No es el castellano: es la libertad

El pasado 13 de enero la Fundación DENAES publicó en su web un artículo titulado “El español y la necesidad lingüística”. En él se califica erróneamente a los miembros de Galicia Bilingüe (GB) como “defensores de la lengua española” y se arremete contra la libertad lingüística con estas palabras: “Pongamos de una vez las cartas boca arriba y digamos sin complejo que no es posible que el Estado deposite en la elección de los padres la educación nacional.”

DENAES continúa con este párrafo exagerado e irreal: “¿Quién nos dice que los padres no elegirán libremente el gallego o el vascuence o el catalán como «lengua vehicular», concepto este abstruso donde los haya? Y entonces, cuando la cacareada «libertad lingüística» haya marginado al español, como de hecho ya sucede en el País Vasco y Cataluña, ¿quién se acordará de que era el español lo que había de defender como lengua común y propia de todos, insistimos, de todos los españoles?” Acabáramos. ¿Para DENAES es libertad lingüística lo que han instaurado los nacionalistas durante décadas en el País Vasco y Cataluña?

Creo que en la citada Fundación cometen varios errores de bulto. El primero es haber entendido que la misión de Galicia Bilingüe es defender una lengua, el castellano, algo que no es cierto. La Declaración de Principios de Galicia Bilingüe es muy clara al respecto: “La Administración debe abstenerse de imponer hábitos lingüísticos a los ciudadanos, y de establecer cuotas mínimas de hablantes. Cualquier coacción o imposición en este sentido debe ser rechazada, por constituir una clara vulneración de su libertad individual.” Y concreta: “Creemos que sólo los hablantes de las lenguas son sujetos de derecho, y no las lenguas en sí.”

Se trata de planteamientos netamente liberales que chocan, por supuesto, con quienes entienden que una lengua o una nación van sujetas a unaos intereses que están por encima de las libertades individuales. DENAES habla de la “necesidad lingüística”. El BNG y el PSOE apelan a la “normalización lingüística”. El PP de Núñez Feijóo se ha sacado de la manga el chisme del “equilibrio lingüístico”. El resultado en todos los casos es que un gobierno tenga poder para arrebatarnos nuestros derechos con el pretexto de defender una lengua o una nación.

No podemos dejar que se perpetúe una forma de hacer política que otorga a los gobiernos el poder de liquidar nuestros derechos. Si la supuesta defensa de la lengua española requiere que se le niegue a una familia un derecho tan básico como es el poder escolarizar a sus hijos en su lengua materna cuando ésta es cooficial en su territorio (caso del gallego en Galicia), entonces es que algo falla en el concepto de nación de quien sostiene tal idea. Y es que o edificamos nuestra idea de nación sobre la libertad de las personas, o además de cometer una injusticia estaremos dando lugar a más imposiciones nacionalistas (de un signo u otro) para un futuro muy cercano.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Galileo

    Apoyo total a DENAES, que ha acertado en el problema de fondo.

    ¿Por qué no hacemos oficial el bable, y el guanche? Y con un sistema educativo para que no pierdan su libertad de elegir; y con oposiciones en bable y guanche para poder trabajar de funcionario en Asturias y Canarias.

    Un país no puede funcionar convirtiéndolo en una Torre de Babel; de hecho el español es el idioma que se dotaron voluntariamente para sí mismos todos los españoles; por su necesidad de comunicarse y entenderse, de defenderse en común, etc. Pues ahora al contrario, creación de mil lenguas oficiales, lenguas regionales para realizar negocios u optar a un puesto de trabajo; es decir, pervirtiendo la misión original del español-una lengua común para todos- que se creo con el uso voluntario y prolongado por todos los habitantes de España.

    No hay economía que resista tanta lengua oficial ni nación que no se desintegre con la creación de barreras lingüísticas.

    Felicito a los nacionalistas y les animo a persistir en su línea pues está claro que van a lograr sus objetivos puntualmente: hoy un pequeño paso, quizá un mínimo retroceso; mañana un nuevo avance y así hasta la independencia.

  2. Juana de Arco

    A mi me choca esto: “Pongamos de una vez las cartas boca arriba y digamos sin complejo que no es posible que el Estado deposite en la elección de los padres la educación nacional.”

