El presidente extremeño prefiere a la ultraizquierda antes que a Ortega Lara

Monago (PP) dice que Vox le ‘asusta’ y que no descarta pactar con el PSOE y con Podemos

La pérdida de 2,6 millones de votos en las Elecciones Europeas parece no haber escarmentado al PP. Anoche el presidente extremeño José Antonio Monago, que gobierna con el permiso de los comunistas de IU, fue entrevistado por Ana Pastor en La Sexta. El dirigente pepero no descartó pactar con el partido ultraizquierdista que encabeza Pablo Iglesias Turrión si hay “voluntad de encuentro”, y tampoco desechó un gobierno de coalición con el PSOE.

La ‘democracia’ de Podemos: en 2013 Pablo Iglesias dijo tener a Cuba como ‘referencia’
Pablo Iglesias justifica a los ultras violentos de Can Vies con un ‘argumento boomerang’
En 2009 Monago tachó de ‘aberrante’ la ley de Aído y ahora defiende lo mismo que ella

Le asusta el partido de Ortega Lara, pero no los extremistas de Podemos

Pero las declaraciones del presidente extremeño no se acabaron ahí. Monago dijo: “A mí me asusta tanto la extrema derecha como la extrema izquierda y ahí se ubican algunas formaciones en España.” En esa extrema izquierda no debe situar los ultras de Podemos, pues como he señalado, a Monago no parece que le asusten y no descarta pactar con ellos. Antes bien, al partido que sí encuadró en uno de esos extremos, concretamente “muy a la derecha”, fue a Vox. No me extraña que un tipo que gobierna con la aquiescencia de comunistas y que no descarta pactar con la versión española de la izquierda bolivariana, considere que un partido democrático y liberal-conservador esté en la extrema derecha (dicho sea de paso, ¿ha olvidado Monago que su partido lo fundó un exministro de Franco?). Lo significativo es que Monago intente desprestigiar al partido de Santiago Abascal y de José Antonio Ortega Lara pero no le haga ascos a pactar con quien va a una herriko taberna en plan elogioso y complaciente con los batasunos. Cosas así supongo que explican el hecho de que en la pasada campaña electoral el PP haya dedicado más munición dialéctica a atacar a Vox que a criticar a las marcas electorales de ETA, marcas que siguen en las instituciones porque el PP ha decidido cruzarse de brazos al respecto.

Vox lo tiene fácil con un PP empeñado en espantar a sus votantes

En las Elecciones Europeas el PP perdió 60.000 votos en Extremadura, es decir, el 30% de los apoyos recibidos en 2009. Todos esos votantes prefirieron quedarse en casa o votar a otras alternativas como UPyD, Ciudadanos y Vox. El resultado no me extraña nada: yo también prefiero votar al partido de Ortega Lara antes que al partido de un tipo capaz de aliarse con la izquierda más radical con tal de no perder la poltrona. De hecho, si Monago fuese un caso aislado el PP no estaría perdiendo votos a punta de pala en otras comunidades. Es significativo, por ejemplo, el dato de que el PP vasco ha perdido casi 40.000 votos, el 33,8% de los que obtuvo en 2009. A su vez, el PP catalán ha perdido más de 108.000 votos, el 30,5% de los que consiguió hace 5 años. Claro que todas estas cifras parecen poca cosa ante lo ocurrido en mi tierra: el PP gallego ha perdido más de 216.000 votos, el 37,9%. Esto es lo que cosecha, por lógica, un partido que incumple sus promesas y traiciona a sus votantes, dedicándose a copiar las recetas socialistas frente a las que Rajoy prometió un “cambio” que finalmente no ha llegado. Lo que le faltaba a este PP era empezar a flirtear con Podemos. En Vox tienen que estar frotándose las manos. Nunca un partido hizo tantos esfuerzos como los que hace la dirección del PP para espantar a sus votantes y dirigirlos a otras opciones. La mejor, en mi opinión, es Vox, y espero que próximas citas electorales me den la opción de volver a votarles, no sólo porque comparto sus principios, sino también porque Vox se ha convertido en la mejor opción para dar al PP un castigo claro por la traición a sus votantes. Por eso le “asusta” tanto a tipos como Monago.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Javier Soria Laso

    Con estas palabras que ha dicho, Monago se ha comportado como un sinvergüenza.
    A ver si ese tío aprende a respetar a Vox.
    Algunos dicen que es una manera de hablar, pero yo lo dudo sinceramente, por lo que me pongo de acuerdo contigo.

  2. Desgraciadamente el PP ha sido desde hace tiempo un partido errático, sin ideología y la Administración por ellos controlada, como con el PSOE, aparece en no pocas cosas –Justicia, Medio Ambiente, Urbanismo, mantenimiento del orden, etc.– con el paso cambiado, tomada por la corrupción, como un partido anticonstitucional.
    VOX ha esbozado un programa en el que muchos no han reparado; un programa reparador de daños, defensor de valores –familia, vida, propiedad privada, adelgazamiento de la Administración, etc– o de la abolición del impuesto sucesorio, que en una sociedad culta debería ser suficiente para asegurarle uno o dos escaños en el Parlamento europeo.
    Quiero pensar que VOX puede tener futuro y que la sociedad acabará cogiendo miedo a Podemos, que se propone acabar con la propiedad privada o en agredir a la Iglesia; que acabará comprendiendo que son una tribu que solamente tiene un programa para el caos, etc.
    A este señor Monago, que ya ha columpiado varias veces, le resulta difícil mantener una ideología inteligente y ya en varias ocasiones se ha podido comprender que actúa como un primate, que tiene, posiblemente, rabo.
    Un saludo

