la violencia obrera al fascismo? En un último extremo, ¿no es la democracia burguesa un sistema de opresión y de violencia?”

Fusi tampoco ha debido leer el número 7.726 de “El Socialista” (ver PDF), que reproducía estas palabras de Largo Caballero en un mitin: “No ocultamos nuestro pensamiento. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. (…) Tardaremos más o menos, pero no ocultamos que vamos hacia la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: Como en Rusia). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social. Y yo digo que la burguesía no aceptará una expropiación legal. Habrá que expropiarla por la violencia”. (…) “Vamos legalmente hacia la evolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente”. Si esto no es totalitarismo, ¿cómo lo llama Fusi?

¿Los socialistas no querían una guerra civil?

Dice Viñas que “no fueron los republicanos quienes quisieron la guerra”. Será que no considera republicano a Largo Caballero, pues en el el número 7.726 de “El Socialista” (ver PDF), el 8 de noviembre de 1933, se publicaron estas declaraciones suyas: “Vamos legalmente hacia la evolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente. (Gran ovación.) Esto, dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil. Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil. ¿Qué es si no la lucha que se desarrolla todos los días entre patronos y obreros? Estamos en plena guerra civil. No nos ceguemos, camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aún los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar”.

Sobre la legitimidad de la República

Dice Julián Casanova que “no se puede acusar a ambas figuras de lo que dice Vox, salvo si no reconoces legitimidad a la República, con lo cual tienen un problema PP y Ciudadanos”. ¿Es un problema dudar de la legitimidad de un régimen impuesto tras unas elecciones municipales en las que ganaron los monárquicos, cuya Constitución no fue aprobada en referéndum y que violó derechos muy básicos, como las libertades de expresión, de información, de religión y de educación?

¿El próximo será Pablo Iglesias Posse?

Ante la propuesta de Vox, López Vega pregunta: “¿el próximo paso será pedir que quiten del callejero de Madrid la avenida de Pablo Iglesias?” Y pregunto yo, ¿por qué no? El fundador del PSOE era un totalitario que proponía “la muerte de la Iglesia” y “la disolución de todas las órdenes religiosas”, un ataque directo contra uno de los derechos humanos, como es la libertad religiosa.

Así mismo, el 7 de julio de 1910, incitó a cometer un atentado contra el diputado conservador Antonio Maura, y lo hizo desde la tribuna del Congreso, con estas palabras: “hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal”. Unos días después, el 22 de julio, Manuel Possá Roca tiroteó a Maura, y en vez de condenar el atentado, “El Socialista”, periódico oficial del PSOE, se burló de ello en su número del 29 de julio (ver PDF): “El mismo Universo atribuye á la intervención de la santísima virgen el haber escapado con vida el Sr. Maura del infame atentado. ¡Pues fíate de la virgen y no corras!”.

Un energúmeno como ése no se merece figurar en el callejero de ninguna ciudad, por mucho que el PSOE y sus medios afines se esfuercen en blanquear su figura.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. In aqua veritas

    Pues claro que sería muy justo quitar también el nombre de Pablo Iglesias Posse.
    Congreso de los Diputados, 5 de mayo de 1910: “Este partido [PSOE] está en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones”.
    Por lo menos no intentaba engañar a nadie.

  2. Luis Carlos

    Aquí si puedes preparar la réplicas el otro se lleva un zasca que parece un fatality de mortal kombat, pero en un debate televisado no puedes dar una réplica con datos porque el otro va a interrumpirte constantemente y así romper la concentración tanto la tuya como la del público, y este es más vulnerable a la manipulación emocional. Al final aunque tú hayas ganado el debate, es el otro el que se sale con la suya.

    Quieren reescribir la Historia para imponer el falso dilema de que o estas contra Franco o contra la libertad y la democracia, cuando la cruda realidad es que o estabas con Franco o estabas condenado a ser exterminado por los responsables de los torturadores de las chekas, la quema de conventos, el fusilamiento de religiosos, las violaciones de monjas, o el martirio de formas tan atroces propias de una película de terror, que incluso harían vomitar al mismísimo Torquemada.