    ¿Quieren decir que el Estado es el que debe decidir como educar a nuestros hijos? ¿Pretenden quitarnos nuestro derecho como padres a educarles?

    La verdad es que DENAES me suena más a “Defensa de los Nacionalismos Españoles” que la definición que tiene.

  3. José Jacinto Verde Colinas

    Como ya opiné en algún artículo anterior, creo que lo conveniente es que la escolarización (de casi todas las asignaturas, o de la mayor parte de ellas) se realice en la lengua materna (o, en su caso, y yo diría que mejor aún, en español, por ser la lengua común a todos los españoles), si bien alguna asignatura se podría impartir, en las comunidades autónomas bilingües, en el otro idioma co-oficial, o en alguna lengua extranjera.

    En cualquier caso, el derecho a decidir la lengua de escolarización debería recaer sobre los padres y no sobre los responsables políticos estatales o autonómicos.

  4. spartan

    Parece -y me extraña- que DENAES no se da cuenta que dejar la elección de la “lengua vehicular” al estado (central o autonómico), siempre acaba igual, con imposiciones por parte de los gobiernos que no contentan a nadie, o contentan sólo a los que le bailan el agua a los políticos de turno (véase Feijoo, véase Cataluña tripartita o convergente, véase Franco).

    DENAES cae en la trampa de los nacionalistas, la de acusar a las organizaciones pro-bilingüismo (GB, Convivencia Cívica de Cataluña, etc) de ser defensoras del castellano (y por ende detractoras de las lenguas autonómicas), cuando lo que quieren es que cada familia elija por su cuenta. Que difícil es ser liberal (y que te entiendan) en éste país de amantes de las “caenas”

    No sigo porque voy a clase… de alemán (libremente y sin imposiciones, afortunadamente).

  5. Es que ahí está la torpeza de ese planteamiento, Spartan. El que acepta que el Estado decida por las familias está aceptando que ocurran situaciones como las que vivimos hoy en varias regiones españolas.

    Por cierto, Galileo, los nacionalistas consiguen sus objetivos porque la forma actual de hacer política les otorga el poder de utilizar los mecanismos estatales para imponer el idioma y para imponer su ideología en las escuelas. La única forma de romper con esa tónica es acabar con esas imposiciones, y no hacer imposiciones en otro sentido. Seguir con la política de imposiciones, pero en castellano, es asegurar a muy corto plazo que los nacionalistas puedan volver a usar ese mecanismo para sus propios intereses.

  6. Pelayo

    Ciertamente GB no es defensora del español. Ese no es su objetivo, sino la libertad de elección. Pero también es cierto que la lengua discriminada en la educación y en cierta medida marginada por la Xunta, la Universidad y los ayuntamientos en sus comunicaciones es el castellano. Y los hablantes marginados son los castellano hablantes. Por tanto, indirectamente tienen razón. Otra cuestión es que si de los padres dependiera, todo el mundo sabe, y el presidente de la RAG lo reconocía hace unos días, que al menos en Galicia la mayoría de los padres elegiría el castellano para sus hijos. Por ahí no hay peligro.

    Lo que está claro, y creo que es lo que en el fondo quiere decir DENAES, es que las competencias de Educación deberían estar en manos del Estado, y no de las comunidades autónomas, que imponen contenidos dispares con la intención de justificar los entes autonómicos. Cada vez más españoles pensamos así.

    DENAES no se ocupa de la libertad lingüistica. Tiene otros fines muy respetables. La defensa y protección de la lengua común es prioritaria para poder valorar lo que nos une.

  7. Galileo

    No es lo mismo el gallego que el español, ni en hablantes, ni en producción literaria, ni en ningún aspecto.

    El español es la lengua de España, la oficial y que hablamos y escribimos todos. No ha surgido como imposición, sino como patrimonio común que libremente se fue modelando.

    La misión del español en España, aparte del tremendo aporte cultural, es el de garantizar que todos los nacionales nos vamos a entender, y que podemos trabajar sin problemas en cualquier rincón de España.

    La única lengua oficial que debiera haber en España es el español; el tinglado de la cooficialidad sólo es un quebradero de cabeza que come recursos y energías que debiéramos emplear en otros asuntos.

