En una entrevista a un medio castrista en la que evitó la palabra 'dictadura'

La ‘democracia’ de Podemos: en 2013 Pablo Iglesias dijo tener a Cuba como ‘referencia’

Anteayer abordé aquí el disparatado programa económico de Podemos. Con todo, no quería limitarme a eso, pues si ya es descabellado el recorte de libertades económicas que propone ese partido, sus planteamientos en lo relativo a la democracia en sí son aún más preocupantes. Muestra de ello es lo que dijo el hoy líder y eurodiputado de ese partido, Pablo Iglesias, en una entrevista al medio castrista Cuba Información el 12 de junio de 2013.

¿Qué pasaría si aplicásemos a una economía familiar el programa económico de Podemos?
¿Se puede ser demócrata y diputado de un partido que apoya a una dictadura?

Evitando toda palabra molesta para la dictadura de los hermanos Castro

El ahora líder de Podemos se refirió en todo momento a la dictadura con el término “Revolución cubana”, con el que el propio régimen disfraza su naturaleza antidemocrática. Imaginaos lo que pasaría si un dirigente político de cualquier partido concediese una entrevista sobre el franquismo, un régimen autoritario ya desaparecido, sin usar ni una sola vez la palabra “dictadura” ni referirse a la violación de derechos humanos. Pues eso es exactamente lo que hizo Pablo Iglesias en esa entrevista, que versa sobre un régimen tiránico que aún existe y que lleva más de medio siglo usurpando a los cubanos sus libertades más elementales, empezando por la libertad de expresión, la libertad de manifestación y la libertad de prensa.

Iglesias dijo que Cuba ha sido su referencia y quiere que siga siéndolo

Lo más parecido a una crítica a ese régimen que hizo Pablo Iglesias en dicha entrevista fue lo siguiente: “la Revolución tiene que reinventarse, porque las condiciones actuales ya no son las mismas de finales de los años 50. Cuba se enfrenta a muchísimos desafíos, en lo económico, en lo político, en sus relaciones internacionales. Para que siga siendo una referencia de emancipación, una referencia para toda América Latina y para la izquierda mundial, seguramente hay cosas que deberán cambiar.” Pablo Iglesias no explicaba qué cambio propone para Cuba, pero nada más decirlo matizaba sus palabras y manifestaba su apoyo al régimen comunista: “Esto no lo planteo como una crítica eurocéntrica –porque es fácil decirle a los cubanos, desde Europa: “Uds. deben cambiar para gustarnos más a nosotros”–, sino desde el apoyo y la preocupación que la izquierda tiene por que los países como Cuba, que han sido una referencia para todos nosotros, sigan siéndolo en el futuro.”

No dijo ni una palabra sobre la falta de libertades en Cuba

Aunque quizás lo peor de la entrevista es lo que Pablo Iglesias no dijo: no emitió ni una sola crítica a los abusos de esa dictadura, a su propia condición antidemocrática, ni al hecho de que en Cuba aún existan presos políticos, que sea un régimen de partido único y que la oposición democrática se vea perseguida y acosada por sistema. De hecho, resulta significativo que ante un régimen que se ha convertido en una monarquía comunista a estilo de Corea del Norte -con la única salvedad de que allí la jefatura del Estado salta de padres a hijos, y en Cuba se ha pasado de un hermano a otro- Pablo Iglesias no diga nada. Sin embargo, unos meses después acusaba de “infamia” a la monarquía española, respaldada por los españoles de forma masiva en el referéndum constitucional de 1978. ¿Lo que le molesta a Pablo Iglesias de nuestra monarquía es que el monarca no es como Fidel Castro?

