El noviembre de 2017 miembros del BNG ensalzaron a la dictadura soviética

Los separatistas del BNG hablan de “regímenes autoritarios” y citan a Polonia pero no a la URSS

Los separatistas del Bloque Nacionalista Galego (BNG) vuelven a demostrar que a la hora de hablar de dictaduras, ellos ni siquiera conciben como tales a los opresivos regímenes comunistas.

Vasily Blokhin: así es como la URSS convirtió en un héroe al mayor verdugo de la historia
Uroczysko Baran: la olvidada masacre soviética de muchos polacos que combatieron al nazismo

En una noticia publicada ayer en su web, el BNG -que llama “nación” a la región de Galicia y defiende la ruptura de la unidad de España- informó sobre un acto de homenaje a Alexandre Bóveda, político nacionalista gallego fusilado por el bando nacional de la Guerra Civil Española en agosto de 1936. En el tercer párrafo de la noticia, el BNG afirma lo siguiente: “No queremos, ni podemos olvidar lo que significaron los fascismos y regímenes autoritarios que camparon por Europa en los años 20 y 30 del siglo pasado: desde Portugal a Italia, desde Alemania a Grecia, pasando por Polonia, Hungría, Austria o el Estado Español. No vamos a olvidar las atrocidades y crímenes que cometeron estos regímenes contra los discrepantes o simplemente diferentes”.

El BNG olvida a la URSS tras citar la época en la que gobernaba Stalin

Para empezar, el BNG -como hacen los demás partidos izquierdistas españoles- olvida los crímenes de guerra cometidos por el bando rojo en la Guerra Civil española, que incluyeron decenas de miles de torturados y asesinados, entre ellos muchos católicos que fueron masacrados por razón de su fe. Curiosamente, el BNG incluye en su lista a Polonia, seguramente por el régimen de la Sanacja de Józef Piłsudski (1926-1935), que fue una dictadura muy blanda, muy parecida al directorio militar de Miguel Primo de Rivera (1923-1930) en España. Pero lo más llamativo es que el BNG olvida citar la URSS, que en los años indicados por ese partido estuvo gobernada por el dictador Stalin, uno de los mayores genocidas de la historia.

Los crímenes de uno de los mayores genocidas de la historia

Debemos recordar que Stalin no sólo es responsable del asesinato de millones de ciudadanos soviéticos (con sus famosas purgas) y de la muerte por inanición de millones de ucranianos en el Holodomor y de cientos de miles kazajos en el Genocidio Goloshchekin (1932-1933). Además, Stalin y Hitler iniciaron la Segunda Guerra Mundial con su invasión de Polonia (sus tropas incluso desfilaron juntas en el territorio ocupado), acordada mediante un protocolo secreto incluido en el Pacto Ribbentrop-Mólotov el 23 de agosto de 1939. Recordemos que 150.000 polacos muertos a causa de la ocupación soviética de la mitad oriental de Polonia, una zona de ocupación en la que, además, 276.000 polacos fueron deportados a Siberia y a otros lugares de la URSS. Las atrocidades del régimen de Stalin no se acabaron ahí: al final de la Segunda Guerra Mundial, unas 100.000 mujeres y niñas polacas fueron violadas por los soviéticos (muchas de ellas, además, fueron asesinadas) y miles de miembros de la resistencia polaca contra el nazismo fueron perseguidos y asesinados por los estalinistas, con episodios tan escandalosos como el ocurrido en julio de 1944, en la que miles de soldados de la resistencia polaca que habían ayudado a liberar Vilna fueron arrestados, deportados y algunos de ellos fusilados por los soviéticos.

En 2017 comunistas del BNG ensalzaron las “conquistas sociales” de la URSS

No es extraño que el BNG olvide las atrocidades de Stalin. El Bloque Nacionalista Galego nació en 1982 de la unión de varios partidos separatistas. El principal socio del BNG es la Unión do Povo Galego (UPG), un partido marxista-leninista que lleva el emblema comunista de la hoz y el martillo en su logotipo. El pasado mes de noviembre, las juventudes de la UPG publicaron un comunicado ensalzando a la URSS, régimen totalitario al que atribuyen “grandes y múltiples conquistas sociales, políticas, económicas, culturales y científicas”. La nota olvidaba a los millones de asesinados por esa dictadura, y tampoco citaba la falta de libertades, la ausencia total de pluralismo político y las violaciones de derechos humanos que padecieron los ciudadanos de ese país durante las siete décadas que duró ese régimen. Curiosamente, en su comunicado de ayer el BNG afirma que “olvidar es convertirse en cómplices del terror”. Eso es exactamente lo que es ese partido separatista en relación a la URSS y a otras dictaduras comunistas: un cómplice.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Vincentius

    En un país serio el comunismo estaría prohíbido. También los partidos políticos nacionalistas que en esencia son independentistas.
    En un país serio.
    No queda otra que votar a VOX.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]