También llamaron derecho a la esclavitud

Florida, en EEUU, fue el origen de una canción muy pegadiza titulada “Bonnie Blue Flag” (bonita bandera azul), que podéis escuchar en este vídeo. La letra de la canción ensalzaba la bandera azul con una estrella blanca en el centro que sirvió de distintivo en muchos campos de batalla a las fuerzas confederadas durante la Guerra de Secesión.

El estribillo de esa canción empezaba con dos versos que decían: “Hurrah! Hurrah! For Southern Rights, Hurrah!” La expresión “southern rights” (derechos del sur) fue utilizada con profusión en aquella época para referirse en especial a un mal llamado derecho por entonces en disputa y que fue uno de los detonantes de esa contienda civil: el “derecho” a poseer esclavos.

Para comprender esta manipulación del lenguaje que llevaba a calificar de “derecho” la negación de la libertad de otros tenemos que remontarnos a la primera mitad del siglo XIX. Durante años la literatura abolicionista estuvo prohibida y los profesores abolicionistas estaban vetados en las escuelas de los estados del sur, gobernados por el Partido Demócrata. La aceptación social de la esclavitud era asumida por los sureños de toda clase y posición, hasta el extremo de que a partir de la década de 1830 el servicio de correos se negaba a entregar folletos abolicionistas en los estados sureños. Sólo un sector minoritario proponía la total abolición de la esclavitud. Eran los abolicionistas, tachados de extremistas por la mayor parte de una sociedad que, por aquel entonces, veía de lo más normal que hubiese hombres que poseían a otros seres humanos como quien posee cabezas de ganado.

Por aquel entonces, la política en EEUU estaba dominada por dos partidos: los Demócratas y los Whigs. El Partido Demócrata era el gran defensor de la esclavitud en los EEUU, acaparando el poder en los estados del sur. El Partido Whig estaba dividido entre esclavistas y abolicionistas. A raiz de la Kansas-Nebraska Act, una disposición que autorizaba a extender la esclavitud a los nuevos territorios incorporados a la Unión, en 1854 surgió el Partido Republicano como escisión de los Whigs. Los republicanos rechazaban no sólo la extensión de la esclavitud a nuevos estados, sino también su permanencia en los estados del sur, por lo cual los esclavistas los tachaban de “republicanismo negro”.

Cuando el republicano Abraham Lincoln, un abolicionista, llegó a la presidencia en 1861, los demócratas sureños iniciaron la secesión bajo el argumento de que el nuevo gobierno pretendía arrebatar sus “derechos” -es decir, abolir la esclavitud- a los estados del sur. Hicieron falta cuatro años de guerra para acabar con un levantamiento armado que invocaba palabras como “derechos” y “libertad” para defender una brutal forma de opresión.

Tras la guerra, el 23 de febrero de 1870 Hiram Rhodes Revels se convirtió en el primer senador negro. El 12 de diciembre de ese mismo año Joseph Hayne Rainey se convirtió en el primer negro en la Cámara de Representantes. Tanto ellos como los siguientes afroamericanos que se incorporaron al Congreso de los EEUU eran miembros del Partido Republicano, que siguió concentrando el voto afroamericano hasta la década de 1930. Algo que no es de extrañar, pues durante años el Ku Klux Klan actuó como brazo armado del Partido Demócrata en los estados del sur, donde dicho partido siguió apoyando la segregación racial hasta bien entrado el siglo XX. Sin ir más lejos, en la segunda mitad de la década de 1950 dirigentes del ala racista del Partido Demócrata como James Eastland, John McClellan y James P. Coleman fueron los primeros en apoyar la carrera de John F. Kennedy hacia la Casa Blanca, después de que el entonces senador votase a favor de una enmienda que inutilizaba la Ley de Derechos Civiles de 1957, hecha para acabar con la segregación racial.

Medio siglo después la historia se repite: el Partido Demócrata califica otra vez como “derecho” la violación de un derecho humano, si bien esta vez no es la libertad, sino algo aún más básico: la vida de los más indefensos. Ahora incluso un presidente afroamericano y demócrata, Obama, apoya a organizaciones que utilizan el aborto con fines racistas bajo argumentos como que “hay demasiados negros”. Kafkiano, en fin…

Artículos relacionados:

La agenda racista del negocio del aborto, reportaje en Alba
De como un hijo de la viuda recurre a un político racista para demonizar a sus rivales, por Elentir

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Desde luego, Elentir, como periodista de opinión no tienes rival. ¡Magnífico post!