El programa de Podemos evita toda crítica a las dictaduras comunistas

Teniendo en cuenta lo que dijo Pablo Iglesias en esa entrevista, uno se pone a repasar el programa electoral de Podemos y surgen muchos interrogantes:

  • En la página 9 reclama: “Democratización de todas las instituciones, incluida la jefatura de los Estados”. ¿Va a pedir Podemos que la jefaturas de los Estados cubano, chino o norcoreano se democraticen, o a ésos prefiere no molestarles?
  • En la página 10 propone: “Defensa decidida de la libertad de expresión, reunión, asociación, manifestación y participación política”. ¿Pablo Iglesias y su partido van a reclamar esas libertades en Cuba, donde no se respeta ninguna de ellas? ¿Puede explicar Pablo Iglesias con qué credibilidad reclama eso para Europa después de afirmar que la dictadura cubana es uno de sus países de referencia?
  • En la página 11 afirma: “Garantía de la libertad de conciencia, e impulso de medidas orientadas a garantizar la no-discriminación por razones de credo o religión”. ¿Y qué piensa Podemos de la persecución sistemática a cristianos por razón de su fe en dictaduras de ultraizquierda como China, Vietnam y Corea del Norte? Hasta ahora no ha dicho nada al respecto. Su programa, que habla del incumplimiento de derechos humanos en Israel, no menciona a ninguno de los países que discriminan y violan los derechos humanos de los cristianos. ¿Acaso considera que cuando los cristianos son víctimas de esos abusos, el problema no es digno de mención ni merece ninguna medida de presión contra los países que actúan así?
  • En la página 26 habla de “favorecer el desarrollo de los países del Tercer Mundo y emergentes, primando las relaciones comerciales con países democráticos y que garanticen los derechos humanos y penalizando el comercio con los que se alejen de estos principios”. ¿Significa esto que Podemos va a pedir que se penalice el comercio con Cuba, ese país de referencia para Pablo Iglesias?
  • En la misma página, el programa reclama: “Promover el aislamiento activo (imposibilidad de participar en proyectos comunes subvencionados) a las entidades e instituciones de países con gobiernos o parlamentos que no defendan los Derechos Humanos.” ¿Va a pedir Podemos es “aislamiento activo” a entidades e instituciones de la dictadura cubana en España?
  • También en la página 26 el programa de Podemos dice: “Aplicación de las directivas europeas relativas al racismo, xenofobia y apologías del fascismo, con las consiguientes medidas punitivas contra su apología y de reparación hacia las víctimas.” ¿Por qué Podemos elude mencionar a las víctimas del comunismo, ideología que ya ha dejado 100 millones de muertos? ¿Acaso todos esos seres humanos no son merecedores de una reparación, ni siquiera de una mención en dicho programa? ¿Podemos considera digno de castigo que se ensalce a una dictadura fascista, pero no que se ensalce a una dictadura comunista?
  • En la página 28 habla de países que no respeten los derechos humanos pero se limita a citar a Israel. De hecho, hay dos menciones a Israel en el programa, y otras dos a Estados Unidos, todas ellas negativas, pero ni una sola a Cuba, China y Venezuela. ¿Para Podemos los gobiernos de Cuba, China y Venezuela sí que respetan los derechos humanos y no merecen ser objeto de ninguna crítica?

En resumidas cuentas: ¿con qué cara Podemos pretende ir de defensor de los derechos humanos y la democracia, si calla ante las dictaduras comunistas y su líder tiene a una de esas tiranías por país de referencia? A lo largo de la historia ya hemos visto a demasiados charlatanes que se han aprovechado de las crisis de las democracias para proponer cambios radicales, apelando a la demagogia y al populismo, y finalmente algunos de esos charlatanes -Lenin, Mussolini, Hitler…- han acabado instaurando regímenes mucho peores que los que ellos criticaban. Desde luego en España podremos tener una democracia defectuosa, pero prefiero esto a lo que tienen en Cuba y Venezuela, que son los modelos de Podemos y de su líder.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Orwell 1984

  2. ioannes

    Sin obsesionarse, ni hacerles propaganda, hay que estar atentos a estos de Podemos y a su muy agresiva y demagógica irresponsabilidad. Si van en serio como parece, sus víctimas -los españoles- respondámosles en serio.

