La nueva imagen de Ciudadanos: más simple e incluye un significativo ‘corrimiento al rojo’

Ayer Ciudadanos presentó en Madrid su nueva ejecutiva, en un curioso acto que iniciaron con la que hasta ahora era su identidad visual, introduciendo durante el mitin una nueva.

Un logo hecho por profesionales

El cambio se hizo en medio del acto (se puede ver aquí el vídeo), aprovechando la emisión de un vídeo de presentación de la nueva imagen. El nuevo logotipo funciona muy bien en vídeo, como podéis ver en el artículo que le dedica Brandemia. Leo en ese blog que para su desarrollo han contado con el estudio barcelonés The Bold, que ya se había encargado de los últimos rediseños de la marca de este partido. Un acierto que se refleja en el logo, igual que se reflejó en el nuevo logo del PP el hecho de haber sido diseñado “en casa”. Con todo, confieso que cuando vi ayer por primera vez el nuevo logo de Cs no me gustó. No porque me parezca un diseño desacertado -es una buena simplificación de la marca-, sino porque hasta ahora Ciudadanos era uno de los partidos españoles con mejor identidad visual. Desde sus inicios ha tenido unos logotipos formidables y, además, muy bien aplicados. ¿Era necesario el cambio?

Ciudadanos cambia su naranja por un rojo anaranjado

En el mundo digital actual los cambios son constantes, y son muchas las marcas que quieren estar al día de las últimas tendencias. Ciertamente, el nuevo logo de Ciudadanos tiene notables ventajas, empezando por la desaparición del apóstrofo, que aunque le daba un aspecto característico, contribuía a la asociación que hacen muchos -algunos con intención de atacarles- entre ese partido y la comunidad catalana, algo que fue el pan nuestro de cada día en las últimas elecciones autonómicas en Galicia, por ejemplo. Hay un cambio que me pareció llamativo desde el primer momento: el color. Ciudadanos hasta ahora ha venido usando un color naranja muy bien ponderado, que no tendía al amarillo anaranjado ni al rojo. Hay que decir que éste era uno de os colores de moda cuando el partido echó a andar en 2006. En 2004 el PP ya había introducido un rojo anaranjado en sus siglas, y en 2007 convirtió en su color de marca un naranja muy similar al de Ciudadanos, color que abandonó al año siguiente tras perder las Elecciones Generales de 2008, adoptando el azul claro que aún mantiene. Aunque el manual de imagen de la nueva marca de Cs muestra los anteriores logotipos del partido con un rojo anaranjado (los que se ven en la imagen bajo estas líneas), el naranja usado hasta ahora es realmente el que indica Brandemia.

El valor real del antiguo naranja de Cs podemos verlo en algunas imágenes del mitin de ayer:

Ya sea por una indebida aplicación del color o bien por metamerismo (un fenómeno del que ya os hablé aquí y que suele afectar mucho a todo diseño en naranja), el nuevo icono mostrado ayer en el mitin de Cs daba una apariencia de naranja más claro:

Sin embargo, es en la nueva web de Cs donde apreciamos mejor el aspecto rojizo del nuevo color corporativo del partido:

El partido identifica la nueva marca con su espacio ideológico

El nuevo color de Cs, en RGB, aumenta la proporción de rojo y disminuye la de otros colores respeto al antiguo naranja usado por el partido. En otras imágenes de marcas se podría buscar cualquier explicación meramente estética a este cambio, pero Cs ha querido dar un significado claramente político a esta renovación de marca. En el citado manual de imagen interpretan la nueva identidad visual como “una imagen más moderna, más transparente y más abierta a la sociedad”. Es posible que sea más moderna, pues la tendencia ahora es a simplificar las formas, pero no entiendo en qué modo esta marca es más transparente y más abierta a la sociedad. En la página 9 del manual dan un paso más y justifican esta imagen como elemento diferenciador de carácter ideológico:

Somos la modernidad frente a los conservadores, los socialistas y los populistas. Somos trasgresores en nuestra imagen. A la altura del reto de ser un partido de gobierno que trabaja para protagonizar el futuro de este país.”

Que la imagen es bonita, desde luego. Pero puestos a ser modernos, discúlpenme que diga que quienes ya tenemos unos pocos años no podemos dejar de encontrar cierto parecido con el logotipo del Diario16, uno de los periódicos españoles de mayor difusión en la Transición:

Hay que decir que la línea editorial de Diario16 era tan nebulosa como la línea política de Cs, una mezcla de liberalismo y progresismo que estaba muy de moda en los años en que gobernaba la UCD. Que Cs acompañe este intento de diferenciarse de conservadores, socialistas y populistas con un “corrimiento al rojo” -disculpadme que use este término astronómico de forma inapropiada, pero creo que va que ni pintado para este caso- podría interpretarse como un intento de abandonar un naranja muy asociado a partidos liberales y democristianos, optando en cambio por un color rojo que es típico no sólo de los partidos socialdemócratas, sino también de los comunistas. Significativamente, en la noticia publicada por Cs sobre el discurso de ayer de Albert Rivera podemos verle marcando distancias con conservadores y populistas, pero no con los socialistas No es para menos: a fin de cuentas gobiernan en Andalucía con al apoyo de Cs…

Una buena arquitectura y aplicaciones más allá del logotipo

Volviendo a los aspectos técnicos, en el manual de imagen vemos la bien estudiada arquitectura del nuevo logotipo:

También podemos observar su acertada aplicación para diversos mensajes más allá del logo:

¿Corren el riesgo de enfadar al estudio Comuniza?

Hay que decir, no obstante, que la nueva imagen puede traer polémica. Como ya ha apuntado un lector en los comentarios del citado artículo de Brandemia, la similitud entre el nuevo logo de Cs y el que ya tenía el estudio barcelonés Comuniza son indudables, incluso en el color:

¡Suscríbete gratis al blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Disculpa, Elentir, apunto la posibilidad de que sea “apóstrofo”. Por cierto, sin él se convierte en el símbolo del Cesio.

  2. Pues tienes razón, lo acabo de comprobar. Corrijo la errata. Y yo todos estos años pensando que era “apóstrofe”…

  3. No me gusta, ni me gusta la nueva fuente de tipografía, y sí, este partido está teniendo uncorrimiento al rojo en el más amplio sentido de la palabra.

  4. Albert

    El corrimiento al rojo se aprecia también en sus propuestas. Me parece un error estratégico. El mismo error ha cometido Podemos. Ambos decían ser transversales. Ahora Ciudadanos es de izquierda, una especie de Psoe pijo, y Podemos es izquierda gamberra. No les arriendo la ganancia.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]