  2. Ésta es la historia que debería estudiarse en los libros de texto y la que deberían reflejar las películas también. Vivimos en una pura ficción donde ni siquiera el pasado está a salvo de la manipulación partidista. Gracias por esta aclaración tan necesaria.

  3. ussitano

    Gran articulo, Elentir.

    Para hacer callar todos aquellos que tildan de exagerado comparar el aborto con la esclavitud.

    Añadiría además que para tratar así a los esclavos era necesario considerarlos seres inferiores, privándoles de su estatus de persona. Exactamente lo que se está haciendo con los niños no nacidos; considerarlos humanos (bueno excepto la ministra experta de flamenco) pero no personas.

  4. Enhorabuena, Elentir, impresionante post.

  5. JFM

    Hay que añadir que contrariamente lo que pretende Ron Paul y que muchos en Red Liberal tragan a piés juntillas, la guera civil no fué algo que se hubiese podido evitar si Lincoln hubiese propuesto la recompra y liberacion de los esclavos.

    De hecho, Lincoln sabia muy bein que la Constitucion (que exige una mayoria de dos tercios de estados para su reforma) no le permitia abolir el articulo de esta que autorizaba la esclavitud sin el consentimiento de los estados del Sur. Por lo tanto SI tenia un plan de recompra de escalvos y en el interim se proponia evitar su extension a los futuros nuevos estados de la Union (la administracion precedente habia permitido toda clase de trampas y violencias por los esclavistas para que Kansas se declarse esclavista). El problema es que no tuvo tiempo de poner ese plan en practica ya que el Sur se declar&oacute: secesionista antes de su toma de cargo y apenas esta ultimada abrió fuego sobre la guarnicion de Fort Sumter.

  6. Jandro

    Seguro que lo has dejado caer con tu sutileza habitual, pero es que el paralelismo es tan milimétrico que pone los pelos de punta:

    “El Partido Demócrata era el gran defensor de la esclavitud en los EEUU, acaparando el poder en los estados del sur.”
    Exactamente lo mismo: Andalucía.

    “El Partido Whig estaba dividido entre esclavistas y abolicionistas.”
    Exactamente lo mismo, el PP.

    “A raiz de la Kansas-Nebraska Act, una disposición que autorizaba a extender la esclavitud a los nuevos territorios incorporados a la Unión, en 1854 surgió el Partido Republicano como escisión de los Whigs.”
    A ver cuándo sucede esto. Venimos deseándolo mucho tiempo los exvotantes de los Whigs.

  7. Has pillado muy bien, Jandro, en lo que pensé cuando estaba escribiendo esas líneas sobre el Partido Whig.

    Por cierto, JFM, me pregunto qué habrían dicho en aquella época algunos que consideran que lo liberal hoy en día es defender el aborto como un “derecho”. Hoy en día todo el mundo rechaza la esclavitud y es muy fácil posicionarse contra ella, igual que ocurrirá algún día respecto del aborto, pero lo arriesgado es “mojarse” en el momento y cuando te toca ir contracorriente, como les ocurrió a los abolicionistas en el siglo XIX y como les ocurre a muchos provida hoy en día.

  8. Epiro

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Flag_of_Somalia.svg

    Muy interesante Elentir.

    Como mera curiosidad he dejado un enlace de la bandera de Somalia, para quien no la conozca, puesto que se asemeja mucho a la de los racistas que enarbolaban la otra bandera azul con estrella blanca.

    Por lo demás, de acuerdo con lo expuesto por Jandro sobre el tema de Elentir (escisión en el PP) pero hoy en día tal vez supondría dividir a la derecha y consolidar a ZParo, es decir, la sentencia de muerte para España.