  3. Guip

    Pero la gente que los ha votado te dirá que son ellos o los de siempre… y que no quieren votar a los de siempre…prefieren votar a estos demagogos aprendices de dictador…no creas que no me ha costado ya alguna discusión…

  4. Amelia

    ¡Qué Dios nos coja confesados! La pena es que no seamos capaces de distinguir la paja del trigo.

  5. Pablemos: Promover el aislamiento activo (imposibilidad de participar en proyectos comunes subvencionados) a las entidades e instituciones de países con gobiernos o parlamentos que no defendan los Derechos Humanos.” ¿”defendan”?
    Traducido: Aislemos a la Iglesia católica.

    Reflexión. ¿Todo el tiempo que dedicamos Pablemos es tiempo que dejamos de dedicar a cosas de verdad constructivas?
    Feliz viernes.

  6. José María, todo el tiempo que se le dedique a la tarea de desenmascarar a charlatanes totalitarios es tiempo bien empleado, y más si esos charlatanes tienen cierto éxito, como en el caso que nos ocupa. En eso consiste, de hecho, la batalla de las ideas que el PP se niega a librar.

  7. Jandro

    “¿con qué cara Podemos pretende ir de defensor de los derechos humanos y la democracia?”
    Con la cara de Pablo Iglesias, por supuesto.

    Que califiques de “defectuosa” a nuestra democracia es muy generoso: sin ir más lejos, millón y cuarto de nuestros ciudadanos han votado a este baluarte del castrismo.

    Yo también creo que hay que seguir con atención a este partido y desenmascararlo, o podrán engañar a más gente.

  8. jpjp

    A mi me están empezando a dar miedo estos de podemos, tienen cada propuesta que da miedo.

  9. Pues mucha gente se ha creído sus buenas palabras y niegan lo del comunismo.

  10. SÓSTRATO

    Tenemos tantos ejemplos de fracasos por esa parte que aunque nada que hagamos los humanos es perfecto, podemos decir que la libertad es uno de los mejores dones que Dios (o la Evolución) ha concedido a los humanos. (Cervantes)

  11. MR (Monárquico y Republicano)

    En la mirada de Pablo Iglesias puede verse muy bien la mirada del odio, del resentimiento y del revanchismo guerracivilista. Y en sus actitudes, la de un despreciable dictadorzuelo de vía estrecha. Está clarísimo que cada vez que dice “Pueblo”, dice “Yo” y que nos va a quitar, sí o sí -porque Podemos, en plural mayestático- la pesada carga de la libertad y de pensar por nosotros mismos, que ya lo hace él.

    Pero lo mejor de lo mejor, es lo baratas que le salen las campañas electorales a golpe de cóctel molotov, adoquín y arrancamiento de mobiliario público con los cuernos, y lo caras que nos salen a los demás. Ahí sí que ha dado ejemplo a los demás partidos políticos de no ser presas del despilfarro. Seguro, seguro, visto su carácter ahorrativo, que de los 18 000 euracos al mes que se va a llevar cada uno de sus podemoeurodiputados, más de la mitad lo van a dedicar a darlo a los pobres, viajando en Easy-jet y alojándose en edidifios okupados.

    Salve, oh Caudillo del rojerío montaraz y bolivariano.

  12. Criteri i determinacio

    Mi opinión es que se esta exagerando ese sentimiento de conspiración.
    Los elementos estan allí para quienes quieran verlos:
    – Cada vez hay más tensión social.
    – Ni el PP ni el PSOE han mitigado los efectos de la crisis.
    – Los bancos y grandes corporaciones son cada vez más rico

    – La gente de a pie cada vez nota más los estragos de los gobiernos bipartidistas inoperantes.

    Pues yo comprendo perfectamente que el programa de Podemos tenga tantos seguidores.

    Falta sentido crítico.