  3. ARC

    Qué señor tan raro este Monago, no le dan miedo los que proponen recetas demagógicas e inviables en la práctica, locuras y tonterías y ,sin embargo, le da miedo un partido que ofrece el programa por el que muchos españoles votábamos al PP.
    Es decir, le da miedo lo que hace 8 años nos ofrecían. Este señor está inmerso en un proceso patológico mental que le impide ver dónde está ( dirigiendo un partido conservador- liberal) y por qué está ( porque le vota gente de esa ideología). Puede que me equivoque y su electorado sean los de Podemos y el PSOE.
    De momento y mientras esto se aclara, que no cuenten con mi voto

  4. Hugo

    ¿De este tipo cuantas van? Porque parece acumular traiciones a sus votantes. Pronto va a acabar deslomado. Otro ejemplo de mimetismo para arañar votos que no lleva a nada. Mejor el bruto que el sucedaneo.

  5. Gelus

    Está claro que Monago se equivocó, se ve que hay cosas que le suenan lejanas y no hace valoraciones justas.

  6. En realidad le asusta más Podemos que es el que Monago cree que tiene que darle a él la certificación de demócrata. Probablemente a este pájaro si le diesen a escoger entre tener mayoría absoluta en Extremadura el PP solo, con todas las alcaldías y todas las prebendas o una exigua mayoría debiendo gobernar en coalición con Podemos, IU y el PSOE, escogería la segunda opción en medio de un orgasmo.

  7. etrusk

    Una vez mas vemos que el PPOE es un PRI español.

  8. lila

    Ví la entrevista ayer y me pareció bochornoso oir a este señor llamar ultras a sus antiguos compañeros de partido, EL PP no tiene remedio, han alentado a toda esta chusma que hoy sale a la calle (ya veremos en qué acaba esto porque tiene muy mala pinta) y van de progres para hacerse perdonar. Si esto acaba en revuelta, se los comerán con patatas porque para la ultra izquierda, lo que no sea lo suyo, es facherío. Y espero equivocarme.

  9. Pelayo

    El asunto es más evidente: Monago es un pelele dispuesto a todo por conservar la poltrona. Lo de dárselas de progre por puros intereses personales es algo tan visto como patético. Y Monago es una figura de lo más patético que hay en la geografía española. Si fuera extremeño lo tendría claro: mucho mejor el PSOE que este PP, aunque en realidad son lo mismo.

  10. Jandro

    Este tío lo tiene muy claro:

    PP = Psoe + Podemos

    No soporta su programa: es una losa que le impide sujetarse a su trono colegueando con la ultraizquierda. Y abomina de VOX porque es un recuerdo insoportable de su programa.
    Este patético bufón, que hace chistes de quien le reclama que defienda el derecho a la vida, es la muestra más obvia de por qué su partido está en vías de desaparición.

  11. profX

    Ay…qué poco queda en el PP que valga la pena, cada día que pasa, menos.
    Éste, las dos o tres veces que le he oído hablar me ha demostrado que nunca valió nada.

  12. Antonio González López

    A nadie le extraña que con estos dirigentes el Partido Popular que iba a ser el faro ideológico de la derecha española que tantos ciudadanos anhelábamos, abarcando un amplio espectro político desde el centro a la derecha democrática. Con los valores conservadores y liberales que podrían tener una mayor incidencia y un más amplio desarrollo para sustentar un gran arco ideológico que representara a todos aquellos ciudadanos huérfanos en sus pretensiones sociales y políticas. Sin embargo, ha ocurrido todo lo contrario, el Partido se ha deslizado tanto hacia el centro político que parece un partido instalado en la socialdemocracia, dejándonos a muchos a su derecha, aún sin habernos movidos de nuestros posicionamientos.
    Si a esto, se le une la suelta masiva de terrorista, violadores, pedófilos y otros maleantes dan la sensación de ser una AMNISTÍA ENCUBIERTA que continúa la política antiterrorista de cesión pusilánime permanente del anterior gobierno. Esto, ha producido en mí un malestar tan fuerte que marca un antes y un después, teniendo la percepción de que la cúpula dirigente de este partido y del gobierno se ponen de lado y mira para otro sitio ante estos graves acontecimientos. Una clara claudicación ante los hechos consumados y, además, llevando a cabo por el Gobierno la aprobación de un anteproyecto de Ley que es una aberración criminal cuando no contempla el aborto cero sin matices. –Probablemente no llegará a tiempo de aprobarse en las Cortes antes de la finalización de la legislatura-; pero jamás estaré en un partido que mediatice y justifique el crimen de los más indefensos.
    Por consiguiente, muchos tenemos motivos para percibir de que el bipartidismo consensuado ha terminado con una etapa que, lejos de desarrollarse para mejorar el sistema político y de lo que se deriva de ello, lo ha retrasado e incluso estancado. Es evidente que estamos al final de un ciclo político que no da más de sí, que no garantiza la unidad de España entre otras cosas; pero que, obligatoriamente, son desafíos que se tendrán que afrontar, continuando con otros parámetros; con muchos cambios y reformas legislativas, algunos traumáticos, pero necesarios. España está agotada y los españoles también. Es necesario retomar la conciencia del Estado y devolver la confianza a la Nación, pero de ninguna manera, seguir con la sinrazón de las muchas apariencias y las pocas verdades, con el pasotismo, las traiciones, la avaricia, la corruptela y el cinismo secular de las organizaciones políticas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.