  9. La actual bandera de Somalia fue adoptada en 1954. No tiene nada que ver con la “Bonnie Blue Flag”. Por otra parte, debo hacer una salvedad: aunque la canción “Bonnie Blue Flag” hablaba de los “southern rights”, la bandera en sí misma tiene muchas menos connotaciones racistas que la bandera de batalla confederada:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Battle_flag_of_the_US_Confederacy.svg

  10. Jandro

    Epiro: llegas a la gran cuestión que creo que todos deberíamos plantearnos. Se podrían dar tres situaciones básicamente:

    1.- Que se concentre el voto en el PP en las próximas elecciones para evitar que siga el desastre del PSOE.

    2.- Que surja una fuerza con peso en las urnas, tal vez como escisión del PP, tal vez como agregado de partidos menores o tal vez como las dos cosas. Esta nueva formación podría dividir el voto de la llamada derecha de tal forma que permitiera al PSOE gobernar una legislatura más.

    3.- Que, surgiendo ese nuevo partido, no se llegase a una victoria del PSOE en las próximas elecciones a pesar de la división de la llamada derecha. Pongamos que termina habiendo tres partidos con más o menos los mismos votos: PSOE, PP y el nuevo. Estoy convencido de que mucho voto fluctuante PP-PSOE, con ser una pequeña porción, podría ir al PP a la vista de que el panorama presenta un nuevo centro de gravedad. Y creo que esto podría ser determinante.

    La situación 3 sería la deseable, aunque no muy probable (puestos a soñar, querríamos que ganase las elecciones este nuevo partido). Como es poco probable, veamos el debate de las situaciones 2 y 1, que es el meollo:

    Muchos prefieren la 1 como mal menor. Yo, sin embargo, soy de los que preferiría la 2 en aras de una purificación política tremendamente urgente. Si no, seguiremos ladeándonos y ladeándonos, logrando que se termine por “normalizar” la violación de los derechos humanos fundamentales. Si conseguimos que el PP vea que su electorado le ha abandonado aun sabiendo que esto puede costar una nueva legislatura del PSOE, tendrá que dar un gran cambio. Que representen los políticos nuestra voluntad y no nosotros la suya.

  11. Buen ejemplo, aunque mucho más próximo en el tiempo y quizá más simmilar, pués argumentaba la misma falacia de un supuesto progreso cientista que superaba a la moral religiosa, lo constituyeron las leyes eugenésicas promovidas por la socialdemocracia principalmente y que esterilizaron a miles de personas en países como Suecia, EEUU o Canadá, por deficiencias tan graves como no dar la talla racial escandinava, por ejemplo.

    Y todo esto casi un siglo después de que las teorías de Galton redujesen la pseudociencia de eugenesia al mismo nivel empírico que la alquimia y la astrología, centro desvelos seculares de relativistas y soplagaitas universales.

  12. Precisamente sobre el caso de las esterilizaciones en Suecia, Balian, escribí este artículo donde se puede ver qué peculiar idea de la dignidad humana tiene allí la progresía:

    http://www.outono.net/elentir/?p=3737

  13. Magnífico post.

    Es una barbaridad que lo que hasta hace dos días era un crimen, se vista ahora como derecho. Tremendo

  14. Bibi, vive y deja vivir!

    SE RUEGA QUE ME AYUDEIS A DESTAPAR MÁS ENGAÑOS,
    GRACIAS!!!

    La IZQUIERDA hace uso de la neolengua, que no es otra cosa que esto:
    es un instrumento literario por el cual
    se hace uso de la perversión del lenguaje,
    de la manipulación de las palabras y sus sentidos,
    de disfrazar la realidad con palabras bonitas,
    de esconder la maldad bajo apariencias de bondad y buena intención,
    de ocultar el significado de las palabras,
    de confundir a una multitud de individuos previamente uniformizados en una masa estabulada,
    al objeto de seguir engañando masivamente a las masas
    con el fin de continuar parasitando y progresando
    a costa de los demás,
    camino de la dictadura perfecta.

