Donde dije digo, digo Diego

Hace un año Abel Caballero, Presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, anunciaba la presentación del Plan de Usos del Puerto, del que excluyó el nuevo parque de bomberos previsto por la entonces alcaldesa, Corina Porro. Pues bien: la semana pasada Caballero, ahora alcalde, anunciaba la creación de un parque de bomberos en el puerto, ante la lógica perplejidad de Porro, ahora en la oposición.

Caballero argumenta ahora que ese parque es una “prioridad para la ciudad”, y que hace un año calificó este proyecto como “no prioritario” para el puerto. O lo que es lo mismo: al ahora Alcalde, las necesidades de Vigo le importaban muy poco hace un año, hasta el extremo de que no tuvo reparos en negarle a la ciudad una necesidad básica por una cuestión de política partidista.

Abel Caballero ha intentado explicar su anterior negativa, además, con el argumento de que el puerto “tiene sus necesidades bien cubiertas” puesto que -según él- cuenta con dotaciones suficientes. Me pregunto qué dotaciones serán ésas, pues hace un año, en plena ola de incendios forestales y unos días antes de que don Abel descartara la instalación de ese nuevo parque de bomberos, los bomberos de Vigo tuvieron que acudir de madrugada a la dársena número 4 del puerto en el Berbés para hacer frente a un escape tóxico. ¿Estarían durmiendo las dotaciones de Abel Caballero?

El caso es que la historia se repite. En noviembre de 2006, el PSOE reclamó al gobierno local del PP la eliminación del “multamóvil”, un vehículo de la Policía Local equipado con cámaras para multar a los coches mal aparcados. Este mes de agosto, el nuevo gobierno local PSOE-BNG ponía de nuevo en marcha el “multamóvil”. Lo mejor, una vez más, son las explicaciones de Abel Caballero al respecto: dijo que el multamóvil “tiene que ser un elemento de ordenación del tráfico, no un elemento recaudador, no estamos a la caza del infractor”. Nueva mentira: el “multamóvil” puso 63 sanciones en su primer día de servicio a su vuelta hace unos días, con multas de entre 31 y 150 euros. ¿Cuánto vale la palabra del señor Alcalde?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ¿Que cuánto vale la palabra del señor Alcalde? Exactamente lo mismo que la del Presidente del Gobierno…

    Lo siento…

  2. Lo que ha cambiado de entonces a ahora es que ahora es alcalde y antes no.

    Los intereses de Vigo le importaban una mierda y ahora siguen importándole una mierda, lo que le importa es hacer cosas vistosas que dentro de tres años pueda vender a la opinión pública como logros de su gestión para obtener votos y continuar en la poltrona, lo cual no sería criticable si no fuera porque para ello demuestra es capaz de contradecirse una y otra vez, lo cual implica una falta absoluta de principios e ideas.

    ¿Su palabra? Vale lo mismo que lo que pisé yo el otro día en la acera, procedente de las tripas de algún cánido, y que me produjo una cierta repugnancia.

  3. Los bomberos no se ven igual desde dentro del fuego que desde fuera 😳

  4. Maquito

    Los políticos cambian de opinión más que de camisa. A mi no me sorprende nada esto. Y que la porrera no se haga la sorprendida con estas cosas que ella las ha echo más gordas, bueno ella y el resto de corporaciones del ayuntamiento que cuando les interesa bien que olvidan sus diferencias políticas. Y me estoy refiriendo a la depuradora del Lagares, primero todos se pusieron de acuerdo para decir que no se podrá ubicar ahí, por la cercanía a las casas, un colegio y un instituto, y luego 3 meses después ( y seguro que la cartera más llena) la defiende todos a capa y espada.

    Y no hablemos del dinero de la UE para reubicar a los actuales afectados del que no se ha visto un duro.

    Da igual el color del partido, al final todos los políticos son iguales.

  5. Sobre Abel Caballero y su paso por la Autoridad Portuaria habría mucho que hablar, por cierto. No dejó el cargo hasta bien avanzada la campaña electoral, por lo que se ve no debía estar muy seguro de tener posibilidades de gobernar. La cuestión es que se volcó de lleno en su papel de candidato y dejó el puerto sumido en el caos, con varias saturaciones que han estado a punto de bloquearlo. Lo que se han encontrado su sucesor al llegar al cargo es de aúpa.

    Si esto es lo que ha hecho con nuestro puerto, imaginaos lo que le espera ahora a la ciudad de Vigo…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.