    Si queremos garantizar que todos los españoles podamos opositar, estudiar, cambiar de residencia, y vivir libremente en España debemos rebajar el rango jurídico de lenguas cooficiales; que se han convertido no en un patrimonio cultural (pues existe dicho patrimonio con independencia del respaldo legal) sino en unas barreras lingüísticas para fomentar el separatismo y la endogamia.

    La cooficialidad ha sido un golazo de los separatistas para aprovechando dicha cualidad jurídica ir creando barreras; y les ha salido bien la jugada.

    Concretando: todos los servicios públicos de Galicia debieran seleccionarse con oposiciones en español, la educación en español, los impresos, los procesos judiciales, etc. todos ellos en español. Y lo mismo en el resto de comunidades de España, que para eso es precisamente el español; para simplificarnos la vida.

    Con la educación soy flexible si se implanta el cheque escolar; pero en caso contrario si el estado sigue financiando centros públicos entonces se debe garantizar primero la educación en español (la nación es España, no Galicia); y si sobra dinero y hay demanda en gallego.

    En este aspecto GB no es claro, o a mí no me lo parece. Si no hay dinero para crear dos líneas (una en gallego y otra en español) qué postura adopta GB.

    Feijoo ya ha avanzado la solución; en vez de los Tercios de Flandes 🙂 pues los Tercios de Galicia; un desastre.

    Yo tengo otra perspectiva; primero en español en toda España; y si se puede lo demás.

  8. Galileo, si lo que quieres es arrebatarles sus derechos a los hablantes de las demás lenguas españolas, no cuentes conmigo. Me repugna que se utilicen lenguas o naciones como pretexto para acabar con libertades individuales, y me importa muy poco qué naciones o lenguas se usen a tal fin. Defender a España y al castellano no da derecho a nadie a pisotear a los demás.

  9. Galileo

    Yo no me preocuparía demasiado por los que quieren gallego, pues dominan los sindicatos de enseñanza y tienen unas maravillosas plataformas que defienden muy claramente sus intereses.

    Una de esas plataformas se denomina “Queremos Gallego” , y han convocado una huelga para este día 21.

    La petición es muy clara, queremos galego, no piden libertad de elegir, bilingüismo, y objetivos etéreos. Quieren gallego; y no se preocupan de lo que quieran los demás; van a lo suyo.

    Aquí el enlace:

    http://www.queremosgalego.org/

    Y perdona Elentir, pero tu país se llama España, no libertad, liberalismo ni libertad individual. Y todas las libertades que tienes, las tienes precisamente por España, por ser español; si fueras Cubano o Marroquí tendrías otras libertades, otra sanidad, otras pensiones, etc.

    Yo quiero la escolarización en español; lo que quieren los nacionalistas poco me importa y además están muy bien organizados, saben lo que quieren y dominan los sindicatos de profesores (oposiciones en gallego equivale a más profesores nacionalistas).

    Repito, la única lengua que debiera ser oficial en España es el español; pues todos la entendemos. La cooficialidad es una argucia de los nacionalistas que ahora estamos viendo a lo que nos ha llevado, y suma y sigue.

    En Francia ¿Cuántas lenguas tienen? ¿Y cuántas son oficiales? Pues eso.

  10. España no significa marginar a quienes hablan otras lenguas españolas distintas del castellano. Y a ti no te importarán los gallegohablantes, pero a mí sí. Desde luego, si te crees que una democracia está sólo para velar por tus intereses y vulnerar los derechos de los demás, me parece que te has confundido mucho sobre lo que es una democracia.

    Dicho sea de paso, ¿te das cuenta de que estás exigiendo para los gallegohablantes el mismo trato que proponen los bloqueiros para los castellanohablantes?

    Y por cierto, ser gallegohablante no significa ser nacionalista. Esto es una obviedad, parece mentira tener que recordártelo.

  11. Galileo

    Yo lo que quiero es la escolarización en español en España. ¿Galicia es una parte de España, sí o no?

    Lo de la libertad de elección quizá sea económicamente inviable, o se pueda articular con cheque escolar en medio-largo plazo.

    Pero en tanto llegue ese momento; primero que garanticen sin excusas la escolarización en español, con libros de texto en español y exámenes idem de idem.