    Vayan a modo de ejemplo las siguientes estafas:

    – a la despenalización del homicidio por cuestión de la edad de la víctima, y a la promoción del mismo homicidio por los propios progenitores, los eufemismos de “interrupción voluntaria del embarazo”, o “derecho a decidir de las mujeres”;

    – a los violentos, el eufemismo de “hombres con infinitas ansias de paz”;

    – a los asesinados por los violentos durante su “proceso de paz”, el eufemismo de “accidentes”;

    – a la rendición del Estado de Derecho, de la democracia, de las libertades, y de la dignidad de los pacíficos y en especial de las víctimas concretas del Terror, a cambio de una miserable foto para la cainita futura “memoria histórica”, el eufemismo de “proceso de paz”;

    – a la manipulación de los hechos pasados, y al oscurecimiento de la responsabilidad que la Izquierda tiene en la aniquilación de la IIRepública por haberla intencionadamente convertido en una máquina de represión, hostigamiento y brutalidad a servicio del Partido Progresista, al objeto de crear un escenario mental en el que la Izquierda pudiese identificarse con los “buenos” a la par que revivir el frentismo del que tan bien sabe aprovecharse, el eufemismo de “memoria histórica”;

    – a un desastre nacional e impredecible como el hundimiento del petrolero “Prestige”, el eufemismo de “la culpa es de la derechona”;

    – a la ayuda a un pueblo lejano a deshacerse del tirano, el eufemismo de “guerra ilegal”;

    – a la guerra contra el talibán, el eufemismo de “misión de paz”;

    – a la amistad de la Izquierda con Saddam Hussein, el eufemismo de “legalidad internacional”;

    – a las protodictaduras de los racistas y totalitarios, socialistas en suma, Hugo Chávez y Evo Morales, el eufemismo de “democracias a favor de los más necesitados”;

    – a la pobreza y paro por la Izquierda generados, el eufemismo de “crecimiento negativo”;

    – a los por la Izquierda saqueados en su patrimonio, el eufemismo de “desfavorecidos”;

    – a los que no ceden al latrocinio institucionalizado, el eufemismo de “insolidarios”;

    – a obligar a consumir electricidad carísima, originada por centrales eléctricas como los girasoles o los molinos, carísima por ser enormes los recursos que se han de invertir por unidad de girasol o molino, el eufemismo de “desarrollo sostenible”;

    – a cien millones de asesinados, y miles de millones de esclavos, y a su continuación actual en el espacio y en el tiempo, el eufemismo de “cien años de honradez”;

    – a los actos de socialismo por los Bancos Centrales perpetrados, reventando la realidad forzando el precio del dinero, el eufemismo de “fallos del mercado”, “egoismo y avaricia de las personas”;

    – a negar agua al Levante por el sectario pacto del Tinnel, para que el señorío esclavizado por ERC no devenga en menos rico que Valencia, Murcia y Almería, el eufemismo de “protección medioambiental del Delta”;

    – al Trasvase del Ebro a Barcelona por puros intereses electoralistas, el eufemismo de “conducción temporal de agua”;

    – al sectarismo propio de las Izquierdas, el eufemismo de “cordón sanitario”;

    – a la estabulación y adoctrinamiento en la mentira, la incultura, la envidia y la mediocridad a las nuevas generaciones, en definitiva, en el lavado de cerebro para la interiorización del credo socialista, el eufemismo de “escuela pública”;

    – a dar el Estado la facultad para intervenir en nuestra muerte, y el peligro que eso conlleva, el eufemismo de “muerte digna”;

    – al uso de la violencia, a pegar al disidente, al apedrear sedes del PP, el eufemismo de “política”;

    – a saquearnos, mediante la trampa, la trola, del argumento de que nos roban 100 para devolvernoslos en forma de “servicios”, el eufemismo de “derechos” (de los que dicho por otra parte sólo nos devuelven 50; los otros 50 son para alimentar La Familia);

    – a comprar el culo de los medios de comunicación (con el dinero de todos previamente saqueado), al objeto de influir en nuestro voto, los eufemismos de “propaganda institucional”, y “campañas de información”;

    – a la sanidad sustentada coactivamente con el sudor de la gente, el eufemismo de “sanidad gratuíta”;

    – la mayor subida de impuestos de la democracia es un “pequeño esfuerzo solidario y temporal”;

    No es que sean malos socialistas, no es que sean malos izquierdistas, no es que el progresismo nunca se haya llevado bien a cabo: es que todo eso es en puridad la implementación del socialismo, la pendiente peligrosa en la que en la actualidad nos vemos amenazados.