  13. Lo que falta, más bien, es que la gente se lea los programas y medite las consecuencias de lo que dice en ellos. No tiene mucho sentido que gente que se queja de recortes vote a un partido cuyas medidas provocarían un infierno fiscal y, con él, más pobreza, más paro y más recortes.

  14. Criteri i determinacio

    Estoy de acuerdo. Leamos programas (excepto los del PP, que estos no se cumplen)….
    Del programa de Podemos no se concluye un infierno fiscal ni mucho menos.
    Agencia de calificación propia en Europa, Auditorías de la deuda pública, Control democrático y medidas anticorrupción, Garantia al derecho de salud y al de conocimeinto.
    El sentido crítico debe permitirnos sacarnos una opinión a partir de una gran cantidad de elementos de juicio pero independientemente a la influencia de ellos.

  15. Sí que se concluye. Un programa que incluye medidas que supondrían un aumento colosal del gasto público sólo puede augurar otro aumento colosal de los impuestos que financian ese gasto. El mero hecho de que proclame derechos que no son tales con tanta ligereza, derechos que al final tienen que pagar terceros, no es más que una forma de abundar en las políticas de despilfarro público que nos han llevado a la crisis que estamos sufriendo.

  16. profX

    Cuando Zapatero desapareció, yo pensé que podría pasar tiempo pero que al final aparecería uno en el PSOE que lo dejaría a la altura del betún en cuanto a su visión demagoga y de mundos de yupi.
    Me equivoqué, pero sólo en el partido político.
    Ya lo tenemos aquí.

    Y no, no creo en que la gente se deje engañar, es que creo que se quieren dejar engañar, que no es lo mismo, como pasó en el famoso debate Solbes vs. Pizarro.
    Pizarro llevaba razón, como quedó demostrado, pero la gente, aun viendo en la calle los signos que exponía, quiso creer a Solbes porque daba mejores noticias.
    Y ante eso no hay muchas alternativas.

    Éste nos quiere vender la burra de que nos va a hacer la vida más fácil, pagándonos una renta ‘por el hecho de nacer’ (se supone que nos la pagaremos a nosotros mismos, como mínimo, claro), porque está en los derechos humanos (se lo he oído hoy en la sexta) y todas esas memeces.
    Mucho profesor de políticas, pero no sabe, no quiere, distinguir entre el derecho a algo por parte de una persona y la no obligación del resto de personas a tener que darle ese algo a la otra persona.

    Uno podría pensar en que este tipo de charlatanes tendrían éxito únicamente entre las capas sociales más desfavorecidas por la crisis, pero no es así, también tiene éxito entre otro tipo de gente.
    Ejemplo de hoy mismo, con lazos familiares (los carga el diablo):
    Matrimonio encantador que viven en un chalet adosado estupendísimo, con unos buenos sueldos por su trabajo en empresas, públicas por supuesto, con sus viajes, sus cenas, sus iphones, sus…
    Y me dice el tío que está de acuerdo en todo lo que dice el tío éste de Podemos, que si la ‘redistribución de la riqueza’, que si la ‘plusvalía’, etc, etc. Y que eso de Venezuela y Cuba lo dicen ahora para desacreditarle, y que…
    Cualquier intento de una conversación medianamente razonada es inútil.
    Le digo, ‘hombre, no te sorprendas que un día te vengan y te digan que tienes que redistribuir esta casa…’, ‘No, no, las casas no, hombre, son las grandes fortunas lo que hay que redistribuir’.
    Ante este nivel, maribel…
    No sé si es por sentirse más guay, más cool, menos culpables (¿de qué, acaso le has robado algo a alguien?) o qué, pero conozco varios casos similares.
    Es un no pensar, un no ir más allá, un buenismo, un infantilismo que tira para atrás. Y repito, todo ello en personas con formación, con un cierto status económico, viajados, idiomatizados y aromatizados.
    ¿Nos hemos de sorprender que saquen un millón y pico de votos?
    Millón y pico. Y subiendo…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]