    La constitución es clara, todos los españoles tienen el deber de conocer el español y derecho a usarlo. Que se cumpla y punto.

    Imagina que Feijoo pone encima de la mesa una restricción económica que hace inviable ese derecho de elección; no le da el da dinero. ¿Qué hacemos, los Tercios de Feijoo? ¿O que se garantice el español como en el resto de España? ¿O sólo en gallego? Yo lo tengo claro, en español. ¿Y tú?

    En Francia tienen varias lenguas; sin embargo la escolarización es en francés y es la lengua oficial del estado. Y tienen más posibilidades económicas que los españoles.

    Es muy importante comparar con nuestros vecinos franceses y aplicar aquello que funciona.

    “En junio de 2008 la Academia francesa se manifestó en contra de la inclusión de las lenguas regionales francesas en la Constitución de este país alegando que es algo que “atenta contra la identidad nacional.

    En algunas regiones junto al francés se emplea el franco-provenzal, occitano, gascón, bretón, corso, catalán, alsaciano, vasco y neerlandés (flamenco, cerca de Dunkerque, en el extremo norte de Francia).”

    http://es.wikipedia.org/wiki/Lenguas_de_Francia

    Sigo con el caso francés porque tiene mucho interés.

    Corto y pego unos artículos fundamentales de la constitución francesa.

    ARTÍCULO 1. Francia es una República indivisible…

    ARTICULO 2. La lengua de la República es el francés.

    ARTICULO 3. La soberanía nacional reside en el pueblo, que la ejerce a través de sus representantes y por medio del referéndum.
    Ningún sector del pueblo ni ningún individuo podrán arrogarse su ejercicio.

    ARTICULO 4. Los partidos y las agrupaciones políticas concurren a la expresión del sufragio. Se constituirán y ejercerán su actividad libremente dentro del respeto a los principios de la soberanía nacional y de la democracia.

    ¿Qué quiere decir, limitaciones a los partidos políticos? Pues claro que sí, un partido que atente contra la soberanía nacional de Francia es inconstitucional; ilegal, no puede constituirse ni concurrir a elecciones.

    ¿Los partidos nacionalistas atentan contra la soberanía nacional de España? Pues a la calle.

  12. “Yo lo que quiero es la escolarización en español en España. ¿Galicia es una parte de España, sí o no?”

    ¿Y para eso tienes que cargarte los derechos de los gallegohablantes? ¿Qué pasa, es que tus derechos importan y los derechos de los demás no?

  13. Galileo

    ¿Y los derechos de los bable-hablantes? ¿Y los derechos de los guanche-hablantes no te importan?

    Porque podemos solicitar que sean lenguas oficiales y escolarización y oposiciones en guanche y bable. Otra barrera más, otro problema.

    En Francia hay varias lenguas regionales, sin embargo con muy buen criterio sólo el francés es oficial. Todos aprenden en francés, hablan francés y opositan en todo el territorio en francés sin ser discriminados por lengua regional. Y la administración funciona, a pesar de los “supuestos derechos lingüísticos que los hablantes del occitano verán conculcados gravísimamente todos los días”. Pobrecitos…¡Venga ya!

    Cometiendo el terrible genocidio cultural de tener únicamente el francés como lengua oficial se aseguran que todos los franceses pueden estudiar en francés en cualquier lugar de Francia, pueden cambiar de residencia libremente sin que sus hijos tengan que aprender la lengua regional por bemoles y perdiendo el francés, pueden opositar en cualquier parte de Francia en francés.

    Decididamente los franceses son más prácticos.

    Esto de la cooficialidad es un invento de los separatistas, los padres de la constitución…y ahora esperan los hijitos, las nuevas naciones después del parto constitucional ( por no decir después de habernos follado y pagado la cama además de ser la puta). Han sido muy hábiles, me quito el sombrero, tienen mi respeto.

    Como también tiene mi respeto la fundación DENAES, que ha diagnosticado el cáncer con precisión de oncólogo.

    Me produce mucha tristeza comprobar que el trabajo de socialistas y nacionalistas; ahora también del PPOE ha sido tan demoledor, tan disgregador que España no existe, ni los españoles; ahora quedan liberales, socialistas, comunistas, autonomistas, nacionalistas, demócratas, etc. Patético.