    El que no ve es desde luego porque tiene miedo a la vida, a vivir por sí mismo, porque no quiere ver, porque prefiere que otro vea por él, porque desea vivir una falsa realidad, una falsa seguridad, un placebo de seguridad, un placebo por el que otro le diga qué ha de pensar, con tal de no tener que enfrentarse a la realidad y vivir, superar obstáculos, crecerse ante la adversidad, gozar de lo duramente sudado, de rezar a Dios como buenamente te venga en gana, disfrutar de la caridad de los otros hacia uno mismo, disfrutar del mérito que la caridad para con los demás conlleva, de vivir en definitiva.

    En la cumbre de este Sistema Trilero, o Estafa Piramidal, están los socialistas.

    La cumbre se sustenta en su base por la gran masa estafada, millones de votantes.

    En un punto intermedio, se sitúan los tontos útiles y los pesebreros. Ambos son activos agitadores y propagadores de la mentira, sólo que los primeros lo hacen por vocación analfabeta, y los segundos por lentejas.

    El caso, irrefutable, es: que donde hay pobreza, llega el socialismo, y donde llega el socialismo, se instala la pobreza.

  15. Epiro

    Muy de acuerdo Jandro, pero la verdad es que es pensar en otra legislatura del PSOE y sentir un agujero en el estómago.

    Saludos.

  16. Esto es lo que hay

    Lo que dice Jandro está muy bien, pero seguro que muchos dirigentes del PP no se caerían del burro ni aunque perdieran las próximas generales. Y los que discrepen, seguramente lo harán por poco tiempo, y volverán a lo mismo.

    Ojalá me equivoque, pero es que eso mismo ya pasó con las anteriores generales: mucha crisis interna, pero no sirvió para nada. Están muy cómodos sin el ‘gran cambio’.

    En fin, lo que sea será. Lo que está claro es que los partidos pequeños provida deberían unirse para intentar conseguir algo… porque ahora mismo…

  17. El Tíol Bastón

    Elentir: ya te he dejado un mensaje en torno a esto, pero no viene de más que lo diga aquí de otra forma. Y es que esto, que nos dice tanto a nosotros, a ellos no les dice nada.

    Estos tipos nunca te discutirán que la esclavitud fuera un derecho legítimo en ese lugar, tiempo y contexto, porque era legal. Lo legal, para ellos, no se puede discutir en términos morales. La moral (según pretenden hacernos creer) es relativa, en tanto que la legalidad es la que rige en el sitio donde estés, y debes “respetarla” (es decir, acatarla y no discutirla, que es lo que “respetar”, término adulterado hoy en día, significa realmente).

    Sí: es el colmo del despropósito, pero es así como gente como el papanatas de Bono pretende justificar sus incoherencias (ley por un lado, moral por otro), y como justifican también el ser tan amiguetes de la cultura musulmana, apoderada de tantos países donde rigen leyes inmorales e injustas. Esas leyes están bien en sus países, porque son las que los respectivos Estados imponen, y ya está. No están bien en nuestro país, porque aquí no rigen. Pero, si rigieran, sí estarían bien, por el simple hecho de ser leyes. Allá, donde imperan, cuando manden otros, lo que estará bien será lo que éstos impongan, conserven las mismas leyes o hagan otras absolutamente contrarias. Pretenden hacernos acatar que los que manden tienen también poder para imponernos lo que esté bien y lo que esté mal.

  18. Chabe

    En mi colegio me enseñaron historia de los EUA, y tuve muy buenos profesores. La falla es que el libro que usabamos era democrata, porque siempre los dejaban a ellos como los salvadores mientras que a los republicanos los ponian como si hubieran fregado las cosas. Una de las cosas que aprendi es que los afroamericanos siempre votaron por los republicanos hasta 1932 que votaron por Franklin Roosevelt. Otra de las cosas que aprendi es que Lyndon Johnson fue el que finalmente firmo el Civil Rights Act (o algo asi era), el tambien fue democrata, lo malo es que hizo la grande con la Guerra de Vietnam. Pero como ya dije, esta es informacion sacada de mi parcializado libro de historia.

    Tampoco hay que tratar a los republicanos como si fueran unos pro-vida hasta los huesos. Ellos promueven la guerra en Medio Oriente, donde tambien mueren muchos seres humanos inocentes.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.