¿Será éste el ‘socialista de hace 100 años’ con el que se identifica Rubalcaba?

“El partido al que yo represento aspira a concluir con los antagonismos sociales, a establecer la solidaridad humana, y esta aspiración lleva consigo la supresión de la Magistratura, la supresión de la Iglesia, la supresión del Ejército, y la supresión de otras Instituciones necesarias para ese régimen de insolidaridad y antagonismo.”

(…) “Este partido no ha cambiado de opinión respecto a este particular; estará en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad, como han estado todos los partidos, cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones.”

“Tal ha sido la indignación producida por la política del gobierno presidido por el Sr. Maura, que los elementos proletarios, que nosotros, de quienes se dice que no estimamos a nuestra nación, que no estimamos lo intereses de nuestro país, amándolo de veras, sintiendo las desdichas de todos, hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal.” (Palabras pronunciadas por Pablo Iglesias, fundador y primer diputado del PSOE, desde la tribuna de las Cortes en la tarde del 7 de julio de 1910, en su primera intervención parlamentaria. El presidente de la cámara emplazó al digirente socialista a retirar esas palabras porque “no puede ampararse en la inmunidad parlamentaria para cometer un delito”. Pablo Iglesias se negó. El 22 de julio, el joven socialista Manuel Posa Roca tiroteó a Maura en Barcelona, hiriéndole en una pierna y en un brazo. Las Cortes condenaron el atentado en una declaración oficial que Pablo Iglesias se negó a apoyar).

“Vamos a hacer un proyecto político en el que si un socialista de hace 100 años levantara la cabeza se reconociera inmediatamente y exclamara: ‘¡Estos son los míos!'” (Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE a la presidencia del gobierno, en un mitin celebrado en Mérida el 16 de julio de 2011).

Artículos relacionados:

Rubalcaba quiere volver a 1911, por CLD
Rubalcaba y el PSOE de hace cien años, por Rafael Guerra Sandá en Batiburrillo

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.600

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Observando con detenimiento la foto se ve claramente que Iglesias y Rubalcaba tiene un preocupante parecido físico.

  2. Más preocupante es el parecido ideológico y moral, me temo…

  3. Martinek3

    Niana, nianaaaaaa!!!! Quiero entender que no os sorprendéis. Claro, que a la vista está que algunos asesores no se merecen su sueldo! Vaya tela o.O

  4. La primera foto del puño delante de su cara, ya lo decía todo. Tanto fotos como vídeos, los usan los tiranos de ese tipo para enviar consignas. Deberiamos verlo ahora que estamos a tiempo.

    Este tipo no dejará que haya elecciones democráticas, y sus planes van encaminados a engatusar al mayor número de indigentes metales posibles, si es que no comete antes una fechoría y se hace con el poder por la fuerza, que es lo que el PSOE ha venido haciendo desde los años treinta.

    Publicar un repaso resumido del PSOE desde esos años sería muy saludable, y conveniente para difundirlo por internet, porque lo que decía “Miguel” en una entrada suya hace poco, lo llevamos viendo muchos hace bastante tiempo.

  5. Escalofríos me dan por la espalda tan sólo ver la mirada de Pablo Iglesias.
    Y la frasecilla de Rubalcaba se las trae. Para él, todo este tiempo pasado no ha existido. Tenemos que olvidarlo para entroncar directamente con el Frente Popular.
    De ahí a la llegada del segundo, un paso.

  6. patroclo

    he llegado tarde , me lo habeís dicho todo.
    pánico y terror otra vez, anarquía y desolación.
    ya se ve que están dispuestos a todo.

  7. Así son las cosas. Y no tiemblan al decirlas. A mí Rubalcaba también me ha recordado más de una vez al despiadado Fouché: sin escrúpulos, traidor, sibilino y falso. Qué se puede hacer: desde luego, sacar a la luz estas intenciones y que la gente se entere con quién nos gastamos los cuartos. Y otra cosa: no estaría de más hablar de la relación de Rubalcaba con los del mandil…

  8. No tiene nada que ver con este artículo, pero mirad el artículo de Carlos Carnicero sobre Ignacio Escolar. Buenísimo y revelador.

    http://ccarnicero.com/2011/07/18/la-alianza-entre-el-zapaterismo-con-la-sexta-y-publico-iii-el-secreto-mejor-guardado-de-ignacio-escolar/

    PD: lo de Rubalcaba no tiene nombre…

  9. El Tíol Bastón

    Rubalcaba, a quien se parece horrores es al mono del Anís del Mono. Por las cosas que dijo, evidentemente Pablo Iglesias era el mono del Anís del Mono.

    A mí, lo preocupante me parece que es cómo los españoles nos hemos sentido tan predispuestos a creernos que el fundador del PSOE y su partido eran respetables en comparación con otros que en la realidad hicieron mucho menos daño que ellos. La inopia en la que estos impresentables han conseguido sumir a buena parte de esta sociedad es lo increíble.

    No nos extrañe que te salga por ahí algún mentecato diciendo que todo lo que tachas de censurable en Paulino (que era su verdadero nombre) Iglesias estuvo bien hecho porque fue él quien lo hizo. Para estos elementos hay que cargárselo todo mientras sea hecho por aquéllos con quienes no simpatizan, y jalear sea lo que sea, si les cae bien el que lo hace. Es asombroso cómo estamos asistiendo a la demonización de una mitad de España y a la santificación consentida de la otra, que, lamentable es decirlo, no es mejor que aquélla. Se pasan la vida pensando en una Guerra Civil de hace ya un buen rato: lo asombroso no es que su resentimiento enfermizo les lleve a retirar todo monumento o vestigio que les huela a haber tenido que ver con los vencedores, sino cómo, en contrapartida, consiguen ponerse monumentos a sí mismos sin que la otra mitad de España diga ni mu.

    ¿Les parece mal, borran y quitan los nombres de los caídos de las paredes de los templos porque eran los del bando que no les gustaba? Bien, los quitamos. Lo curioso son cosas como que, frente a la plaza de abastos de El Calvario, en Vigo, hayan elevado un monumento a los allí caídos “republicanos” durante el alzamiento en la ciudad.

    Estos siguen aferrados a un tipo que vivió hace cien años, bastante execrable, por cierto, y traumatizados por una guerra de hace ya tanto tiempo ¡como hacía la Guerra de Secesión Americana cuando aquélla ocurrió! Imagínense que en 1936, a un presidente americano le hubiera dado por resucitar la “memoria histórica” de los caídos por el bando confederado durante la Guerra de Secesión: los estadounidenses le habrían internado en un psiquiátrico. Pues este es nuestro caso, sólo que nos hemos tomado en serio a los orates que nos han tocado en suerte para gobernarnos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.