    ¡Arriba España!, uy perdón que no es políticamente correcto debe decirse arriba la democracia, todo por el liberalismo o viva el socialismo. Perdón.

  14. Me parece muy infantil por tu parte que compares a un idioma románico como el gallego con un dialecto del castellano, como es el bable, o con una lengua extinguida en el siglo XVIII como el guanche. Está visto que todo lo que no sea tu idioma te lo tomas a pitorreo. Dicho lo cual, grita lo que te dé la gana, a falta de mejores argumentos, porque paso de seguir debatiendo con alguien que no respeta los derechos de los demás.

  15. Galileo,

    Constitución española, Artículo 3
    1.El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
    2.Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
    3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

    Esto quiere decir que si vives en Galicia tienes el deber de saber castellano y gallego y el derecho a usar la lengua que te de la gana. Y si quieres trabajar como funcionario en Galicia, tendrás también que saber las dos lenguas, puesto que estás al servicio de los ciudadanos y estos tienen el derecho de usar la lengua que les de la gana.

    No existe la libertad de elección en la enseñanza, existe el deber de saber por parte de los ciudadanos las lenguas que se hablan en un territorio y existe la obligación de los gobiernos a cuidar esas lenguas, para protección de los derechos de sus ciudadanos, de ahí sale lo que tu llamas tinglado de la cooficialidad.

    El castellano y el gallego son iguales, lo único que las diferencia extralingüísticamente hablando, es la extensión territorial. El español nació para todos los españoles y el gallego para todos los gallegos. Ambos son evoluciones diferentes del latín, nacieron con la misma finalidad: comunicarse.
    El guanche no existe, es una lengua extinguida, lleva 5 siglos extinguida, tanto como los guanches (es decir, ya no hay nadie que tenga el derecho a hablar guanche porque están todos extintos), y el asturiano es una lengua en extinción (románica también Elentir), debido a que el gobierno provincial se pasa por el forro el artículo 3.3 de la constitución española.

    -¡Arriba Francia!- deberías decir, ya que te gusta tanto la constitución francesa y su distribución territorial.

  16. Marta, dos cosas: dices que “no existe la libertad de elección en la enseñanza”. ¿Rechazas entonces un derecho que incluso reconoce una norma tan detestable como la actual Ley de Normalización Lingüística para los alumnos que comienzan su periodo de escolarización?

    La segunda es que no volveré a pasarte ningún comentario firmado con una cuenta falsa. Léete las Condiciones de Participación del blog, el punto 3.

  17. MR (Monárquico y Republicano)

    Yo estoy en parte con lo que dice Galileo, un estado como el nuestro consume gran parte de los recursos intelectuales, sociales y económicos a causa del tema autonómico y lingüístico… Lo peor es cuando, además, se utiliza la lengua como arma política. Por eso, en cambio, no puedo suscribir cuanto dice, porque si vamos a hacer lo mismo con el español, o castellano, se volverá contra nosotros…
    Si de verdad se respetara nuestra Constitución, si nuestros políticos no cayeran en la continua trampa del chantaje nacionalista, sería otra cosa.
    Una curiosidad: en Suiza no hay problemas nacionalistas y hay tres lenguas oficiales, donde ninguna es predominante sobre las otras… No parece el modelo de estado que se pueda aplicar aquí, pero bueno… Aún siendo ingenuo por mi parte, lo reconozco, quizá pudiéramos aprender algo bueno de ellos como el amor al trabajo bien hecho, el respeto a las otras regiones, el sentirse orgullosos de ser ciudadanos de su país…

  18. Galileo

    Marta, la constitución dice lo que dice, luego la interpretas arrimando el ascua a tu sardina. Haces bien, si es interpretable hacia posturas separatistas y secesionistas es lógico utilizar los vericuetos para destruir España.

    Pero cometes un error, los españoles y España no somos la constitución, de la misma manera que los votos de Feijoo no son propiedad del PP de Galicia; y ya ves como traiciona a su electorado. El BNG no se hubiese andado con chiquitas; todo en gallego y palante.