    Durante décadas la propaganda nos ha exigido que hagamos examen de conciencia, hacer autocrítica y avergonzarse del pasado para no convertirnos en monstruos fanáticos que repitan los mismos pasos, pero los muy hipócritas no siguen su propio consejo, y por eso hay algunas pintadas en las fachadas de la iglesias “¡ARDERÉIS COMO EN EL 36!” porque ellos no se arrepienten de nada.

    Y las nuevas generaciones aborregadas por el hedonismo le tienen tanto miedo a una dictadura distópica de derechas que no se dan cuenta que en el mundo real la verdadera amenaza, la prioridad, es la que quieren convertirnos en otra narcodictadura como Venezuela. Esos degenerados serían capaces de convertirnos en la Hollywood de la pornografía infantil si ven que con ello pueden conseguir beneficios económicos, y para eso necesitan que hayan tanto demanda como oferta, quitando nuestros principios morales y nuestra prosperidad para empujarnos al mal camino.

    Tiene miedo a Vox y con razón porque si llega a gobernar, o tener demasiado poder en los pactos, puede cerrarse el grifo de muchos que ya habrían cerrado sin la teta del estado.

  3. Jandro

    Reconozco que, tan pronto como leí “expertos”, sospeché que no existirían. Pero sí, existen y además sí son expertos, concretamente en retorcer la historia al gusto de la izquierda más rencorosa y agitadora.

    No hay por dónde coger el relato monocromático y maniqueo de El País y sus consultados, soltando una majadería detrás de otra para exculpar a personas directamente responsables de la convulsión y la ruptura de la convivencia en los años 30.

    Y luego, lo de usar el término “revisionistas” en su acepción despectiva para señalar a gente que contradice su versión, cuando no hay en la actualidad revisionismo más empeñado en retorcer la historia que el de la izquierda.

    Lo que has expuesto en este artículo basta para desacreditar el pobre intento de El País por tratar de mantener el castillo en el aire, y es que la historia de buenos y malos -o de malos y peores en las propuestas aparentemente menos fanatizadas- se cae en cuanto rascas un poco.

    Una última cosa, indiscutible: si no llega a estar Vox en el Congreso, toda la visión que intentan imponer con la “Memoria Histórica” y :Democrática” habría colado, la versión manipulada habría calado y el español medio la habría tragado sin enterarse de su falsedad histórica. Ahora, al menos, muchos tratarán de informarse, aunque sea por curiosidad.

  4. wladimir

    Asi es….

    «Señor, los perros están ladrando. — Tranquilo, Sancho, es señal de que estamos cabalgando»……La propuesta de Vox para retirar a Largo Caballero y a Indalecio Prieto del callejero de Madrid…..ha provocado un ataque de histeria en la izquierda política y mediática.

    como dicen “los trapos sucios se lavan en casa”…pero resulta que ahora esas “joyas” que salieron del cofre de los recuerdos del PSOE les ha causado tanta alarma…acaso no aceptan la verdad..su verdad porque a los demas acusan de franquistas y fascistas…ellos no pueden aceptar que ellos fueron buenos comunistas y anarquistas y desearon una republica de corte comunista…eso les incomoda tanto?….

    y entonces ahora tienen que recurrir a sus pseudo-historiadores para contraatacar e intentar distorsionar y oscureces la brillante e innegable verdad…para ellos eso es revisionismo historico de la peor ralea…porque se sienten afectados…si fuera lo contrario…eso si esta muy bien y es un servicio a la democracia…

    ademas tienen que usar sus medios para tratar de lavar la cara y contrarrestar las falacias emitidas por Vox contra ellos…pero los documentos y las fotos relativas a estos sucesos existen y eso es como tapar el sol con un dedo…

    “el que busca..encuentra”..puedo suponer que esto es solo la punta de Iceberg..y para su desagrado y disgusto existe mas informacion verificable al respecto del oscuro pasado comunista de estos sujetos “Democraticos” del PSOE…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.