    Ya se están produciendo movimientos para reformar la constitución, tanto planteamientos de DENAES como otros partidos que pretenden reformas constitucionales. Y la constitución tarde o temprano será reformada, porque esta constitución es mala para los españoles y España.

    En cambio la constitución chilena se ha mostrado buena para Chile y los chilenos y te voy a explicar por qué. La constitución de Chile fue elaborada con Pinochet en el poder, y se promulgó poniendo a Dios por testigo, invocando su ayuda.

    Y ese fue el gravísimo error de Franco, no haber elaborado una constitución en vida y que la refrendase el pueblo.

    Muerto Franco, las aves que pivotaban sobre el cadáver descendieron, y con el velo democrático emponzoñaron la constitución; y de aquellos venenos esta España envenenada.

    La legitimidad de la constitución actual es la misma que la del Tribunal Constitucional; es decir, escasa.

    Unos puntos que según César Vidal se deben modificar son los siguientes:

    http://www.cesarvidal.com/index.php/CesarVidal/ver-blog/decalogo_para_una_reforma/

    3. Devolver competencias al poder central en áreas como, por ejemplo, la enseñanza, consagrándose el principio de que los padres podrán educar a sus hijos en cualquier parte de España en la lengua oficial de todos los españoles.

    Como ves Elentir, César Vidal también reclama lo mismo que yo; que se pueda escolarizar en España en español.

    Y Marta, para finalizar, espero que en la reforma constitucional se prohiban sin género de dudas los partidos nacionalistas, pues son contrarios a la unidad nacional de España, a su soberanía y generan lobbies de poder; desigualdad y barreras entre españoles. Como en Francia, en Portugal y en todos los países serios. España no tiene por qué ser la excepción: nación indivisible, no hay más.

  19. Lo que Galileo ha escrito en los comentarios de esta entrada: “la única lengua que debiera ser oficial en España es el español”

    Lo que César Vidal ha escrito en su blog: “los padres podrán educar a sus hijos en cualquier parte de España en la lengua oficial de todos los españoles”

    Lo que César Vidal tendría que haber rescrito en su blog para estar de acuerdo con Galileo: “los padres tendrán que educar a sus hijos en cualquier parte de España en la lengua oficial de todos los españoles”

  20. Galileo

    Finalizo con un contratítulo: No es el castellano, no es la libertad; es España.

    Según Santiago Niño Becerra, todavía estamos en precrisis. Yo pienso lo mismo, y esta crisis va a ser la que nos ponga a cada uno en nuestro sitio.

    La pregunta clave será ¿Para qué? Es decir, utilidad pura y dura y ya veremos lo que se puede sostener económicamente en España, cuantos lujos nos podemos permitir con las tasas de paro permanente que se están consolidadando.

    Vamos hacia un nuevo modelo de país, una nueva concepción jurídica donde la austeridad será obligatoria; por necesidad.

    El modelo de falsedad, engaño y expolio del contribuyente ya está amortizado; dando los últimos coletazos mientras sea posible vivir a golpe de crédito.

    Pero todo tiene un límite, una línea de quiebra y estamos próximos a ella.

    Y una de las cosas que más me fatiga es ver como mis compatriotas han perdido la identidad nacional por el liberalismo, socialismo o comunismo.

    Y cuando pides algo tan lógico como la escolarización en español en España te tachan de no respetar los derechos de los demás. Y sin embargo son mis derechos los conculcados en la práctica.

    Yo no me opongo a que exista educación en gallego, siempre y cuando podamos financiarla después de haber garantizado la educación en español.

    Bien, pues todo el tinglado del bilingüismo, que es un tinglado romántico y nada práctico, subvencionado lo único que hace es trasladar cargas y costes a los españoles, que se pagan directa o indirectamente con más PARO.

    Y no vamos a salir de esta crisis hasta que todos aparquen sus mochilas ideológicas (socialismo, liberalismo, comunismo, nacionalismo) y empecemos a tomar conciencia que antes de nada somos españoles en una nación España.

  21. Pues yo de toda la vida hablo en castellano y gallego y quiero seguir haciendolo como me da la gana sin que se me inponga ninguna lengua en mi país.

    Me parece una aberración hobligar por ley a estudiar en gallego a quien no le interese y solo para beneplacido de los NACIONA-LISTOS

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.